No necesitamos una silla. Mejor nos quedamos de pie…

César VázquezDr. César Vázquez Muñiz
Portavoz de PR por la Familia

La iglesia no necesita una silla en las estructuras del partido en el poder o de cualquier partido. Ningún partido representa la iglesia. La iglesia es el instrumento de Dios para manifestar Su gracia y para reconciliar a la humanidad con Él. Dentro de este propósito fundamental buscamos influenciar a la sociedad. Deseamos aportar a la búsqueda de justicia y bienestar para el pueblo. Apoyaremos las posturas del gobierno, el que sea, que vayan dirigidas a esto. Denunciaremos lo que entendamos perjudica el bien mayor. Todo enmarcado en la revelación de las escrituras judío cristianas.

Dada la importancia de la sexualidad como fuente de vida y también de conflictos, nos preocupa el intento de algunos de normalizar conductas sexuales que son perjudiciales y pecaminosas. Sobre todo estamos en contra de que se utilice el sistema educativo para que nuestros niños las acepten como buenas y dignas. Esta no es nuestra única lucha, pero es importante. El manejo de la sexualidad tiene consecuencias para esta vida y para la eternidad.

“Saltamos del sartén para caer en el fuego”. ¡Que decepción!

Creímos haberlo visto todo en la administración anterior. Sin embargo no se atrevieron a darle una silla al movimiento homosexual. No hacía falta. Esta influencia era la mano derecha del gobernador. Ahora enfrentamos la posibilidad de una silla para el movimiento homosexual en el directorio del PNP. “Saltamos del sartén para caer en el fuego”. ¡Que decepción! Y para consolarnos pretenden darle una silla a la iglesia. No nos engañen como lo hicieron con el documento firmado por Ricardo Roselló, en aquel entonces candidato a la gobernación. No la necesitamos. El que ocupe esa silla será marioneta del gobernador, se faltará el respeto a si mismo, será cómplice del engaño a un pueblo, recibirá el repudio de la Iglesia y algún día enfrentará a Dios.

PR por la Familia no es LA IGLESIA; tampoco somos una iglesia. Sin embargo nuestros actos están enmarcados en los valores del Reino de Dios al que pertenecemos en todo momento.

“Si buscara agradar a los hombres no sería siervo de Jesucristo”

No necesitamos una silla. Mejor nos quedamos de pie…

Gobernador de PR, cumpla lo prometido

Llamado al Gobernador de Puerto Rico para que haga valer su palabra y cumpla con los acuerdos que él mismo hizo con el sector de fe, antes de salir electo en las pasadas elecciones.

Sacerdote católico y abogado aclara proyecto de ley de libertad religiosa

Nosotros los creyentes no pedimos privilegios sino el derecho a ser diversos.

Por: Lic. Carlos Pérez – Sacerdote Católico

Carlos Pérez 2He querido escribir esto para clarificación de todos los puertorriqueños ante las intervenciones irresponsables en estos días. En la opinión pública por parte de aquellos que tanto desde el poder como desde las trincheras del ataque visceral a la libertad religiosa no entienden que nosotros los creyentes no pedimos privilegios sino el derecho a ser diversos.

Sobre el proyecto del RFRA “boricua” se debe tener en cuenta primeramente que este estatuto no aplica entre partes privadas, solo entre la relación del creyente con respecto al estado. Por lo tanto el estado siempre tiene obligación de prestar el servicio buscando alternativas que respetando a todos los ciudadanos acomode la conciencia religiosa del creyente.

No se puede discriminar con los creyentes en el sector del servicio público y la jurisprudencia habla de acomodar la libertad del creyente a menos que demuestre el estado un interés apremiante y que ha usado el medio menos oneroso. Eso es lo que el proyecto pretende.

Por lo tanto en una disputa entre un patrono y un obrero del sector privado aplicaría el art. 2.19 de la llamada “Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral” y la ley de derechos civiles de 1964 sobre el acomodo razonable por motivos religiosos.

El comunicado de prensa del gobernador es correcto en cuanto que el estado no debe discriminar en sus servicios, la ley del RFRA del proyecto 1018 lo único que dice es que al creyente no puede ser obligado a prestar un servicio contrario a su conciencia (ejemplo realizar un aborto); ante ese panorama el estado tiene la obligación de prestar el servicio, buscando una alternativa que preste el servicio y que acomode razonablemente la conciencia religiosa del creyente.

