Una mentira legalizada

dr cesar vazquezDr. César A. Vázquez
Portavoz de PR por la Familia

Los transexuales quieren esconder que son transexuales. Aquellos que se engañan así mismos cambiando su cuerpo para pretender que son del sexo contrario, ahora quieren engañar a los demás. Para eso cuentan con la decisión de una jueza del Tribunal Federal de San Juan. Dicha jueza está obligando al gobierno a permitir el cambio del sexo observado al nacer en el certificado de nacimiento. A este acto de atropello por parte de un juez se suma la complicidad y cobardía de un gobierno que ha anunciado que no va a apelar esta decisión. Y de momento nos damos cuenta que este gobierno es un clon de la administración anterior. García Padilla y el anterior secretario de justicia defendieron en el tribunal Federal de San Juan que el matrimonio era sólo entre el hombre y la mujer. Cuando el caso llegó a Boston cambiaron su postura y traicionaron los valores del pueblo de Puerto Rico.

Y de momento nos damos cuenta que este gobierno es un clon de la administración anterior.”

Permitir el cambio que sexo en el certificado de nacimiento es legalizar la mentira. El certificado de nacimiento es un documento histórico que describe las circunstancias observadas al nacer. El sexo no se asigna; se describe lo observado en el cuerpo del recién nacido. Es varón el que tiene pene y testículos. Es hembra la que tiene vulva y vagina. Cuando los genitales no están claramente definidos estamos frente a un proceso anormal y se tiene que consultar a expertos en genética y endocrinología, entre otros. Cambiar el certificado es decir qué pasó… lo que no pasó. Es decir que se equivocaron los médicos, las enfermeras y los padres. ¡Tanto estudiar y no poder diferenciar entre un pene y una vagina! Es darle más peso a la confusión del presente que a la realidad del pasado. Es decir qué el niño que entró a primer grado y luego se graduó de sexto grado y de cuarto año, en realidad era una niña. ¿Van obligar ahora a que se cambien los diplomas de la escuela y de la universidad? Si el hombre que hoy pretende ser mujer se había casado y tuvo hijos, ¿se van a cambiar el certificado de matrimonio y los certificados de nacimiento de los hijos? ¿Estaba ciego el cura que los casó? ¿Qué tuvieron los niños? ¿Dos mamás? ¿Se van a cambiar las estadísticas vitales del estado? ¿Se van a cambiar las memorias de aquellos que compartieron con él como varón y se les va poner una mordaza para que no digan la verdad?

Y de momento empezamos a darnos cuenta de las implicaciones que tiene pretender cambiar la historia para proteger la confusión de algunos. El hombre que pretende ser mujer engaña a los que se relacionan con él, particularmente a otros hombres. No existe la posibilidad de la reproducción ni de formar familia de manera natural. De aquí en adelante, si un hombre y una mujer se quieren relacionar tendrán que hacerse un DNA y una prueba de VIH…¡para estar seguros! ¿Será gallina o gallareta?

Se esconde la realidad de que para mantener la apariencia del otro sexo hay que sostener un tratamiento médico costoso, peligroso y a largo plazo. El hombre que para aparentar ser mujer, utiliza hormonas femeninas aumenta su riesgo de padecer de alta presión, tener un derrame cerebral, sufrir de coágulos en las piernas y de tener embolias pulmonares, entre otros peligros. Tendrá que comunicarle al médico que lo trate que es un hombre con apariencia de mujer, porque de otra manera lo induciría a error y pondría en peligro su propia salud. Aunque parezca mujer sus órganos son de hombre y tiene los riesgos de un hombre, ¡mas los riesgos del tratamiento para parecer mujer!

Es trágico estar inconformes con nuestro cuerpo. Le pasa a todo aquel que no cumple con el estereotipo de la belleza de nuestra cultura. Le pasa a los bajitos, a los muy flacos o muy obesos, a los feos o poco elegantes, a los viejos y a los enfermos o discapacitados. Algunos arrastran esa “cruz” toda la vida menospreciándose; otros hemos resuelto esa insatisfacción con nosotros mismos agradeciéndole a Dios el regalo de la vida y la persistencia de su amor. Ayuda un montón que alguien nos ame como somos…

La mentira no resuelve los conflictos; solo el amor a la verdad.

Señor Gobernador de PR, ¡cumpla su palabra!

