Comunicado de Prensa de PR por la Familia

Pastor René X. Pereira – Presidente y Portavoz de PR por la Familia

Los recientes acontecimientos que implican serios señalamientos de corrupción y arrestos de figuras importantes de este gobierno, y los mensajes del chat donde el señor Gobernador y un grupo de allegados utilizaron expresiones insultantes, violentas, misóginas y burlonas contra varias personas, han creado gran indignación, molestia y desasosiego en nuestro país. Desafortunadamente el Gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares ha demostrado una terrible falta de madurez, sensibilidad, y capacidad como jefe de estado para manejar los asuntos serios y los momentos críticos que enfrentamos como pueblo. El señor Gobernador se ha disculpado públicamente y le felicitamos por eso. No obstante, el daño que ha causado ha minado su credibilidad como gobernante y ha perdido algo que es de vital importancia para un líder: la confianza y credibilidad ante el pueblo que le eligió.

Ante esta realidad, entendemos que por el bien de nuestro país y por el bien del propio Ricardo Rosselló, debe presentar lo antes posible la renuncia a su cargo como gobernador del país. Sus acciones y expresiones demuestran una seria falta a los principios esenciales de la ética y la buena gobernanza. Pero no solo esto, lo que se ha revelado en estas conversaciones presentan un esquema de persecución contra personas que de alguna manera son consideradas como opositoras al gobierno. Esto es sumamente peligroso proviniendo de personas que tienen a su disposición el poder y la autoridad del estado. La solicitud de renuncia parece provenir de todos los sectores del país; un consenso que rara vez ocurre en Puerto Rico en tiempos recientes.

Lamentamos todo esto que está sucediendo en nuestro país y cómo estas acciones siguen provocando el que el pueblo pierda su confianza en nuestras instituciones democráticas. En este momento de crisis en nuestro país, exhortamos a los creyentes a que nos unamos en una gran cadena de oración para darle el espacio al Dios que tiene la última palabra. Cuando hacemos esto, la derrota se convierte en victoria y la muerte en vida. Que este grito de oración colectiva nos haga recordar las palabras del preámbulo de nuestra Constitución: “Puesta nuestra confianza en Dios Todopoderoso”. Como creyentes, oramos por el Gobernador y los líderes políticos de nuestro país para que Dios les dé entendimiento y sabiduría para tomar las decisiones necesarias y correctas en este momento que estamos viviendo.

Respuesta a la periodista Sandra Rodríguez a su Columna titulada: “Lobos Rapaces”

Por: Sacerdote y abogado Carlos Pérez Toro

No suelo contestar a ataques, directos o indirectos, contra mi persona, porque considero que quien ataca no tiene interés de encontrarse con la verdad sino de aplastar a los demás.

Lamentablemente en Puerto Rico (y en eso la prensa tiene su responsabilidad) el debate público de ideas (necesario para una sociedad democrática vibrante) ha sido sustituido por el ataque vicioso de personas. Una sociedad que no pueda sentarse a dialogar sobre temas diversos o peor que le niega el derecho un sector tan siquiera a opinar, estará condenada a la destrucción. Somos un reguerete de gente que coincidimos en un espacio geográfico, no un pueblo que construye un destino común.

Honestamente siempre leo tus columnas, me resultan interesantes y algunas veces coincido contigo, siempre he visto que tiendes al desequilibrio de los ataques a las personas que desdice de tu brillantes e inteligencia y de la nobleza de las causas por las que abogas. Mi abuela me enseño “ataca al mensaje no al mensajero” pero se ve que hace mucho tiempo los valores CRISTIANOS de mi abuela y su generación dejaron de regir en mi país, porque vivimos en la “modernidad” sin rémoras o retrancas del pasado religioso nuestro.

