El mensaje… ¿qué mensaje?

cesar vazquezDr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz Puerto Rico por la Familia
1 de mayo de 2016

La apariencia de su rostro enlutado lo dijo todo. Estableció como un hecho lo que ya otros habían dicho que iba ocurrir. Aparte dio la conocida lista de excusas para esconder su incapacidad para resolver el problema. “Yo no sé nada…yo llegué ahora mismo,” es su himno oficial. El “bottomline” es “no podemos pagar porque no hay dinero”. Es interesante que Hacienda no acepta esa excusa a los que le deben al gobierno. Esta es la misma persona que dijo que había resuelto el problema financiero de PR. El mismo que dijo en el canal de Bloomberg que no teníamos un problema de liquidez. El mismo que dijo que no le iba a echar la culpa a los que vinieron antes de él. Si no sabía… ¡debió saber!

Éste es nuestro gobierno. Le debe sobre 3000 millones a sus suplidores. Debe cientos de millones en reintegros del año pasado. Es el principal deudor del Banco Gubernamental de Fomento. Es el principal deudor de electricidad y de agua. No ha aportado a los fondos de retiro de los empleados de gobierno ni al de los maestros en los últimos tres años. Asaltó al Fondo del Seguro del Estado, cuyo capital consiste de las primas que pagan los patronos y que sólo se puede utilizar para el servicio a los empleados. No es dinero del gobierno… Pero lo incautaron y no lo van a reponer. Han violado la ley manteniendo abierto al Banco Gubernamental de Fomento sabiendo desde hace más de un año que está insolvente. Para cubrir a los oficiales del banco aprobaron una ley de amnistía de delitos cometidos sin tan siquiera enumerarlos.

¿Cuáles son los problemas que este gobierno no quiere enfrentar? Tenemos un gobierno demasiado grande con cerca de 130 agencias. Tenemos demasiados empleados públicos con demasiada ineficiencia. El gobierno no crea riqueza, sólo crea gasto. Los únicos componentes del gobierno que crean riqueza como la Autoridad de Energía Eléctrica y la AAA están en quiebra. Para colmo la burocracia del gobierno pone demasiados obstáculos para que la empresa privada pueda crear más empleos. No hay manera de resolver nuestro problema si no reducimos drásticamente el tamaño del aparato gubernamental en por lo menos un 30 por ciento.

Otro problema que nos aqueja son las uniones de empleados públicos que han alcanzado para sus representados altos beneficios que ya no podemos pagar. Hay que reevaluar esos convenios colectivos. Esto enfrentaría no sólo violencia sino escollos constitucionales. Sólo un organismo con poderes que emanen del Congreso directamente podría, sin revisar la Constitución, hacer esa evaluación y tomar las decisiones necesarias.

Tenemos que revisar el por ciento del presupuesto general que se le aplica a la Universidad de PR que es cerca de un 10%. Tenemos que revisar el funcionamiento de la Universidad. Cerca de la mitad de los estudiantes que consumen estos recursos no se gradúan de bachillerato. Aparte la Universidad, aunque recibe los fondos del gobierno, es como otra nación que se gobierna por otras personas y con otros propósitos que no son necesariamente los del pueblo. Esta es otra área del conflicto casi inevitable.

Tenemos 78 reyezuelos que son los alcaldes de los 78 municipios. La ciudad de Nueva York con más del doble de los habitantes de Puerto Rico tiene tan sólo un alcalde. Más de la mitad de estos municipios están en quiebra sin embargo siguen funcionando desangrando nuestro presupuesto. Tenemos que reestructurar el número de municipios y como funcionan. Otra área de gran controversia porque es a nivel municipal que se mueve la política partidista en Puerto Rico. Aparte está el hecho de que la estructura de los municipios está establecida a nivel constitucional.

