Jugar a ser Dios

cesar vazquezPor: Dr. César Vázquez Muñiz
Médico Cardiólogo

El virus del Zica tiene la capacidad de afectar el sistema nervioso central de la criatura en desarrollo en el vientre materno. Algunos niños van a nacer con diferentes defectos y diversos grados de severidad. Algunos plantean que el aborto es la manera de resolver este problema. El aborto es la destrucción premeditada de la vida antes de nacer. El argumento fundamental es que algunas vidas no merecen vivir o no merecen ser vividas. Para entender cuál debe ser nuestra actitud ante este hecho trágico debemos hacernos las siguientes preguntas. ¿Qué es la vida? ¿Es sólo materia o hay algo más? ¿Tenemos el derecho de quitarle la vida a un ser inocente? ¿Qué es lo que nos da valor y dignidad como seres humanos? ¿Quién lo decide?

Aquellos que creemos que la vida es don de Dios entendemos que sólo Él la da y sólo Él puede quitarla. Creemos que todo ser humano tiene un valor y una dignidad que son intrínsecos al hecho de ser imagen de Dios. No importan los defectos o las enfermedades. Es increíble que una sociedad que le reconoce derechos a criminales confesos, a los animales, a los árboles y a los ecosistemas, se los niegue a la criatura más inocente de todas: el niño por nacer. Es increíble que amemos los animales y gastemos billones de dólares en su cuidado y estemos dispuestos a destruir niños antes de nacer porque los percibamos como defectuosos. Va a ser incómodo, retante, costoso y a veces bien doloroso cuidarlos. Pero esto también pasa con los niños que nacen saludables y sufren una enfermedad o accidente catastróficos. Esto también pasa con nuestros padres cuando envejecen y se enferman y sufren condiciones terribles como el Alzheimer’s. La otra cara del aborto es la eutanasia.

El valor de una sociedad se mide por el cuidado que le da a sus miembros más frágiles. Lo correcto es ayudar a los niños que nacen con esta condición como con cualquier otra y a los padres que tienen que cuidarlos. Destruirlos antes de nacer es jugar a ser Dios. Jesús dijo: “lo que hagan a estos pequeños a mí me lo hacen”.

Carta de Objeción a Currículo de Perspectiva de Género

cropped-logo-pr-por-la-familia1.jpgAtención madres, padres y tutores. Con el fin de proteger tu derecho a educar y formar a tus hijos según tus valores, conforme al principio de la para potestad, y en rechazo al adoctrinamiento que el estado pretende imponer sobre nuestros niños y jóvenes, se ha preparado esta carta para ser enviada a las oficinas centrales del Departamento de Educación en hato Rey, P.R. Usted puede llevarla personalmente o enviarla con acuse de recibo a la División Legal del Departamento de Educación a la siguiente dirección: P.O. Box 190759, San Juan, PR 00919-0759.

Puede bajar la carta aquí en formato PDF: Carta impugando curriculo

Es importante que tomes acción inmediata para proteger a tus hijos/as de este asalto en contra de la inocencia de nuestros menores.

¡AUXILIO! A mi hijo(a) le están enseñando la ideología del género. ¿Qué hago?

destruyan inocenciaPreparado por: Mujeres por Puerto Rico, Alerta Cristiano y Maestros con Propósito

Lo primero es; no estás solo(a). Hay muchos padres y madres que tienen principios y valores de fe que están igualmente preocupados. Pero es importante que no te rindas ni bajes la guardia; recuerda que se trata de tus hijos y es a ti a quien le corresponde protegerlos.

