Una mentira legalizada

dr cesar vazquezDr. César A. Vázquez
Portavoz de PR por la Familia

Los transexuales quieren esconder que son transexuales. Aquellos que se engañan así mismos cambiando su cuerpo para pretender que son del sexo contrario, ahora quieren engañar a los demás. Para eso cuentan con la decisión de una jueza del Tribunal Federal de San Juan. Dicha jueza está obligando al gobierno a permitir el cambio del sexo observado al nacer en el certificado de nacimiento. A este acto de atropello por parte de un juez se suma la complicidad y cobardía de un gobierno que ha anunciado que no va a apelar esta decisión. Y de momento nos damos cuenta que este gobierno es un clon de la administración anterior. García Padilla y el anterior secretario de justicia defendieron en el tribunal Federal de San Juan que el matrimonio era sólo entre el hombre y la mujer. Cuando el caso llegó a Boston cambiaron su postura y traicionaron los valores del pueblo de Puerto Rico.

Y de momento nos damos cuenta que este gobierno es un clon de la administración anterior.”

Permitir el cambio que sexo en el certificado de nacimiento es legalizar la mentira. El certificado de nacimiento es un documento histórico que describe las circunstancias observadas al nacer. El sexo no se asigna; se describe lo observado en el cuerpo del recién nacido. Es varón el que tiene pene y testículos. Es hembra la que tiene vulva y vagina. Cuando los genitales no están claramente definidos estamos frente a un proceso anormal y se tiene que consultar a expertos en genética y endocrinología, entre otros. Cambiar el certificado es decir qué pasó… lo que no pasó. Es decir que se equivocaron los médicos, las enfermeras y los padres. ¡Tanto estudiar y no poder diferenciar entre un pene y una vagina! Es darle más peso a la confusión del presente que a la realidad del pasado. Es decir qué el niño que entró a primer grado y luego se graduó de sexto grado y de cuarto año, en realidad era una niña. ¿Van obligar ahora a que se cambien los diplomas de la escuela y de la universidad? Si el hombre que hoy pretende ser mujer se había casado y tuvo hijos, ¿se van a cambiar el certificado de matrimonio y los certificados de nacimiento de los hijos? ¿Estaba ciego el cura que los casó? ¿Qué tuvieron los niños? ¿Dos mamás? ¿Se van a cambiar las estadísticas vitales del estado? ¿Se van a cambiar las memorias de aquellos que compartieron con él como varón y se les va poner una mordaza para que no digan la verdad?

Y de momento empezamos a darnos cuenta de las implicaciones que tiene pretender cambiar la historia para proteger la confusión de algunos. El hombre que pretende ser mujer engaña a los que se relacionan con él, particularmente a otros hombres. No existe la posibilidad de la reproducción ni de formar familia de manera natural. De aquí en adelante, si un hombre y una mujer se quieren relacionar tendrán que hacerse un DNA y una prueba de VIH…¡para estar seguros! ¿Será gallina o gallareta?

Se esconde la realidad de que para mantener la apariencia del otro sexo hay que sostener un tratamiento médico costoso, peligroso y a largo plazo. El hombre que para aparentar ser mujer, utiliza hormonas femeninas aumenta su riesgo de padecer de alta presión, tener un derrame cerebral, sufrir de coágulos en las piernas y de tener embolias pulmonares, entre otros peligros. Tendrá que comunicarle al médico que lo trate que es un hombre con apariencia de mujer, porque de otra manera lo induciría a error y pondría en peligro su propia salud. Aunque parezca mujer sus órganos son de hombre y tiene los riesgos de un hombre, ¡mas los riesgos del tratamiento para parecer mujer!

Es trágico estar inconformes con nuestro cuerpo. Le pasa a todo aquel que no cumple con el estereotipo de la belleza de nuestra cultura. Le pasa a los bajitos, a los muy flacos o muy obesos, a los feos o poco elegantes, a los viejos y a los enfermos o discapacitados. Algunos arrastran esa “cruz” toda la vida menospreciándose; otros hemos resuelto esa insatisfacción con nosotros mismos agradeciéndole a Dios el regalo de la vida y la persistencia de su amor. Ayuda un montón que alguien nos ame como somos…

La mentira no resuelve los conflictos; solo el amor a la verdad.