Éstos y otros problemas es necesario enfrentar para volver a darle a Puerto Rico estabilidad y esperanza. Se necesitan inteligencia para entender la complejidad de los problemas y humildad para aceptar que uno no tiene todas las respuestas y que uno necesita de los demás. Pero no hay espacio para la improvisación, hay que tener algún tipo de experiencia que te capacite para esto. No puede ser la búsqueda de poder o de proyección personal. Tampoco puede ser el norte del gobierno favorecer un partido político. Para esto último se necesita honestidad e integridad de carácter. Demás está hablar de la disciplina personal, de la capacidad de enfrentar los obstáculos, de la capacidad de trabajar duro y sobre todo de la capacidad de poder trabajar con aquellos que no están de acuerdo con uno. Pero sobretodo el gobernante se debe ver así mismo como un representante de Dios, un ministro de justicia quien busca la sabiduría y dirección de Dios para poder gobernar. Pero no del dios de su fantasía sino el que se hizo hombre y fue a la Cruz. El Dios de cuyo representante, Juan el Bautista, lleva como nombre nuestra ciudad capital. “Así me ayude Dios” deben ser sus palabras al comenzar su mandato y al comenzar todos los días. “Cuando el justo gobierna el pueblo se alegra…”

Esta reflexión no sólo es para evaluar la ejecución del presente gobernante sino para evaluar las ofertas que hacen los que nos pretenden gobernar en el futuro. De todas maneras, nos queda un trecho antes del nuevo gobierno en el 2017 y todavía nuestro gobernante tiene que tomar decisiones.

Sr. Gobernador vuélvase a Dios… por el bien de usted, de su familia y de PR.

 

Me vale…

cesar vazquezLa posición de PR por la Familia sobre el nombramiento de la Lcda. Maite Oronoz a presidir el Tribunal Supremo de Puerto Rico.

Dr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz Puerto Rico por la Familia

 

Con la reciente nominación de Maite Oronoz a la presidencia del Tribunal Supremo de Puerto Rico el gobernador de Puerto Rico se reafirma en su política pública del “me vale”. En otras palabras no le importa lo que otros piensen.

A García Padilla le vale lo que piensen los demás juristas y abogados de Puerto Rico. La presidencia del Supremo debería ser para un miembro destacado y reconocido por sus capacidades como jurista por la comunidad legal. La Lcda. Oronoz era una desconocida hasta que el señor Gobernador la nombró al Supremo. Habiendo tantos jueces con vasta experiencia, profesores de derecho destacados y decanos de escuelas de derecho prominentes se escoge a Maite Oronoz, no porque se distinga entre sus pares, sino porque tiene las conexiones correctas.

A nuestro gobernador le vale el problema de la corrupción en Puerto Rico. Cuando se está cuestionando el acceso al poder público por inversionistas políticos el señor Gobernador nomina a la presidencia del Supremo a alguien que es hija de una directora de campaña, hija de un reconocido recaudador del partido y pareja consensual de la jefa de personal de la oficina del Presidente del Senado. Claro está a él le vale que la gente piense que esto tuvo que ver con la nominación.

A Alejandro García Padilla le vale lo que piensen los puertorriqueños sobre la moral de los servidores públicos. No le importa que la nominada se pasee con otra mujer como… ¿su esposa o su marido? En su ánimo de cambiar los valores de la sociedad puertorriqueña sobre lo que debe ser la sexualidad correcta el gobernador está dispuesto a pisotear la opinión de todo un pueblo, particularmente ese pueblo que se identifica como cristiano. Ya no es un asunto de lo que la gente hace en su privacidad. Él y ellas nos “restregan en la cara” que es lesbiana y que será recompensada con uno de los puestos más importantes de nuestra sociedad. ¡Alguien que vive abiertamente en pecado va a dirigir nuestro Tribunal Supremo! Claro está, como Alejandro no está corriendo para la reelección, a él le vale… lo que usted o yo podamos pensar. Veremos a ver cuál es la opinión de los candidatos a la gobernación, particularmente la del Dr. David Bernier.

