“La fiebre no está en la sábana”

dr cesar vazquezDr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz de PR por la Familia

Es obvio que nuestro sistema de educación pública tiene problemas. Y es comprensible que la nueva administración, particularmente la legislatura, pretenda hacer algo al respecto. Eso es el Proyecto de la Cámara 1441 sobre reforma educativa, el intento de resolver un problema.

No es cualquier problema. Eso que llamamos educación pública maneja el presupuesto más alto de nuestro gobierno, tiene la plantilla de empleados mayor del gobierno y afecta a cientos de miles de nuestros niños. Algo nos dice que no anda bien. A esto hay que añadir el hecho de que la pobre escolaridad disminuye las posibilidades de progreso en la vida, está asociada a problemas de salud y que la misma es un factor de riesgo para la actividad delictiva, por señalar algunas consecuencias. Nos va la vida en resolver este problema.

Una lectura al proyecto nos lleva a pensar que el diagnóstico que sus autores han hecho sobre el problema de la educación pública tiene que ver con la ausencia de una filosofía educativa clara, un sistema altamente burocrático y centralizado, la incapacidad del sistema de fiscalizarse efectivamente y la renuencia a experimentar con nuevos modelos educativos. Las soluciones que se proponen en dicho proyecto han generado animosidad y franco rechazo de grupos importantes, particularmente los gremios de maestros. Suenan los tambores de guerra.

Pienso que hay preguntas que nos debemos hacer y contestaciones que debemos dar antes de involucrarnos en este acto de ingeniería radical que se pretende dar a nuestro sistema público de enseñanza.

¿Por qué tenemos una incidencia tan alta de deserción escolar? Cerca de un 40% de los niños que comienzan primer grado no se gradúan de cuarto año. El pico de la deserción ocurre en escuela intermedia. Sabemos que un por ciento significativo de los desertores escolares se van a involucrar en actividad delictiva. ¿Qué esfuerzo de importancia se está haciendo en esta dirección? ¿Cuántas de nuestras escuelas tienen al menos un psicólogo escolar, consejero profesional y/o trabajador social? Digo al menos, reconociendo que un solo profesional de la salud mental, por más capacitado y motivado que esté no puede enfrentar efectivamente los problemas de una escuela. ¿Les han preguntado? La contestación obligada es que las circunstancias del hogar afectan la capacidad del niño de aprender.

Muchos niños viven en hogares de mucho conflicto. Muchos niños han vivido el divorcio o la separación de sus padres. La mitad de nuestros niños se está criando con uno solo de sus padres, usualmente la madre. Muchos niños son el resultado de relaciones de bajo compromiso. Cuando el padre y la madre no trabajan ni estudian, ¿qué motivación tiene el niño para estudiar? Si se puede vivir dependiendo de las ayudas del gobierno o de la actividad delictiva, ¿para qué estudiar? La motivación que papá y mamá le dan a su hijo para que estudie es importante. Desgraciadamente dicha motivación está ausente en demasiados hogares. ¿Qué vamos a hacer para enfrentar esta realidad?

La otra pregunta, que puede resultar vergonzosa, es ¿por qué tenemos tantos niños en educación especial? La cifra ronda el 25% de la matrícula. En algunas escuelas se acerca al 50% de niños con diagnósticos que ameritan educación especial. Esto debería ser motivo de la alarma y debería ser visto como una emergencia nacional. Sin embargo se explota como una fuente de mayores ayudas federales para nuestro sistema de educación. ¿Se debe a algún defecto neurológico? ¿Tiene que ver con algún defecto en el desarrollo? ¿Hay algún factor epidemiológico en el embarazo? Debería haber una concertación nacional para estudiar este problema. ¿Se está haciendo el diagnóstico correcto o hay alguna confabulación con motivaciones económicas? ¿Los estamos estigmatizando con el carimbo de la incapacidad o les estamos dando una razón para el fracaso? En las comunidades puertorriqueñas en Estados Unidos, ¿los niños tienen igual incidencia de trastornos del aprendizaje?

Aparte, el espectáculo del Secretario de Educación de turno explicando al tribunal Federal por qué no se dan los servicios a estos niños, a pesar de todo el dinero que se recibe, es francamente vergonzoso.

¿Por qué nuestro sistema de educación tiene 100.000 niños menos que hace 10 años pero necesita 1 millón de dólares más? Algo me dice qué tiene que ver con la corrupción y los contratos.