Este gobierno se ha dado a la tarea de adoctrinar a nuestros niños con una ideología que choca directamente con tus enseñanzas cristianas en el hogar. Tienes que dar la batalla porque hay que ser fiel a Dios antes que a los hombres. No te quedes callado(a) ni te resignes. A continuación presentamos varias recomendaciones importantes que nos dan líderes que están dando la batalla por esto y abogados cristianos conocedores del derecho:

  • Todo padre y madre responsable debe ir a todas las reuniones de la escuela de sus hijos. Si usted es un NO creyente en la ideología del género, debe expresarlo y hacerlo constar con la carta de padre objetor que puede adquirir en http://www.prporlafamilia.com.
  • Si le dan una hoja de asistencia para firmar o una hoja de “validación” o “evaluación” al lado de su nombre podría escribir una nota que indique, algo así: “Asistí, pero no apruebo un currículo que no he visto completo.”
  • Sea amable, pero firme. NADIE TIENE MAYOR PODER QUE USTED PARA DEFENDER SUS DERECHOS COMO TENEDOR DE LA PATRIA POTESTAD LEGAL DE SUS HIJOS.
  • Aunque el director y maestros de su escuela le aseguren que piensan como usted y que no le enseñarán lecciones de equidad de género “sexualizante” a sus menores, con mayor razón deje la carta de objeción para el récord de su expediente. También la puede pegar en todas las libretas del estudiante y hablar con cada maestro.
  • Una carta de padre objetor, es solo el principio del proceso. Debe educar a sus hijos (de acuerdo a su nivel), verificar todas las libretas y visitar a menudo a los maestros.
6. Únase a otros padres, sea usted un agente educador y comparta el conocimiento y las herramientas que les hemos dado.

De tener dudas específicas, puede escribir a los buzones de Facebook de Alerta Cristiano, Mujeres por Puerto Rico, a mujeresporpuertorico@gmail.com, o visite la página de PR por la Familia http://www.prporlafamilia.com.

Los niños son la meta final

cesar vazquezPara cambiar los valores de un pueblo sólo tienes que influir en la niñez. Unas minorías pretenden cambiar la visión que como pueblo tenemos sobre la sexualidad humana. Los puertorriqueños creemos que la expresión correcta de la sexualidad humana es la relación entre un hombre y una mujer. Esta idea nos la enseña la historia y nos la enseña la Biblia, pero sobre todo nos la enseña el cuerpo. Esta es una verdad evidente en sí misma que nace de la realidad biológica de que los cuerpos del hombre y de la mujer se complementan y que de esa complementariedad nace la vida. De hecho, por causa de esa realidad es que todos existimos.

Pero la mayoría no tan solo cree esto sino que también cree que la expresión de la sexualidad humana tiene unos límites que surgen de la moral, de la decencia y de la religión. También creen que estos límites deben ser expresados en las leyes que gobiernan un pueblo. Sin embargo hay unas minorías que entienden que el único límite que la sexualidad debe tener es el placer que produzca. El problema para ellos es que no han podido convencer ni al pueblo ni a la legislatura que los representa. Sin embargo, tienen acceso directo al señor Gobernador y por lo tanto al Secretario de Educación. Ambos funcionarios han abrazado estas ideas y para imponerlas van contra nuestros niños.

La primera estrategia es menoscabar la autoridad de los padres sobre sus hijos para que estos niños estén a merced de otros adultos. La idea que proponen es que los niños pertenecen al Estado. Para eso enfatizan la realidad de que algunos padres ponen en peligro a sus hijos. No dicen sin embargo que los niños que están bajo la tutela del Estado están en mayor riesgo de maltrato. Tampoco dicen que, tanto para la constitución federal como para la de Puerto Rico, la autoridad de los padres sobre los hijos es un derecho fundamental. Este derecho fundamental se lesionaba en los cambios al Código Civil propuestos en el 2007 y vaticino que serán incluidos en la próxima revisión al Código Civil, particularmente el libro de familia.

