Tengo confusión de espíritu

Por: Lic. Juan M. Gaud

Recientemente en la página de Facebook que dicha compañía me permite usar bajo mi nombre, escribí lo siguiente:

“Hoy 15 de marzo de 2020 día de la oración  a solicitud por el Presidente de los Estados Unidos y ante la solicitud  del gobierno de Puerto Rico las iglesias deciden cerrar sus estructuras  desde cuyos altares se predica sanidad divina. Confieso mi confusión de espíritu ante esta contradicción por ende esperare la divina respuesta a las estructuras físicas que denominamos iglesia cerradas.”

Hubo muchas reacciones. Algunas opinionadas en su propia interpretación bíblica, intelectual y/o jurídica. No era eso lo que buscaba. No entendieron mi clamor ante la naturaleza de los eventos y la reacción de la iglesia desde el contexto de su estructura física. El texto es claro. No podemos ser tan cándidos de negar que desde el punto de vista jurídico, social y cultural esas estructuras físicas están ligadas a la conciencia colectiva como templo.  Incluso indique … “estructuras físicas que denominamos iglesia cerradas”…Claramente conozco que donde dos o tres reunidos están, Dios esta presente. Es más, vive dentro de cada uno de los nuevos nacidos en Cristo.

Confieso me sorprendió que nadie expresara en su opinión que los cristianos nos sometemos a las autoridades superiores, obviamente si dicha acción no nos coloca en contra de la Ley de nuestro Dios.

Entonces obedecemos a Dios ante que a los hombres. Eso se llama cruz, horno de fuego, foso de leones, etc. Nadie lo dijo. Esa es la respuesta ante la acción del Estado que busca prevenir una crisis de salubridad ante el coronavirus, actualmente una pandemia. No es el caso de Noé o el ángel de la muerte en el relato del Éxodo con la sangre en los dinteles de la puertas. Aquí fue el Estado, que Dios nos pide obedezcamos dentro de los contextos bíblicos, quien emitió la orden y perdónenme la diferencia de opinión.

Pero mi confusión de espíritu recibió la ayuda divina ante una fuerte inquietud que tuve ese 15 de marzo de 2020, por la tarde. Cuando en la conferencia de prensa de la gobernadora esta explicaba el toque de queda a partir de las 9 pm. Eso me llamo la atención e hice lo que acostumbro hacer, buscar la fuente y no escuchar la prensa. Leí la Orden ejecutiva 2020-023  y allí estaba la respuesta. Cierre a todos en sus casas si no estaban en las excepciones o autorizaciones a salir que surgían de la Orden. Pero no se mencionaba  a las iglesias ni a los pastores. No obstante, a todos aquellos que pidieron mi parecer les asesore que entenderíamos que la iglesia estaba bajo la frase: … ”o cualquier lugar análogo o evento que propicie la reunión de un grupo de ciudadanos en el mismo lugar.”  Y que los pastores quedan excluidos del toque de queda en la frase:    “… o aquellos ciudadanos que estén atendiendo situaciones de emergencia o de salud.”

Obviamente jurídicamente hablando respondimos a una crisis de salud, pero la realidad es que la Orden adolece de vaguedad, ambigüedad y amplitud excesiva. Es que para propósitos del Estado no existimos, aunque si para la Constitución: Libertad de Culto, Libertad Religiosa y Separación de Iglesia y Estado. La Iglesia existe por su propia naturaleza y por mandato constitucional. Si hubiéramos querido y si queremos, podemos abrir nuestros templos y asistir a los cultos.  Pero esa no es la respuesta del pueblo de Dios, pues siempre buscamos el bienestar del prójimo. Ante una crisis de salubridad, la protección de la salud del pueblo es un interés apremiante y obviamente la medida menos onerosa para atajarla al momento es el toque de queda.  Obedeceremos al Estado, pero no somos invisibles.

Por ende pudieron haberlas incluido. Posteriormente la Gobernadora en los medios y en su interpretación jurídica avalo lo que varios habíamos indicado, que la iglesia estaba incluida. Pero este es un ejercicio jurídico que trasciende el propio contenido de la orden. Algo similar expresa el Juez Martínez Torres en la Resolución del 16 de marzo de 2020, del Tribunal Supremo:

“No obstante, esto no significa mi anuencia a una Orden Ejecutiva imprecisa que puede adolecer de problemas constitucionales de ambigüedad y sobreextensión.”

