El aborto: el peor de todos los holocaustos

IMG-20150920-WA0004Por: René X. Pereira
Presidente de PR por la Familia

Un poco de historia: en la Alemania de los años 30, las cortes y tribunales de justicia de esta nación determinaron que no era ilegal el despojar a millones de judíos alemanes de sus más elementales derechos. Eventualmente esto llevó al exterminio de 6 millones de judíos en campos de concentración. Todo fue legal y con el aval del sistema judicial alemán.

En el 1973 la Corte Suprema de los EU decidió que los bebés en el vientre de sus madres no tenían derechos ni eran seres humanos, sino parte del cuerpo de la mujer y por eso la madre podía decidir matar a su bebé. Desde entonces unos 53 millones de seres humanos han sido asesinados en centros de exterminio a los que llamamos “clínicas de aborto”. El aborto se ha convertido en una industria muy lucrativa que opera por la libre y sin los mismos controles y normas de un hospital o centro quirúrjico, a pesar de que se realizan procedimientos que ponen en peligro la vida de las mujeres que allí acuden.

aborto

El argumento de los que favorecen el aborto es que el mismo es un derecho de la mujer de decidir sobre su cuerpo. ¿Pero y quién decide por el cuerpo de esa criatura por nacer? ¿Es realmente su cuerpo, o su cuerpo es solo la habitación temporal de ese ser humano? Un naciturus o feto, tiene su propio corazón, su propio cerebro, su propio sistema nervioso y circulatorio. No solo eso, ese bebé tiene su propio DNA distinto al de su madre, y a menudo tiene un tipo de sangre totalmente distinto. No es una verruga, ni un órgano del cuerpo de la madre. Es un ser totalmente diferente.

Pero lo más inconcebible es que la información que provee el propio Departamento de Salud de PR revela que cientos de adolescentes menores de 14 años son llevadas a abortar sus bebés sin el consentimiento de sus padres. ¿Quién paga por este procedimiento? En Puerto Rico la ley establece que un menor de 16 años no tiene la capacidad de consentir una relación sexual. Se llama “violación técnica”. Pero las autoridades se hacen de la vista larga y no están investigando este delito. A un menor en nuestro país no se le puede someter a un tratamiento médico sin el consentimiento de sus padres. Pero en el aborto, el menor puede ir voluntariamente y los padres no son notificados. Pero si hay una complicación en el proceso, estos tienen que asumir la responsabildad. ¿Es esto justo?

El proyecto del Senado 950 de la senadora Nayda Venegas no puede prohibir el aborto, debido a la funesta decisión de la Corte Suprema (Roe vs. Wade 1973), pero establece una serie de controles a esas clínicas, y establece que esa madre debe ser orientada y ayudada a tomar una decisión, viendo otras opciones en favor de la vida. Ojalá algún día se revierta la fatídica decisión del SCOTUS. Tristemente es un crimen contra el más indefenso de los seres humanos, los que viven en lo que se supone sea el lugar más seguro, el vientre de sus propias madres. Las encuestas y sondeos que están saliendo confirman que la mayoría de la gente en Puerto Rico, no favorece el aborto. Insto a que nos expresemos públicamente en favor de este proyecto y que los demás legisladores no se intimiden, sino que apoyen el mismo. Porque todos ellos, al igual que nosotros, debemos dar gracias de que nuestras madres no nos abortaron.

Una mentira legalizada

dr cesar vazquezDr. César A. Vázquez
Portavoz de PR por la Familia

Los transexuales quieren esconder que son transexuales. Aquellos que se engañan así mismos cambiando su cuerpo para pretender que son del sexo contrario, ahora quieren engañar a los demás. Para eso cuentan con la decisión de una jueza del Tribunal Federal de San Juan. Dicha jueza está obligando al gobierno a permitir el cambio del sexo observado al nacer en el certificado de nacimiento. A este acto de atropello por parte de un juez se suma la complicidad y cobardía de un gobierno que ha anunciado que no va a apelar esta decisión. Y de momento nos damos cuenta que este gobierno es un clon de la administración anterior. García Padilla y el anterior secretario de justicia defendieron en el tribunal Federal de San Juan que el matrimonio era sólo entre el hombre y la mujer. Cuando el caso llegó a Boston cambiaron su postura y traicionaron los valores del pueblo de Puerto Rico.