¿Varones o hembras? ¿Panties o calzoncillos?

cesar vazquezDr. César A. Vázquez Muñiz,
Portavoz Puerto Rico por la Familia
12 de octubre de 2015

En un nuevo episodio de ilegalidad y como parte de una agenda que pretende cambiar los valores de nuestro pueblo, el actual gobierno pretende confundir los niños del sistema público de enseñanza. La nueva regla absurda es que el niño varón que se sienta niña podrá ir vestida de niña. Para eso se utilizan las frases “identidad de género y orientación sexual”, frases que los niños no entienden y que la mayoría de los adultos tampoco. Lo próximo será que los niños que se sientan niñas puedan usar el baño de las niñas.

El primer problema con esta circular es que no tiene base legal para lo que propone. Los conceptos identidad de género y orientación sexual se utilizan en la ley para el contexto laboral. Como tal no aparecen en la ley orgánica del Departamento de Educación ni en ninguna otra ley relacionada. Sabemos que este ejecutivo está dispuesto a gobernar por decreto, sin respetar la separación de poderes.

El segundo problema es normalizar una actitud que realmente es una expresión de confusión. El que un niño sea de un sexo y se perciba asimismo del sexo contrario implica estar fuera de la realidad. Si mi piel es blanca no puedo decir que soy negro, porque meramente me sienta negro. ¿Por qué podemos ver la irracionalidad respecto al color de la piel y no la vemos respecto al sexo? Porque una minoría está tratando de imponernos la idea de que tenemos libertad absoluta para construir nuestra sexualidad. Esa minoría tiene acceso a Fortaleza y al Secretario de Educación. La confusión de un niño respecto a su sexualidad tiene que ver, entre otras razones, con maltrato sexual, conflictos con el padre del mismo sexo o del otro sexo, confusión por parte de los padres al criar o presiones externas en su entorno. Estos niños merecen nuestro apoyo y tratamiento, no la afirmación de su confusión. Por otro lado, ¿ cómo van a reaccionar los otros niños? Algunos serán confundidos, otros se burlarán y otros pudieran actuar con violencia. Estos niños pudieran terminar siendo objeto de acoso escolar, bullying, con más daño emocional que el que tenían con anterioridad. El pretender normalizar lo absurdo va a crear más problemas de los que pretenden resolver.

Cuando hablamos de orientación sexual, estamos hablando de aquello que atrae eróticamente a una persona. Esto es una realidad después de la pubertad, cuando comienza el individuo a desarrollar las características sexuales secundarias. Antes de eso el niño que siente deseo sexual está siendo abusado sexualmente o sexualizado prematuramente, usualmente a través de pornografía. Esto significa que no se puede aplicar a niños antes de la pubertad. Aparte la ley no le reconoce a menores de 16 años la facultad de consentir a tener relaciones sexuales. Y esto es así no por capricho de los adultos sino porque las relaciones sexuales prematuras son conductas de alto riesgo que ponen el peligro el futuro inmediato y a largo plazo de nuestros jóvenes.

¿Alguien le preguntó a los maestros? Cuando el conflicto sea tal que no se pueda dar clases, ¿quién va a Intervenir para resolverlo? ¿Qué pasará con los maestros cuyas convicciones morales o religiosas vean esta conducta como equivocada? ¿Tendrán que escoger entre su salario o sus convicciones?

Y de los padres, ni se diga. ¿Quién consultó a los que vienen llamados a educar en valores a sus hijos? Los padres tienen el derecho natural de educar a sus hijos de acuerdo a sus valores y la responsabilidad de protegerlos frente a los peligros de la vida. Este acto es parte de la estrategia de menoscabar la autoridad de los padres sobre los hijos y de substituirlos por el estado. El gobierno pretende a través del sistema de educación pública cambiar los valores respecto a la sexualidad de los niños y por ende, en un futuro cercano, de la sociedad. Somos los padres los que sufriremos al lado de nuestros hijos las consecuencias de conductas sexuales equivocadas basadas en las ideas que el gobierno pretende enseñarles. Porque las ideas tienen consecuencias. La gente vive según piensa y cuando se da por correcto lo equivocado el sufrimiento es inevitable.