La crisis de salud nos obliga a respaldar la acción del Estado. Ahora bien, si la iglesia esta incluida, debió haberse aclarado que los pastores estaban entre los excluidos del toque de queda para que cumplieran con sus funciones de cuidar su rebaño espiritual, emocional y físicamente. Si alguien cuida una comunidad con personas de alto riesgo y comprometidas en su salud, son los cristianos a través del cuidado personal y sus estructuras físicas. La figura pastoral es clave y fundamental en ese proceso.

Por ende mis hermanos, sé que donde estemos Dios esta. Sé que la iglesia en su contexto espiritual no es una estructura física, pero resulta que no se congrega todavía en las nubes, si no en la tierra y perdonen el sarcasmo. Para cumplir mucha de su labor usa edificios, carros, visita enfermos, hospitales, funerarias, etc. Que Dios puede glorificarse donde y cuando quiera también lo sé. No demos  clases sobre eso y al hacerlo perdamos la perspectiva de mi clamor.

La realidad es que sí tengo confusión de espíritu. Me explico con la siguiente pregunta: ¿ que representa la no inclusión de la iglesia y la figura pastoral en la orden ejecutiva?  Primero nos quisieron redefinir diciendo que éramos comunidades de base de fe  y  nos quieren definir como corporaciones.  Ahora no existimos jurídicamente o nos redefinen como : … “o cualquier lugar análogo o evento que propicie la reunión de un grupo de ciudadanos en el mismo lugar”  Y a los  pastores como: “… o aquellos ciudadanos que estén atendiendo situaciones de emergencia o de salud.”

La Iglesia existe por su propia naturaleza. Así lo reconoce la Constitución de Puerto Rico y de los Estados Unidos de América. Ese reconocimiento costó la sangre y sudor de muchos. No lo entreguemos. Sigamos protegiendo nuestra gente y a nosotros del contagio, pero que sepa el Estado que somos el cuerpo de Cristo aquí en la tierra, que somos su iglesia VISIBLE, no invisible.

Sí, tengo confusión de espíritu. Los cristianos están perdiendo su identidad.

La palabra de Dios no está presa…

Mensaje del Padre Carlos para todos mis queridos amigos sobre la escucha de la Palabra Divina en este tiempo dramático.

“Pero la palabra de Dios no está presa” (2 Timoteo 2:9)

Hoy proclamo este texto santo con emoción ante esta situación dramática que vivimos como humanidad y al ver como Dios busca siempre modos nuevos de comunicarse con sus hijos … proclamo ese texto santo con emoción porque en muchos países del mundo los templos, donde los creyentes celebran las misas y cultos cristianos, donde es proclamada la palabra divina, han tenido que cerrar como gesto responsable de solidaridad social y parecía que la Iglesia tendría que silenciarse y distanciarse de los creyentes ….!!!!!pero no!!!… los sacerdotes y pastores hemos encontrado modos nuevos y apasionantes para hacer llegar esa Palabra divina … y si el demonio creyó que iba a “prevalecer sobre su iglesia” (Mateo 16,18) de nuevo ha experimentado una derrota aplastante … En efecto nunca antes en la historia se han escuchado, a través de la redes, tantas misas y cultos cristianos como en estas semanas … sin duda se han llenado las redes sociales de la palabra divina … Siempre Dios tiene la última palabra y cuando el tiene la última palabra la muerte se transforma en vida, la derrota en victoria, y las lágrimas en alegría.

En efecto nunca antes en la historia se han escuchado, a través de la redes, tantas misas y cultos cristianos como en estas semanas

Por eso conéctese con tu parroquia o iglesia evangélica, mi parroquia  tendrá las misas diaria a la 5 pm y la Misa del Domingo a las 10:30 am en nuestra página de Facebook :

https://www.facebook.com/santarosadelimapr/

Por favor quédate en tu casa todos estos días que sin duda la Palabra divina llegará hasta ti …porque esa palabra divina no “está presa” lo dice el mismo Dios. Les bendice

Sacerdote Carlos Pérez

Levantaremos a Puerto Rico

IMG-20150920-WA0004Por: Pastor René X. Pereira
PR por la Familia

Hace mucho tiempo atrás el maestro Rafael Hernández compuso esta canción que retrataba la difícil situación económica y social que vivía Puerto Rico en las décadas del 40-50. El jíbaro era el campesino agricultor que labraba la tierra y venía a los mercados de los pueblos a vender sus productos. Sin embargo, la situación era tan difícil en el país que la gente no tenía dinero para comprar esos productos.

