Respuesta a los que preguntan dónde estaba la iglesia en estos días de lucha

Por: Sacerdote y Abogado Carlos Pérez Toro

Algunos, que siempre hablan mucho y dicen poco, han cuestionado donde estaba la iglesia en este momento histórico, concentrando su ataque en lo que, con la superficialidad rabiosa que les caracteriza, llaman los “fundamentalistas”.

Primero habría que definirles que la iglesia no es solo los lideres, la iglesia es el pueblo, que se extiende como abanico por todo la anchura del territorio puertorriqueño, por eso hemos dicho que los creyentes somos la “mayoría silente”. ¿Dónde estaba la iglesia? Haciendo que el número de los participantes fueran cientos de miles, y no el reguerete de decenas de los que sus “luchas” y movimientos insustanciales nos acostumbran a presentar.

¿Dónde estaba la iglesia? Haciendo, lo que su identidad íntima la empuja, y le ha empujado siempre, acompañar con presencia no violenta y con oración insistente, proponiendo paradigmas nuevos de convivencia democrática etc. Los documentos apasionantes emitidos por los obispos católicos, por la FRAPE (La fraternidad de iglesias pentecostales), por Puerto Rico por la Familia son el testimonio elocuente de que la iglesia estaba, y estaba metida dentro, realizando lo que ha hecho siempre “vencer el mal a fuerza de bien”.

Los criticones del momento, que con oportunismo sorprendente pretenden capitalizar de la nobleza de esta lucha que sin duda fue heterogénea y contrastante, deben entender que la iglesia aprendió de su Fundador la humildad corporativa, por la que el pastor debe discernir cuando DEBE IR al frente del pueblo abriendo camino, o cuando DEBE IR detrás del pueblo descubriendo nuevos rumbos. ¿Que dónde estaba la Iglesia?, habría que contestarles que la iglesia no tiene que estar allí como si tuviera que hacerse presente porque la iglesia es el pueblo que con voluntad democrática reclamó que la soberanía pertenece al pueblo y no a los que ostentan el poder de manera transitoria.

Sin duda no hay peor ciego que el que no quiere ver y no hay peor sordo que el que no quiere oír. A esos criticones de ocasión habría que cantarles una vieja canción que cantaba Celia Cruz: “Qué pena me da tu caso Lo tuyo es mental, Qué pena me da tu caso Lo tuyo es mental”

Levantaremos a Puerto Rico

IMG-20150920-WA0004Por: Pastor René X. Pereira
PR por la Familia

Hace mucho tiempo atrás el maestro Rafael Hernández compuso esta canción que retrataba la difícil situación económica y social que vivía Puerto Rico en las décadas del 40-50. El jíbaro era el campesino agricultor que labraba la tierra y venía a los mercados de los pueblos a vender sus productos. Sin embargo, la situación era tan difícil en el país que la gente no tenía dinero para comprar esos productos.

Durante estos años de gran miseria, miles de familias puertorriqueñas abandonaron la isla en busca de un mejor futuro. Luego de este tiempo llegaron años de gran bonanza económica y la transformación de Puerto Rico a una sociedad industrializada. Pero hoy, décadas más tarde, parece repetirse la misma situación. Hoy vuelve a escucharse por doquier el lamento borincano.

Sin embargo, de la misma manera que muchos se quedaron para levantar el país en los 50 y ser parte de la recuperación de Puerto Rico, miles de familias han decidido permanecer en su tierra y luchar nuevamente para que nuestra bendita isla salga adelante y una vez más pueda levantarse. Creemos que con la ayuda del Señor y el esfuerzo y dedicación de nuestra gente, podremos levantarnos una vez más. Con Dios por delante y con mucho amor y compromiso, daremos la batalla.

No necesitamos una silla. Mejor nos quedamos de pie…

César VázquezDr. César Vázquez Muñiz
Portavoz de PR por la Familia

La iglesia no necesita una silla en las estructuras del partido en el poder o de cualquier partido. Ningún partido representa la iglesia. La iglesia es el instrumento de Dios para manifestar Su gracia y para reconciliar a la humanidad con Él. Dentro de este propósito fundamental buscamos influenciar a la sociedad. Deseamos aportar a la búsqueda de justicia y bienestar para el pueblo. Apoyaremos las posturas del gobierno, el que sea, que vayan dirigidas a esto. Denunciaremos lo que entendamos perjudica el bien mayor. Todo enmarcado en la revelación de las escrituras judío cristianas.

Dada la importancia de la sexualidad como fuente de vida y también de conflictos, nos preocupa el intento de algunos de normalizar conductas sexuales que son perjudiciales y pecaminosas. Sobre todo estamos en contra de que se utilice el sistema educativo para que nuestros niños las acepten como buenas y dignas. Esta no es nuestra única lucha, pero es importante. El manejo de la sexualidad tiene consecuencias para esta vida y para la eternidad.

“Saltamos del sartén para caer en el fuego”. ¡Que decepción!