El utilizar epítetos como “lobos rapaces” “hipócritas” y “demonios” contra líderes religiosos a quien no conoces, simplemente porque no atacaron visceralmente al Gobierno actual, o a líderes de la oposición (municipio de San Juan) a quienes se dice que están siendo investigados por el FBI (que ni ha confirmado ni desmentido tal afirmación) manifiesta una emotividad desequilibrada que no te hace distinguir entre investigación y conclusión, hipótesis y realidad; pero peor se te olvida que el país que me lego mi abuela existe una presunción de inocencia, y no es propio de un religioso “saltarse a la torera” esa presunción masacrando a personas sin que hayan sido condenados por un tribunal, claro puedo entender que para ti la adultera del Evangelio merece que le tiren piedras, y que no le den una segunda oportunidad (es que es adultera), por eso, para ti, en el caso de los políticos no merecen que ni los acusen, merecen que los apedreen simplemente por la sospecha de que actuaron mal. Claro ese el país de las dictaduras donde no se reconoce el derecho de ser diverso a quien no concuerda con el régimen, querida amiga las columnas de los periodistas no son los pliegos acusatorios de los tribunales. Todavía quedan refrescados en mi memoria los ataques de analistas y periodista contra la familia del anterior gobernador aduciendo que venían acusaciones (incluso contra él) el tiempo demostró que la verdad había sido sustituida por el chisme y la maledicencia. Ese tipo país, tal vez para ti es normal, para mí no, creo que ese tipo de país es la sucursal del infierno en la tierra.

Pero todavía me sorprende de tu columna algo más, no sé en qué país has vivido pero todos los religiosos a los que hiciste referencia (los queridos amigos Pastores Ricky, Raschke, Wanda Rolon, Otoniel y el Arzobispo de San Juan Mons. Roberto González, mi pastor) han hablado claro y fuerte sobre el tema de la corrupción, además de las gestiones personales con los políticos de turno sobre ese tema. Tal vez necesitarías escuchar más y hablar menos para que pudieras conocer lo que han dicho y como han actuado sobre el particular. Dicho sea de paso yo no te escucho hablar del centro de atención a víctimas del crimen y violencia domestica que tiene el Pastor Ricky, mi hermano, en su iglesia en Bayamón abierto de lunes a jueves. Yo no te escucho hablar de la labor noble que está haciendo el Pastor Raschke en Venezuela predicado el Evangelio a multitudes para intentar llevar la paz ese hermoso país. Tú no has hablado de la labor social de la Pastora Wanda, una gran mujer puertorriqueña, en su iglesia La Senda Antigua en la educación de niños con un colegio hermoso, la atención de mujeres maltratadas y la proyección internacional ayudando a los pobres; yo no te escucho hablar de los esfuerzos en Puerto Rico y fuera de Puerto Rico del Arzobispo de San Juan por intentar que se nos condone la deuda, sí que se nos condone la deuda. Yo no te escucho hablar de lo que el pastor Font hace en su Iglesia para mejorar la calidad de vida de cientos de puertorriqueños… Me honro de pertenecer al círculo de amigos de estos seres humanos extraordinarios.

Claro tu Columna tiene una finalidad, es negarles a los creyentes el derecho (no el privilegio) de reclamar su espacio de libertad religiosa. Su espacio a ser diverso. Tal vez el país que tú concibes es el país de “one way diversity”… pero ese país está abocado al fracaso… podremos construir una sociedad sin Dios pero al final esa sociedad se volverá contra el mismo hombre. Mi puerta siempre está abierta para el que quiera dialogar y construir un país, no un reguerete de gente que vive en un espacio geográfico arrancándose los pelos.

Fuente: https://www.noticel.com/opiniones/blogs/en-blanco-y-negro-con-sandra/lobos-rapaces/1088445579

Irresponsables e inciertas las declaraciones del senador Carmelo Ríos

Por René X. Pereira – Presidente y Portavoz PR por la Familia

Este pasado sábado 22 de junio, el periódico El Vocero publicó en la página 4 de dicho rotativo la noticia de que el senador Carmelo Ríos afirmó que el tema del aborto era un issue terminado y que lo de ir por encima del veto del Gobernador para aprobar el proyecto 950 nunca iba a ocurrir. No olvidemos que la Cámara logró ir por encima del veto del Gobernador, pero en el Senado no se lograron conseguir los votos necesarios.

La información que hemos recibido es que estas declaraciones no han sido avaladas por el Presidente del Senado Tomás Rivera Schatz, ni la senadora Nayda Venegas, quien radicó el proyecto. Contrario a esto, el Presidente del Senado ha dicho reiteradamente que una vez consiga el voto que falta, irán por encima del veto.

