¿Qué somos para el estado?

Por: Lic. Juan M. Gaud Pacheco
Abogado Civil

En un artículo que publiqué el 17 de marzo titulado: “Tengo confusión de Espíritu”, concluí diciendo “Sí, tengo confusión de espíritu. Los cristianos han perdido su identidad.”… La realidad es que sí tengo confusión de espíritu. Me explico con la siguiente pregunta: ¿qué representa la no inclusión de la iglesia y la figura pastoral en la orden ejecutiva?  Primero nos quisieron redefinir diciendo que éramos comunidades de base de fe  y  nos quieren definir como corporaciones.  Ahora no existimos jurídicamente o nos redefinen como : … “o cualquier lugar análogo o evento que propicie la reunión de un grupo de ciudadanos en el mismo lugar”  Y a los  pastores como: “… o aquellos ciudadanos que estén atendiendo situaciones de emergencia o de salud.” Posteriormente en la siguiente Orden Ejecutiva incluyeron los pastores y los servicios grabados y  redes electrónicas. No fui el único que levantó la voz de alerta.

Como expliqué en dicho artículo avalé como medida de prudencia  el que entendiéramos que “..o cualquier lugar análogo o evento que propicie la reunión de un grupo de ciudadanos en el mismo lugar.”  Y que los pastores quedan excluidos del toque de queda en la frase:    “… o aquellos ciudadanos que estén atendiendo situaciones de emergencia o de salud.” Pero levanté mi voz de alerta con el artículo. Estábamos protegiendo la salud de nuestros hermanos en la fe.

El día de la Orden, inmediatamente  me comunique con la Oficina de Base de Fe en la Fortaleza. Para mi sorpresa dicha Oficina avaló que la iglesia estuviera bajo esa disposición. Por ello, desde ese momento con sabiduría me dediqué a llevar el mensaje de que esa orden era inconstitucional. Hoy creo han entendido, por eso felicito las iglesias que están abriendo siguiendo las medidas de salud necesarias. Es voluntario asistir.

Entonces tenemos que hacernos una pregunta, ¿cómo nos ve el estado? Si la misma Oficina de Base de Fe de La Fortaleza validó la definición de la Orden Ejecutiva, que simplemente somos un evento que propicia la reunión de un grupo de ciudadanos en el mismo lugar, ¿qué somos para ellos? También existen las acciones del Estado prosiguiendo un caso fabricado contra un Pastor, realizando un despliegue de fuerza excesiva. El caso no pasó de primera base. Es otro aspecto a evaluar.

En dicha orden se permitieron los bancos de alimentos y se estaba entregando a las iglesias alimentos de los comedores escolares, para que llegaran al pueblo. Me viene a la mente la frase de Jesús: “me buscan porque multiplique los panes y peces entre cinco mil y en otra ocasión entre cuatro mil”. Él se levantó y se fue a la otra orilla. ¿Nos busca el estado simplemente para que repartamos comida, servicios sociales y que seamos cantores de amor en sus desayunos de oración? En esas instancias Jesús también se levantó y se fue.

Veamos lo que en un caso de Kentucky dijo el gobierno:

“On March 19, 2020, as part of broader efforts to “flatten the curve,” acting Secretary of the Cabinet for Health and Family Services Eric Friedlander issued an order prohibiting “mass gatherings.” Per Secretary Friedlander’s Order, mass gatherings include “any event or convening that brings together groups of individuals, including, but not limited to, community, civic, public, leisure, faith-based, or sporting events;

Later, on March 25, 2020, Governor Beshear issued an executive order mandating all businesses which are not “life-sustaining” close. [R. 3-5.]. Religious organizations were excluded from the category of “life-sustaining,” except to the extent they provide “food, shelter and social services.”

