Grupo pretende detener Día de Clamor

Biblia censuradaUn grupo denominado “Comité amplio para la Búsqueda de Equidad” (CABE), envió una carta a los presidentes de ambos cuerpos legislativos solicitando se prohiba a los cristianos utilizar las facilidades del lado norte del Capitolio para llevar a cabo el tradicional Día de Clamor a Dios, como se ha realizado desde los pasados 40 años. Increíblemente los que dicen abogar por la “equidad” y los derechos de las personas ahora insisten el coartar los derechos de expresión y manifestación religiosa a miles de ciudadanos; derechos que están garantizados y protegidos bajo la Constitución del ELA.

Una vez más se invoca la cláusula de la separación entre la iglesia y el estado para coartar los derechos de manifestación religiosa. Esta cláusula precisamente fue creada para proteger dichos derechos. El estado no puede establecer una religión específica, pero tiene el deber de garantizar el libre ejercicio de la misma. Esto demuestra una crasa ignorancia por parte de los activistas LGBTT y sus acólitos de los derechos constitucionales de todos los ciudadanos, incluyendo a aquellos que creen en Dios que representan más del 90% de los mismos.

Este grupo que dice promover la “equidad” (palabra que significa igualdad), paradójicamente promueve la desigualdad y el prejuicio hacia un amplio sector de la población de Puerto Rico. Las facilidades públicas son para el uso y disfrute de todos los ciudadanos y para la expresión pública de todas las ideas, incluyendo las ideas cristianas. Esto es lo que significa vivir en una democracia pluralista.

Claro está; sabemos que esta petición no será siquiera tomada en cuenta por los presidentes de Cámara y Senado, quienes saben las consecuencias que tendría negar el derecho a reunirse en las escalinatas del Capitolio a miles de ciudadanos que acudirán allí este próximo lunes 2 de septiembre a clamar a Dios por su nación. Una acción como esta significaría el ir contra los derechos civiles y religiosos de decenas de miles de puertorriqueños. Sin embargo este burdo intento de silenciar la voz de los cristianos es un vivo ejemplo de la “tolerancia” que estas personas afirman defender.

Puerto Rico por la familia, la Fraternidad Pentecostal y el Ministerio Clamor a Dios, firman acuerdo de unidad

Firma de acuerdo de colaboración y unidad

Firma de acuerdo de colaboración y unidad

En lo que constituye un evento histórico, Puerto Rico por la familia y el Ministerio de Clamor a Dios han acordado aunar esfuerzos a meses de este último cumplir sus 40 años de aniversario, sirviendo y ministrando no sólo en Puerto Rico sino también en muchas otras partes del mundo. Se espera que este año el evento del Día de Clamor supere todas las expectativas de sus organizadores.  Este año cobra aun mayor relevancia ante los ataques y amenazas que ha sufrido la institución de la familia y el matrimonio tradicional.

En esta histórica reunión, miembros de la junta directiva de Puerto Rico por la familia y el Rev. Jorge Raschke de Clamor a Dios firmaron un acuerdo de colaboración. Más aún, se espera que participen por primera vez en el evento, defensores de la familia que pertenecen a la Iglesia Católica y que han dado la batalla junto a líderes evangélicos recientemente.

Como todos los años, el Día de Clamor a Dios se llevará a cabo el lunes 2 de septiembre, día del trabajo.  Invitamos a todos los defensores de la familia y al pueblo en general a darse cita ese lunes frente al Capitolio a ser parte de la historia una vez más. Esta unión incluirá también a la Fraternidad Pentecostal de Puerto Rico (FRAPE) quienes han apoyado el Ministerio Clamos a Dios durante años. Este histórico acuerdo de unidad y colaboración envía un fuerte mensaje a los líderes de nuestro país de que el pueblo de fe y valores está unido para defender la familia y el matrimonio como nunca antes.