Senador Carmelo Ríos (PNP)

Este senador utiliza la misma excusa que utilizó el Gobernador Ricardo Rosselló para retirar el proyecto de Libertad Religiosa: que estos son asuntos que no tienen concenso y dividen al país. La realidad es que la estadidad tampoco tiene el aval de casi la mitad de la población y divide al país. Igualmente sucede con otros issues que se discuten en la palestra pública . Esta es una excusa absurda y es lamentable que venga de un senador que en el pasado defendió nuestras causas.

Para un enorme sector en el país, que creemos es mayoritario, el asunto del aborto no es cualquier cosa. Se trata de la vida de seres humanos inocentes que están siendo vilmente asesinados en los mataderos que se llaman clínicas de aborto. Por esta razón ya varios estados de la nación que este senador dice querer ser parte, han establecido límites y regulaciones a este negocio de la muerte. En Puerto Rico, tras la decisión de Pueblo v. Duarte del 1980, el aborto es legal hasta los 9 meses de embarazo; aun cuando ya el feto es viable fuera del vientre materno.

Y todo esto ocurre mientras los demógrafos advierten que nuestra isla se está quedando sin niños. Según las estadísticas, desde el 2000 hasta el presente se han asesinado sobre 99,000 niños en estas clínicas de aborto. En la decisión de la Corte Suprema de Planned Parenthood v. Casey del 1992, se establecieron ciertas regulaciones y límites a la práctica del aborto, legalizada en Roe v. Wade en el 1973. El PS950 buscaba atemperar la ley a lo establecido en Casey.

Lamentablemente vemos que el senador Carmelo Ríos ha decidido que las vidas de esos seres humanos inocentes no merecen ser defendidas y para él no tienen valor alguno. Se ha convertido en cómplice del mayor genocidio de la historia. Ha escogido colocarse en el lado incorrecto de la historia. pero también debe entender que sus expresiones serán tomadas en cuenta por miles de votantes evangélicos, católicos y no religiosos, que valoran la vida humana desde la concepción.

Esperamos que el Presidente del Senado confirme si Camelo Ríos está hablando a nombre de todo el Senado, de su presidente, o en su carácter personal. Cientos de miles de votantes queremos saber dónde están parados nuestros senadores. Ya la Cámara hizo lo que tenía que hacer; el Senado se está quedando atrás.

Fuente: https://www.elvocero.com/gobierno/ni-ahora-ni-despu-s-el-tema-del-aborto/article_a57a850a-948a-11e9-992e-375ddfd7412e.html

Gobernador retira proyecto de libertad religiosa ante críticas de algunos sectores

Por: René X. Pereira
Presidente y Portavoz de PR por la Familia

No cabe duda que tenemos al Gobernador más pusilánime, manipulable, inconsistente y falto de principios y convicciones que ha pasado por la Fortaleza. En el día de ayer, como muchos saben, el Gobernador Ricardo Rosselló anunció que estaría retirando el proyecto de Libertad Religiosa que él mismo envió de Fortaleza a la legislatura, y que hace unas semanas atrás había celebrado con bombos y platillos diciendo que era un proyecto de consenso, junto con el de las terapias reparativas.

Pero veamos la historia de las acciones del Gobernador en este asunto de la libertad religiosa:

Primero, recordemos que siendo candidato y con el fin de obtener el apoyo del pueblo creyente, firmó un documento donde se comprometía entre otras cosas a que en su mandato se legislara para defender la libertad religiosa. Sin embargo, más tarde, y en cumplimiento a esta promesa de campaña y lo que estipula el propio programa de su gobierno el Plan para Puerto Rico en su página 69, la legislatura aprobó el proyecto 1018 de libertad religiosa, y cuando el mismo llega a Fortaleza, el Gobernador lo veta.

Sin embargo, más tarde el gobernador mediante orden ejecutiva, establece unas garantías de libertad religiosa que estaban el el mismo proyecto 1018 que había vetado. Lo único que por ser orden ejecutiva, no tenían peso de ley. Luego de esta acción y otras más, el Gobernador se da cuenta de que va perdiendo apoyo del sector creyente al no cumplir con sus compromisos. Y luego descubre que surge un nuevo partido (Proyecto Dignidad) liderado por el Dr. César Vázquez y no cabe duda que se da cuenta de que esto amenaza con restarle muchos votos conservadores que defienden valores. Inmediatamente decide enviar de Fortaleza a la Cámara y al Senado un nuevo proyecto de Libertad Religiosa, el 2069, que esencialmente era una copia del 1018 que él mismo había vetado. Y anuncia que se había llegado a un consenso.