Decepcionada la iglesia en PR ante incumplimiento del Gobernador con la libertad religiosa

IMG-20150920-WA0004Pastor René X. Pereira
Director Ejecutivo
Puerto Rico por la Familia

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló acaba de demostrar con su decisión de vetar el proyecto de la Cámara 1018 de libertad religiosa, que su palabra y su compromiso no tienen credibilidad. El Sr. Gobernador firmó un acuerdo con el sector de fe, en una iglesia Cristiana, y allí plasmó su firma comprometiéndose a apoyar legislación a esos fines. No solo hizo este compromiso, sino que el mismo fue incluido en la página 169 de su programa de gobierno Plan para Puerto Rico. Para el sector de fe este era un proyecto de vital importancia en la protección de esos derechos.

El tiempo determinara el costo político de la decisión tomada en el día de hoy.
La media vigilia pautada por varias organizaciones, incluyendo la nuestra para el próximo viernes 9 de febrero en la noche, frente a Fortaleza se pospone para otra fecha que estaremos anunciando próximamente.

El veto… ¿ineptitud o desconocimiento?

dr cesar vazquezCésar A. Vázquez Muñiz
Portavoz PR por la Familia
8 de febrero de 2018

El veto expreso emitido hoy por el señor Gobernador al Proyecto de la Cámara 1018, sobre libertad religiosa, demuestra la ineptitud de sus asesores y su personal desconocimiento. Aunque en el escrito el Gobernador reconoce por primera vez que el “Religious Freedom Restoration Act” (RFRA) aplica a Puerto Rico, sin embargo el tracto histórico está equivocado. El gobernador alega que Puerto Rico fue incluido en esta ley en el año 2000 cuando fue enmendada. Está equivocado. Puerto Rico estaba incluido en la ley original de 1993. Se alega que los estados fueron eximidos de esta ley en las enmiendas del 2000 y vuelve a estar equivocado. Los estados fueron eximidos por una decisión del Tribunal Supremo Federal de 1997. En las enmiendas del 2000, incluidas en la ley “Religious Land Use and Institutionalized Persons Act” (RLUIPA) lo que se hace es eliminar la palabra “state” y substituirla por la frase “covered entity”.

Veamos el lenguaje del RFRA:

“SEC. 3. FREE EXERCISE OF RELIGION PROTECTED.
(a) IN GENERAL. — Government shall not substantially burden a person’s exercise of religion even if the burden results from a rule of general applicability, except as provided in subsection (b).
(b) EXCEPTION. — Government may burden a person’s exercise of religion only if it demonstrates that application of the burden to the person —
(1) furthers a compelling governmental interest; and
(2) is the least restrictive means of furthering that compelling governmental interest.”
Este lenguaje ha sido declarado constitucional por el Tribunal Supremo Federal y es similar al lenguaje propuesto en el P de la C 1018:

“Artículo 5.-A manera de excepción, el gobierno podrá imponer una carga sustancial al libre ejercicio religioso de una persona, únicamente cuando pueda demostrar lo siguiente:  que la acción estatal es en cumplimiento de un interés gubernamental apremiante, y que es el medio menos oneroso de promover dicho interés gubernamental apremiante.”

Sin embargo hay dos asuntos en los cuales el proyecto propuesto añade unas salvaguardas. Lo primero es que busca un acomodo razonable para las convicciones religiosas tratando de disminuir las controversias que lleguen a los tribunales y buscando evitar situaciones difíciles e incómodas.

“Precisamente por la función preventiva de este estatuto, ante situaciones conflictivas futuras previsibles, tanto los empleados como los patronos del sector público deberán buscar acomodos razonables, previo a que surjan situaciones conflictivas, evitando a los ciudadanos, que requieran servicios públicos, vejámenes, vergüenzas y pérdidas de tiempo.” Pág. 6

Aparte, se recomienda que se comuniquen la objeciones de manera fundamentada y por escrito. Esto es algo que ayudaria al funcionamiento del gobierno.
“Artículo 4.- El gobierno no podrá imponer una carga sustancial al libre ejercicio religioso de una persona,… A tales fines el empleado, contratista o funcionario vendrá obligado a plantear su objeción religiosa de forma fundamentada y escrita.

¿Porque necesitamos esta ley? La necesitamos por las personas que han sido interrumpidas y amenazadas en el ejercicio del compartir su fe. La necesitamos por los obstáculos que comunidades de fe han tenido para acceder a facilidades del gobierno. La necesitamos por la hostilidad que algunos creyentes han enfrentado por tener símbolos religiosos en sus centros de trabajo del gobierno.

Tener esta ley como parte de nuestro ordenamiento jurídico le comunica al gobierno en general y a la rama judicial en particular, el principio legal aplicable cuando se traten controversias de libertad religiosa. Sin embargo, el proyecto propuesto es mucho más que la ley federal aplicable. En esto el Señor Gobernador vuelve a demostrar su personal desconocimiento del proyecto propuesto.

