!Me duele la patria!

Carlos Pérez 2Por: Sacerdote Carlos Pérez

Hoy de nuevo un tribunal, compuesto por un puertorriqueño, escribe una de las páginas más penosas de nuestra historia judicial contemporánea.

Ese tribunal de circuito de Boston, destruyendo los contornos naturales e históricos del matrimonio, pone en peligro el futuro de nuestra sociedad puertorriqueña que está envejeciendo alarmantemente.

¿Cómo vamos a renovar generacionalmente nuestro país, si destruimos, redefiniéndolo, el único instrumento eficaz de procreación humana, como es el matrimonio heterosexual, capaz de revertir nuestro envejecimiento poblacional? ¿Es no nos damos cuenta que la falta de la familia, querida por Dios desde el principio, está destruyendo la sociedad puertorriqueña?

Ese tribunal de circuito de Boston, sin analizar con la seriedad jurídica que lo han hecho tanto el Tribunal Supremo de Estados Unidos como otros Tribunales de Circuito, despacha de un plumazo la doctrina sobre los casos insulares, que pretendía atemperar los valores legales de la constitución americana con la realidad cultural de los 5 territorios de los Estados Unidos.

Por eso en Reid v. Covert se dijo que cuando se aplicase la constitución americana a una realidad territorial se debía ser prudente, ya que podría ser impracticable y anómalo pretender imponer todas las exigencias constitucionales a una realidad con valores y principios diversos.

Por eso otros tribunales de circuito, en casos como Wabol v. Villacrusis y Tuaua vs USA se determinó que no solo no aplicaba la 14 enmienda de la Constitución de los Estados Unidos a los territorios, sino que incluso se afirmó que la razón de los casos insulares era el poder respetar la diversidad cultural de los territorios.

Es más, en esos casos se dijo que para definir los llamados “derechos fundamentales” se debía seguir el modo como son entendidos en el derecho internacional. Es bueno subrayar que no existe ningún instrumento internacional que reconozca el matrimonio homosexual como un derecho fundamental.

Incluso, digo más, ese Tribunal de Circuito de Boston, no fue capaz de esperar a que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos decida el alcance de la realidad territorial de Puerto Rico, y la aplicabilidad de la Constitución federal a un territorio con valores y principios de más de 500 años.

Lamentablemente, no nos sorprende esa decisión del tribunal de Boston, su liberalismo visceral les ciega, y lo peor de todo, es que las consecuencia de esa ceguera ideológica las sufriremos todos. La sufriremos cuando se comience a atropellar la libertad religiosa de los que exigimos el derecho de pensar distinto sobre temas opinables.

Ante este atropello de nuestros principios y valores, el único refugio que nos queda es recordar las palabras de los apóstoles ante el sanedrín: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”

Por otro lado, y por último, el Juez Pérez Jiménez demostró, con su decisión, lo que le falta a muchos políticos de esta mayoría transitoria que nos gobierna, que cuando se tiene principios y decencia, se sabe leer, con profundidad jurídica, los caminos que la constitución nos ofrece para defender nuestras tradiciones y valores.

Análisis decisión juez federal de Puerto Rico en programa Sin Separación de Iglesia y Estado

sin separacion

Acceda a este enlace para escuchar grabación del programa Sin separación de iglesia y estado que se transmite todos los miércoles a las 8:00 PM a través de la estación WKAQ 580 de San Juan. Este programa particular fue el pasado miércoles 9 de marzo donde el pastor René X. Pereira sustituyó al pastor Ricky Rosado, conductor del programa. Contiene un análisis y cobertura amplia de la decisión del juez federal Pérez Giménez con respecto al matrimonio homosexual en Puerto Rico, y los módulos de perspectiva de género en las escuelas públicas del país.

El programa está en formato MP3 y en dos secciones.

¿Que se esconde tras el descargue?

Juan Gaud

Por: Lic. Juan M. Gaud Pacheco
Abogado

Recientemente el nombramiento de la Hon. Maite Oronoz, fue confirmado por el Senado de Puerto Rico, sin el consejo pero  con el consentimiento del Senado de Puerto Rico. Digo sin el consejo por que tristemente el nombramiento bajo por descargue sin vistas públicas y sin dar oportunidad  que la comunidad jurídica se expresara sobre el mismo, conforme al sistema democrático que establece nuestro sistema republicano de Gobierno. Para justificar el descargue del nombramiento el Presidente del Senado, Hon. Eduardo Bathia alegó una supuesta conspiración entre unos abogados y un sector de un grupo de jueces asociados del Tribunal Supremo de Puerto Rico.  Lo llamó un supuesto golpe de estado.

