7 preguntas (y respuestas) sobre La Suprema Corte y el matrimonio homosexual

Corte supremaPosted on Apr 5, 2013 | Por Michael Foust

NASHVILLE (BP) — A continuación presentamos las preguntas que comúnmente se hacen sobre los dos días de argumentos que hubo en la Suprema Corte, con respecto a los casos del matrimonio homosexual.

¿Qué asuntos estaban decidiendo los jueces?
La constitucionalidad de dos leyes: La ley federal llamada Ley de la Defensa del Matrimonio [DOMA, por sus siglas en inglés], y la Propuesta 8 de California. Aprobada y firmada como ley en 1996, DOMA tiene dos secciones principales: 1) Otorga a los estados la opción de no reconocer los matrimonios homosexuales provenientes de otros estados y 2) define al matrimonio, para propósitos y beneficios federales, como entre un hombre y una mujer. Sólo la segunda sección de DOMA estuvo frente a la corte. Pero aunque la corte no abordó la sección de DOMA que afirma los derechos de los estados, pudiera ser que llegue ahí con el caso de la Propuesta 8. La Propuesta 8 es una enmienda constitucional, adoptada por los electores de California en el 2008, la cual define al matrimonio como entre un hombre y una mujer. California es uno de los 30 estados que definen al matrimonio de la manera tradicional, en la constitución estatal. Otros 11 estados lo definen de esa manera a través de un estatuto. Nueve estados reconocen el matrimonio homosexual. 

¿Cuáles son los posibles resultados de estos casos?
Si la corte deroga DOMA y la Propuesta 8, entonces pudiera legalizarse el matrimonio homosexual en los 50 estados. Pero hay otros posibles resultados, incluyendo que se sostengan ambas como constitucionales. Sin embargo, basados en los argumentos orales escuchados por la corte, parece improbable ese tipo de victoria arrasadora para los conservadores sociales. Si los argumentos de la corte fueran algún indicador, parece más probable que la corte derogue la sección de DOMA en cuestión, mientras que al mismo tiempo pueda no emitir algún fallo sobre la constitucionalidad de la Propuesta 8, manteniendo — por ahora — dicho asunto como algo a nivel estatal. Las predicciones pueden ser difíciles, como se comprobó en el 2012 cuando la mayoría de los observadores de la corte pensaron que los jueces pudieran derogar la histórica ley del seguro de salud, y a final de cuentas la corte la sostuvo. 

Si la corte evita emitir un fallo directamente sobre la Propuesta 8, ¿Qué pasaría con este asunto a nivel nacional?
Un fallo que rodee la constitucionalidad de la Propuesta 8 limitaría que las cortes menores derogaran la Propuesta 8 de California. Bajo estas circunstancias, la corte pudiera fallar que ProtectMarriage.com –- los partidarios oficiales de la Propuesta 8 — no tenía “presencia legal” para apelar la decisión luego que la corte federal del distrito derogó la Propuesta 8. Su “presencia” se convirtió en un problema cuando el gobernador y el fiscal general de California optaron por no apelar la decisión. Politico.com reportó que bajo estas circunstancias, el fallo de la corte de distrito “pudiera terminar limitándola a sólo el par de condados y oficiales estatales denominados como los defensores en la demanda.” También, la corte podría descartar la petición como “otorgada impróvidamente” –- es decir, los jueces podrían decir que desde un principio la corte no debería haber tomado el caso. El juez Anthony Kennedy –- un voto indeciso — parecía haber abierto la puerta para cualquiera de los dos escenarios cuando dijo que hay una “pregunta substancial” sobre su presencia legal y en la siguiente frase dijo, “Sólo me pregunto si el caso fue otorgado apropiadamente.” Una mayoría de los jueces parecía estar a favor de apoyar la constitucionalidad de la Propuesta 8.

¿Qué opinión tienen los jueces en cuanto a la amplitud del asunto de la legalización del matrimonio homosexual?
Kennedy, como acostumbra, hizo comentarios amistosos para ambos lados. Los conservadores se animaron al escucharlo expresar preocupación sobre su entrada en “aguas incógnitas” y señalar que “tenemos cinco años de información” sobre el impacto del matrimonio homosexual “para compararlo con 2,000 años o más de historia” sobre el impacto del matrimonio tradicional. Pero los liberales señalaron que Kennedy también parece estar preocupado sobre la “herida legal” para los “40,000 niños de California” que viven con padres del mismo sexo y quieren que “sus padres tengan el reconocimiento total y un estatus completo.” Pero, como se ha señalado anteriormente, Kennedy también implicó que la corte no debería estar considerando la Propuesta 8. El ala liberal de la corte –- Ruth Bader Ginsburg, Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elana Kagan — todos han hecho comentarios amistosos sobre la legalización del matrimonio homosexual, con Kagan rechazando la noción de que las leyes del matrimonio tradicional estén ligadas a la procreación. Pero los cuatro jueces también cuestionaron si la corte debería o no escuchar el caso de la Propuesta 8. Y Sotomayor animó a los conservadores sociales cuando dijo en los argumentos de DOMA que “los estados controlan” el matrimonio, aunque lo dijo en el contexto del caso DOMA, no en el de la Propuesta 8. Tres de los cuatro miembros del ala conservadora de la corte –- John Roberts, Antonin Scalia and Samuel Alito — expresaron su preocupación sobre la legalización del matrimonio homosexual. Roberts dijo que el matrimonio, a través de la historia, “se desarrolló para servir propósitos que, por su naturaleza, no incluía a las parejas homosexuales.” Clarence Thomas, miembro del bloque conservador, no hizo ninguna pregunta, como es su costumbre. 

¿Qué lado ganó los argumentos orales –- los grupos liberales o conservadores?
Potencialmente ambos, simplemente porque hay dos leyes en juego. Si es abolida la sección en cuestión de DOMA, sería una victoria para los liberales sociales y le otorgaría los beneficios federales del matrimonio a las parejas homosexuales en los nueve estados donde ya es legal el matrimonio homosexual. Pero si la corte también da deferencia a los estados en cuento al asunto del matrimonio, dejaría en su mismo lugar las leyes tradicionales en los 41 estados restantes — con la posible excepción de California. Eso sería mayormente una victoria para los conservadores sociales.

¿Cuándo emitirá sus decisiones la corte?
En junio, muy probablemente.

¿Cuándo se abordará la opinión pública en cuanto a este asunto?
Las encuestas están mostrando una pequeña mayoría a favor del matrimonio homosexual, aunque hay evidencia de que las encuestas no son exactas, por lo menos no completamente. Eso se debe –- según se argumenta — a que una porción de la población solamente está proporcionando a los encuestadores la respuesta “socialmente deseable.” Chris Stirewalt, editor digital de política para Fox News, señaló en una columna del 26 de marzo que en aproximadamente 30 estados que han votado sobre el matrimonio tradicional, las encuestas previas a la votación “han subestimado el apoyo” para el lado tradicional en todas excepto una instancia. Citó a Patrick Eagan, profesor de ciencias políticas en New York University, diciendo que las encuestas previas a la votación, en promedio, subestiman el apoyo por las leyes del matrimonio tradicional en un 7 por ciento. “Hay algo más detrás de la simple diferencia entre diferencia entre el electorado y la población general,” escribió Stirewalt. “Algunas personas están mintiendo en las encuestas.”


Michael Foust es el editor asociado de Baptist Press.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s