La realidad es que hay una lucha en nuestra cultura sobre cuál es la verdadera naturaleza y propósito de la sexualidad humana. Hay quienes creemos que la sexualidad tiene límites en su expresión, límites que protegen al individuo y a la sociedad. Y hay quienes piensan que lo único que importa es el placer. Esta segunda versión es la que pretende imponer el gobierno a través de la fuerza del Departamento de Educación. Me imagino que a los funcionarios de gobierno no les da vergüenza que sus hijos varones usen ropa de mujer…

No sólo han sido incapaces de resolver nuestros problemas económicos, ahora pretenden hacerle daño a nuestra mayor riqueza, nuestros niños.

Padres puertorriqueños ¿qué vamos a hacer para proteger a nuestros hijos?

La homosexualidad y la pedofilia: ¿están relacionadas?

vascosLa relación que existe entre la homosexualidad y la pederastia es un aspecto esencial dentro de ambos fenómenos y uno de los temas que algunos activistas gay desean negar o ignorar, mientras que otros lo admiten sin reparos.

La Dra. Judith A. Reisman, ex profesora de investigación de la American University y testigo en calidad de experta ante la comisión sobre la pornografía del fiscal general de Estados Unidos, confirma que solamente el 9% de la población heterosexual, es pederasta. En cambio la población homosexual pederasta alcanza el 60%.[1] En otras palabras, el 87% de la población pederasta es homosexual, mientras que el 13% restante es heterosexual. Sin embargo, la Asociación Americana de Psiquiatría, compuesta mayormente por activistas gay, niega que exista esta relación.

Por otra parte, según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentaleslos pederastas adultos son varones en más de un 90% de los casos. El informe publicado en 2004 por el John Jay College, considerado como el más completo sobre el tema en EE.UU., constata que además, el 81% de las víctimas eran también varones. En otras palabras, ya sea que el agresor se declare homosexual o no, la pederastia implica un acto homosexual en la gran mayoría de los casos, donde tanto el adulto como el niño son varones[2].

La Dra. Reisman llevó a cabo dos estudios científicos: Crafting Gay Children: An Inquiry into the Abuse of Vulnerable Youth Via Establishment Media and the School Room (“Niños homosexuales producto del artificio : Una investigación del maltrato de la juventud vulnerable a través del establishment de los medios de comunicación y del aula escolar”, traducción libre) y Partner Solicitation Language as a Reflection of Male Sexual Orientation (“El lenguaje seductor como reflejo de la orientación sexual masculina”, traducción libre). Ambos estudios constituyen un seguimiento a la labor de investigación que Reisman comenzó con su estudio Kinsey: Crimes and Consequences(“Kinsey: crímenes y consecuencias”).

La investigación de Reisman, que se ha basado en estadísticas del gobierno obtenidas en 1992, señala que el 9% de entre 86 y 88 millones de hombres heterosexuales maltrató sexualmente a 8 millones de chicas menores de 18 años, lo cual constituye el 25% de todas las chicas de esa edad. Un porcentaje no determinado de hombres que practican el homosexualismo maltrató de 6 a 8 millones de chicos menores de 18 años, lo cual constituye del 17 al 24% de todos los chicos de esa edad. Ello implica que de 3 a 4 chicos son víctimas del maltrato homosexual por cada hombre que practica el homosexualismo. Sólo 0.09 chicas son víctimas de maltrato sexual por parte de un hombre heterosexual, lo que significa que el promedio de dicho maltrato es que 1 de cada 11 hombres heterosexuales maltrata sexualmente a una chica menor de 18 años.

El Journal of the American Medical Association, la revista de la Asociación Médica de Estados Unidos, publicó los siguientes datos que vienen a corroborar los hallazgos de Reisman: el 50% de las víctimas masculinas del SIDA informaron que, cuando había cumplido los 16 años, ya había tenido relaciones sexuales con un hombre adulto y el 20% de las mismas informó que, cuando había cumplido los 10, también ya había tenido este tipo de relaciones con un hombre adulto.