Durante estos años de gran miseria, miles de familias puertorriqueñas abandonaron la isla en busca de un mejor futuro. Luego de este tiempo llegaron años de gran bonanza económica y la transformación de Puerto Rico a una sociedad industrializada. Pero hoy, décadas más tarde, parece repetirse la misma situación. Hoy vuelve a escucharse por doquier el lamento borincano.

Sin embargo, de la misma manera que muchos se quedaron para levantar el país en los 50 y ser parte de la recuperación de Puerto Rico, miles de familias han decidido permanecer en su tierra y luchar nuevamente para que nuestra bendita isla salga adelante y una vez más pueda levantarse. Creemos que con la ayuda del Señor y el esfuerzo y dedicación de nuestra gente, podremos levantarnos una vez más. Con Dios por delante y con mucho amor y compromiso, daremos la batalla.

Voto cristiano en Puerto Rico fue determinante y decisivo

El voto del sector de fe en Puerto Rico fue pieza clave para el triunfo de los candidatos que se comprometieron con los reclamos de este sector en varios asuntos claves como la derogación de la carta circular que estableció el currículo de perspectiva de género, la legalización de la marihuana, el uso de uniformes escolares según la preferencia del estuidiante, los baños transexuales, etc.

La iglesia salió a votar masivamente este pasado 8 de noviembre y la inmensa mayoría de los candidatos que apoyaba, salieron favorecidos en las urnas, incluyendo a varios que provenían directamente del sector de fe como la pastora Nayda Venegas Brown, hoy senadora electa del distrito #8. A la misma vez quedaron fuera varios candidatos que apoyaban estas medidas y se habían declarado en favor de la agenda LGBT. A continuación una lista de estos candidatos.

voto-cristiano-dejo-sentir

Esto demuestra la importancia de que el cristiano salga a votar por candidatos de valores y no se enajene de los procesos democráticos. Para esto es de suma importancia que se realice un trabajo amplio de educación y orientación al sector cristiano. Sobre todo, educar sobre la importancia de poner en primer lugar los principios de Dios, por encima de ideologías políticas y fidelidades a partidos. Una vez más el pueblo cristiano en Puerto Rico hizo la diferencia.

¿Es pecado confiar en otro ser humano?

IMG-20150920-WA0004Por: Pastor René X. Pereira
PR por la Familia

He escuchado a algunos hermanos en la fe afirmar que no está bien el que nosotros depositemos nuestra confianza en otro ser humano porque eso está mal delante de Dios, y citan el pasaje de Jeremías 17:5 que dice “Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová.”. Obviamente lo que hacen algunos es sacar el pasaje completamente de su contexto, y de eso quiero hablar.

Si fuese pecado confiar en otra persona, entonces estaría mal contraer matrimonio y hacer un pacto con nuestra pareja porque es un ser humano que nos puede fallar. Estaría mal también acudir a un médico y confiarle nuestra vida, porque también es otro ser humano. Nuestros padres, hermanos y familiares nos pueden fallar; también sería pecado confiar en ellos.

Realmente el pecado aquí consiste en esperar de los hombres lo que solo Dios nos puede asegurar. En el contexto del pasaje, esto fue dicho a Israel porque abandonaron a Dios y buscaron refugio en naciones paganas como Egipto pensando que sus ejércitos los podrían defender. Mi refugio y fortaleza no puede ser ningún ser humano que puede fallar. Solo Dios es perfecto y solo Él cumple todas sus promesas.

Sin embargo, eso no significa que porque haya la posibilidad de que alguien me falle, voy a vivir desconfiando de todo el mundo y en escepticismo. En una democracia, votamos por seres humanos imperfectos para confiarle los destinos de nuestro país. Estos seres humanos hacen acuerdos y compromisos. Pueden cumplirlos o pueden fallarnos. También pueden surgir situaciones en el camino que les hagan imposible cumplir esos acuerdos.

La realidad es que tenemos ante nosotros este próximo martes una decisión que tomar. Y la verdad en blanco y negro es que de los seis candidatos a la gobernación solo uno hizo un compromiso firmado con el pueblo cristiano. Usted puede desconfiar y dudar de ese compromiso si quiere. Pero es el único que existe porque los otros cinco candidatos no les importó para nada las inquietudes del pueblo de fe.