¿Y qué sucedió? El proyecto de Libertad Religiosa en la Cámara le tocó trabajarlo la Comisión de lo Jurídico que preside María Milagros Charbonier, y el del Senado se le asigna, nada más y nada menos que a la senadora Zoé Laboy, la enemiga #1 de la Libertad Religiosa en nuestro país. En la Cámara el proyecto pasa si ningún problema, pero cuando se dirige al Senado, salen a la luz pública cuatro cantantes que aproyan la agenda gay y se desata una serie de críticas de la comunidad LGBTT alegando que el proyecto era uno discriminatorio y atacan al Sr. Gobernador y a las medidas.

A todo esto, sorpresivamente, aparece la primera dama Beatriz Rosselló hablando en contra del proyecto que su propio marido defendió y envió a la legislatura como proyecto de administración. Un proyecto que fue defendido en vistas píblicas y contó con el aval del Departamento de Justicia y otras entidades gubernamentales. Su propia mujer sale públicamente a contradecirle. Es la primera vez en nuestra historia política que la esposa de un gobernador aparece públicamente criticando un proyecto que su esposo defendía. ¡¡Increíble!!

Entonces el Gobernador, asustado y acobardado por el rechazo mediático, “artístico” y conyugal que recibe en estas pasadas semanas, decide retirar el proyecto como un acto de cobardía y falta de entereza de carácter. Todo esto confirmando que el Gobernador Rosselló hizo todo esto, no por que defiende unos principios y cree en la libertad religiosa, sino como un truco político para congraciarse con el sector de fe de cara a las próximas elecciones del 2020. Le salió mal el truco y el saldo final es que queda peor parado ante el sector religioso y más aun ante el sector LGBTTQIA que lo vio como un traidor. En buen boricua, el tiro le salió por la culata.

Y la excusa que este gobernador de pacotilla da es que retira los proyectos porque “causan división en el pueblo”, cuando él sabe que aún la discusión de estatus y su aval a la estadidad provoca división en el pueblo. Su política fiscal, provoca división en el pueblo. Su excusa barata demuestra que es un gobernante populista que no responde a convicciones y principios, sino a lo que percibe como favorable para sus aspiraciones políticas. Ha demostrado que no posee lo necesario para gobernar un país y hacer lo que es justo y correcto aunque algunos no lo entiendan. El buen gobernante no hace lo que la gente aplaude, hace lo que es justo. Esto es lo que distingue a un verdadero líder; y lamentablemente Puerto Rico carece de un verdadero líder en Fortaleza.

Yo espero que el pueblo creyente no olvide esta saga y no respalde a un gobernador que ha demostrado no tener firmeza, integridad y seriedad. Ante esta realidad el pueblo creyente que habrá de votar en las próximas elecciones debe explorar apoyar otras opciones para la Gobernación.

Noticia periódico El Vocero de PR: https://www.elvocero.com/gobierno/rossell-pone-fin-a-la-pugna/article_0c71952e-8e4f-11e9-b11c-2755e2c80dee.html?fbclid=IwAR3ZktDaxFnqW0Z5j0lLTos4EcahlHZ965MTOaT6Ya7XlEseC4yTyBUf-rs

El creyente y la política

Hoy comienzo una serie para hablar sobre el controversial tema del creyente y la política.

Por: Pastor Milton Picón Díaz
Presidente Morality in Media – PR

“Como se que es un tema que enciende pasiones, que es tabú para algunos y confronta lealtades partidistas, quiero comenzar con una advertencia a todos los que leerán este escrito y a aquellos que sin ni siquiera leer la totalidad del mismo van a querer opinar. Los comentarios que se viertan aquí deben hacerse en forma civil, respetuosa y manteniéndose en el tema del escrito. No comente sin haber leído antes, y no diga lo que no dice el escrito. Dele espacio a otros para comentar y no se envuelva en dimes y diretes innecesarios con otros de los amigos que comentando difieran de su punto de vista. No aproveche la coyuntura para publicar sermones, enlaces o estudios bíblicos sobre el tema. Eso lo podemos hacer en otro momento en donde queramos compartir con la audiencia lo que otros maestros, predicadores, escritores y analistas dicen del tema. El propósito de escribir esto es de mantener un diálogo constructivo y respetuoso”.