Esperamos que los senadores puedan ver esto como lo que realmente es: un atropello a la clase togada, un acto de venta de influencias y de corrupción pero sobre todo un ataque a la moral de nuestro pueblo. No debe ser confirmada… no da la talla.

¿Qué esperan los jueces del Supremo para elegir el presidente entre ellos? La constitución no dice que el gobernador será quien elija al presidente del Tribunal Supremo. Esto se presta para la politiquería partidista. Debemos incluso cambiar cómo se nombran los jueces. Cada rama de gobierno debería organizarse a sí misma. De todas maneras son los jueces del Supremo los intérpretes finales de la Constitución de Puerto Rico. Basta ya de atropellos. La historia espera por ustedes…

Motor de Volky en caja de Porsche…

cesar vazquezPor: Dr. César Vázquez Muñiz
Portavoz de Puerto Rico por la Familia

Bruce Jenner…ahora Caitlyn! Antes fue reconocido como héroe olímpico, ahora lo exaltan como héroe aquellos que proclaman el derecho de cada cual a construir su sexualidad sin ningún límite. No importa que sus genes sean masculinos, que sus hormonas sean masculinas y que su cuerpo sea el cuerpo de un hombre. Él se sentía mujer y mutiló su cuerpo para lograrlo. Para algunos los sentimientos son más importantes que la realidad, inclusive que la naturaleza. La imagen que se exalta en la famosa revista ¿ es una mujer realmente?

Para lograr este cuerpo necesitó, y sigue necesitando, dosis constantes de hormonas femeninas. Hoy en día se le recomienda a la mujer que usa estrógeno, que los use hasta los 60 años, usualmente 10 años después que le cesa la menstruación. Después de esta edad los efectos secundarios de las hormonas aumentan. Bruce ya tiene 65 años y necesita altas dosis para contrarrestar el efecto de los genes masculinos que tiene en cada célula de su cuerpo. Tendrá que enfrentar las consecuencias, como lo son los derrames cerebrales, la alta presión, los coágulos en las piernas y el riesgo de embolias pulmonares.

Necesitó cirugía plástica facial. Tiene que haber tenido unos momentos de mucho dolor y probablemente tiene áreas de poca sensación en la cara. Sus senos son de silicona. Nunca amamantaron un niño y tiene mucho menos riesgo que una mujer normal de padecer de cáncer porque las células son masculinas. Sus caderas y nalgas son de silicona. No tiene matriz y nunca podrá ser madre, que es la experiencia exclusiva de la mujer. Si tiene una vagina artificial la entrada de la misma no dilata ni tampoco lubrica y se puede romper por una relación fuerte o brusca. Para mantenerla abierta tiene que utilizar un dilatador. Y si le dejaron la próstata para mantener la respuesta orgásmica podría padecer de cáncer de próstata.¿A qué mujer le da cáncer de próstata? Si tiene como pareja a un hombre mayor de 50 años a ambos le podría dar cáncer de próstata. ¿Qué interesante? Compartir el mismo cáncer…

Lo más importante es que nunca podrá ver la vida como la ve una mujer. No la puede ver como mujer porque su cerebro es el cerebro de un hombre. El cerebro de un hombre es diferente al de una mujer. Y lo peor es que la insatisfacción profunda que siente hacia sí mismo no se resolverá con la cirugía. El bisturí no resuelve los conflictos psicológicos. La incidencia de uso de medicinas psiquiátricas, de hospitalizaciones psiquiátricas y de suicidios en transexuales que se operan es tan alta o más que en los que no se operan. Y ni hablar de los conflictos que le ha creado a su familia. Sus hijos ¿qué tuvieron? ¿Papá o dos mamás?