Estudios realizados por otros profesionales

Hay otros estudios que también corroboran las afirmaciones de Reisman en cuanto a que existe una relación entre homosexualidad y pederastia. A continuación sintetizamos los resultados en cuanto al porcentaje de personas que practican el homosexualismo que son pederastas:

  • 36% (Journal of Sex & Marital Therapy, K. Reund et al., 1984).
  • 33% (Eastern Psychological Assoc. Convention, Nueva York, Dr. Raymond A. Knight, 1991).
  • 22% (Journal of the American Medical Association, J. Wassermann, et al., 1984, 1986).
  • 42% (Journal of Interpersonal Violence, W. L. Marshall et al., 1991).
  • 60% (Psychiatric Journal, University of Ottawa, J. W. Bradford et al., 1988).

Además, la mayoría de los estudios concluyen que los homosexuales representan un 2 o 3% de la población total[7].

Reducción de la edad de consentimiento en el mundo

Uno de los aspectos que ocupan al movimiento político gay es el esfuerzo por reducir la edad legal o de consentimiento para las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. No pocos grupos de homosexuales quieren lograr que sea permitida la actividad sexual entre adultos y niños. Un estudio reciente del Family Research Council analiza los intentos para reducir la edad del consentimiento en diversas partes del mundo.[8]

En Sudáfrica, Kevin Bishop está fomentando la abolición de las leyes que imponen límites de edad para las relaciones sexuales[9]. Bishop incluso es favorable al incesto y cita los trabajos de dos psicólogas de Estados Unidos quienes se decantan por la opinión de que la introducción a la vida sexual es mejor cuando tiene lugar dentro de la misma familia. En Gran Bretaña la presión para descender la edad de consentimiento tiene mucha fuerza. Una organización de homosexuales está promoviendo su reducción a los 14 años y otro grupo lanzó una querella ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, afirmando que es injusto mantener un nivel de edad superior para los homosexuales comparado con el de los heterosexuales. Los argumentos de ese grupo encontraron acogida en el gobierno de Blair y en 1998 los laboristas intentaron dos veces obtener la aprobación del parlamento para rebajar la edad de consentimiento de los homosexuales de 18 a 16 años. En las dos ocasiones la cámara de los Lores rechazó la iniciativa. Hace cuatro años el límite de edad para los homosexuales fue reducido de 21 a 18 años.

Los homosexuales han tenido mayor éxito en los Países Bajos donde la edad de consentimiento está en los 12 años, a no ser que el joven presente una queja ante las autoridades. Allí una asociación de homosexuales obtuvo un triunfo en la abolición de una ley de 1971 que prohibía las relaciones sexuales entre los mayores de 21 años y los menores de 21 años. Hoy en día se permite el contacto sexual entre adultos y niños, aunque sólo si los padres del niño lo permiten.[9]

En Canadá, el estado de Ontario ya disminuyó la edad de consentimiento para los homosexuales a 14 años, y en 1995 la Corte Suprema de Canadá declaró que los homosexuales podían cualificarse para la protección como minoría. En mayo de este año la Corte Suprema continuó con su apoyo a los homosexuales indicando a Ontario que debe redefinir el término de esposos para incluir a las parejas homosexuales.

En Estados Unidos la campaña por la promoción de las relaciones sexuales con menores de edad no ha tenido tanto éxito. Sin embargo, diversos grupos de homosexuales se mantienen activos en el reclutamiento de jóvenes para sus filas. Y aunque los tribunales no han imitado el ejemplo de Canadá se debe recordar que la juez de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg, mientras fue abogada del grupo de derechos civiles (American Civil Liberties Union) firmó un informe que recomendaba bajar la edad de consentimiento a los 12 años. A pesar de que el contacto sexual entre adultos y menores de edad no es legal en Estados Unidos diversos estudios revelan que un porcentaje elevado de los abusos cometidos contra niños procede de los homosexuales. Así como los homosexuales suman cerca del 2% de la población, constituyen alrededor de la tercera parte de los que agreden a los niños.

