Señor Gobernador de PR, ¡cumpla su palabra!

César VázquezDr. César Vázquez Muñiz
Portavoz PR por la Familia

Sr. Gobernador:

Esperamos que cumpla su palabra de proteger la libertad religiosa firmando el Proyecto 1018.

 

Razones:

  1. “Is the law of the land”; estado de derecho prevaleciente, al igual que Obergefell vs Hodges lo es para el matrimonio.
  2. Aplica a PR de manera clara en RFRA (Religious Freedom Restoration Act); PR aparece en la ley.
  3. Ha sido declarado constitucional por el Supremo federal y utilizado para decidir casos.
  4. Fue discutido en Yulin vs Comite Fiestas Calle San Sebastián por Tribunal federal como que aplica a PR (14-1929 FAB).
  5. Establece que el gobierno no puede atropellar las convicciones religiosas de los ciudadanos para lograr sus propósitos.
  6. Los escenarios que se proponen no han ocurrido en el foro federal ni en los estados
  7. Han ocurrido múltiples ofensas a la libertad religiosa:
    a. Obstrucción a actividades evangelísticas.
    b. Hostilidad en ambiente de trabajo a conductas o símbolos religiosos .
    c. Obstrucción al uso de facilidades de gobierno.

Veremos si usted es hombre de palabra o un oportunista político más. Esperamos por usted.

La adopción, derecho del niño

César VázquezDr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz Puerto Rico por la Familia
29 de enero de 2018

Nos preocupa la reciente aprobación de la “Ley de Adopción de Puerto Rico”. Sabemos que la misma tiene como propósito agilizar el proceso de adopción y facilitar que más niños sean adoptados. Aunque el fin es loable, sin embargo, tiene detalles que nos levantan preocupación.

El primer asunto que nos preocupa es que se pretende llevar acabo todo el proceso en solo 60 días. Desde que se solicita hasta que se logra el decreto de adopción. En 60 días se le va a quitar a un hombre y una mujer el vínculo familiar y jurídico con lo que más se ama en la vida, un hijo. Al final de ese periodo este niño estará en las manos de un tercero o terceros probablemente extraños, los cuales pudieran inclusive residir fuera de Puerto Rico. En ese intervalo de tiempo el Departamento de la Familia levantará un expediente y escribirá un informe social y Tribunales llevará a cabo varias vistas. Todo esto se hará sin nuevo personal mi más presupuesto. Sin tomar en cuenta que el Departamento de la Familia tiene por investigar más de 10.000 casos de maltrato de menores. Ni hablar del atraso en los casos en los tribunales.

En este nuevo esquema el padre del niño apenas se toma en cuenta, mucho menos la familia paterna. Deja de ser política pública el priorizar colocar al niño en su familia inmediata. Se habla de garantizar que el adoptado en su mayoría de edad tenga acceso a información sobre sus padres biológicos. Sin embargo, se permite la entrega anónima de niños desde recién nacidos hasta 3 años. “Nunca se supo quien fue su madre” dice la canción.

Se crea por ley un “Panel de Selección de Candidatos” de cinco miembros de los cuales sólo se necesitan tres para aprobar una adopción. Los cinco, nombrados por el Secretario del Departamento de la Familia, decidirán todas las adopciones y sólo se podrá llevar un recurso ante el Tribunal Apelativo para impugnar una decisión, en un plazo de 30 días. Ese tiempo los pobres de este país o sus familiares tendrán que conseguir dinero para pagar un abogado que los represente. La realidad es que a los pobres es a quienes les quitan los hijos, la mayoría de las veces.

¿Quienes podrán adoptar? Podrán adoptar Individuos, sin importar su orientación sexual, como hasta ahora. Podrán adoptar los matrimonios en conjunto, como hasta ahora y eso incluiría los matrimonios del mismo sexo, lo cual es nuevo. Sin embargo, los matrimonios ya no tendrán prioridad sobre los individuos como la tienen ahora. Les recuerdo que los niños anhelan tener papá y mamá. Para colmo se crea una nueva categoría que podrá adoptar conjuntamente: “la pareja unida por relación de afectividad análoga a la conyugal”. No sabemos qué significa esta frase porque no se define en la ley. Tampoco esta figura aparece en el marco jurídico puertorriqueño. Me imagino que significará ‘dos qué digan que se quieren, aunque no estén casados”. Realmente se le está dando a las parejas de hecho el mismo derecho que a los matrimonios. La mayoría de los niños que se dan en la adopción son el fruto de relaciones sexuales sin compromiso, parejas de hecho. Ahora van hacer victimizados dos veces al ser adoptados por parejas en una relación de bajo compromiso y con mayor riesgo de violencia. No estamos de acuerdo. ¿Dónde está el mejor bienestar del niño?

