Voto cristiano en Puerto Rico fue determinante y decisivo

El voto del sector de fe en Puerto Rico fue pieza clave para el triunfo de los candidatos que se comprometieron con los reclamos de este sector en varios asuntos claves como la derogación de la carta circular que estableció el currículo de perspectiva de género, la legalización de la marihuana, el uso de uniformes escolares según la preferencia del estuidiante, los baños transexuales, etc.

La iglesia salió a votar masivamente este pasado 8 de noviembre y la inmensa mayoría de los candidatos que apoyaba, salieron favorecidos en las urnas, incluyendo a varios que provenían directamente del sector de fe como la pastora Nayda Venegas Brown, hoy senadora electa del distrito #8. A la misma vez quedaron fuera varios candidatos que apoyaban estas medidas y se habían declarado en favor de la agenda LGBT. A continuación una lista de estos candidatos.

voto-cristiano-dejo-sentir

Esto demuestra la importancia de que el cristiano salga a votar por candidatos de valores y no se enajene de los procesos democráticos. Para esto es de suma importancia que se realice un trabajo amplio de educación y orientación al sector cristiano. Sobre todo, educar sobre la importancia de poner en primer lugar los principios de Dios, por encima de ideologías políticas y fidelidades a partidos. Una vez más el pueblo cristiano en Puerto Rico hizo la diferencia.

Tabla comparativa de las posiciones de los candidatos a la legislatura de PR

Compartimos esta tabla comparativa que nos muestra qué piensan los candidatos a la legislatura de Puerto Rico sobre diversos temas.

cwnbu6zwiaetb4c

Marihuana disfrazada de medicina

cesar vazquezPor: Dr. Cesar A Vazquez Muniz
Médico Cardiólogo

De los pocos, recibe si no el único consenso, que hubo en el último debate de los candidatos a la gobernación fue la actitud positiva ante el llamado cannabis medicinal. Las posiciones variaron desde de la apertura total al uso recreacional de la marihuana hasta la visión del cannabis medicinal como una posible empresa de éxito para Puerto Rico. Es preocupante que no hubo una discusión especifica y concreta sobre el reglamento que está sirviendo para viabilizar esta llamada industria. Como ocurrió también con otros asuntos de interés para la audiencia, este se trató de manera ambigua y general. Nos preocupa que detrás de esta ambigüedad esté un desconocimiento profundo de lo que todo esto implica.

Debemos dejar claro que nadie debe estar en contra de que se desarrolle un medicamento a partir de algún componente de la marihuana que sirva para resolver algún problema de salud. Son múltiples las condiciones de salud que todavía no tienen una solución segura y efectiva, particularmente estas condiciones que provocan dolor constante a largo plazo (crónico). Si a través de investigación científica rigurosa y de acuerdo a los parámetros que se utilizan para el desarrollo de cualquier medicamento se demuestra que alguno de los componentes de la marihuana, particularmente el tetrahidrocannabinol (THC) o el cannabidiol (CBD), son efectivos para resolver alguna enfermedad o para aliviar el dolor, bienvenidos sean. El problema es que precisamente esto no ha ocurrido. Recientemente se terminaron experimentos de fase 3 donde se investigó el Sativex, mezcla de THC y CBD en aerosol, para el manejo del dolor en pacientes de cáncer. No demostró ser más efectivo que placebo, razón por lo cual las posibilidades de que sea aprobado por la FDA para esta condición son nulas. El Sativex ya está aprobado en Europa y Canadá para la espasticidad en pacientes de Esclerosis Múltiple. Para esta condición la compañía matriz no ha presentado alguna investigación que le de base a la FDA para aprobar su uso para esta condición. Por otro lado el Epiodolex (GW Pharmaceutical), CBD purificado, ya está en estudios fase tres para el tratamiento de epilepsias de difícil manejo en niños. Se espera que sea aprobado por la FDA. Sin embargo ya está disponible para uso compasivo si hay médicos que así lo solicitan.