La mayor revista pro homosexual en EE.UU., The Advocate, publicó un artículo de un tristemente conocido líder homosexual que opina que“la pederastia no es un desorden parafílico, sino algo que lo libera”. Este líder homosexual fue presidente de la ‘Alianza de Activistas Homosexuales de Nueva York’ (New York Gay Activists Alliance), fundó la ‘Coalición para los Derechos Lésbicos y Homosexuales’ (Coalition for Lesbian and Gay Rights), la ‘Asociación del Amor entre Hombres y Niños de Norteamérica’ o NAMBLA (North American Man-Boy Love Association), una organización de pederastas, y escribió un libro sobre la primera etapa del movimiento activista pro homosexual. Por otro lado, un investigador analizó el contenido de la revista homosexual The Advocate entre los años 1972 y 1991, y encontró que entre el 10% y el 20% de sus anuncios explícitamente promovían la pederastia.

El boletín de la corriente principal del sector homosexual de la población, Gay Community News (“Noticias de la Comunidad Homosexual”), con un tono cínico y ofensivo, publicó lo siguiente:

Les practicaremos la sodomía a sus hijos, emblemas de su débil masculinidad, de sus superficiales sueños y mentiras vulgares. Los seduciremos en sus escuelas, en sus dormitorios, en sus gimnasios…

Michael Swift, Gay Community News, 15 de febrero de 1987

Por su parte, la revista homosexual de noticias, San Francisco Sentinel (“El Centinela de San Francisco”), publicó:

El amor entre hombres y niños es fundamental para la homosexualidad. Para la comunidad homosexual decir que el amor a los niños no es homosexual es ridículo.[10]

San Francisco Sentinel

A pesar de esto, parte de las estrategias políticas del movimiento gay consiste en negar todo vínculo entre homosexualidad y pederastia.

Luis Fernández Cuervo, doctor en medicina, opinó lo siguiente en relación a la homosexualidad y la estrategia de los activistas pedófilos para cambiar la legislación vigente.

“La homosexualidad, ya sin el aliciente de lo prohibido, también pide dar un paso más en su “progreso”. Surge así y se va extendiendo mundialmente la corrupción sexual de menores de edad. Este abuso en algunos casos es heterosexual, pero en la mayoría no es sino un nuevo aliciente de la homosexualidad. Todavía se persigue con la ley y las redadas policiales. Pero los pedófilos están siguiendo la misma táctica que siguieron los antiguos homosexuales. Se agrupan, se organizan, crean sus medios económicos, políticos y publicitarios e intentan, con perseverancia, cambiar las leyes y que se declaren permitidas las relaciones sexuales entre adultos y menores de edad, “siempre que esos menores den su libre consentimiento”. Cuando esto alcance su aprobación legal y social ¿cuál será el siguiente paso en este asesinato de la dignidad humana?[11]

Relación entre homosexualidad y pedofilia en la Iglesia Católica

Artículo principal: Casos de abuso sexual cometidos por miembros de la Iglesia católica

El 12 de abril de 2010, el cardenal Tarcisio Bertone fue consultado por la prensa acerca de la incidencia del celibato en la aparición de casos de pederastia en la Iglesia Católica. El número dos del Vaticano respondió que de acuerdo con los expertos, las causas de la pedofilia hay que buscarlas en el homosexualismo, no en el celibato.

“ Han demostrado muchos psicólogos, muchos psiquiatras, que no hay relación entre celibato y pedofilia, pero muchos otros han demostrado, y me han dicho recientemente, que hay relación entre homosexualidad y pedofilia… Esto es verdad,éste es el problema[12]. ”

Estas palabras han desatado la ira de colectivos homosexuales y la protesta formal de algunos países[13].