César VázquezDr. César Vázquez Muñiz
Portavoz PR por la Familia

Sr. Gobernador:

Esperamos que cumpla su palabra de proteger la libertad religiosa firmando el Proyecto 1018.

 

Razones:

  1. “Is the law of the land”; estado de derecho prevaleciente, al igual que Obergefell vs Hodges lo es para el matrimonio.
  2. Aplica a PR de manera clara en RFRA (Religious Freedom Restoration Act); PR aparece en la ley.
  3. Ha sido declarado constitucional por el Supremo federal y utilizado para decidir casos.
  4. Fue discutido en Yulin vs Comite Fiestas Calle San Sebastián por Tribunal federal como que aplica a PR (14-1929 FAB).
  5. Establece que el gobierno no puede atropellar las convicciones religiosas de los ciudadanos para lograr sus propósitos.
  6. Los escenarios que se proponen no han ocurrido en el foro federal ni en los estados
  7. Han ocurrido múltiples ofensas a la libertad religiosa:
    a. Obstrucción a actividades evangelísticas.
    b. Hostilidad en ambiente de trabajo a conductas o símbolos religiosos .
    c. Obstrucción al uso de facilidades de gobierno.

Veremos si usted es hombre de palabra o un oportunista político más. Esperamos por usted.

Los políticos nuestros de cada día

MiltonPor: Milton Picón
Presidente Morality in Media – Puerto Rico

Sin lugar a dudas entre el domingo y ayer lunes hubo una reacción vigorosa y poderosa en contra del Gobernador y el Presidente cameral por la firma de la nueva ley de adopción. Hacia tiempo que no se veía algo así. Emisoras cristianas con sus periodistas comentando y entrevistando, grabando vídeos que generaron cientos de comentarios, y solo en las primeras horas de la mañana, subiendo durante la tarde y noche a miles de personas opinando y compartiendo los “posts”.

El calor en la Fortaleza y en la oficina del Presidente cameral, Johnny Méndez se hizo insoportable. Tuvieron que empezar a recular y a hacer lo posible y lo imposible, para mitigar daños. Hasta legisladores de los llamados de “valores”, fueron utilizados para tratar de darle un lavado de cara al Gobernador y a Johnny Méndez. Trataron malamente de defender lo indefendible, de utilizar argumentos politiqueros y partidistas y no hicieron otra cosa que no fuera quedar mal ante la mayoría del pueblo cristiano. Como decía un compañero Pastor, les dio el “blue flu”.

El calor del fuetazo público que recibieron fue tal que para tratar de calmar o acallar la voz de creyentes, de los lideres del movimiento pro familia y otros, corrieron a buscar el proyecto de Libertades Religiosas ( P. de la C. 1018 ) y de forma expedita ( después de pasarlo por un proceso de cirugía ) lo aprobaron anoche mismo. Y en la noche de ayer, se comenta, que estaba ya en alguna oficina de la Mansión Ejecutiva en espera de la firma o el veto del Sr. Gobernador. No podemos perder de perspectiva que Ricky Rosselló, juró y juró el pasado año que ese proyecto lo vetaría a como diera lugar. Desde anoche tiene otro dilema más, otra pesadilla con la iglesia en el bolsillo.

¿Quién gana y quién pierde en este escenario? Si el Gobernador no firmará el 1018 sería el gran perdedor, y los grandes ganadores Johnny Méndez y Thomas Rivera Schatz, este último posible candidato a enfrentarse en primarias a la gobernación del 2020 junto a Jennifer González contra el incumbente que a menos de un año y dos meses se le ha ido deteriorando su liderato aceleradamente. Si el Gobernador firmara el proyecto obtiene un respiro momentáneo, solo por un momento. Todavía quedan otros proyectos como el que sometió sobre educación que va a afectar a escuelas privadas y cristianas y que pronto suscitará otro debate público, una investigación de las clínicas de cannabis, un proyecto “sorpresa” de Thomas Rivera Schatz radicado la semana pasada. ¿Coincidencia o premeditación? Lo que Ricky Rosselló hablo en la campaña pasada sobre la marihuana medicinal y solo en aspectos de investigaciones científicas, se convirtió en un gran negociazo, que nada tiene que ver con investigación científica. Otro engaño más.