Primera Parte

El tema del creyente y su relación con el mundo de la política, no es nuevo. Se ha discutido por siglos, a favor y en contra, con los mismísimos argumentos. Puerto Rico no es la excepción.

La única diferencia en esta ocasión es el hecho de que como país estamos en una encrucijada. Vivimos en un país en quiebra, con una junta federal que más que supervisar lo fiscal, lo quiere controlar.

¿Por qué y cómo hemos llegado hasta aquí?

Por la irresponsabilidad de los partidos principales que han gobernado nuestro país en las pasadas décadas. Ha llegado un momento en que el pueblo, el ciudadano de a pie, se ha dado cuenta de que los partidos y la mayoría de los políticos actuales, no van a dejar de hacer lo que han hecho hasta el día de hoy y que nos ha llevado a la ruina.

Cuando los países llegan al punto en que hemos llegado nosotros, a las famosas encrucijadas, tienen que empezar a tomar decisiones, que no pueden ser “seguir haciendo lo mismo, una vez tras otra, esperando resultados diferentes”, como dicen que Albert Einstein definió la locura.

En tiempos así donde hay sectores amplios que piden a gritos un cambio, se levantan también oportunistas que viven del mundo de las prebendas políticas, pero que nunca han accedido al poder político y se aprovechan del descontento popular, para pedir un turno al bate. En las últimas semanas hemos visto a conocidos socialistas uniéndose para formar una nueva colectividad. Estos últimos no serán jamás mejores que los que ya están, aunque sí tienen grandes posibilidades de ser mucho peores de los que ya están, por las filosofías que los mueven.

En este nacimiento de nuevas colectividades, también aparece una oferta de grupos que durante mucho tiempo han tenido serias preocupaciones por el país, pero que por razones diversas no se habían animado a hacer una incursión bien pensada en el mundo de la política. En el pasado si se habían dado iniciativas pequeñas, algunas de discusión dentro de las filas cristianas, particularmente de las evangélicas, y otras desde perspectivas civiles, pero se quedaron en eso, en intentos. La única excepción a esto fue el movimiento católico de los 60´s con el Partido Acción Cristiana (PAC). El desastre que este último dejó fue de tal magnitud que hasta en décadas pasadas todavía se levantaban olas de rechazo a la idea de mezclar política partidista con religión, o más bien el de crear partidos religiosos. No obstante, el tiempo pasa y la gente aprende de los errores de otros.

Esta semana en curso, el lunes 15 de abril, el periódico El Vocero, bajo una primera plana titulada “Fiebre Partidista para 2020” y una noticia de 3ra página bajo el titular de “Oleada de Partidos para 2020”, menciona que hay varios movimientos de corte conservador buscando la inscripción de partidos dentro de la Comisión Estatal de Elecciones. El Vocero escoge publicar esta noticia empezando la Semana Santa, con toda la intención de crear un issue. Posiblemente con la intención de que todos los analistas políticos de noticias y periodistas le cayeran encima a estas nuevas propuestas.

Hasta la Fortaleza, en forma indirecta opinó, cuando el Director Ejecutivo y Asesor del Gobernador en la Oficina del Tercer Sector y Base de Fe, Hector A. Albertorio Blondet, en su página de Facebook habló de “la creación de un nuevo partido político religioso”, cosa que por cierto no es verdad. Ni siquiera el periódico que publicó la noticia dijo algo como eso. Eso se lo sacó de la manga. Este empleado del Sr. Gobernador fue más allá, criticando que se iniciara la Semana Santa así, como si fueran las personas propulsoras de partidos civiles conservadores, los que provocaron la publicación de la noticia. Ahí se le fue la guagua al ayudante del Gobernador y muestra claramente que la Fortaleza le teme a un movimiento de pueblo de esa naturaleza.