El desconocimiento tiene solución, informarse mejor. El defecto de carácter que implica faltar a la palabra ofrecida… augura tiempos difíciles para nuestro pueblo.

La adopción, el gobernador Rosselló y los políticos con “maquillaje de cristianos”

rolando torresPor: Pastor Rolando Torres

Creo en la adopción, pues el que adopta no ama por conducto de la bendición de la naturalidad de ser padres biológicos. Se ama por decisión y acción. Es sin duda un milagro de vida. No obstante lo anterior, no puedo estar de acuerdo en que se use un tema de tanta sensibilidad para adelantar la agenda de la homosexualidad y la identidad de género. ¿Qué tiene que ver uno con lo otro? Mucho. Los focos son la educación, las artes, los medios masivos de comunicación, y las leyes que se acomodan a la medida de los grupúsculos enemigos del discurso de familia natural profesado por cristianos valientes. Cristianos que valoran y usan con amor su libertad religiosa. La libertad que el Sr. Gobernador Rosselló hipócritamente alega defender. Las acciones del Sr. Gobernador Ricardo Rosselló se van desdoblando según pasa el tiempo. Se repite la historia. Su padre usó la iglesia como tontos útiles para mantenerse en el poder. Ahora su hijo, impulsado por la misma idea hace lo mismo. No sorprende, pues los que no tienen el Espíritu de Dios obran según su mente desconectada de lo eterno.

Yo soy iglesia, pero soy de los pocos que no se vende al mejor postor político y que no bailo al son que me tocan los políticos cada cuatro años. Hace unos días sostuve una reunión con el Gobernador junto a la pastoral de la ciudad de Orlando Fl. Allí expuso su discurso de “Puerto Rico primero” y de “ciudadanía de segunda categoría”. Por lo anterior, nos solicitó la ayuda de la iglesia para que las comunidades de puertorriqueños en la diáspora salgan a votar por “los candidatos políticos que apoyen a Puerto Rico en el congreso”. Sin embargo, en su discurso dejó en las sombras el poco o ningún valor que se tiene por la Institución social más efectiva en las comunidades, la iglesia. Este servidor, luego de esperar mi turno para expresarme con el Gobernador, le expresé que la tendencia de los políticos y de su gobierno fue la de hablar de valor y apoyo a las acciones de la iglesia, de la boca para afuera. Que se usaba la iglesia para sus intereses y luego participan de la traición. Lo vimos con la ley de libertad religiosa y ahora con la inserción de privilegios a los que con su conducta libre como adultos, pretenden acceder a la niñez por otro de los focos de la agenda homosexual, la adopción. Le pregunté de frente y sin religiosidad política: ¿Si para lograr la agenda de lograr ciudadanía de primera para PR la iglesia tenía que poner a un lado sus ideales de moral y principios bíblicos? Pues la mayoría de los politicos del partido Demócrata a los cuales se estaba alineando, han sido consistentes en destruir la libertad religiosa y adelantar los intereses de la agenda homosexual. Su respuesta fue franca, que sí. En otras palabras, que una vez más “los tontos útiles” ayuden a adelantar su agenda negando sus creencias. Admito que no ocultó su intención, pero solo luego de requerírsele tal “trasparencia”.

A estas alturas del juego, no cabe otra que concluir que dos cosas están repitiéndose aquí y ahora. Un gobierno tradicional (nada nuevo) que usa la iglesia como una prostituta y una parte de la iglesia callada, encerrada, entretenida y ausente. Medios cristianos, predicándole a cristianos y no al mundo, más enfocados en darle más tiempo al ritmo y a canciones, que al contenido y discurso de salvación que incluye incomodidad al oído.

Finalmente, me parece que tanto el gobernador como los legisladores con “maquillaje de cristianos” el calor de las luces de la moral se lo han echado a perder. Nadie está defendiendo a los niños en este gobierno. La iglesia sigue tratando a la niñez como algo más en sus programas de actividades y los medios de comunicación cristianas… mejor me río para no llorar.

Como ministro, mi discurso en los medios ha sido consistente y firme a favor de la familia natural y los niños y así seguirá. Al Sr. Gobernador y a los presidentes de las cámaras legislativas, sigan pensando más en el costo político que en los niños y sus actos le alcanzarán. Dejen ya el discurso trillado de que el estado de derecho no se puede retar o resistir por medios legítimos. Mi oración por los que gobiernan, mi mensaje de alerta a la última generación de cristianos y mi reto a los cristianos con llamado a la política a que hagan lo que tienen que hacer, sin miedo.

Dios bendiga a Puerto Rico y la niñez del mundo. Pastor Rolando Torres #paraquemigentepiense