Pero la cosa no se queda ahí. Cerca del 40% de los que entran a la Universidad de Puerto Rico no terminan su bachillerato. Esto a pesar del cerca de un billón de dólares en subsidios que la universidad recibe, aparte de las becas Pell. Eso implica que graduarse de escuela superior y entrar a la universidad no es la panacea. Tampoco el éxito está garantizado por graduarse de bachillerato, de maestría o de doctorado. Hay mucha gente engrosando las filas del desempleo con todos estos títulos. Tienen otro título, sobre cualificados. Sin hablar de los que han emigrado buscando pastos más verdes.

El Proyecto de la Cámara 1441 es fruto del esfuerzo y pienso que tiene las motivaciones correctas. Tiene algunos aciertos. Desgraciadamente pienso que en lo fundamental hace el diagnóstico equivocado. La evidencia está en los decenas de miles de estudiantes de escuelas privadas, de escuelas iglesias y de “home schooling” que se gradúan con éxito y luego prosiguen estudios universitarios y postgraduados. La evidencia está en los niños que provienen de nuestro sistema de educación pública y sacan notas sobresalientes en las pruebas de entrada a la universidad. Pero la evidencia más contundente es la realidad histórica de que a Puerto Rico lo construyeron hombres y mujeres que estudiaron en la escuela pública sin más tecnología educativa que lápiz, papel, tiza y borrador; con padres que los motivaban a estudiar, con hambre de conocimiento y con maestros qué más que una profesión tenían un ministerio, el de la enseñanza.

Todavía hay mucho que discutir. Evitemos la confrontación hostil.

“La fiebre no está en la sábana”

Señor Gobernador de PR, ¡cumpla su palabra!

César VázquezDr. César Vázquez Muñiz
Portavoz PR por la Familia

Sr. Gobernador:

Esperamos que cumpla su palabra de proteger la libertad religiosa firmando el Proyecto 1018.

 

Razones:

  1. “Is the law of the land”; estado de derecho prevaleciente, al igual que Obergefell vs Hodges lo es para el matrimonio.
  2. Aplica a PR de manera clara en RFRA (Religious Freedom Restoration Act); PR aparece en la ley.
  3. Ha sido declarado constitucional por el Supremo federal y utilizado para decidir casos.
  4. Fue discutido en Yulin vs Comite Fiestas Calle San Sebastián por Tribunal federal como que aplica a PR (14-1929 FAB).
  5. Establece que el gobierno no puede atropellar las convicciones religiosas de los ciudadanos para lograr sus propósitos.
  6. Los escenarios que se proponen no han ocurrido en el foro federal ni en los estados
  7. Han ocurrido múltiples ofensas a la libertad religiosa:
    a. Obstrucción a actividades evangelísticas.
    b. Hostilidad en ambiente de trabajo a conductas o símbolos religiosos .
    c. Obstrucción al uso de facilidades de gobierno.

Veremos si usted es hombre de palabra o un oportunista político más. Esperamos por usted.

Los políticos nuestros de cada día

MiltonPor: Milton Picón
Presidente Morality in Media – Puerto Rico

Sin lugar a dudas entre el domingo y ayer lunes hubo una reacción vigorosa y poderosa en contra del Gobernador y el Presidente cameral por la firma de la nueva ley de adopción. Hacia tiempo que no se veía algo así. Emisoras cristianas con sus periodistas comentando y entrevistando, grabando vídeos que generaron cientos de comentarios, y solo en las primeras horas de la mañana, subiendo durante la tarde y noche a miles de personas opinando y compartiendo los “posts”.

El calor en la Fortaleza y en la oficina del Presidente cameral, Johnny Méndez se hizo insoportable. Tuvieron que empezar a recular y a hacer lo posible y lo imposible, para mitigar daños. Hasta legisladores de los llamados de “valores”, fueron utilizados para tratar de darle un lavado de cara al Gobernador y a Johnny Méndez. Trataron malamente de defender lo indefendible, de utilizar argumentos politiqueros y partidistas y no hicieron otra cosa que no fuera quedar mal ante la mayoría del pueblo cristiano. Como decía un compañero Pastor, les dio el “blue flu”.