Y de momento nos damos cuenta que este gobierno es un clon de la administración anterior.”

Permitir el cambio que sexo en el certificado de nacimiento es legalizar la mentira. El certificado de nacimiento es un documento histórico que describe las circunstancias observadas al nacer. El sexo no se asigna; se describe lo observado en el cuerpo del recién nacido. Es varón el que tiene pene y testículos. Es hembra la que tiene vulva y vagina. Cuando los genitales no están claramente definidos estamos frente a un proceso anormal y se tiene que consultar a expertos en genética y endocrinología, entre otros. Cambiar el certificado es decir qué pasó… lo que no pasó. Es decir que se equivocaron los médicos, las enfermeras y los padres. ¡Tanto estudiar y no poder diferenciar entre un pene y una vagina! Es darle más peso a la confusión del presente que a la realidad del pasado. Es decir qué el niño que entró a primer grado y luego se graduó de sexto grado y de cuarto año, en realidad era una niña. ¿Van obligar ahora a que se cambien los diplomas de la escuela y de la universidad? Si el hombre que hoy pretende ser mujer se había casado y tuvo hijos, ¿se van a cambiar el certificado de matrimonio y los certificados de nacimiento de los hijos? ¿Estaba ciego el cura que los casó? ¿Qué tuvieron los niños? ¿Dos mamás? ¿Se van a cambiar las estadísticas vitales del estado? ¿Se van a cambiar las memorias de aquellos que compartieron con él como varón y se les va poner una mordaza para que no digan la verdad?

Y de momento empezamos a darnos cuenta de las implicaciones que tiene pretender cambiar la historia para proteger la confusión de algunos. El hombre que pretende ser mujer engaña a los que se relacionan con él, particularmente a otros hombres. No existe la posibilidad de la reproducción ni de formar familia de manera natural. De aquí en adelante, si un hombre y una mujer se quieren relacionar tendrán que hacerse un DNA y una prueba de VIH…¡para estar seguros! ¿Será gallina o gallareta?

Se esconde la realidad de que para mantener la apariencia del otro sexo hay que sostener un tratamiento médico costoso, peligroso y a largo plazo. El hombre que para aparentar ser mujer, utiliza hormonas femeninas aumenta su riesgo de padecer de alta presión, tener un derrame cerebral, sufrir de coágulos en las piernas y de tener embolias pulmonares, entre otros peligros. Tendrá que comunicarle al médico que lo trate que es un hombre con apariencia de mujer, porque de otra manera lo induciría a error y pondría en peligro su propia salud. Aunque parezca mujer sus órganos son de hombre y tiene los riesgos de un hombre, ¡mas los riesgos del tratamiento para parecer mujer!

Es trágico estar inconformes con nuestro cuerpo. Le pasa a todo aquel que no cumple con el estereotipo de la belleza de nuestra cultura. Le pasa a los bajitos, a los muy flacos o muy obesos, a los feos o poco elegantes, a los viejos y a los enfermos o discapacitados. Algunos arrastran esa “cruz” toda la vida menospreciándose; otros hemos resuelto esa insatisfacción con nosotros mismos agradeciéndole a Dios el regalo de la vida y la persistencia de su amor. Ayuda un montón que alguien nos ame como somos…

La mentira no resuelve los conflictos; solo el amor a la verdad.

“La fiebre no está en la sábana”

dr cesar vazquezDr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz de PR por la Familia

Es obvio que nuestro sistema de educación pública tiene problemas. Y es comprensible que la nueva administración, particularmente la legislatura, pretenda hacer algo al respecto. Eso es el Proyecto de la Cámara 1441 sobre reforma educativa, el intento de resolver un problema.