La razón de promover esta legislación es doble:

  1. Por que en un cambio de status, tanto bajo la estadidad o la Independencia, la libertad religiosa quedaría sin la protección con el alcance que tiene con el estatuto federal RFRA federal. Estaría en peligro la libertad religiosa como lo entendemos hoy.
  2. Por que nuestro acervo jurídico local debe ampliar su horizonte con parámetros de protección que no están previsto en nuestras leyes o interpretaciones judiciales locales. Debemos recordar que muchas veces las leyes federales cubren distintas áreas que también son cubierta por las leyes locales tanto en los estados como los territorios. Como ejemplo es la ley laboral 100, que cubre casos de discriminar en el empleo, ya existen leyes federales que cubren muchos de los problemas laborales de la ley 100; pero la idea detrás de desarrollar leyes locales, aunque hayan federales, es que la autonomía local de los estados y territorios exige ampliar sus horizontes jurídicos de protección ya que en el esquema norteamericano la jurisdicción federal se concibió como algo limitado, en otras palabras cuando no haya leyes locales aplicables por “defecto” se aplicaran las federales. Por eso, en las cuestiones laborales, no se puede recurrir a la jurisdicción federal sino se ha agotado la ley estatal.

 

Voto cristiano en Puerto Rico fue determinante y decisivo

El voto del sector de fe en Puerto Rico fue pieza clave para el triunfo de los candidatos que se comprometieron con los reclamos de este sector en varios asuntos claves como la derogación de la carta circular que estableció el currículo de perspectiva de género, la legalización de la marihuana, el uso de uniformes escolares según la preferencia del estuidiante, los baños transexuales, etc.

La iglesia salió a votar masivamente este pasado 8 de noviembre y la inmensa mayoría de los candidatos que apoyaba, salieron favorecidos en las urnas, incluyendo a varios que provenían directamente del sector de fe como la pastora Nayda Venegas Brown, hoy senadora electa del distrito #8. A la misma vez quedaron fuera varios candidatos que apoyaban estas medidas y se habían declarado en favor de la agenda LGBT. A continuación una lista de estos candidatos.

voto-cristiano-dejo-sentir

Esto demuestra la importancia de que el cristiano salga a votar por candidatos de valores y no se enajene de los procesos democráticos. Para esto es de suma importancia que se realice un trabajo amplio de educación y orientación al sector cristiano. Sobre todo, educar sobre la importancia de poner en primer lugar los principios de Dios, por encima de ideologías políticas y fidelidades a partidos. Una vez más el pueblo cristiano en Puerto Rico hizo la diferencia.

Candidato David Bernier trata de convencer pastores para que le den apoyo

bernier-1

Dr. David Bernier

Última Información: El Dr. David Bernier ha estado llamando personalmente a diversos pastores y pastoras influyentes del país pidiéndoles que le den una oportunidad y reconociendo que su partido ha maltratado a la iglesia durante todo este cuatrienio. Sin embargo, no está dispuesto a incluir en su plataforma al sector de fe y a distanciarse públicamente de los compromisos del PPD en favor de la Perspectiva de Género, la marihuana, la política del uso de uniformes escolares, la protección del no nacido y otros asuntos.

A semanas de las elecciones generales, el máximo líder de la Pava reconoce que el voto cristiano va a ser determinante y ahora pretende hacer lo que durante los pasados meses no hizo. Varias organizaciones pro familia como PR por la Familia y otros líderes cristianos sostuvieron reuniones con este candidato y no estuvo dispuesto a comprometerse y a asumir posturas claras en estos issues. Ahora a poco tiempo de las elecciones y atrás en las encuestas, busca desesperadamente el apoyo del sector de fe.

A diferencia de él, desde el principio el Dr. Ricardo Rosselló se acercó a la iglesia y firmó por escrito un compromiso que recoge gran parte de las preocupaciones del pueblo cristiano. Y más aun, este acuerdo está contenido en nueve puntos que fueron colocados en la plataforma de gobierno de su partido; de manera que es mucho más firme que un mero compromiso verbal. El Dr. Bernier tuvo tiempo de hacer lo propio y no lo hizo.

Por esto es importante tener presente que el voto cristiano en estas elecciones cerradas, va a ser bien determinante. Votemos por candidaturas, por aquellos candidatos que han respaldado nuestros valores y recogen nuestras preocupaciones.