El calor del fuetazo público que recibieron fue tal que para tratar de calmar o acallar la voz de creyentes, de los lideres del movimiento pro familia y otros, corrieron a buscar el proyecto de Libertades Religiosas ( P. de la C. 1018 ) y de forma expedita ( después de pasarlo por un proceso de cirugía ) lo aprobaron anoche mismo. Y en la noche de ayer, se comenta, que estaba ya en alguna oficina de la Mansión Ejecutiva en espera de la firma o el veto del Sr. Gobernador. No podemos perder de perspectiva que Ricky Rosselló, juró y juró el pasado año que ese proyecto lo vetaría a como diera lugar. Desde anoche tiene otro dilema más, otra pesadilla con la iglesia en el bolsillo.

¿Quién gana y quién pierde en este escenario? Si el Gobernador no firmará el 1018 sería el gran perdedor, y los grandes ganadores Johnny Méndez y Thomas Rivera Schatz, este último posible candidato a enfrentarse en primarias a la gobernación del 2020 junto a Jennifer González contra el incumbente que a menos de un año y dos meses se le ha ido deteriorando su liderato aceleradamente. Si el Gobernador firmara el proyecto obtiene un respiro momentáneo, solo por un momento. Todavía quedan otros proyectos como el que sometió sobre educación que va a afectar a escuelas privadas y cristianas y que pronto suscitará otro debate público, una investigación de las clínicas de cannabis, un proyecto “sorpresa” de Thomas Rivera Schatz radicado la semana pasada. ¿Coincidencia o premeditación? Lo que Ricky Rosselló hablo en la campaña pasada sobre la marihuana medicinal y solo en aspectos de investigaciones científicas, se convirtió en un gran negociazo, que nada tiene que ver con investigación científica. Otro engaño más.

Pero retornando a la adopción y al proyecto de Libertades Religiosas, el Presidente de la Cámara tiene otro dilema con su proyecto de adopción. El Portavoz de Puerto Rico por la Familia, el Dr. Cesar A Vazquez Muniz en su página de Facebook espeluzo el proyecto de adopción señalándole varias fallas, que por cierto se pudieron atender antes de que el proyecto saliera de la Legislatura hacia la Fortaleza, pero que no lo hicieron, no quisieron escucharnos, tal vez porque el Gobernador le quería cumplir promesas a otros grupos con dicho proyecto. Esa mancha, es sucio difícil para Johnny Méndez. De la única forma en que se libera de la misma es radicando un nuevo proyecto para atender las deficiencias del firmado por el Gobernador. Si lo hace, posiblemente se quita el calor de encima, pero se lo echará al Gobernador cuando le lleguen las enmiendas. Si la Fortaleza no quería las enmiendas antes, ¿las aceptará ahora?

Recomiendo a los amigos que compartan el escrito del Dr. Vazquez titulado: La Adopción: ¿Derecho de Quien? En el mismo se tocan todas las preocupaciones alrededor del tema de la adopción, no se limita a tocar el asunto de los “matrimonios del mismo sexo”, que es el tema favorito de los medios de comunicación seculares para presentarnos como gente de un solo tema. Son los medios, los “analistas”, los teólogos al segundo y los filósofos de bumper sticker, los que preguntan y comentan y luego publican lo que les conviene, para que la gente se desenfoque del tema de la niñez y vea solo el aspecto “de los homosexuales”.

Hay una gran realidad en todo este debate. Se trata de la niñez y no de los argumentos de copy and paste que escuchamos y leemos por ahí de parte de los favorecedores de lo malo, que curiosamente algunos creyentes hasta compran esos argumentos, porque su educación política la obtiene a través de Univisión y comentaristas como Gaspar Roca, Diaz Olivo, Davila Colon, etc., etc.

En resumidas cuentas, lo que le pasó ayer a los políticos les pasó por que no quieren escuchar. Es siempre lo mismo, no aprenden. Solo reaccionan cuando los apretamos. Sigamos apretándolos entonces.

Apoyamos proyecto de ley anti difamación

Es inaudito ver cómo algunos medios tergiversan la información y propagan la mentira. Esta legislación (P. de la C. 63), según lee el texto del proyecto de ley, lo que procura es penalizar el difundir información falsa y la difamación. “La medida dispone que las informaciones falsas o difamatorias en internet o las llamadas telefónicas molestosas, se clasifiquen como delito.”

Nos preguntamos, ¿a qué le teme la prensa? ¿No será que mucha de la información que difunden es falsa y difamatoria? Eso se soluciona corroborando las fuentes y evitando publicar cosas cuando la información no ha sido confirmada o corroborada. En otras palabras, realizando PERIODISMO RESPONSABLE.