No es cualquier problema. Eso que llamamos educación pública maneja el presupuesto más alto de nuestro gobierno, tiene la plantilla de empleados mayor del gobierno y afecta a cientos de miles de nuestros niños. Algo nos dice que no anda bien. A esto hay que añadir el hecho de que la pobre escolaridad disminuye las posibilidades de progreso en la vida, está asociada a problemas de salud y que la misma es un factor de riesgo para la actividad delictiva, por señalar algunas consecuencias. Nos va la vida en resolver este problema.

Una lectura al proyecto nos lleva a pensar que el diagnóstico que sus autores han hecho sobre el problema de la educación pública tiene que ver con la ausencia de una filosofía educativa clara, un sistema altamente burocrático y centralizado, la incapacidad del sistema de fiscalizarse efectivamente y la renuencia a experimentar con nuevos modelos educativos. Las soluciones que se proponen en dicho proyecto han generado animosidad y franco rechazo de grupos importantes, particularmente los gremios de maestros. Suenan los tambores de guerra.

Pienso que hay preguntas que nos debemos hacer y contestaciones que debemos dar antes de involucrarnos en este acto de ingeniería radical que se pretende dar a nuestro sistema público de enseñanza.

¿Por qué tenemos una incidencia tan alta de deserción escolar? Cerca de un 40% de los niños que comienzan primer grado no se gradúan de cuarto año. El pico de la deserción ocurre en escuela intermedia. Sabemos que un por ciento significativo de los desertores escolares se van a involucrar en actividad delictiva. ¿Qué esfuerzo de importancia se está haciendo en esta dirección? ¿Cuántas de nuestras escuelas tienen al menos un psicólogo escolar, consejero profesional y/o trabajador social? Digo al menos, reconociendo que un solo profesional de la salud mental, por más capacitado y motivado que esté no puede enfrentar efectivamente los problemas de una escuela. ¿Les han preguntado? La contestación obligada es que las circunstancias del hogar afectan la capacidad del niño de aprender.

Muchos niños viven en hogares de mucho conflicto. Muchos niños han vivido el divorcio o la separación de sus padres. La mitad de nuestros niños se está criando con uno solo de sus padres, usualmente la madre. Muchos niños son el resultado de relaciones de bajo compromiso. Cuando el padre y la madre no trabajan ni estudian, ¿qué motivación tiene el niño para estudiar? Si se puede vivir dependiendo de las ayudas del gobierno o de la actividad delictiva, ¿para qué estudiar? La motivación que papá y mamá le dan a su hijo para que estudie es importante. Desgraciadamente dicha motivación está ausente en demasiados hogares. ¿Qué vamos a hacer para enfrentar esta realidad?

La otra pregunta, que puede resultar vergonzosa, es ¿por qué tenemos tantos niños en educación especial? La cifra ronda el 25% de la matrícula. En algunas escuelas se acerca al 50% de niños con diagnósticos que ameritan educación especial. Esto debería ser motivo de la alarma y debería ser visto como una emergencia nacional. Sin embargo se explota como una fuente de mayores ayudas federales para nuestro sistema de educación. ¿Se debe a algún defecto neurológico? ¿Tiene que ver con algún defecto en el desarrollo? ¿Hay algún factor epidemiológico en el embarazo? Debería haber una concertación nacional para estudiar este problema. ¿Se está haciendo el diagnóstico correcto o hay alguna confabulación con motivaciones económicas? ¿Los estamos estigmatizando con el carimbo de la incapacidad o les estamos dando una razón para el fracaso? En las comunidades puertorriqueñas en Estados Unidos, ¿los niños tienen igual incidencia de trastornos del aprendizaje?

Aparte, el espectáculo del Secretario de Educación de turno explicando al tribunal Federal por qué no se dan los servicios a estos niños, a pesar de todo el dinero que se recibe, es francamente vergonzoso.