Elecciones en Puerto Rico: ¿Qué estamos diciendo y qué NO estamos diciendo?

votoLos principales líderes cristianos de los movimientos pro-familia en Puerto Rico estamos en una misma mente y un mismo sentir en cuanto a las opciones que tenemos por delante frente a las próximas elecciones generales el 8 de noviembre. Sin embargo, este voto cristiano no está aliado a partidos, sino condicionado a que se cumplan con los requisitos que estamos exigiendo. Ante esa realidad…

Hemos dicho claramente que:

  1. Hay seis opciones para la gobernación y entre todas ellas la más que se acerca a nuestros reclamos y recoge nuestras preocupaciones es la del Dr. Ricardo Rosselló.
  2. NO hemos dicho que su plataforma es perfecta. De hecho contiene algunos puntos puntos en los que no estamos de acuerdo. Pero al compararla con las otras 5, sin duda alguna, contiene más puntos a favor nuestro que en contra. Esta es la realidad y quien te diga lo contrario, miente.
  3. El problema es que las otras 5 plataformas y propuestas no contienen NI UN SOLO PUNTO que recoja nuestras preocupaciones. NI Bernier, ni Cidre, ni mucho menos María de Lourdes, Lúgaro y Bernabe para nada toman en cuenta y ni siquiera mencionan al sector de fe.
  4. Hemos hecho un llamado a NO votar por partidos políticos de manera íntegra, sino por candidatos que se han comprometido con nuestros valores. Nuestro llamado a la iglesia es un voto por candidaturas; NO bajo insignias de partidos.
  5. Creemos que nuestro esfuerzo más importante es por lograr una legislatura comprometida con nuestros valores ya que es ahí donde se radican las leyes y se aprueban proyectos que atentan contra nuestros valores. Además es donde se aprueban los nombramientos. Para ello se ha preparado una Guía de Voto Moral que orienta al elector cristiano.
  6. En estos puntos mencionados hay un amplio consenso entre los principales líderes cristianos. Lamentablemente siempre surgirán voces aisladas llevando un mensaje confuso, distorsionado y repleto de medias verdades. Señalarán algunos defectos de ciertas propuestas, pero ocultarán los defectos aun mayores de las otras. Evalúa las plataformas, examina y analiza todas las propuestas y ejerce tu criterio en oración y con la información completa.
  7. En lo que todos coincidimos es en que estas elecciones son de enorme importancia para el pueblo cristiano ante los atropellos que hemos recibido en los últimos años y el serio peligro de enfrentamos que amenaza nuestras libertades religiosas. No participar es un error; es dejar que otros tomen la decisión por uno. De ahí la gran necesidad de salir a votar el próximo 8 de noviembre: ¡es urgente!

Es importante para el votante cristiano boricua salir a participar de esta importante responsabilidad democrática, apoyando a los candidatos que han hecho un compromiso con nuestros reclamos.

¿Es el voto cristiano en las elecciones un acto de desconfianza en Dios?

IMG-20150920-WA0004Por: Pastor René X. Pereira
PR por la Familia

He visto en varios post de algunos creyentes el argumento de que depositar nuestro voto por ciertos candidatos en un proceso eleccionario es un acto de desconfianza en Dios y utilizan el texto de Jeremías 17:5-6 que dice: “Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada.”

¿Se aplica esta advertencia del profeta al ejercicio del derecho al voto? Obviamente no. Aplicarlo de esta manera es torcer completamente el contexto del pasaje. Dios le dice esto a Judá porque se habían apartado de él para poner su confianza en las naciones paganas. Venía Nabucodonosor con su ejército, y en lugar de ellos arrepentirse y volverse a Jehová, confiaron en Egipto. En otras palabras, dejaron a Dios y se refugiaron en el ser humano.

¿Por qué este pasaje no se aplica a nuestra lucha? Sencillo: porque primero, no estamos diciendo que cualquier candidato nos va a solucionar todos nuestros problemas y nos va a dar la ayuda que solo Dios puede darnos. No estamos quitando nuestra confianza en Dios para ponerla en seres humanos. Estamos orientando al pueblo cristiano sobre los candidatos que más se han comprometido con nuestros valores. Dar un voto en unas elecciones no es dejar a Dios para confiar en hombres. Es ejercer un derecho y una responsabilidad que nos provee la democracia.

Porque de lo contrario, ir a un médico cuando estoy enfermo también sería un acto de falta de fe, porque es un hombre que puede fallar. O acudir a un policía buscando protección también sería un acto de falta de fe y confianza en Dios. Si dijésemos: “no necesitamos de Dios, votemos por estos candidatos porque ellos nos van a suplir nuestras necesidades y ninguno nos va a fallar” entonces este pasaje bien se aplicaría a nosotros. Pero no es eso lo que hemos estado diciendo. Todo ser humano puede fallar. Hasta el piloto que guía el avión al cual subimos para viajar, y aun así lo hacemos.

Hay quieres recurren a la espiritualización para no asumir responsabilidades. Es como el que dice que está orando para que Dios le provea un empleo, pero no sale a buscarlo. Hay una parte que Dios ha de hacer, pero hay cosas que nos toca a nosotros hacerlas. Por otro lado sé de personas que recurren a este argumento para justificar el no votar por candidatos que no son del partido que ellos favorecen. Y en lugar de admitirlo y ser sinceros, lo justifican de esta manera.