Irresponsables e inciertas las declaraciones del senador Carmelo Ríos

Por René X. Pereira – Presidente y Portavoz PR por la Familia

Este pasado sábado 22 de junio, el periódico El Vocero publicó en la página 4 de dicho rotativo la noticia de que el senador Carmelo Ríos afirmó que el tema del aborto era un issue terminado y que lo de ir por encima del veto del Gobernador para aprobar el proyecto 950 nunca iba a ocurrir. No olvidemos que la Cámara logró ir por encima del veto del Gobernador, pero en el Senado no se lograron conseguir los votos necesarios.

La información que hemos recibido es que estas declaraciones no han sido avaladas por el Presidente del Senado Tomás Rivera Schatz, ni la senadora Nayda Venegas, quien radicó el proyecto. Contrario a esto, el Presidente del Senado ha dicho reiteradamente que una vez consiga el voto que falta, irán por encima del veto.

Senador Carmelo Ríos (PNP)

Este senador utiliza la misma excusa que utilizó el Gobernador Ricardo Rosselló para retirar el proyecto de Libertad Religiosa: que estos son asuntos que no tienen concenso y dividen al país. La realidad es que la estadidad tampoco tiene el aval de casi la mitad de la población y divide al país. Igualmente sucede con otros issues que se discuten en la palestra pública . Esta es una excusa absurda y es lamentable que venga de un senador que en el pasado defendió nuestras causas.

Para un enorme sector en el país, que creemos es mayoritario, el asunto del aborto no es cualquier cosa. Se trata de la vida de seres humanos inocentes que están siendo vilmente asesinados en los mataderos que se llaman clínicas de aborto. Por esta razón ya varios estados de la nación que este senador dice querer ser parte, han establecido límites y regulaciones a este negocio de la muerte. En Puerto Rico, tras la decisión de Pueblo v. Duarte del 1980, el aborto es legal hasta los 9 meses de embarazo; aun cuando ya el feto es viable fuera del vientre materno.

Y todo esto ocurre mientras los demógrafos advierten que nuestra isla se está quedando sin niños. Según las estadísticas, desde el 2000 hasta el presente se han asesinado sobre 99,000 niños en estas clínicas de aborto. En la decisión de la Corte Suprema de Planned Parenthood v. Casey del 1992, se establecieron ciertas regulaciones y límites a la práctica del aborto, legalizada en Roe v. Wade en el 1973. El PS950 buscaba atemperar la ley a lo establecido en Casey.

Lamentablemente vemos que el senador Carmelo Ríos ha decidido que las vidas de esos seres humanos inocentes no merecen ser defendidas y para él no tienen valor alguno. Se ha convertido en cómplice del mayor genocidio de la historia. Ha escogido colocarse en el lado incorrecto de la historia. pero también debe entender que sus expresiones serán tomadas en cuenta por miles de votantes evangélicos, católicos y no religiosos, que valoran la vida humana desde la concepción.

Esperamos que el Presidente del Senado confirme si Camelo Ríos está hablando a nombre de todo el Senado, de su presidente, o en su carácter personal. Cientos de miles de votantes queremos saber dónde están parados nuestros senadores. Ya la Cámara hizo lo que tenía que hacer; el Senado se está quedando atrás.

Fuente: https://www.elvocero.com/gobierno/ni-ahora-ni-despu-s-el-tema-del-aborto/article_a57a850a-948a-11e9-992e-375ddfd7412e.html