Reconozco que esto es un análisis somero de una ley que merece ser discutida con mayor profundidad. Sin embargo, quiero decirle al Señor Gobernador que sus declaraciones al firmar la ley fueron equivocadas. En ningún lugar la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos sobre el matrimonio homosexual habla del derecho a la adopción. La adopción es un derecho del niño a ser adoptado. Ningún adulto tiene un derecho a adoptar. Un matrimonio, aunque sea heterosexual, no necesariamente tiene puede adoptar. Debe ser cualificado. El estado razonablemente puede darle prioridad para la adopción a los matrimonios sobre los individuos y a los matrimonios heterosexuales sobre los matrimonios homosexuales. Basta que haya un fin racional, la convicción de que el mejor ambiente para crecer es tener un padre y una madre. Probablemente, lo que no podría hacer es negarle a un individuo o a un matrimonio la posibilidad de adoptar meramente por su orientación sexual. Que sepa esta controversia no ha sido decidida por el Supremo federal.

No puedo terminar sin hacer un señalamiento preocupante. En la página 41 de la ley titulada “Contenido estudio social” se incluye en los parámetros a considerar al cualificar el adoptante el “Sistema de valores a proveerle al menor.” ¿Cuáles son los criterios para evaluar esto? ¿Puede el gobierno entrar en la evaluación de los valores de las personas? Esto se presta para el discrimen por ideas o por religión. A los legisladores se les pasó esta.

Sólo pedimos que las anteriores preocupaciones y otras más, pueden ser presentados en un proyecto de enmiendas a la ley recientemente aprobada. Es lo justo. Nuestros niños lo merecen.

!Me duele la patria!

Carlos Pérez 2Por: Sacerdote Carlos Pérez

Hoy de nuevo un tribunal, compuesto por un puertorriqueño, escribe una de las páginas más penosas de nuestra historia judicial contemporánea.

Ese tribunal de circuito de Boston, destruyendo los contornos naturales e históricos del matrimonio, pone en peligro el futuro de nuestra sociedad puertorriqueña que está envejeciendo alarmantemente.

¿Cómo vamos a renovar generacionalmente nuestro país, si destruimos, redefiniéndolo, el único instrumento eficaz de procreación humana, como es el matrimonio heterosexual, capaz de revertir nuestro envejecimiento poblacional? ¿Es no nos damos cuenta que la falta de la familia, querida por Dios desde el principio, está destruyendo la sociedad puertorriqueña?

Ese tribunal de circuito de Boston, sin analizar con la seriedad jurídica que lo han hecho tanto el Tribunal Supremo de Estados Unidos como otros Tribunales de Circuito, despacha de un plumazo la doctrina sobre los casos insulares, que pretendía atemperar los valores legales de la constitución americana con la realidad cultural de los 5 territorios de los Estados Unidos.

Por eso en Reid v. Covert se dijo que cuando se aplicase la constitución americana a una realidad territorial se debía ser prudente, ya que podría ser impracticable y anómalo pretender imponer todas las exigencias constitucionales a una realidad con valores y principios diversos.

Por eso otros tribunales de circuito, en casos como Wabol v. Villacrusis y Tuaua vs USA se determinó que no solo no aplicaba la 14 enmienda de la Constitución de los Estados Unidos a los territorios, sino que incluso se afirmó que la razón de los casos insulares era el poder respetar la diversidad cultural de los territorios.

Es más, en esos casos se dijo que para definir los llamados “derechos fundamentales” se debía seguir el modo como son entendidos en el derecho internacional. Es bueno subrayar que no existe ningún instrumento internacional que reconozca el matrimonio homosexual como un derecho fundamental.

Incluso, digo más, ese Tribunal de Circuito de Boston, no fue capaz de esperar a que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos decida el alcance de la realidad territorial de Puerto Rico, y la aplicabilidad de la Constitución federal a un territorio con valores y principios de más de 500 años.

Lamentablemente, no nos sorprende esa decisión del tribunal de Boston, su liberalismo visceral les ciega, y lo peor de todo, es que las consecuencia de esa ceguera ideológica las sufriremos todos. La sufriremos cuando se comience a atropellar la libertad religiosa de los que exigimos el derecho de pensar distinto sobre temas opinables.