Frente a esta rigurosidad científica está la farsa del reglamento para el cannabis medicinal. El mismo permite onza y media por día de una substancia derivada de la marihuana sin limitar la concentración máxima de THC y que pudiera implicar la misma cantidad de THC que contienen de 70 a 80 cigarrillos de marihuana o sobre 300 tabletas de Dronabinol (THC) de 10 mg. Lo anterior es la dosis de un día. Lo más que una persona puede fumar al día son 20 cigarrillos de marihuana y la dosis más alta de Dronabinol son 20 tabletas de 10 mg. Por otro lado el reglamento no limita la cantidad máxima de suministro que una persona pueda adquirir. El reglamento anterior 155 sólo permitía dispensar hasta 30 días de suministro. El reglamento actual permite hasta un año de suministro. Esta cantidad astronómica obviamente no va dirigida al tratamiento de ninguna condición sino al tráfico de una substancia adictiva que va a enriquecer de la noche a la mañana a unos pocos. El colmo de la irresponsabilidad es establecer que cuando un alimento tenga 100 mg o menos de THC el mismo no tiene que ser certificado por un ente externo al que lo produce. Esta cantidad de THC equivale a más de dos cigarrillos de marihuana y a 10 tabletas de Dronabinol 10 mg. Cualquiera que consuma esta cantidad está a riesgo de una intoxicación aguda, particularmente si es un niño que tiene acceso a la misma.

Estos hallazgos, y otros que no hemos mencionado, demuestran que el reglamento sobre el cannabis medicinal tiene el propósito de crear un negocio que beneficie económicamente a un grupo de inversionistas y a su vez pone en peligro a toda una sociedad, particularmente a los más vulnerables, nuestros jóvenes y nuestros ancianos. Por esta razón Puerto Rico por la Familia está en contra de este reglamento y espera que los que aspiren a gobernar a Puerto Rico tengan el propósito de derogar, tan pronto lleguen al poder, la orden ejecutiva que sirve de base para el mismo dejándolo inoperante. El pueblo tiene el derecho de conocer con claridad las intenciones de los que pretenden gobernarlo.

No tenemos reparo alguno en que alguna ley posterior, que cumpla los requisitos de la FDA, siente las bases para el desarrollo de investigación seria sobre algún componente del cannabis. El actual reglamento, sin embargo, debe ser derogado. Esperamos firmeza por parte del próximo gobernante, él o la que sea…

Luchas que ha dado la iglesia desde enero de 2013

Marcha 16 de febrero de 2015

Marcha 16 de febrero de 2015

Estos pasados tres años y medio han sido un duro campo de batalla de la Iglesia en Puerto Rico en términos de la lucha por preservar la institución de la familia, los valores judeo-cristianos, nuestras libertades religiosas y el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus principios.

A continuación, un resumen de las luchas que se han llevado a cabo:

P. de la c. 488: enero de 2013

Proyecto presentado por el Rep. Luis Vega Ramos para enmendar ley 54 de Violencia Doméstica e incluir dentro de la misma a las parejas del mismo sexo. Este proyecto finalmente fue aprobado.

P. del S. 238: enero de 2013

Proyecto presentado por el senador Ramón Luis Nieves con el fin de establecer la Política Pública del Gobierno de Puerto Rico en contra del discrimen por orientación sexual. Este proyecto fue aprobado luego de una ardua lucha para introducir importantes cambios y enmiendas que evitaron fuera un arma en contra del pueblo cristiano.

P. del S. 437: marzo de 2013

Presentado por la senadora Mari Tere González para enmendar el Artículo 138 del Código Civil y permitir la adopción de menores de edad por parejas homosexuales y lésbicas. Este proyecto nunca tuvo los votos para ser aprobado.

P. del s. 484: abril de 2013

Radicado por la Senadora Mari Tere González con el fin incorporar en el currículo de las escuelas públicas del país la enseñanza de la perspectiva de género. Este proyecto nunca tuvo los votos para ser aprobado, aunque el currículo eventualmente se estableció mediante carta circular del Secretario de Educación Rafael Román.

P. del S. 517: septiembre de 2013

Radicado por el Senador Miguel A. Pereira con el fin de enmendar el artículo 404 de la ley se sustancias controladas y permitir la posesión de cierta cantidad de marihuana para uso recreativo. Este proyecto de ley nunca tuvo los votos para ser aprobado.

p. de la c. 1362: marzo de 2014

Radicado por el Rep. Luis Vega Ramos para enmendar la Ley de Sustancias Controladas de Puerto Rico, la Ley. Núm. 4 del 4 de junio de 1971 con el propósito de reclasificar la marihuana y sus derivados de Clasificación I a Clasificación II y así legalizar su uso terapéutico medicinal. Este proyecto no tuvo los votos para ser aprobado, aunque el Gobernador Alejandro García Padilla intentó hacerlo mediante orden ejecutiva.

P. del s. 1210: noviembre de 2014

Radicado por el senador Miguel A. Pereira para enmendar varios artículos del Código Penal de PR. Este proyecto pretendía eliminar el delito de incesto, adulterio y bestialismo del Código. Fue aprobado en el Senado, pero nunca tuvo los votos para ser aprobado en la Cámara de Representantes.