¿Por qué nuestro sistema de educación tiene 100.000 niños menos que hace 10 años pero necesita 1 millón de dólares más? Algo me dice qué tiene que ver con la corrupción y los contratos.

Pero la cosa no se queda ahí. Cerca del 40% de los que entran a la Universidad de Puerto Rico no terminan su bachillerato. Esto a pesar del cerca de un billón de dólares en subsidios que la universidad recibe, aparte de las becas Pell. Eso implica que graduarse de escuela superior y entrar a la universidad no es la panacea. Tampoco el éxito está garantizado por graduarse de bachillerato, de maestría o de doctorado. Hay mucha gente engrosando las filas del desempleo con todos estos títulos. Tienen otro título, sobre cualificados. Sin hablar de los que han emigrado buscando pastos más verdes.

El Proyecto de la Cámara 1441 es fruto del esfuerzo y pienso que tiene las motivaciones correctas. Tiene algunos aciertos. Desgraciadamente pienso que en lo fundamental hace el diagnóstico equivocado. La evidencia está en los decenas de miles de estudiantes de escuelas privadas, de escuelas iglesias y de “home schooling” que se gradúan con éxito y luego prosiguen estudios universitarios y postgraduados. La evidencia está en los niños que provienen de nuestro sistema de educación pública y sacan notas sobresalientes en las pruebas de entrada a la universidad. Pero la evidencia más contundente es la realidad histórica de que a Puerto Rico lo construyeron hombres y mujeres que estudiaron en la escuela pública sin más tecnología educativa que lápiz, papel, tiza y borrador; con padres que los motivaban a estudiar, con hambre de conocimiento y con maestros qué más que una profesión tenían un ministerio, el de la enseñanza.

Todavía hay mucho que discutir. Evitemos la confrontación hostil.

“La fiebre no está en la sábana”

ESCANDALOSO CONTRATO DE 16.9 MILLONES EN EDUCACIÓN PARA ENSEÑAR VALORES

IMG-20150920-WA0004Pastor René X. Pereira
Director Ejecutivo de PR por la Familia

Realmente es escandaloso lo que ha salido a la luz con respecto al contrato que tiene el Departamento de Educación con una firma de Estados Unidos, Joseph & Edna Josephson Institute of Ethics, para correr el programa Tus valores cuentan en nuestras escuelas. 16.9 millones de dólares en un contrato de cinco meses. Esto es inaceptable.

Estamos de acuerdo en que inculcar valores y principios en nuestros estudiantes es importante. Bajo Fortuño, cuando se establece este programa por primera vez, se gastó en esto $700 mil dólares. Entiendo además que existen grupos e instituciones aquí en la isla que pueden correr este programa perfectamente bien y por una fracción de la cantidad que se le ha otorgado a esta compañía estadounidense. ¿Por qué contratar a una compañía de EU y pagando una cantidad tan elevada? Y esto ocurre en medio de la situación fiscal tan terrible que enfrentamos. No solo esto, sino que sabemos las dificultades que enfrentan nuestras escuelas sin materiales educativos suficientes, problema con el retiro de los maestros, falta de recursos, escuelas cerrando, entre otros muchos más.

Esto a nuestro juicio, esto es corrupción. Se dice que no hay dinero para las escuelas, pero sí hay millones para repartir contratos jugosos. Esto no se puede tolerar; es una falta de respeto a los estudiantes, a los maestros y al país entero. Es vergonzoso que la Secretaria de Educación esté defendiendo una cosa como esta. ¡Basta ya de esto! El país ya no aguanta el que se esté utilizando dinero del pueblo para repartir contratos millonarios a diestra y siniestra, mientras estamos en medio de la peor crisis financiera de nuestra historia. Se va un gobierno, llega otro, pero terminan en lo mismo que el anterior. El país exige pulcritud, transparencia e integridad en sus gobernantes y funcionarios.