Valientemente y sabiendo que se expondría al repudio de un sector de la prensa el Hon. Juez Asociado del Tribunal Supremo de Puerto Rico, Erick Kolthoff, (como efectivamente sucedió en algunos periódicos de circulación general), le envió una carta confrontándolo con sus declaraciones. Entiendo que procedía la reacción, fue correcta, adecuada y apropiada.  El Presidente del Senado, luego de haber despotricado en el Hemiciclo del Senado, donde podría alegar que le protege la inmunidad legislativa y en los medios de comunicación emitió comunicado donde señalaba  que no entraría en un debate con el Hon. Juez del Supremo.

Creo que aquí el verdadero asunto no son las expresiones del Presidente del Senado y del Gobernador de Puerto Rico que estaban en una línea similar. Ambos deben recordar que le aplican los Cánones de Ética de la Profesión Legal. El verdadero asunto para mí, luego de muchos años de estar envuelto en estas lides, lo que se trataba de evitar que surgiera en dichas vistas públicas. Me explico. Los comentarios fueron una cortina de humo.

¿Que no querían  se supiera sobre la designada a presidir el Tribunal Supremo? ¿Que contestaciones evitaron tuviera que dar la nominada? Ese descargue no fue el resultado de un supuesto complot en el Tribunal Supremo. Eso lo desmintió el Honorable Juez Asociado en su misiva.  El descargue fue una estrategia para evitar  salieran a la luz pública asuntos relacionados con la nominada que podía poner en graves aprietos su  nombramiento. El menor costo político.

No se discutió  si influyó  o no en su nombramiento su relación con un miembro del personal de la Oficina del Presidente del Senado. Es necesario saber si existió alguna colusión entre el Presidente del Senado y el Gobernador de Puerto Rico para su nombramiento.  No se nos explicó por que al momento solo tiene aproximadamente solo cuatro opiniones escritas. No sabemos que piensa  sobre el uso de la marihuana. Si cree en su legalización y si cree en ella si es por cuestiones científicas o por creer que ser usuaria de la misma no es problema. Tampoco sabemos que piensa sobre la sexualización de los niños en las escuelas públicas. No se expresó si cree en el derecho de los padres de educar a sus hijos. Ahora tampoco sabremos si sus creencias y opiniones son parte de su estilo de vida o son formas de pensar pero que no practica. El tiempo nos dirá que se escondió al no celebrar las vistas públicas.

¡HAY QUE HABLAR CLARO!

IMG-20150920-WA0004Por: pastor René X. Pereira
PR por la Familia

Cada vez me convenzo más de que la meta principal debe ser derrocar a este gobierno tan diabólico y nefasto con una derrota tan aplastante que envíe un mensaje claro y contundente. Hay que sacar del poder a toda esa partida de innmorales que han secuestrado al país entero y han introducido toda la ideología de Sodoma y Gomorra. Sacando a unos pocos, lo que hay ahí en dicha colectividad es toda una jauría de lobos rapaces, cuya meta es violentar los valores de todo un pueblo y no han respetado ni a nuestros niños porque ya empezaron también con el currículo de perspectiva de género en nuestras escuelas públicas.

La reciente nominación de una jueza lesbiana a presidir nuestro más alto tribunal, sin los méritos ni la experiencia para dicha tarea y violando el proceso democrático para evitar el debate de las ideas, es prueba clara de que no hay el más mínimo respeto a la voluntad mayoritaria del país.