A todas las mujeres que ven la imagen de Bruce Jenner, no le tengan envidia sino pena. ¿Toda una mujer? No creo. Llámenle Bruce como le sigue llamando su mamá. Lo peor de todo es que ya no es ni hombre ni mujer. Es el absurdo que se crea cuando actuamos contra el diseño de nuestro cuerpo, que en última instancia es el diseño de Dios nuestro Creador. Todos nuestros conflictos son sanados cuando vivimos en comunión con Él.

Gobierno por decreto…

cesar vazquezDr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz Puerto Rico por la Familia

Hoy el señor Gobernador emitió una orden ejecutiva autorizando “el uso medicinal de algunas o de todas las substancias controladas o componentes derivados de la planta de cannabis”. Es decepcionante que ante circunstancias más críticas y apremiantes para Puerto Rico el señor Gobernador haya decidido inaugurar su gobierno por decreto con este asunto.

Esta acción del ejecutivo demuestra que la Secretaria de Salud tenía poderes en ley para autorizar cualquier investigación sobre cualquier sustancia controlada y que el proyecto de la cámara 1362 era innecesario. Por otro lado violenta la autoridad de las cámaras legislativas que tienen ante si un proyecto sobre el uso medicinal de la marihuana y sobre el que no ha actuado todavía. Esta acción podría ser inconstitucional.

En términos sustantivos la orden ejecutiva no añade nada a la posibilidad de utilizar los componentes medicinales activos de la marihuana para tratar alguna condición médica. Ya existen estos componentes purificados con una indicación médica establecida por FDA y que están disponibles para el uso en Puerto Rico. De todas maneras el señor Gobernador no puede establecer qué es un medicamento ni tampoco puede establecer qué indicación médica tiene. Para eso está la FDA que es quien tiene la facultad en ley para ambas cosas. A esto le llaman campo ocupado.

Me parece que esta acción del señor Gobernador pretende dar la impresión de que está haciendo algo cuando en realidad es muy poco lo que está haciendo. De todas maneras, la Secretaría de salud tiene que dejarse llevar por los criterios establecidos en la ley de sustancias controladas de Puerto Rico para hacer alguna reclasificación de alguna substancia. Apelamos a su profesionalismo y sensatez. En el caso particular de la marihuana fumada, esta, que es clasificación uno, no puede ser reclasificada a clasificación dos por que no tiene un uso médico aprobado en Estados Unidos.

¿Por qué el señor Gobernador firmó esta orden ejecutiva? Me parece una bravuconada, expresión del supremo derecho al pataleteo que tienen todos aquellos que no pueden lograr lo que pretenden. Si estábamos preocupados sobre qué dirección iba a tener Puerto Rico, ahora más…

La naturaleza no cambia

cesar vazquezLa naturaleza no cambia… tampoco el diseño de Dios para el ser humano.

La decisión del Gobernador de no defender el matrimonio solo entre el hombre y la mujer en Boston es un acto repudiable, que merece nuestro más enérgico rechazo. El Gobernador incumple con el deber que juró de defender la Constitución y las leyes del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. El artículo 68 del Código Civil, que establece que el matrimonio solo es entre el hombre y la mujer y que no se aceptará otro tipo de matrimonio independientemente de su origen, ha sido sostenido como constitucional por nuestro más alto tribunal. Toda ley se presume constitucional a menos que un tribunal de la declare inconstitucional. El Gobernador no tiene la prerrogativa de declarar leyes inconstitucionales. Por otro lado, si el Gobernador puede escoger no defender una ley está menoscabando el poder de la rama legislativa de establecer las leyes que gobiernan nuestro estado. Esa acción del gobernador haría inoperante el poder de la rama legislativa. La primera consecuencia de este acto es el incumplimiento del Gobernador y de su Secretario de Justicia de su deber ministerial de defender la Constitución.