Exigimos que el Gobernador tome acción en esto inmediatamente y llame a capítulo a la Secretaria de Educación Julia Keleher. Quien de hecho, es otra que recibe un elevadísimo salario mientras el país no ve ninguna mejoría en el sistema público de enseñanza. Exigimos la renuncia de esta funcionaria que ha resultado ser una incompetente en su gestión.

Señor Gobernador de PR, ¡cumpla su palabra!

César VázquezDr. César Vázquez Muñiz
Portavoz PR por la Familia

Sr. Gobernador:

Esperamos que cumpla su palabra de proteger la libertad religiosa firmando el Proyecto 1018.

 

Razones:

  1. “Is the law of the land”; estado de derecho prevaleciente, al igual que Obergefell vs Hodges lo es para el matrimonio.
  2. Aplica a PR de manera clara en RFRA (Religious Freedom Restoration Act); PR aparece en la ley.
  3. Ha sido declarado constitucional por el Supremo federal y utilizado para decidir casos.
  4. Fue discutido en Yulin vs Comite Fiestas Calle San Sebastián por Tribunal federal como que aplica a PR (14-1929 FAB).
  5. Establece que el gobierno no puede atropellar las convicciones religiosas de los ciudadanos para lograr sus propósitos.
  6. Los escenarios que se proponen no han ocurrido en el foro federal ni en los estados
  7. Han ocurrido múltiples ofensas a la libertad religiosa:
    a. Obstrucción a actividades evangelísticas.
    b. Hostilidad en ambiente de trabajo a conductas o símbolos religiosos .
    c. Obstrucción al uso de facilidades de gobierno.

Veremos si usted es hombre de palabra o un oportunista político más. Esperamos por usted.

Los políticos nuestros de cada día

MiltonPor: Milton Picón
Presidente Morality in Media – Puerto Rico

Sin lugar a dudas entre el domingo y ayer lunes hubo una reacción vigorosa y poderosa en contra del Gobernador y el Presidente cameral por la firma de la nueva ley de adopción. Hacia tiempo que no se veía algo así. Emisoras cristianas con sus periodistas comentando y entrevistando, grabando vídeos que generaron cientos de comentarios, y solo en las primeras horas de la mañana, subiendo durante la tarde y noche a miles de personas opinando y compartiendo los “posts”.

El calor en la Fortaleza y en la oficina del Presidente cameral, Johnny Méndez se hizo insoportable. Tuvieron que empezar a recular y a hacer lo posible y lo imposible, para mitigar daños. Hasta legisladores de los llamados de “valores”, fueron utilizados para tratar de darle un lavado de cara al Gobernador y a Johnny Méndez. Trataron malamente de defender lo indefendible, de utilizar argumentos politiqueros y partidistas y no hicieron otra cosa que no fuera quedar mal ante la mayoría del pueblo cristiano. Como decía un compañero Pastor, les dio el “blue flu”.

El calor del fuetazo público que recibieron fue tal que para tratar de calmar o acallar la voz de creyentes, de los lideres del movimiento pro familia y otros, corrieron a buscar el proyecto de Libertades Religiosas ( P. de la C. 1018 ) y de forma expedita ( después de pasarlo por un proceso de cirugía ) lo aprobaron anoche mismo. Y en la noche de ayer, se comenta, que estaba ya en alguna oficina de la Mansión Ejecutiva en espera de la firma o el veto del Sr. Gobernador. No podemos perder de perspectiva que Ricky Rosselló, juró y juró el pasado año que ese proyecto lo vetaría a como diera lugar. Desde anoche tiene otro dilema más, otra pesadilla con la iglesia en el bolsillo.