¿Les suena parecido? Para dicho Gobernador la iglesia sólo podía funcionar para proveer alimento, alojo y servicios sociales. Obviamente no para predicar el evangelio. La posición de la iglesia que presentó la solicitud de orden para abrir le fue concedida:

“Plaintiff Tabernacle Baptist Church describes itself as “an independent, fundamental, Baptist church, independent of the world but dependent on the Word of God.” Id. at ¶ 13. Since issuance of the above orders, Tabernacle has ceased holding in-person religious services. [R. 3-1 at 5.] Instead, Tabernacle has resorted to broadcasting services online via Facebook or holding drive-in services wherein congregants may listen to the service over their FM radio. Id. For Plaintiff, these substitutes offer cold comfort. “Tabernacle has a sincerely-held religious belief that online services and drive-in services do not meet the Lord’s requirement that the church meet together in person for corporate worship.” Id. For this reason, Tabernacle argues the foregoing Orders violate its First Amendment rights to free exercise of religion and freedom of assembly the orders are not narrowly tailored to serve the public health interest.”

Para ellos el mandato del Señor de congregarse es obligatorio y no puede ser sustituido por servicios por las redes electrónicas. Esta gente no tiene confusión de espíritu. Ellos tienen mas medidas de salubridad implantadas que las que establece el CDC. Así se protegen a los que se congregan. Tampoco vamos a ser parte de la propagación del contagio.

Conozco iglesias que ya habían tomado esas medidas, pero se les ordenó cerrar por sus oficinas centrales y abandonaron a los que entendíamos que podíamos abrir con los protocolos de salud correspondientes.

Gracias Señor pues ante tanta falta de identidad, te llevaste a tu pueblo a sus casas para que te escuchen a ti.

Puerto Rico por la Familia repudia expresiones de Jorge Pabón “Molusco”

Recientemente el comediante Jorge Pabón, quien se hace llamar “el Molusco” publicó en las redes un fotomontaje donde aparece semidesnudo y la gobernadora Wanda Vázquez Garced aparece de rodillas frente a él como si estuviera sosteniendo sexo oral con este sujeto. Posterior a eso, este individuo publicó una supuesta “disculpa” en la cual termina justificando sus acciones y falta de respeto a la primera figura de nuestro país, alegando que la culpa la tienen los “gobernantes de este país” por lo sucedido en el chat del exgobernador Rosselló y el incidente de los almacenes de Ponce.

Lo primero es que independientemente de las acciones incorrectas o equivocadas que pueda cometer un gobernante, eso no justifica el recurrir a la asquerosidad y falta de respeto hacia el mismo. De la misma manera que condenamos las expresiones del analista político Luis Dávila Colón llamado “Perra” a la alcaldesa de San Juan Carmen Yulín Cruz y que causó el que esta estación tomara medidas disciplinarias contra éste, rechazamos y condenamos este vil e infame acto contra una mujer puertorriqueña, que además es la gobernadora constitucional de todos los puertorriqueños. Esta acción representa un acto de agresión sexual cibernética contra una mujer y un ataque sucio y cobarde hacia su dignidad como persona. Esperamos que SBS Spanish Broadcasting tome las debidas acciones contra este sujeto que ha ofendido y agraviado a una mujer que representa a todos los puertorriqueños. Entendemos que esta marca se perjudica con este tipo de acciones deplorables, al igual que las firmas auspiciadoras. Lamentamos también el silencio ensordecedor de los grupos que dicen defender a la mujer. Independientemente la Gobernadora sea conservadora o liberal, de derecha, centro o izquierda, es una dama que merece respeto y dignidad. Ha sido presentada como un simple objeto de gratificación sexual y eso debería al menos provocar alguna expresión de estos grupos. Este acto vil e infame de este “Molusco” es un acto de agresión contra la mujer y no debe ser permitido.