Lo cierto es que la reputación de una persona es muy valiosa. Destruir una reputación, difundiendo información falsa debe ser penalizado, pues aunque más adelante se descubra que las acusaciones eran falsas, el daño hecho a ese ser humano es irreversible. Lo que pasa es que esta gente quiere estar inmune a acciones legales y seguir buscando rating, propagando información que resulta llamativa pero es falsa. Y eso tiene que acabarse ya. Creemos que esta legislación es necesaria. Y no debe provocar preocupación en la ciudadanía; nos referimos a los ciudadanos decentes y responsables que no recurren a la mentira y la difamación.

Por otro lado, es una gran molestia el estar recibiendo llamadas indecentes o de acoso. El ciudadano debe tener derecho a la privacidad en su teléfono y tener garras legales para defenderse de estas llamadas molestosas.

Una cosa es libertad de expresión y otra muy distinta el libelo y la difamación. Eso no cae dentro de lo que es libertad de expresión. De hecho, la libertad de expresión tiene sus límites. Yo no puedo entrar a un avión y gritar “bomba” o a un cine y gritar “fuego”. Y el libelo, la difamación y la amenaza contra la integridad de otro ser humano no caen dentro de lo que cubre este derecho.

http://periodismoinvestigativo.com/2017/11/en-medio-de-la-recuperacion-la-legislatura-aprueba-un-proyecto-que-coarta-la-libertad-de-expresion-y-prensa/

No necesitamos una silla. Mejor nos quedamos de pie…

César VázquezDr. César Vázquez Muñiz
Portavoz de PR por la Familia

La iglesia no necesita una silla en las estructuras del partido en el poder o de cualquier partido. Ningún partido representa la iglesia. La iglesia es el instrumento de Dios para manifestar Su gracia y para reconciliar a la humanidad con Él. Dentro de este propósito fundamental buscamos influenciar a la sociedad. Deseamos aportar a la búsqueda de justicia y bienestar para el pueblo. Apoyaremos las posturas del gobierno, el que sea, que vayan dirigidas a esto. Denunciaremos lo que entendamos perjudica el bien mayor. Todo enmarcado en la revelación de las escrituras judío cristianas.

Dada la importancia de la sexualidad como fuente de vida y también de conflictos, nos preocupa el intento de algunos de normalizar conductas sexuales que son perjudiciales y pecaminosas. Sobre todo estamos en contra de que se utilice el sistema educativo para que nuestros niños las acepten como buenas y dignas. Esta no es nuestra única lucha, pero es importante. El manejo de la sexualidad tiene consecuencias para esta vida y para la eternidad.

“Saltamos del sartén para caer en el fuego”. ¡Que decepción!

Creímos haberlo visto todo en la administración anterior. Sin embargo no se atrevieron a darle una silla al movimiento homosexual. No hacía falta. Esta influencia era la mano derecha del gobernador. Ahora enfrentamos la posibilidad de una silla para el movimiento homosexual en el directorio del PNP. “Saltamos del sartén para caer en el fuego”. ¡Que decepción! Y para consolarnos pretenden darle una silla a la iglesia. No nos engañen como lo hicieron con el documento firmado por Ricardo Roselló, en aquel entonces candidato a la gobernación. No la necesitamos. El que ocupe esa silla será marioneta del gobernador, se faltará el respeto a si mismo, será cómplice del engaño a un pueblo, recibirá el repudio de la Iglesia y algún día enfrentará a Dios.

PR por la Familia no es LA IGLESIA; tampoco somos una iglesia. Sin embargo nuestros actos están enmarcados en los valores del Reino de Dios al que pertenecemos en todo momento.

“Si buscara agradar a los hombres no sería siervo de Jesucristo”

No necesitamos una silla. Mejor nos quedamos de pie…

Gobernador de PR, cumpla lo prometido

Llamado al Gobernador de Puerto Rico para que haga valer su palabra y cumpla con los acuerdos que él mismo hizo con el sector de fe, antes de salir electo en las pasadas elecciones.