¿Quién gana y quién pierde en este escenario? Si el Gobernador no firmará el 1018 sería el gran perdedor, y los grandes ganadores Johnny Méndez y Thomas Rivera Schatz, este último posible candidato a enfrentarse en primarias a la gobernación del 2020 junto a Jennifer González contra el incumbente que a menos de un año y dos meses se le ha ido deteriorando su liderato aceleradamente. Si el Gobernador firmara el proyecto obtiene un respiro momentáneo, solo por un momento. Todavía quedan otros proyectos como el que sometió sobre educación que va a afectar a escuelas privadas y cristianas y que pronto suscitará otro debate público, una investigación de las clínicas de cannabis, un proyecto “sorpresa” de Thomas Rivera Schatz radicado la semana pasada. ¿Coincidencia o premeditación? Lo que Ricky Rosselló hablo en la campaña pasada sobre la marihuana medicinal y solo en aspectos de investigaciones científicas, se convirtió en un gran negociazo, que nada tiene que ver con investigación científica. Otro engaño más.

Pero retornando a la adopción y al proyecto de Libertades Religiosas, el Presidente de la Cámara tiene otro dilema con su proyecto de adopción. El Portavoz de Puerto Rico por la Familia, el Dr. Cesar A Vazquez Muniz en su página de Facebook espeluzo el proyecto de adopción señalándole varias fallas, que por cierto se pudieron atender antes de que el proyecto saliera de la Legislatura hacia la Fortaleza, pero que no lo hicieron, no quisieron escucharnos, tal vez porque el Gobernador le quería cumplir promesas a otros grupos con dicho proyecto. Esa mancha, es sucio difícil para Johnny Méndez. De la única forma en que se libera de la misma es radicando un nuevo proyecto para atender las deficiencias del firmado por el Gobernador. Si lo hace, posiblemente se quita el calor de encima, pero se lo echará al Gobernador cuando le lleguen las enmiendas. Si la Fortaleza no quería las enmiendas antes, ¿las aceptará ahora?

Recomiendo a los amigos que compartan el escrito del Dr. Vazquez titulado: La Adopción: ¿Derecho de Quien? En el mismo se tocan todas las preocupaciones alrededor del tema de la adopción, no se limita a tocar el asunto de los “matrimonios del mismo sexo”, que es el tema favorito de los medios de comunicación seculares para presentarnos como gente de un solo tema. Son los medios, los “analistas”, los teólogos al segundo y los filósofos de bumper sticker, los que preguntan y comentan y luego publican lo que les conviene, para que la gente se desenfoque del tema de la niñez y vea solo el aspecto “de los homosexuales”.

Hay una gran realidad en todo este debate. Se trata de la niñez y no de los argumentos de copy and paste que escuchamos y leemos por ahí de parte de los favorecedores de lo malo, que curiosamente algunos creyentes hasta compran esos argumentos, porque su educación política la obtiene a través de Univisión y comentaristas como Gaspar Roca, Diaz Olivo, Davila Colon, etc., etc.

En resumidas cuentas, lo que le pasó ayer a los políticos les pasó por que no quieren escuchar. Es siempre lo mismo, no aprenden. Solo reaccionan cuando los apretamos. Sigamos apretándolos entonces.

La adopción, derecho del niño

César VázquezDr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz Puerto Rico por la Familia
29 de enero de 2018

Nos preocupa la reciente aprobación de la “Ley de Adopción de Puerto Rico”. Sabemos que la misma tiene como propósito agilizar el proceso de adopción y facilitar que más niños sean adoptados. Aunque el fin es loable, sin embargo, tiene detalles que nos levantan preocupación.

El primer asunto que nos preocupa es que se pretende llevar acabo todo el proceso en solo 60 días. Desde que se solicita hasta que se logra el decreto de adopción. En 60 días se le va a quitar a un hombre y una mujer el vínculo familiar y jurídico con lo que más se ama en la vida, un hijo. Al final de ese periodo este niño estará en las manos de un tercero o terceros probablemente extraños, los cuales pudieran inclusive residir fuera de Puerto Rico. En ese intervalo de tiempo el Departamento de la Familia levantará un expediente y escribirá un informe social y Tribunales llevará a cabo varias vistas. Todo esto se hará sin nuevo personal mi más presupuesto. Sin tomar en cuenta que el Departamento de la Familia tiene por investigar más de 10.000 casos de maltrato de menores. Ni hablar del atraso en los casos en los tribunales.