Ciertamente reconocemos y lamentamos la generalizada apatía e indiferencia que una parte del pueblo cristiano mostró durante mucho tiempo hacia las realidades sociales y políticas de nuestro país. No obstante, vemos en este reciente y organizado interés en estos asuntos, una evidente acción de Dios en el corazón de creyentes a animarlos a profundizar y participar en la vida pública del país. Sin lugar a dudas el poder redentor y renovador de Cristo, no solo afecta al individuo, sino también las esferas social, económica, cultural y política en las que éste se desenvuelve. Personalmente creo que es en el campo político donde menos hemos llevado, a pesar de su importancia, las respuestas que Dios ofrece en su Palabra. Esto posiblemente explique el grado de corrupción que vive el país, y la necesidad de que hombres y mujeres de verdaderos valores hagan su incursión en este espinoso y peligroso mundo que necesita desesperadamente exponerse a unas enseñanzas que aunque parten de la Palabra de Dios, tienen una inmensa posibilidad de afectar el bien común, porque son valores que trascienden lo religioso.

Mañana: ¿Por qué creo en movimientos políticos civiles que tengan una agenda de país amplía y por qué no creo en partidos religiosos o cristianos?

¿Ha cumplido el Gobernador de PR con los compromisos que hizo con la iglesia?

Ya que algunos han puesto en duda si en efecto el Gobernador Ricardo Rosselló hizo tales compromisos y si en efecto los cumplió o no, he decidido compartir con ustedes un análisis detallado de los mismos, partiendo del documento que ha hecho público Fortaleza alegando que tales compromisos ya se han cumplido:

1. Libertad Religiosa: como muchos saben, este fue el compromiso más importante que Ricardo Rosselló firmó, donde se comprometía a “promover legislación” a tales efectos. ¿Y qué pasó? La legislatura aprobó el Proyecto 1018 de Libertad Religiosa y el Gobernador lo vetó. Recientemente, para tratar de decir que cumplió este compromiso, emitió una orden ejecutiva de “libertad religiosa” que no contiene todas las protecciones del proyecto de ley, y por ser una orden ejecutiva, no tiene el peso ni alcance de una ley aprobada.

Por: Pastor René X. Pereira
Presidente de PR por la Familia

2. Educación Sexual: Esto se hizo a raiz de dos cartas circulares del DE que se establecieron bajo el gobierno de García Padilla. La carta que establecía el currículo de Perspectiva de Género fue derogada, pero no por iniciativa de Fortaleza, sino por presión del Presidente del Senado Rivera Schatz como condición para confirmar a Julia Keleher. Sin embargo, la segunda carta que tiene que ver con el uso de uniformes, no ha sido derogada y al día de hoy sigue vigente como política del Departamento de Educación.

3. Uso y Abuso de Drogas: El copromiso del Gobernador en este renglón, como pueden ver era que se oponía a despenalizar y/o legalizar el uso de marihuana. ¿Y qué pasó? Ricardo Rosselló dejó intacta la orden ejecutiva de García Padilla y continuó adelante con la promoción de la llamada marihuana medicinal. Lo único que se comprometía era a que esto se mantuviera bajo estudio e investigación científica. Pero hizo todo lo contrario.

4. Iglesias-Escuelas: Este es un renglón donde el Gobernador cumplió su compromiso. Pero esta fue una lucha bien fuerte ya que hubo resistencia a firmar la nueva ley aprobada en la legislatura en favor de las iglesias/escuelas. Cabe señalar que ya durante el gobierno de su padre, el ex gobernador Pedro Rosselló, se había creado la figura jurídica de las Iglesias/Escuelas. Pero finalmente el Gobernador firmó el proyecto y hoy estos colegios cuentan con la debida proteccón.

5. Oficina de base de fe y del tercer sector: Es bien importante recordar que estas oficinas NO se crearon bajo este gobierno. Las oficinas de base de fe en los municipios y en Fortaleza ya existían y fueron creadas bajo el gobierno del entonces gobernador Luis Fortuño. Y aun bajo la administración de García Padilla, estas oficinas estuvieron operando. De modo que lo que hizo el gobierno actual fue seguir con lo que ya estaba establecido por ley.

6. Cuerpos de Capellanes: Este también es algo que ya existía. Los cuerpos de capellanes para ayudar al gobierno en brindar ayuda espiritual y social a las personas ya existe desde muchos años atrás. Aquí no hay nada nuevo que se establece bajo esta administración. Sin embargo es importante recordar que bajo este gobierno se intentó establecer una mordaza y prohibición a que los capellanes oraran en cuarteles de la policía y otros eventos del gobierno.