Sé que algunos critican esto y tratan de arrojar sobras sobre dicho compromiso porque en el fondo prefieren a otros candidatos porque son de su partido o ideología y para ellos eso va primero que todo lo demás. Prefieren a un ateo o un enemigo de la iglesia que les gobierne porque es de su referencia política. Eso sí que es triste. Después tienen la desfachatez de acudir a una marcha frente al Capitolio a protestar por políticas anti cristianas pero van y le dan el voto a los enemigos de los valores en las elecciones; eso sí que es hipocresía.

Iglesia, este próximo 8 de noviembre sal a votar por aquellos que mejor representen tus valores; no por partidos y por colores.

Pastor Rene X. Pereira

Tabla comparativa de candidatos a gobernación de Puerto Rico

Esta útil herramienta le permitirá comparar las posiciones de los candidatos a la gobernación de Puerto Rico sobre varios temas importantes.

14803084_1316561735020706_348749413_o

Elecciones en Puerto Rico: ¿Qué estamos diciendo y qué NO estamos diciendo?

votoLos principales líderes cristianos de los movimientos pro-familia en Puerto Rico estamos en una misma mente y un mismo sentir en cuanto a las opciones que tenemos por delante frente a las próximas elecciones generales el 8 de noviembre. Sin embargo, este voto cristiano no está aliado a partidos, sino condicionado a que se cumplan con los requisitos que estamos exigiendo. Ante esa realidad…

Hemos dicho claramente que:

  1. Hay seis opciones para la gobernación y entre todas ellas la más que se acerca a nuestros reclamos y recoge nuestras preocupaciones es la del Dr. Ricardo Rosselló.
  2. NO hemos dicho que su plataforma es perfecta. De hecho contiene algunos puntos puntos en los que no estamos de acuerdo. Pero al compararla con las otras 5, sin duda alguna, contiene más puntos a favor nuestro que en contra. Esta es la realidad y quien te diga lo contrario, miente.
  3. El problema es que las otras 5 plataformas y propuestas no contienen NI UN SOLO PUNTO que recoja nuestras preocupaciones. NI Bernier, ni Cidre, ni mucho menos María de Lourdes, Lúgaro y Bernabe para nada toman en cuenta y ni siquiera mencionan al sector de fe.
  4. Hemos hecho un llamado a NO votar por partidos políticos de manera íntegra, sino por candidatos que se han comprometido con nuestros valores. Nuestro llamado a la iglesia es un voto por candidaturas; NO bajo insignias de partidos.
  5. Creemos que nuestro esfuerzo más importante es por lograr una legislatura comprometida con nuestros valores ya que es ahí donde se radican las leyes y se aprueban proyectos que atentan contra nuestros valores. Además es donde se aprueban los nombramientos. Para ello se ha preparado una Guía de Voto Moral que orienta al elector cristiano.
  6. En estos puntos mencionados hay un amplio consenso entre los principales líderes cristianos. Lamentablemente siempre surgirán voces aisladas llevando un mensaje confuso, distorsionado y repleto de medias verdades. Señalarán algunos defectos de ciertas propuestas, pero ocultarán los defectos aun mayores de las otras. Evalúa las plataformas, examina y analiza todas las propuestas y ejerce tu criterio en oración y con la información completa.
  7. En lo que todos coincidimos es en que estas elecciones son de enorme importancia para el pueblo cristiano ante los atropellos que hemos recibido en los últimos años y el serio peligro de enfrentamos que amenaza nuestras libertades religiosas. No participar es un error; es dejar que otros tomen la decisión por uno. De ahí la gran necesidad de salir a votar el próximo 8 de noviembre: ¡es urgente!

Es importante para el votante cristiano boricua salir a participar de esta importante responsabilidad democrática, apoyando a los candidatos que han hecho un compromiso con nuestros reclamos.

¿Es el voto cristiano en las elecciones un acto de desconfianza en Dios?

IMG-20150920-WA0004Por: Pastor René X. Pereira
PR por la Familia

He visto en varios post de algunos creyentes el argumento de que depositar nuestro voto por ciertos candidatos en un proceso eleccionario es un acto de desconfianza en Dios y utilizan el texto de Jeremías 17:5-6 que dice: “Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada.”