La segunda consecuencia de esta decisión es que con ella el gobernador traiciona la confianza del pueblo de Puerto Rico. Para la mayoría de los puertorriqueños el matrimonio sólo puede ser posible entre un hombre y una mujer. Y ese matrimonio es el fundamento de la familia, la institución básica y fundamental de la sociedad. En su campaña para la elección le afirmó repetidamente que creía que el matrimonio sólo entre el hombre y la mujer. Hoy sabemos que no estaba diciendo la verdad. Que le dijo eso al pueblo de Puerto Rico para engañarlo, particularmente al pueblo cristiano. La realidad es que el señor Gobernador está usando su autoridad para imponerle al pueblo de Puerto Rico las agendas de grupos minoritarios que buscan normalizar la conducta homosexual.

Cuando una sociedad dice que el matrimonio entre dos personas del mismo sexo es igual al matrimonio entre un hombre y una mujer, lo que realmente está alegando, es que la conducta homosexual tiene el mismo valor que la conducta heterosexual. El día que se imponga el matrimonio homosexual a nuestro pueblo, ese día se le empezará a enseñar en las escuelas a los niños que pueden tener dos papás o dos mamás y que la conducta homosexual es una alternativa digna de vida. La mayoría de los puertorriqueños no creemos estas ideas porque es evidente que la conducta heterosexual es normal y natural, pero la conducta homosexual es una distorsión de la sexualidad. Esto es un hecho biológico no teológico.

Tenemos que tener bien claro que lo que se apruebe a nivel legal terminará siendo enseñado en la escuela como correcto. Nuestros niños en última instancia serán las víctimas. Se les va a vender lo distorsionado como normal. Es importante que estemos claros sobre este asunto. La sexualidad humana no cambia por la decisión del gobierno o de los tribunales. Tampoco cambia el diseño de Dios para el ser humano. Dios hizo los seres humanos varones y hembras, conforme a su imagen y conforme a su propósito. Esto es lo que vamos a seguir creyendo, lo que vamos a seguir viviendo y lo que vamos a seguir enseñando. Esta es la verdad que no cambia, aunque tengamos un gobernador que una vez la creyó pero ahora no la quiere defender. La naturaleza no cambia…

Dr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz Puerto Rico por la Familia

Comunicado de la Alianza Católica Puertorriqueña por la Vida y por la Patria

Alianza catolicaA: Todos los laicos y personas de buena fe

A continuación, el comunicado de la Alianza Católica Puertorriqueña por la Vida y por la Patria, en torno al cambio de postura gubernamental sobre los “matrimonios” homosexuales.
———-

24 de marzo de 2015

La Alianza Católica Puertorriqueña
por la Vida y por la Patria se expresa
ante el cambio de postura del gobierno sobre las uniones entre personas del mismo sexo.
_______________________________________________

Expresamos nuestro rechazo a la nueva postura del gobierno de Puerto Rico sobre las uniones entre personas del mismo sexo. Está claro que dicha postura [1] es contraria a las enseñanzas de la Iglesia Católica y a los principios de la inmensa mayoría de los puertorriqueños.

Además, lamentamos y nos preocupan las expresiones públicas del Gobernador en las que desliga sus creencias religiosas de sus decisiones como político para justificar su posición a favor del reconocimiento legal de las uniones entre personas del mismo sexo.[2] En coyunturas como esta, en las que se toman decisiones en el ámbito político que afectan la fibra moral de un pueblo, es necesario que los políticos católicos recuerden y apliquen las enseñanzas de la Iglesia sobre su conducta en la vida política. La Iglesia les dice que “la enseñanza social de la Iglesia… plantea ciertamente, en la conciencia única y unitaria de los fieles laicos, un deber moral de coherencia. «En su existencia no puede haber dos vidas paralelas: por una parte, la denominada vida “espiritual”, con sus valores y exigencias; y por otra, la denominada vida “secular”, esto es, la vida de familia, del trabajo, de las relaciones sociales, del compromiso político y de la
cultura…”.[3]