Católico-Protestante

César VázquezDr. César A. Vázquez Muñiz,
Portavoz PR por la Familia
9 de julio de 2017

Han habido declaraciones vergonzosas en nuestra historia política. Una  de ellas ocurrió cuando el Dr. Pedro Roselló se declaró “católico-protestante”. Algo así como “lo mejor de dos mundos”. El catolicismo y el protestantismo, aunque comparten muchos elementos esenciales, están estructurados sobre bases contradictorias. De hecho el protestantismo, el cual celebra 500 años este próximo octubre 31 del 2017, surge como reacción al catolicismo imperante de su época. O se es católico, o se es protestante. Pero no se puede ser ambas cosas a la vez. Es una contradicción inevitable. A esta proposición de lo que es imposible se le ha llamado quimera. A la proposición de algo que es inherentemente contradictorio se le llama oxímoron, lo que no puede ser.

¿Por qué un hombre inteligente como el Dr. Pedro Roselló hizo esta declaración? La hizo buscando simpatías y apoyo electoral entre personas con un conocimiento superficial del tema. Fue un insulto a la inteligencia pero alguien dijo que en la guerra, como en el amor todo está permitido. Y yo añado en la política también.

Dicen que “hijo de gato caza ratón”. Su hijo, nuestro gobernador Dr. Ricardo Roselló, está intentando el malabarismo de satisfacer los requerimientos de dos grupos que están esencialmente encontrados, los cristianos conservadores y la comunidad homosexual. En su campaña por la gobernación el Dr. Roselló prometió la eliminación de la enseñanza de perspectiva de género en la educación pública. Motu propio, por escrito, de su puño y letra, y ante las cámaras de los medios de comunicación. Su Secretaria de Educación a duras penas eliminó la carta circular  19-2015-16 y el inciso 9 de la carta circular 16-2015-16 pero dejó intacta la circular número 24-2016-17. Nos parece un acto meramente cosmético para dar la impresión de que se cumplió con lo prometido. Por otro lado, la designada a la Procuraduría de las Mujeres intentó establecer un convenio con el Consejo de Educación de PR para imponerle la enseñanza de perspectiva de género a las escuelas privadas. Cuando se le confronta con el documento dice que lo firmó por engaño. Esto es una ineptitud crasa. ¿Cómo es posible que el Gobernador diga que la designada goza de su total confianza, cuando ella actuó en contra de la supuesta política pública de su gobierno? ¿En serio?

El conflicto sobre perspectiva de género no es religioso, sino ideológico. La mayoría de las  mujeres quieren qué los niños sean niños y las niñas sean niñas. La mayoría cree que los niños se deben vestir como niños y las niñas como niñas. La mayoría cree que los varones deben usar el baño de los varones y las hembras el baño de las hembras. Es un asunto de sentido común. Lo cree gente que va a la iglesia, a mezquitas, a sinagogas y gente que no va a ningún lado.  Creíamos que esto también era el pensar del señor Gobernador. Parece que no lo es.

El nombrar a Johanne Vélez a presidir el caucus de la mujer ha sido un insulto a muchos. Activista homosexual, suponemos que casada con otra mujer y parte de caso federal para permitir el matrimonio homosexual en Puerto Rico. Y para “llover sobre mojado” ahora presidenta del Consejo Asesor para la comunidad LGBTT. ¿Qué problema o necesidad se ha identificado que afecte a esta comunidad y los ponga en desventaja frente al resto de los puertorriqueños? ¿Qué son discriminados? El anterior gobernador nos dejó una lesbiana declarada al mando de los tribunales, a través de un proceso vergonzoso. Puede estar 30 años más en la misma posición. Aparte del desastre fiscal y la legalización de facto de la marihuana, ella es parte del legado que Antonio García Padilla le dejó a Puerto Rico. Salvo en la gobernación, que sepamos, hemos tenido personas de orientación homosexual, real o percibida, en los puestos más importantes del poder político en Puerto Rico,  incluyendo la presidencia de la UPR. Son menos del 5% de la población pero están sobre representados en las esferas del poder político, educativo y económico. Ahora la supersecretaría Johanne Vélez tendrá acceso a todas las agencias, entidades privadas y organizaciones de desarrollo comunitario para adelantar la agenda de convencer a los puertorriqueños de que la conducta homosexual es normal y digna. Todo con el poder y la venia de nuestro gobernador. Nos defraudaron. Él pretende estar “con Dios y con el diablo”.

Gracias por la rama legislativa.

Gracias por la fidelidad de Dios.

Estamos en tiempos difíciles. Hay que orar…y actuar.