Ante esta realidad, la iglesia cristiana en Puerto Rico tiene que despertar y moverse masivamente a las urnas para sacar a toda esta mafia de maldad que quieren cambiarle los valores a todo un pueblo. Y debemos estar bien alertas porque ya se está hablando también de legalizar la prostitución antes de que se acabe esta sesión legislativa; como indicó ya el Senador Miguel Pereira. No van a detenerse hasta que su plan satánico se haya completado. No se trata de un grupo pequeño; es que la colectividad entera como institución se ha comprometido con esta agenda. Lo siento por aquellos que le han levantado un altar a este o a cualquier otro partido. Espero hayamos aprendido la lección y no volvamos a cometer el mismo error de las pasadas elecciones donde todo esto se advirtió.  Por eso, en las próximas elecciones y ahora próximamente en las primarias, inscríbete para emitir tu voto pro familia, riega la voy y a votar por valores y no por colores.

Carta del juez asociado Erick Kholtoff al presidente del Senado Eduardo Bathia

Juez asociado del Tribunal Supremo de Puerto Rico amonestó al senador Eduardo Bathia por sus expresiones acusatorias e infundadas sobre un supuesto plan del Tribunal de usurpar la función del Senado de confirmar jueces, ante el nombramiento de la jueza Maite Oronoz a presidir dicha rama de gobierno. El juez catalogó dichas expresiones como una falta de respeto. Un nombramiento que fue traído por descargue, sin vistas públicas, y contrario a la voluntad mayoritaria del país. Vea la carta aquí y la reacción del Senador Bathia luego del tapaboca del juez.

Puede bajar la carta en formato PDF en este enlace: http://www.noticel.com/uploads/gallery/documents/45fcbf4908cb43a948cb41f948c80733.pdf

Koltof bathia 1koltof bathia 2

Esta fue la respuesta del senador…

bathia responde a kholtoff

“El triunfo no da derecho a ser canalla” Luis Muñoz Marín

cesar vazquezDr. César A. Vázquez Muñiz
Puerto Rico por la Familia

“Todos quisiéramos ganar, pero sólo los déspotas prefieren la victoria a la democracia”. Óscar Arias

 

 

Ley número 67 del año 2014:

  1. El juez Presidente del Supremo nombrará el panel de tres jueces que evaluará las querellas para la destitución del Contralor electoral y los contralores auxiliares.
  2. El juez Presidente designará a los jueces del Tribunal de Primera Instancia que verán los casos electorales.
  3. El juez Presidente designará el panel de tres jueces del Tribunal de Primera Instancia que verán las querellas para la destitución de los cargos de presidente, alterno al presidente y vicepresidentes de la Comisión Estatal de Elecciones.
  4. El juez Presidente designará todos los jueces que verán los casos electorales.
  5. Las Comisiones locales de elecciones estarán presididas por un presidente quien será un juez del Tribunal de Primera Instancia designado por el Presidente del Tribunal Supremo.
  6. Todos los jueces del Tribunal de Primera Instancia y del Tribunal de Apelaciones que trabajen casos electorales el día de las elecciones, serán designados por el juez Presidente del Tribunal Supremo.
  1. Tendrá la facultad exclusiva de designar y asignar a los jueces administradores, a los jueces para celebrar sesiones en el Tribunal de Primera Instancia y a los jueces de los diversos paneles del Tribunal de Apelaciones., Podrá modificar tales asignaciones según surge la necesidad para ello y podrá designar jueces de un nivel a ejercer la competencia de juez de otro nivel, de conformidad con las normas que adopte a tales efectos…
  2. Tendrá la facultad exclusiva de designar a todos los funcionarios y empleados que fueren necesarios para la administración de las distintas dependencias, instrumentalidades y juntas de la Rama Judicial.
  3. Designará al menos una sala especializada para asesinatos en todas la regiones judiciales y asignará exclusivamente a los jueces que serán designados a estas salas.
  4. La Comisión de Evaluación Judicial estará adscrita a la oficina del juez Presidente y sus nueve miembros serán seleccionados y nombrados por él mismo. Esta Comisión tendrá la facultad para desarrollar y aplicar un sistema de evaluación del desempeño de los jueces del Tribunal de Primera Instancia, entre las que están hacer recomendaciones al gobernador, relativas a la renominación y ascenso de jueces.

Esto es banquete total…lo controla todo y a todos los jueces…incluyendo cómo se gasta el presupuesto de más de 300 millones al año, hasta por 30 años.

A una persona con tanto poder la confirmaron sin informe de la Comisión de nombramientos y sin vistas públicas…por que tienen el poder y lo usaron.

Repito: “El triunfo no da derecho a ser canalla” Luis Muñoz Marín