Creímos haberlo visto todo en la administración anterior. Sin embargo no se atrevieron a darle una silla al movimiento homosexual. No hacía falta. Esta influencia era la mano derecha del gobernador. Ahora enfrentamos la posibilidad de una silla para el movimiento homosexual en el directorio del PNP. “Saltamos del sartén para caer en el fuego”. ¡Que decepción! Y para consolarnos pretenden darle una silla a la iglesia. No nos engañen como lo hicieron con el documento firmado por Ricardo Roselló, en aquel entonces candidato a la gobernación. No la necesitamos. El que ocupe esa silla será marioneta del gobernador, se faltará el respeto a si mismo, será cómplice del engaño a un pueblo, recibirá el repudio de la Iglesia y algún día enfrentará a Dios.

PR por la Familia no es LA IGLESIA; tampoco somos una iglesia. Sin embargo nuestros actos están enmarcados en los valores del Reino de Dios al que pertenecemos en todo momento.

“Si buscara agradar a los hombres no sería siervo de Jesucristo”

No necesitamos una silla. Mejor nos quedamos de pie…

Gobernador de PR, cumpla lo prometido

Llamado al Gobernador de Puerto Rico para que haga valer su palabra y cumpla con los acuerdos que él mismo hizo con el sector de fe, antes de salir electo en las pasadas elecciones.

Sacerdote católico y abogado aclara proyecto de ley de libertad religiosa

Nosotros los creyentes no pedimos privilegios sino el derecho a ser diversos.

Por: Lic. Carlos Pérez – Sacerdote Católico

Carlos Pérez 2He querido escribir esto para clarificación de todos los puertorriqueños ante las intervenciones irresponsables en estos días. En la opinión pública por parte de aquellos que tanto desde el poder como desde las trincheras del ataque visceral a la libertad religiosa no entienden que nosotros los creyentes no pedimos privilegios sino el derecho a ser diversos.

Sobre el proyecto del RFRA “boricua” se debe tener en cuenta primeramente que este estatuto no aplica entre partes privadas, solo entre la relación del creyente con respecto al estado. Por lo tanto el estado siempre tiene obligación de prestar el servicio buscando alternativas que respetando a todos los ciudadanos acomode la conciencia religiosa del creyente.

No se puede discriminar con los creyentes en el sector del servicio público y la jurisprudencia habla de acomodar la libertad del creyente a menos que demuestre el estado un interés apremiante y que ha usado el medio menos oneroso. Eso es lo que el proyecto pretende.

Por lo tanto en una disputa entre un patrono y un obrero del sector privado aplicaría el art. 2.19 de la llamada “Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral” y la ley de derechos civiles de 1964 sobre el acomodo razonable por motivos religiosos.

El comunicado de prensa del gobernador es correcto en cuanto que el estado no debe discriminar en sus servicios, la ley del RFRA del proyecto 1018 lo único que dice es que al creyente no puede ser obligado a prestar un servicio contrario a su conciencia (ejemplo realizar un aborto); ante ese panorama el estado tiene la obligación de prestar el servicio, buscando una alternativa que preste el servicio y que acomode razonablemente la conciencia religiosa del creyente.

La razón de promover esta legislación es doble:

  1. Por que en un cambio de status, tanto bajo la estadidad o la Independencia, la libertad religiosa quedaría sin la protección con el alcance que tiene con el estatuto federal RFRA federal. Estaría en peligro la libertad religiosa como lo entendemos hoy.
  2. Por que nuestro acervo jurídico local debe ampliar su horizonte con parámetros de protección que no están previsto en nuestras leyes o interpretaciones judiciales locales. Debemos recordar que muchas veces las leyes federales cubren distintas áreas que también son cubierta por las leyes locales tanto en los estados como los territorios. Como ejemplo es la ley laboral 100, que cubre casos de discriminar en el empleo, ya existen leyes federales que cubren muchos de los problemas laborales de la ley 100; pero la idea detrás de desarrollar leyes locales, aunque hayan federales, es que la autonomía local de los estados y territorios exige ampliar sus horizontes jurídicos de protección ya que en el esquema norteamericano la jurisdicción federal se concibió como algo limitado, en otras palabras cuando no haya leyes locales aplicables por “defecto” se aplicaran las federales. Por eso, en las cuestiones laborales, no se puede recurrir a la jurisdicción federal sino se ha agotado la ley estatal.

 

Voto cristiano en Puerto Rico fue determinante y decisivo

El voto del sector de fe en Puerto Rico fue pieza clave para el triunfo de los candidatos que se comprometieron con los reclamos de este sector en varios asuntos claves como la derogación de la carta circular que estableció el currículo de perspectiva de género, la legalización de la marihuana, el uso de uniformes escolares según la preferencia del estuidiante, los baños transexuales, etc.

La iglesia salió a votar masivamente este pasado 8 de noviembre y la inmensa mayoría de los candidatos que apoyaba, salieron favorecidos en las urnas, incluyendo a varios que provenían directamente del sector de fe como la pastora Nayda Venegas Brown, hoy senadora electa del distrito #8. A la misma vez quedaron fuera varios candidatos que apoyaban estas medidas y se habían declarado en favor de la agenda LGBT. A continuación una lista de estos candidatos.

voto-cristiano-dejo-sentir

Esto demuestra la importancia de que el cristiano salga a votar por candidatos de valores y no se enajene de los procesos democráticos. Para esto es de suma importancia que se realice un trabajo amplio de educación y orientación al sector cristiano. Sobre todo, educar sobre la importancia de poner en primer lugar los principios de Dios, por encima de ideologías políticas y fidelidades a partidos. Una vez más el pueblo cristiano en Puerto Rico hizo la diferencia.