Opinión secretario de justicia ley 82: noviembre 2014

El 17 de noviembre de 2014 el Secretario de Justicia César Miranda emitió una opinión (Consulta núm. 14-35-B) en la cual concluyó que la Ley Núm. 82-1995 “se encuentra actualmente derogada y que, bajo el estado de derecho vigente y actualmente aplicable, las iglesias-escuelas no están excluidas del requisito de licenciamiento ni se regulan de una forma específica o diferente a las demás instituciones de educación básica bajo la jurisdicción del Consejo de Educación”. En consecuencia, declara que estas deberán recibir el mismo trato y cumplir con los mismos requisitos que cualquier otra institución educativa. Este caso está en los tribunales en un pleito de clase donde demandan 48 iglesias-escuelas.

Carta circular educación febrero 2015

El secretario de Educación, Rafael Román Meléndez, firma la Carta Circular 19-2015-2016, con la que se implementa la política pública sobre la integración de la perspectiva de género en el currículo de las escuelas públicas del País, y la cual entra en vigor de inmediato

Gobierno decide no defender artículo 68 Marzo 2015

El Secretario de Justicia César Miranda anunció que el gobierno de Puerto Rico no defenderá la constitucionalidad del matrimonio entre un hombre y una mujer, según lo dispuesto en el Artículo 68 del Código Civil.

Carta circular educación 16-2015-2016: octubre 2015

La Carta Circular Número 16-2015-2016 autoriza que, independientemente del género u orientación sexual del estudiante, pueda vestir falda o pantalón como parte de su uniforme escolar, según lo decida.

Amenazas del secretario de hacienda: mayo 2016

Secretario de Hacienda de PR. Juan Zaragoza acude a la prensa del país a acusar a las iglesias llamándolas “negocios de familia” y amenaza con investigar las finanzas internas de aquellas iglesias que levanten sospechas, ignorando que el Código de Rentas Internas prohíbe tal acción. Mediante este acto, se inicia una campaña de intimidación por parte del Estado contra el sector de fe.

 

La Marihuana… ¿medicinal?

cesar vazquezPor: Dr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz Puerto Rico por la Familia