En las estadísticas facilitadas recientemente por monseñor Charles J. Scicluna sobre los casos remitidos a la Congregación para la Doctrina de la Fe entre los años 2001-2010, resulta que solo un 10 por ciento de los casos eran de pederastia en sentido estricto, mientras que el 90 por ciento tenían que ver con adolescentes: el 60% hacen referencia a actos sexuales con personas del mismo sexo y el 30% de carácter heterosexual. Es decir, en la gran mayoría de los casos se trata de varones que abusan de menores del mismo sexo.

Los datos confirman que entre el clero católico no se dan más casos de abusos a menores que en otros ámbitos. Ciertamente, nadie ha dicho (tampoco Bertone) que cualquier homosexual sea un pederasta ni que cualquier sacerdote con tendencia homosexual abuse de menores. Pero igualmente habría que reconocer que en la Iglesia el problema de los abusos a menores no proviene de los sacerdotes que viven el celibato, sino de los que no lo viven y que, según se ha visto, en su gran mayoría se sienten atraídos por adolescentes varones.

Lo que molesta es que las palabras de Bertone hayan suscitado un tema que hoy es tabú, como si cualquier dato que vaya en desmedro de la conducta homosexual debiera silenciarse. Como ha declarado el profesor Massimo Introvigne, los que se rasgan las vestiduras “buscan prohibir la cita de aquellos datos estadísticos que consideran como políticamente incorrectos. Es una forma de censura inaceptable, en ocasiones disfrazada de científica”. Pero los datos estadísticos son números y “estos números, en cuanto tales, no deberían ofender a nadie y no se les puede hacer decir más –ni menos– de lo que dicen”

  1. Judith A. Reisman, Crafting Gay Children. Psychiatric Journal, University of Ottawa, J. W. Bradford et al., 1988
  2. 2,0 2,1 Homosexualidad, celibato y pederastia
  3. Entrevista con Eulogio López, fundador y director de hispanidad.com
  4. Los gays pasan de la homosexualidad a la pederastia
  5. Dr. Cameron, Paul. “Links Between Homosexuality and Pedophilia”. Nueva York, 6 de octubre del 2001. “Child Molestation and Homosexuality”. Family Research Institute.
  6. Vínculo entre homosexualidad y pederastia
  7. ¿Cuántos millones de homosexuales dice usted que hay en España?
  8. Dr. Van den Aardweg, doctor en psicología en Ámsterdam.
  9. 9,0 9,1 Conoze.com, Los homosexuales y la edad de consentimiento.
  10. Respuestas al lobby gay. Cultura de la muerte. Algunos aspectos y frutos.
  11. El Vaticano relaciona la pederastia con la homosexualidad y no con el celibato
  12. Pederastia, homosexualidad y diccionarios obsoletos

Los niños son las víctimas

cesar vazquez

Dr. César A. Vázquez Muñiz,  portavoz Puerto Rico por la Familia

Hay quienes tienen en su agenda cambiar los valores del pueblo de Puerto Rico, con el propósito de imponer como normal la conducta homosexual. Para esto tienen una nueva estrategia. Van a explotar la belleza y la candidez de una pequeña niña para así apelar al “ay bendito” puertorriqueño. Las imágenes son hermosas y emocionalmente cargadas pero tienen un defecto fundamental. Como toda buena película de ciencia ficción se presenta lo que no es natural ni posible como si lo fuese. Ningún niño es el producto de dos hombres o dos mujeres. Esto es biológicamente imposible. La vida sólo puede surgir de la relación sexual entre un hombre y una mujer. Esa es la historia de todos los seres humanos, incluyendo a los dos hombres que alegan ser padres a la vez de Ivanna (“Conoce a Ivanna y sus dos papas” elnuevodia.com, 27 de agosto de 2014).