Ante este atropello de nuestros principios y valores, el único refugio que nos queda es recordar las palabras de los apóstoles ante el sanedrín: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”

Por otro lado, y por último, el Juez Pérez Jiménez demostró, con su decisión, lo que le falta a muchos políticos de esta mayoría transitoria que nos gobierna, que cuando se tiene principios y decencia, se sabe leer, con profundidad jurídica, los caminos que la constitución nos ofrece para defender nuestras tradiciones y valores.

Análisis decisión juez federal de Puerto Rico en programa Sin Separación de Iglesia y Estado

sin separacion

Acceda a este enlace para escuchar grabación del programa Sin separación de iglesia y estado que se transmite todos los miércoles a las 8:00 PM a través de la estación WKAQ 580 de San Juan. Este programa particular fue el pasado miércoles 9 de marzo donde el pastor René X. Pereira sustituyó al pastor Ricky Rosado, conductor del programa. Contiene un análisis y cobertura amplia de la decisión del juez federal Pérez Giménez con respecto al matrimonio homosexual en Puerto Rico, y los módulos de perspectiva de género en las escuelas públicas del país.

El programa está en formato MP3 y en dos secciones.

¿Que se esconde tras el descargue?

Juan Gaud

Por: Lic. Juan M. Gaud Pacheco
Abogado

Recientemente el nombramiento de la Hon. Maite Oronoz, fue confirmado por el Senado de Puerto Rico, sin el consejo pero  con el consentimiento del Senado de Puerto Rico. Digo sin el consejo por que tristemente el nombramiento bajo por descargue sin vistas públicas y sin dar oportunidad  que la comunidad jurídica se expresara sobre el mismo, conforme al sistema democrático que establece nuestro sistema republicano de Gobierno. Para justificar el descargue del nombramiento el Presidente del Senado, Hon. Eduardo Bathia alegó una supuesta conspiración entre unos abogados y un sector de un grupo de jueces asociados del Tribunal Supremo de Puerto Rico.  Lo llamó un supuesto golpe de estado.

Valientemente y sabiendo que se expondría al repudio de un sector de la prensa el Hon. Juez Asociado del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Erick Kolthoff, (como efectivamente sucedió en algunos periódicos de circulación general), le envió una carta confrontándolo con sus declaraciones. Entiendo que procedía la reacción, fue correcta, adecuada y apropiada.  El Presidente del Senado, luego de haber despotricado en el Hemiciclo del Senado, donde podría alegar que le protege la inmunidad legislativa y en los medios de comunicación emitió comunicado donde señalaba  que no entraría en un debate con el Hon. Juez del Supremo.

Creo que aquí el verdadero asunto no son las expresiones del Presidente del Senado y del Gobernador de Puerto Rico que estaban en una línea similar. Ambos deben recordar que le aplican los Cánones de Ética de la Profesión Legal. El verdadero asunto para mí, luego de muchos años de estar envuelto en estas lides, lo que se trataba de evitar que surgiera en dichas vistas públicas. Me explico. Los comentarios fueron una cortina de humo.

¿Que no querían  se supiera sobre la designada a presidir el Tribunal Supremo? ¿Que contestaciones evitaron tuviera que dar la nominada? Ese descargue no fue el resultado de un supuesto complot en el Tribunal Supremo. Eso lo desmintió el Honorable Juez Asociado en su misiva.  El descargue fue una estrategia para evitar  salieran a la luz pública asuntos relacionados con la nominada que podía poner en graves aprietos su  nombramiento. El menor costo político.

No se discutió  si influyó  o no en su nombramiento su relación con un miembro del personal de la Oficina del Presidente del Senado. Es necesario saber si existió alguna colusión entre el Presidente del Senado y el Gobernador de Puerto Rico para su nombramiento.  No se nos explicó por que al momento solo tiene aproximadamente solo cuatro opiniones escritas. No sabemos que piensa  sobre el uso de la marihuana. Si cree en su legalización y si cree en ella si es por cuestiones científicas o por creer que ser usuaria de la misma no es problema. Tampoco sabemos que piensa sobre la sexualización de los niños en las escuelas públicas. No se expresó si cree en el derecho de los padres de educar a sus hijos. Ahora tampoco sabremos si sus creencias y opiniones son parte de su estilo de vida o son formas de pensar pero que no practica. El tiempo nos dirá que se escondió al no celebrar las vistas públicas.