  1. El proyecto para la marihuana medicinal es un fraude. Es la manera de engañar al pueblo para que vea cómo beneficiosa para la salud una sustancia que realmente es dañina. No hay uso médico legítimo para la marihuana. Lo que existe es indicaciones médicas para algunas sustancias derivadas de la marihuana llamadas cannabinoides.
  1. Existen una cantidad enorme de experimentos realizados con derivados purificados de la marihuana. A pesar de este número tan grande de experimentos sólo se ha demostrado que son efectivos para náuseas y vómitos en cáncer, pobre apetito en pacientes VIH, neuropatías dolorosas en pacientes VIH y la espasticidad en pacientes de esclerosis múltiple. Para estas condiciones tenemos disponibles estos medicamentos en Puerto Rico. Algunos de ellos se están utilizando hace tiempo. El gobierno, sin tener la autoridad en ley ni el conocimiento necesario, pretende aprobar como medicamentos substancias sin purificar, sin que se haya probado experimentalmente que sean eficaces para alguna condición de salud. Literalmente, el gobierno de Puerto Rico está poniendo en peligro la salud de nuestro pueblo por razones económicas.
  1. Los jóvenes en Puerto Rico tienen un problema de adicción a alcohol, cigarrillos, pastillas recetadas y marihuana. Las primeras tres tienen un uso legal legítimo pero es ilegal que lleguen a los jóvenes. La realidad es que llegan. La marihuana aunque ilegal ya ha sido utilizada por el 20% de los varones de escuela superior según la encuesta de ASMMCA del 2012. Si hoy en día hay que buscarla en el punto de drogas pero está disponible para nuestros jóvenes, ¿ qué va a pasar cuando sea legal? Como dice la ponencia del Colegio Médico por voz de la sección de Psiquiatría de Adicciones “bastará un fósforo para convertir la marihuana medicinal en marihuana fumada”. Tenemos un problema serio de adicción en los jóvenes y los promotores de la yerba nos dicen que no va empeorar. Si…aja…¡y la luna es de queso y se come con Equal!
  1. El reglamento propuesto permite hasta 10 onzas al día de alguna sustancia que no está definida por la ley ni por el reglamento. Si esta substancia tiene un 1% de THC o dronabinol, esto equivale a 70 cigarrillos de marihuana al 8% de THC  y a 280 tabletas de dronabinol de 10 mg. La dosis usual del dronabinol es de una a tres tableta 3 o 4 veces al día, alrededor de 12 tabletas por día.  El que se haya propuesto esta cantidad exorbitante demuestra el desconocimiento que tienen sobre la substancia o el intento de crear de manera legal un mercado para alimentar la adicción. Éstas cantidades estarían disponibles para un paciente con artritis, pobre apetito o Alzheimer’s después que un médico diga que están indicadas. Imaginen el escenario…¡Todo el mundo va a tener artritis o se le van a olvidar las cosas!
  1. El proyecto de la marihuana es bueno económicamente para el gobierno pero es malo económicamente para el pueblo de Puerto Rico. Aunque se reciban algunos millones en impuestos de la marihuana el costo para la sociedad será por lo menos 10 veces mayor. Este costo incluye el aumento en la adicción a la marihuana en los jóvenes con el empobrecimiento de su capacidad de aprender, de mantener un trabajo y de relacionarse socialmente. El costo social incluye el aumento en los accidentes de automóviles bajo el efecto de la marihuana, el aumento en visitas a salas de emergencia por intoxicación de marihuana y el aumento en las admisiones a los hospitales psiquiátricos y a los programas de rehabilitación por el uso de marihuana, particularmente en los jóvenes. ¿Sabía usted que la marihuana es una razón para que un adolescente o un adulto joven tenga un ataque al corazón o un derrame cerebral? Lo anterior no es especulación si no lo que se ha demostrado que está pasando donde quiera que se ha aprobado la marihuana medicinal. Esto es bueno para que el gobierno cuadre el presupuesto y malo para tus hijos y para ti.
  1. Los planes médicos pueden negarse a cubrir el tratamiento para los efectos secundarios de sustancias no aprobadas. Aparte, no se puede alertar al paciente sobre posibles efectos secundarios ya que dichas sustancias no han sido investigadas experimentalmente. El gobierno se vería obligado a cubrir dichos costos empeorando la condición económica del sistema de salud pública.
  1. Los médicos que receten estas sustancias no estarán cubiertos por los seguros de mala práctica médica ya que estas sustancias no están aprobadas para uso médico. Eso significa que tendrán que responder por los daños causados en su carácter personal. Cualquier sustancia a partir de la marihuana, que contenga una sustancia adictiva que no está aprobada para su uso es una violación de leyes federales y estatales. Los médicos involucrados en la receta de estas substancias no están protegidos legalmente. Ninguna licencia de narcóticos cubre la receta de sustancias adictivas no aprobadas por la FDA.
  1. Si realmente el gobierno está interesado en una investigación seria sobre algún cannabinoide en particular que preparen un protocolo de investigación aprobado por FDA, disponible para ser examinado por la clase médica y que sea dirigido por alguna institución educativa. La siembra de marihuana en terreno puertorriqueño debe ser prohibida.
  1. En vez de hacer más accesible la marihuana debemos enfocarnos en un esfuerzo de rehabilitación que atienda nuestro problema más urgente de salud mental que son las adicciones. Nadie debe ir preso por uno o dos cigarrillos de marihuana, o por cualquier cantidad pequeña de cualquier droga, siempre que esté fuera de cualquier institución educativa. La cárcel no rehabilita…tampoco la calle. Desgraciadamente ninguna de las iniciativas de este gobierno para atender el problema de la adicción son apropiadas. Para colmo, han disminuido el presupuesto para ASMMCA y para las otras instituciones sin fines de lucro que trabajan en la rehabilitación de adictos. El gobierno no quiere invertir para resolver el problema de la adicción pero ahora quieren enriquecerse y enriquecer a terceros empeorando el problema de la adicción. A eso le llaman “llover sobre mojado”.

Nuestro activo más importante son nuestros niños y jóvenes. No aumentemos los peligros que deben enfrentar.

Nuestra juventud está en peligro

cesar vazquezDr. César A. Vázquez Muñiz
Puerto Rico por la Familia

En la consulta juvenil del 2010 al 2012 de ASSMCA, página 8, se nos dice que hay una prevalencia de uso de marihuana de un 19.5 por ciento en los estudiantes de escuela superior. Eso significa que uno de cada cinco estudiantes en la escuela superior está usando marihuana, sin contar el uso de marihuana en los desertores escolares, que probablemente sea más alto. Se calcula que uno de cada tres adolescentes que comienza a usar marihuana antes de los 18 años  quedará adicto a la misma. A esto hay que sumarle un porciento alto de jóvenes que están usando alcohol y como un  6% que está utilizando drogas legales. Esto implica que alrededor de un tercio de nuestros jóvenes de escuela superior tienen un problema de abuso de substancias, legales o ilegales. Nuestro activo social más importante corre un peligro inminente.