La Congregación para la Doctrina de la Fe ha dicho diáfanamente que los políticos católicos están obligados, en modo especial y según la responsabilidad que les es propia, a oponerse al reconocimiento legal de las uniones homosexuales. Según el Magisterio, el político católico tiene el deber moral de expresar clara y públicamente su desacuerdo. “Se trata de cumplir con el deber de dar testimonio de la verdad”.[4]

“Ante el reconocimiento legal de las uniones homosexuales, o la equiparación legal de éstas al matrimonio con acceso a los derechos propios del mismo, es necesario oponerse en forma clara e incisiva. Hay que abstenerse de cualquier tipo de cooperación formal a la promulgación o aplicación de leyes tan gravemente injustas, y asimismo, en cuanto sea posible, de la cooperación material en el plano aplicativo. En esta materia cada cual puede reivindicar el derecho a la objeción de conciencia”.

Por otra parte, sostenemos que el Secretario de Justicia ha violado su deber ministerial de defender y hacer cumplir las leyes del Estado Libre Asociado, entre ellas, el Art. 68 del Código Civil. Mientras dicha ley no sea declarada inconstitucional, el Secretario de Justicia no tiene discreción para, arbitrariamente, dejar de defender nuestra legislación, la cual sólo reconoce el matrimonio entre un hombre y una mujer. Es por esto que sugerimos llevar una acción judicial contra el gobierno del ELA para reclamar, mediante un recurso de mandamus, que el Secretario de Justicia cumpla con su deber ministerial.

Por último, nos entristece que el gobierno de Puerto Rico justifique su decisión de no defender la constitucionalidad del Art. 68 del Código Civil basándose, entre otras razones, en las tendencias jurídicas de los estados de E.E.U.U. y en la posibilidad eventual de que el Tribunal Supremo de Estados Unidos declare inconstitucional estatutos como el nuestro que sólo reconocen el matrimonio entre un hombre y una mujer. Someter nuestro criterio moral sin dar la batalla de defender nuestro ordenamiento nacional, es el peor acto de subordinación al que puede doblegarse un País. Expresamos, pues, a la luz de la doctrina social de la Iglesia, no sólo nuestro rechazo absoluto a la colonización política, sino además a toda forma de colonización moral que quebrante nuestra fibra social.

Elevamos nuestras plegarias a Dios Misericordioso para que ayude a nuestros gobernantes y a todos los hombres y mujeres de nuestro País, a realizar todas las posibilidades de bien, en la verdad y en la caridad, que por la impronta divina, llevamos grabadas en nuestros corazones.

Además, le pedimos a Dios que nos ilumine con su sabiduría para que, a pesar de las diferencias que existan entre los diversos sectores del País, manifestemos siempre el mayor respeto a la dignidad de todas y todos.

***

Junta de Directores
Alianza Católica Puertorriqueña por la Vida y por la Patria

[1] El gobernador decidió no defender la constitucionalidad de la legislación actual (Art. 68 del Código Civil) que sólo permite la validez y el reconocimiento del matrimonio hombre y mujer.

[2] El Gobernador dijo: “Todos conocen mis creencias religiosas pero a los líderes políticos no nos toca imponer nuestros credos. Nos toca adelantar el progreso de los derechos civiles y humanos en igualdad de condiciones para todo ciudadano y ciudadana. Como Gobernador de Puerto Rico, ese es mi deber”. http://www.elnuevodia.com/…/garciapadillareconocepasohacia…/

[3] Congregación para la Doctrina de la Fe. Nota Doctrirnal sobre algunas cuestiones relativas al compromiso y la conducta de los católicos en la vida política, 2002. Enlace electrónico:
http://www.vatican.va/…/rc_con_cfaith_doc_20021124_politica…

[4] Congregación para la Doctrina de la Fe. Consideraciones acerca de los proyectos de reconocimiento de las uniones entre personas homosexuales, 2003. Enlace electrónico: http://www.vatican.va/…/rc_con_cfaith_doc_20030731_homosexu…