Lo que el PNP nunca ha querido entender

Por: René X. Pereira
Presidente de PR por la Familia

¿Quién finalmente fue la persona responsable de pintar de blanco el portal LGBTT en el viejo San Juan? Algunos pensaron que había sido algún grupo religioso o movimiento ultraconservador de derecha. No fue ninguno de ellos. Fue por orden de la ex primera dama Beatriz Rosselló, la misma que semanas antes había inaugurado esta estructura para conmemorar el movimiento LGBTT y presentar a Puerto Rico como destino turístico gay. Seguramente indignada y dolida porque los activistas LGBTT que tanto apoyó su gobierno, fueron los primeros que le dieron la espalda y la puñalada a su esposo. Lo cierto es que Ricardo Rosselló fue el gobernador que más hizo en favor de la agenda gay en Puerto Rico. Mucho más que Sila, Aníbal y García Padilla juntos. Creó un comité asesor permanente en Fortaleza, estableció un plan a largo plazo para beneficio de ellos que incluía a todas las agencias del gobierno, dio luz verde para que se pudiera alterar el certificado de nacimiento, como exigían los trans, aprobó órdenes ejecutivas en favor de ellos, etc. Cecilia La Luz, activista de los grupos LGBTT twiteó lo siguiente: “Gracias Gobernador @ricardorossello por lograr nuevas protecciones y apoyo a la equidad para las comunidades LGBTT. Gracias por crear el primer comité asesor LGBTT en la historia”.

Al final y a la postre la realidad monda y lironda es que los grupos feministas y LGBTT no votan mayoritariamente por el Partido Nuevo Progresista (PNP). Una realidad que este partido nunca ha querido reconocer. La fuerza electoral más grande del PNP no se encuentra en estos grupos, sino en el sector conservador del país, que incluye a los votantes cristianos. De hecho, Ricardo Rosselló ganó con una ligera ventaja en las pasadas elecciones porque hizo un compromiso con el sector creyente, compromiso que luego no cumplió y prefirió apoyar a los que son los enemigos naturales del PNP. Los mismos que más tarde pedían la cabeza de Ricardo Rosselló.

Lamentablemente el PNP sigue en el mismo engaño. No acaban de abrir los ojos. Recientemente muchos legisladores, incluyendo a algunos cristianos conservadores, salieron en apoyo de la comisionada residente Jennifer González para que fuera secretaria de estado y se convirtiera en gobernadora. Me pregunto ¿dónde están las convicciones de los que han dicho que defienden a la iglesia? Jennifer González fue la que defendió y apoyó abiertamente el proyecto 238 y otros más en favor de la agenda gay mientras era presidenta de la Cámara. Siendo comisionada residente, fue de los pocos legisladores republicanos que apoyó un proyecto para restringir la libertad religiosa. Gracias a Dios, el mismo no tuvo los votos para ser aprobado en el Congreso. Más aun, estando en esa posición, nunca apoyó los proyectos en favor de la libertad religiosa que se radicaron en este cuatrienio bajo Trump.

El PNP sigue creyendo que los revoltosos, los pelús, las de las pañoletas verdes, Ricky Martin y René Pérez (que no viven en PR) y los activistas gays son los que les apoyan y cuando vengan las elecciones, van a votar por su partido. Como dice el americano: “Its not going to happen”. Pero los estrategas del partido siguen cometiendo el mismo error táctico. Queriendo jugar el juego político de tratar de estar bien con todo el mundo, se van a quedar sin la soga y sin la cabra. Peor aún, estos grupos reaccionarios y radicales son insaciables e imposibles de complacer. Y ahora, la última “bofetada” al sector creyente es la designación de Zoé Laboy, enemiga acérrima del sector creyente, como secretaria de la gobernación. Una vez más, para complacer a los grupos feministas y lgbtt, mientras se le da una puñalada al sector creyente. No esperábamos este regalito de la gobernadora Wanda Vázquez.

Por otro lado, el sector creyente en Puerto Rico, a quien le dio la espalda el PNP, no va a volver a caer en la misma trampa. Los cristianos votantes en Puerto Rico (que son muchos más que los otros grupos) desean que quienes afirman representar nuestros valores, sean firmes de la misma manera en que lo son aquellos que defienden la agenda gay. Algunos estarán endosando un nuevo partido conservador: Proyecto Dignidad. Porque han concluido que en el PPD, el PNP y otros partidos minoritarios, no hay nada que buscar. Otros, frustrados, han expresado que no saldrán a votar en las próximas elecciones. Hay una mayoría silente que observa lo que está sucediendo y sigue perdiendo la confianza en los políticos de turno.