Ante esta realidad, la respuesta del gobierno actual es hacer más accesible la marihuana. Para esto han creado la mentira de la marihuana medicinal. Desgraciadamente la Secretaría de salud ha perdido credibilidad al prestarse para engañar al pueblo por orden de su jefe inmediato, el gobernador.

La orden declarativa número 32 alega que el departamento de salud realizó una evaluación sobre el uso medicinal de la marihuana. Exigimos que la hagan disponible y que la publiquen. Menciona que en 23 estados en los Estados Unidos, la marihuana tiene un uso medicinal. Esa no es la posición de la FDA. ¿De cuándo acá los estados tienen la capacidad o la autoridad en ley para determinar si una sustancia es un medicamento indicado para alguna condición?

Luego hace una lista de condiciones donde se alega  que la marihuana “ha mostrado ser efectiva para el tratamiento de las siguientes condiciones médicas debilitantes”.  La lista es extensa y por poco incluye el mal aliento y la fealdad… Exigimos que publique las referencias científicas que demuestran está alegada efectividad, para que los especialistas podamos examinarlas. Es interesante que el Colegio de Médicos  Cirujanos de Puerto Rico junto a la sección de Psiquiatría de Adicciones se declararán en contra de la medicalización de la marihuana. ¿A quién le va a creer el pueblo?  ¿A los cinco especialistas en adicciones o a la Secretaria de Salud?

La realidad es que detrás de toda esta pantalla lo que hay es el afán de lucro. Desgraciadamente tenemos un gobierno que está dispuesto a hacer cualquier cosa para lograr dinero. A eso le sumamos individuos inescrupulosos que pretenden hacer una ganancia exorbitante de la tragedia de un pueblo. Hay quienes venden su cuerpo… hay quienes venden su conciencia. Pero lo único que hace falta para que el mal triunfe es que la gente buena no haga nada en contra del mal. Nuestra juventud está en peligro. ¿Qué vamos a hacer para protegerlos?

Estudio por encargo: parte 2

angie gonzalezPor: Dra. Angie González

El estudio titulado “Humillación y abusos en los centros de “tratamiento” para uso de drogas en Puerto Rico” que ataca la labor de los programas de rehabilitación para adictos del país propone algunas recomendaciones dignas de comentar.

La primera es “exigir que se le retire la licencia para proveer “tratamiento para la dependencia de drogas” a aquellas instituciones que no cumplen con los requisitos y parámetros de tratamiento basados en ciencia con un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud hasta que puedan demostrar que cumplen con los estándares” de agencias internacionales. Esta recomendación luce como un ataque de ignorancia.

Si el mismo estudio indica que el 85% de los programas residenciales de rehabilitación son los Hogares CREA y los programas de base de fe y solo el 3.4% pertenecen al gobierno, entonces, una propuesta de retirar las licencias a los programas dejaría al país virtualmente sin servicios de rehabilitación residenciales.

Pero, ¿verdaderamente esta propuesta es el producto de la ignorancia? Pues, no parece. Recordemos que las organizaciones detrás de este estudio son Intercambios Puerto Rico con el apoyo de Open Society Foundations – International Harm Reduction Development Program.

La filosofía de estas organizaciones no es llevar a los pacientes de adicción hacia la abstinencia de sustancias sino a la reducción de daños. Por eso, uno de sus programas es el que se dedica a proveer las jeringuillas a los adictos para que continúen en el uso de drogas pero con menor riesgo de contagiarse de VIH o hepatitis.

Recordemos también que uno de los investigadores del estudio, el Dr. Rafael A. Torruella, es uno de los principales cabilderos y defensores de los proyectos para comercializar con la mariguana legalmente en Puerto Rico. Siendo esto así, es evidente que estas dos organizaciones y este investigador tienen intereses y se beneficiarían de manera directa si la propuesta recomendación de retirar las licencias de los programas de rehabilitación se materializara.

Obvio, si no hay programas de rehabilitación para llevar a los adictos a la abstinencia de drogas, las únicas alternativas que quedarían serían los proyectos de reducción de daños. Al mantener a los adictos usando drogas (solo reduciendo los daños colaterales) estos proyectos tendrían muchos clientes y la mal llamada medicalización de la mariguana también.

El pseudoestudio demuestra tener un conflicto enorme frente a los lineamientos de los códigos de ética de las ciencias sociales y humanas en los asuntos relacionados a la investigación. Los conflictos de intereses de los investigadores y las organizaciones que financian el estudio son evidentes. Está claro que obtienen un beneficio directo de los supuestos resultados del estudio.