¿Se aplica esta advertencia del profeta al ejercicio del derecho al voto? Obviamente no. Aplicarlo de esta manera es torcer completamente el contexto del pasaje. Dios le dice esto a Judá porque se habían apartado de él para poner su confianza en las naciones paganas. Venía Nabucodonosor con su ejército, y en lugar de ellos arrepentirse y volverse a Jehová, confiaron en Egipto. En otras palabras, dejaron a Dios y se refugiaron en el ser humano.

¿Por qué este pasaje no se aplica a nuestra lucha? Sencillo: porque primero, no estamos diciendo que cualquier candidato nos va a solucionar todos nuestros problemas y nos va a dar la ayuda que solo Dios puede darnos. No estamos quitando nuestra confianza en Dios para ponerla en seres humanos. Estamos orientando al pueblo cristiano sobre los candidatos que más se han comprometido con nuestros valores. Dar un voto en unas elecciones no es dejar a Dios para confiar en hombres. Es ejercer un derecho y una responsabilidad que nos provee la democracia.

Porque de lo contrario, ir a un médico cuando estoy enfermo también sería un acto de falta de fe, porque es un hombre que puede fallar. O acudir a un policía buscando protección también sería un acto de falta de fe y confianza en Dios. Si dijésemos: “no necesitamos de Dios, votemos por estos candidatos porque ellos nos van a suplir nuestras necesidades y ninguno nos va a fallar” entonces este pasaje bien se aplicaría a nosotros. Pero no es eso lo que hemos estado diciendo. Todo ser humano puede fallar. Hasta el piloto que guía el avión al cual subimos para viajar, y aun así lo hacemos.

Hay quieres recurren a la espiritualización para no asumir responsabilidades. Es como el que dice que está orando para que Dios le provea un empleo, pero no sale a buscarlo. Hay una parte que Dios ha de hacer, pero hay cosas que nos toca a nosotros hacerlas. Por otro lado sé de personas que recurren a este argumento para justificar el no votar por candidatos que no son del partido que ellos favorecen. Y en lugar de admitirlo y ser sinceros, lo justifican de esta manera.

¿Solamente orar, o hay que actuar?

IMG-20150920-WA0004Por: Pastor René X. Pereira
PR por la Familia

Cuando estudio el Antiguo Testamento observo algo interesante: veo que no todas las batallas que enfrentó el pueblo de Dios, fueron libradas de manera sobrenatural por la mano divina sin intervención humana. Hubo muchas batallas donde Dios quiso que su pueblo las peleara y al final les dio la victoria, pero ellos tuvieron que hacer su parte. Tuvieron que tomar las armas y pelear.

He visto que algunos cristianos se han creído la idea de que en las batallas que estamos enfrentando contra todo lo que se ha levantado en contra de la familia, el matrimonio, nuestras libertades cristianas y la educación de nuestros hijos, lo único que debemos hacer es orar, clamar y ayunar y dejar que Dios se encargue de lo demás. Suena bien espiritual, pero no es bíblico. La oración, el ayuno, el clamor es esencial, y debemos hacerlo en todo momento. Pero también Dios ha dispuesto que su pueblo haga la parte que le corresponde y con valentía y firmeza pelee la buena batalla. Cuidado que al querer dejarle todo a Dios, estemos utilizando una excusa para justificar nuestra falta de compromiso y responsabilidad. Nuestros antepasados en la fe utilizaban esta frase: “a Dios rogando y con el mazo dando”. Y no está lejos de la realidad. Hay que hacer ambas cosas.

Tenemos que salir a batallar en esta democracia, acudiendo masivamente a las urnas a
votar por candidatos que apoyen nuestros valores. Regar la voz y motivar a otros cristianos a que hagan lo mismo. Debemos participar en foros públicos y con valor y firmeza, defender nuestros principios. Tenemos que levantarnos y oponernos a toda legislación que vaya en contra de esos principios. Y como hizo Daniel, aun cuando hayan sido aprobadas esas leyes, jamás someternos a ellas cueste lo que cueste.muros

Al igual que los judíos que reedificaban los muros en tiempos de Nehemías, los cuales trabajaban en la construcción con una pala en una mano y una espada en la otra, tenemos que estar en pie de lucha. Era la voluntad de Dios que aquellos muros fueran reedificados. Dios estaba con ellos, pero ellos también estuvieron listos para la batalla. ¿Estás listo/a tú?