Para que esta niña naciera fue necesaria la participación de ambos sexos. Un óvulo femenino que fue fecundado, aunque no se sabe por cuál de los dos hombres, y una mujer que prestó su vientre. Esto reafirma que todo niño nace de papá y de mamá. Y lo correcto es que todo niño merece ser criado por papá y por mamá. Es una tragedia que un niño pierda a un padre o a una madre quedando en la orfandad. Sin embargo, por diseño se trajo huérfana a esta niña al mundo sin permitirle recibir el cuidado y la ternura de una mujer como su madre. ¿Puede un hombre darle a un niño lo que una mujer le da? Creo que todos nosotros estamos de acuerdo que la contribución de nuestra madre a nuestra vivencia  fue esencial y diferente a la de nuestro padre. ¿Cuánto empobreceríamos como personas si no hubiésemos conocido a nuestra madre y a su familia? Esta niña tiene ascendencia materna pero se le niega el derecho a conocer la misma. Esto es negarle acceso a la mitad de su historia y de su identidad. De hecho ¿cuál de los dos hombres aparece como la madre en el certificado de nacimiento?

¿Hay tal cosa como que un adulto tenga derecho a tener un hijo? La reproducción es la función fundamental de nuestra sexualidad. En la vida se tienen hijos… o no se tienen. Biológicamente hablando eso lo determina la unión de nuestro cuerpo con el cuerpo del otro sexo. Una cosa es que seamos incapaces de concebir por la razón que sea y otra cosa es que nos sea imposible concebir por nuestra práctica sexual particular. Uno de los problemas del acto homosexual es que niega la posibilidad de la reproducción. Es un acto contra la vida. Pero algunos quieren tener hijos aunque sus prácticas sexuales sean contrarias a esta posibilidad. Para esto recurren a una tecnología que violenta los límites de la naturaleza y se amparan en unas leyes que buscan satisfacer los caprichos de los individuos por encima de los derechos de los niños. Porque en última instancia los caprichos de los adultos tienen como víctimas a los niños. Algún día esta niña preguntará por su madre. Se dará cuenta que los dos hombres que la cuidan tienen madres y abuelas. ¿Y porque ella no?

¿Pueden estos hombres amar a esta niña? No tengo la menor duda de que la amen. Estoy seguro de que la mayoría de aquellos que la hemos visto estaríamos dispuestos a amarla y a criarla. En el Puerto Rico de hoy hay miles de hombres que aman niños que no son propios ni llevan su apellido. Para amar a un niño no se necesitan papeles. La pregunta es: ¿cuál es el contexto correcto para que un niño venga el mundo y sea criado de la mejor manera? No tenemos que inventar la respuesta. La naturaleza ya nos la dio. Los niños vienen de papá y de mamá. Los niños se merecen ser criados por papá y por mamá. Nos lo dice el cuerpo…porque nos lo dijo Dios.

PR por la Familia repudia abuso de menores

cropped-logo-pr-por-la-familia1.jpgJesús declaró en el evangelio de Marcos 9:42, “Cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí, mejor le fuera si se le atase una piedra de molino al cuello, y se le arrojase en el mar.” Una declaración sumamente fuerte, pero que expresa de manera clara el sentir que tenía y sigue teniendo el Señor ante cualquier tipo de atropello contra la niñez.

El abuso sexual de menores es un crimen que causa heridas para toda la vida en el alma de una persona. El líder religioso que comete esta acción traiciona su llamado como sacerdote o como pastor y debe enfrentar todas las consecuencias de sus actos; inclusive las consecuencias legales. Pero por encima de todo esto, debe enfrentar el repudio de toda la sociedad.

Por supuesto, toda persona imputada de cualquier delito tiene derecho a un juicio justo donde su culpabilidad sea probada fuera de toda duda razonable. También las instituciones tanto religiosas como seculares tienen la responsabilidad de cooperar con las autoridades civiles y jamás encubrir hechos como estos. Tan culpable es el que comete el delito como el que lo encubre. Toda institución debe establecer una política de cero tolerancia a este tipo de conductas. ¡Ya es tiempo de erradicar este terrible mal!

cesar vazquez

 

 

 

 

Dr. César Vázquez Muñiz
Portavoz PR por la Familia