“Bad Gobe”

dr cesar vazquezDr. César A. Vázquez Muñiz
portavoz Puerto Rico por la Familia
15 de octubre de 2018

Un tercer concierto pide el gobernador de Puerto Rico. ¿De Danny Rivera?, ¿O del Gran Combo? ¿O de los hermanos Sanabria? ¿En conmemoración de Verde luz? ¡NO!!!!! De “Bad Bunny”… ¿De bad what?

Confieso mi ignorancia. Mi paladar musical es incapaz de degustar tal exquisitez lírica. Veamos algunas de las canciones. Aquellos que se ofendan con facilidad deben dejar de leer en este momento.

Amorfoda
“Preguntándole a Dios si en verdad el amor existe
Y porque si yo era tan bueno toa’ esta mierda tu me hiciste
Lo más ca…ón es que tú ves todo esto como un chiste
Siempre voy a maldecir el día que naciste”

Estamos bien
“Y eso que soy un grosero, hey
Que se jo…an, soy sincero
…Gasto, gasto Y no me pelo
muchas putas y modelos”

La última vez
“Yo solo te quiero comer tu to…to otra vez
…pero si tu na’mas quieres chin…ar
Yo te lo meto y tu devórame”

Me mata
“Es una diabla, que na’mas piensa en mi cuando está bellaca”

Traté de ser lo más discreto posible. Los invito a que busquen la letra de sus canciones. Están llenas de lenguaje vulgar, de actitudes violentas hacia la mujer, pero sobre todo comunica de manera descarada que la mujer es un pedazo de carne, buena solo para el placer. Es la mentalidad detrás de la violencia que a diario nos hiere. La mayoría de sus letras no se pueden leer por la radio por ser pornográficas. En este nuestro Puerto Rico donde la mujer se denigra y es maltratada Bad Bunny es más de lo mismo.

Es obvio que a él y a sus productores lo único que les importa es el dinero. El mismo criterio del éxito lo tiene el gobierno. Por eso el cannabis medicinal y la videoloteria. Por ser exitoso financieramente ya recibió un reconocimiento del gobierno. Ahora el Señor Gobernador reconoce el atractivo que este artista tiene para muchos y lo aplaude, aunque lo que cante sea un insulto a la mujer. Al Gobernador lo perdimos. Este pedido es una radiografía de su alma.

Por mi parte, me dio vergüenza leer las letras y me quedé en las primeras cuatro. Yo no quiero esa lenguaje en los labios de mis hijos. Yo no quiero ese lenguaje para dirigirse a mi madre, mis hermanas, mi esposa, mis hijas, mis nietas, o ninguna otra mujer.

Para levantarnos debemos comenzar por respetarnos a nosotros mismos. Lastimosamente tenemos a nuestro Gobernador caído.

 

Cuando de abuso y hostigamiento se trata…

Posted by Mujeres Por Puerto Rico on Friday, November 17, 2017