Pero retornando a la adopción y al proyecto de Libertades Religiosas, el Presidente de la Cámara tiene otro dilema con su proyecto de adopción. El Portavoz de Puerto Rico por la Familia, el Dr. Cesar A Vazquez Muniz en su página de Facebook espeluzo el proyecto de adopción señalándole varias fallas, que por cierto se pudieron atender antes de que el proyecto saliera de la Legislatura hacia la Fortaleza, pero que no lo hicieron, no quisieron escucharnos, tal vez porque el Gobernador le quería cumplir promesas a otros grupos con dicho proyecto. Esa mancha, es sucio difícil para Johnny Méndez. De la única forma en que se libera de la misma es radicando un nuevo proyecto para atender las deficiencias del firmado por el Gobernador. Si lo hace, posiblemente se quita el calor de encima, pero se lo echará al Gobernador cuando le lleguen las enmiendas. Si la Fortaleza no quería las enmiendas antes, ¿las aceptará ahora?

Recomiendo a los amigos que compartan el escrito del Dr. Vazquez titulado: La Adopción: ¿Derecho de Quien? En el mismo se tocan todas las preocupaciones alrededor del tema de la adopción, no se limita a tocar el asunto de los “matrimonios del mismo sexo”, que es el tema favorito de los medios de comunicación seculares para presentarnos como gente de un solo tema. Son los medios, los “analistas”, los teólogos al segundo y los filósofos de bumper sticker, los que preguntan y comentan y luego publican lo que les conviene, para que la gente se desenfoque del tema de la niñez y vea solo el aspecto “de los homosexuales”.

Hay una gran realidad en todo este debate. Se trata de la niñez y no de los argumentos de copy and paste que escuchamos y leemos por ahí de parte de los favorecedores de lo malo, que curiosamente algunos creyentes hasta compran esos argumentos, porque su educación política la obtiene a través de Univisión y comentaristas como Gaspar Roca, Diaz Olivo, Davila Colon, etc., etc.

En resumidas cuentas, lo que le pasó ayer a los políticos les pasó por que no quieren escuchar. Es siempre lo mismo, no aprenden. Solo reaccionan cuando los apretamos. Sigamos apretándolos entonces.

No necesitamos una silla. Mejor nos quedamos de pie…

César VázquezDr. César Vázquez Muñiz
Portavoz de PR por la Familia

La iglesia no necesita una silla en las estructuras del partido en el poder o de cualquier partido. Ningún partido representa la iglesia. La iglesia es el instrumento de Dios para manifestar Su gracia y para reconciliar a la humanidad con Él. Dentro de este propósito fundamental buscamos influenciar a la sociedad. Deseamos aportar a la búsqueda de justicia y bienestar para el pueblo. Apoyaremos las posturas del gobierno, el que sea, que vayan dirigidas a esto. Denunciaremos lo que entendamos perjudica el bien mayor. Todo enmarcado en la revelación de las escrituras judío cristianas.

Dada la importancia de la sexualidad como fuente de vida y también de conflictos, nos preocupa el intento de algunos de normalizar conductas sexuales que son perjudiciales y pecaminosas. Sobre todo estamos en contra de que se utilice el sistema educativo para que nuestros niños las acepten como buenas y dignas. Esta no es nuestra única lucha, pero es importante. El manejo de la sexualidad tiene consecuencias para esta vida y para la eternidad.

“Saltamos del sartén para caer en el fuego”. ¡Que decepción!

Creímos haberlo visto todo en la administración anterior. Sin embargo no se atrevieron a darle una silla al movimiento homosexual. No hacía falta. Esta influencia era la mano derecha del gobernador. Ahora enfrentamos la posibilidad de una silla para el movimiento homosexual en el directorio del PNP. “Saltamos del sartén para caer en el fuego”. ¡Que decepción! Y para consolarnos pretenden darle una silla a la iglesia. No nos engañen como lo hicieron con el documento firmado por Ricardo Roselló, en aquel entonces candidato a la gobernación. No la necesitamos. El que ocupe esa silla será marioneta del gobernador, se faltará el respeto a si mismo, será cómplice del engaño a un pueblo, recibirá el repudio de la Iglesia y algún día enfrentará a Dios.

PR por la Familia no es LA IGLESIA; tampoco somos una iglesia. Sin embargo nuestros actos están enmarcados en los valores del Reino de Dios al que pertenecemos en todo momento.

“Si buscara agradar a los hombres no sería siervo de Jesucristo”

No necesitamos una silla. Mejor nos quedamos de pie…