En este nuevo esquema el padre del niño apenas se toma en cuenta, mucho menos la familia paterna. Deja de ser política pública el priorizar colocar al niño en su familia inmediata. Se habla de garantizar que el adoptado en su mayoría de edad tenga acceso a información sobre sus padres biológicos. Sin embargo, se permite la entrega anónima de niños desde recién nacidos hasta 3 años. “Nunca se supo quien fue su madre” dice la canción.

Se crea por ley un “Panel de Selección de Candidatos” de cinco miembros de los cuales sólo se necesitan tres para aprobar una adopción. Los cinco, nombrados por el Secretario del Departamento de la Familia, decidirán todas las adopciones y sólo se podrá llevar un recurso ante el Tribunal Apelativo para impugnar una decisión, en un plazo de 30 días. Ese tiempo los pobres de este país o sus familiares tendrán que conseguir dinero para pagar un abogado que los represente. La realidad es que a los pobres es a quienes les quitan los hijos, la mayoría de las veces.

¿Quienes podrán adoptar? Podrán adoptar Individuos, sin importar su orientación sexual, como hasta ahora. Podrán adoptar los matrimonios en conjunto, como hasta ahora y eso incluiría los matrimonios del mismo sexo, lo cual es nuevo. Sin embargo, los matrimonios ya no tendrán prioridad sobre los individuos como la tienen ahora. Les recuerdo que los niños anhelan tener papá y mamá. Para colmo se crea una nueva categoría que podrá adoptar conjuntamente: “la pareja unida por relación de afectividad análoga a la conyugal”. No sabemos qué significa esta frase porque no se define en la ley. Tampoco esta figura aparece en el marco jurídico puertorriqueño. Me imagino que significará ‘dos qué digan que se quieren, aunque no estén casados”. Realmente se le está dando a las parejas de hecho el mismo derecho que a los matrimonios. La mayoría de los niños que se dan en la adopción son el fruto de relaciones sexuales sin compromiso, parejas de hecho. Ahora van hacer victimizados dos veces al ser adoptados por parejas en una relación de bajo compromiso y con mayor riesgo de violencia. No estamos de acuerdo. ¿Dónde está el mejor bienestar del niño?

Reconozco que esto es un análisis somero de una ley que merece ser discutida con mayor profundidad. Sin embargo, quiero decirle al Señor Gobernador que sus declaraciones al firmar la ley fueron equivocadas. En ningún lugar la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos sobre el matrimonio homosexual habla del derecho a la adopción. La adopción es un derecho del niño a ser adoptado. Ningún adulto tiene un derecho a adoptar. Un matrimonio, aunque sea heterosexual, no necesariamente tiene puede adoptar. Debe ser cualificado. El estado razonablemente puede darle prioridad para la adopción a los matrimonios sobre los individuos y a los matrimonios heterosexuales sobre los matrimonios homosexuales. Basta que haya un fin racional, la convicción de que el mejor ambiente para crecer es tener un padre y una madre. Probablemente, lo que no podría hacer es negarle a un individuo o a un matrimonio la posibilidad de adoptar meramente por su orientación sexual. Que sepa esta controversia no ha sido decidida por el Supremo federal.

No puedo terminar sin hacer un señalamiento preocupante. En la página 41 de la ley titulada “Contenido estudio social” se incluye en los parámetros a considerar al cualificar el adoptante el “Sistema de valores a proveerle al menor.” ¿Cuáles son los criterios para evaluar esto? ¿Puede el gobierno entrar en la evaluación de los valores de las personas? Esto se presta para el discrimen por ideas o por religión. A los legisladores se les pasó esta.

Sólo pedimos que las anteriores preocupaciones y otras más, pueden ser presentados en un proyecto de enmiendas a la ley recientemente aprobada. Es lo justo. Nuestros niños lo merecen.