Resumen: ¿Ha cumplido este Gobernador con sus compromisos? La respuesta es obvia. Con los más importantes, los primeros tres, NO ha cumplido y con los otros tres, ya estaban operando y funcionando desde otras administraciones. Por consiguiente, no son compromisos nuevos de este gobierno. En conclusión, el Gobernador Ricardo Rosselló, salvo lo de las iglesias/escuelas (que había sido ya estabecido como ley bajo la administración de su padre Pedro Rosselló), no ha honrado los compromisos que hizo con el sector de fe.

Este documento lo publicó Fortaleza, afirmando que cumplió con los compromisos del sector de base de fe.

El cristiano y la política

Saludos a todos y gracias por acompañarnos para ser la voz de los que no tienen, de los mas vulnerables, nuestros niños, nacidos o por nacer.

Dr. César Vázquez Muñiz
Portavoz PR por la Familia

Jesús nos dijo: “Dad al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios.” Los cristianos tenemos doble ciudadanía. Aspiramos a ser algún día ciudadanos de los cielos pero ya somos ciudadanos de esta tierra. Tenemos igualdad de derechos y deberes ante el estado como todos los demás, crean o no crean. Ni mas ni menos. Tenemos el derecho y el deber de participar en los procesos que nos afectan. Eso incluye la política, la del estado y la de los partidos. Tenemos el derecho de expresar nuestras convicciones y que se nos escuche con el mismo respeto con que se escuchan a otros. No sólo esperamos que se nos escuche sino que exigimos que se tome en cuenta lo que decimos, particularmente a la hora de crear las leyes que nos van a gobernar. De lo contrario seremos ciudadanos de segunda clase, obligados a sostener un gobierno, a la vez que se discrimina contra nosotros.

Los que creemos en Dios, los que creemos que hay valores absolutos y que no todo termina con la muerte, somos la mayoría en Puerto Rico. Pero hay algunos que pretenden que nos callemos. Esos que proponen que el único discurso público legítimo es el que nace del materialismo y el secularismo. Esos que pretenden que abandonemos nuestras convicciones mientras ellos se aferran a las suyas. Esos que nos acusan de fundamentalistas pero persiguen y destruyen a todos los que no piensan como ellos. Esos que niegan que existan verdades absolutas pero con su verdad atropellan a los que no piensan igual. A esta nueva persecución le llaman diversidad e inclusión. El argumento es “completa separación de iglesia y estado”.

Toda ley implica una valoración de la realidad, un marco de referencia, una moral y una antropología, una visión particular de lo que es el hombre. La pregunta es: ¿qué moral va a fundamentar las leyes de Puerto Rico? ¿La moral de la mayoría, que tiene una visión trascendental de la vida o la moral de una minoría, materialista y relativa a la conveniencia ?

Escuchemos algunas palabras del Diario de Sesiones de la Convención Constituyente: Ernesto Ramos Antonini, pág. 14 “Pido a Dios que os ilumine y que guíe vuestras deliberaciones para bien de Puerto Rico” Dijo Antonio Fernós Isern, pág. 14“ Dios querrá que bajo la constitución que habremos de hacer aquí, nuestro pueblo tenga siempre a la cabeza de su Judicatura un intelecto tan ponderado, una conciencia tan recta y una personalidad de tan armónicos relieves. Dios lo querrá y también lo querrá el pueblo puertorriqueño.” Continúa Fernós Isern y cito: “…a ustedes, compañeros delegados de la Asamblea Constituyente del pueblo de Puerto Rico, que es libre y por eso puede constituirse por sí mismo, como se creó Dios a sí mismo; que es libre porque Dios lo creó libre y porque Dios puso la idea de la libertad en el pensamiento del hombre y puso la fuerza y la voluntad para ampararla…”

Finaliza el cardiologo y primer Comisionado Residente Fernós Isern recordando las palabras del “apóstol don Ramón Baldorioy de Castro” y cito “terminaré diciendo en esta ocasión de cosecha, como se dijo en aquella ocasión de siembra: “Gloria a Dios en las alturas y Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad.”

Dice don Jaime Benítez refiriéndose a la Carta de Derechos: “el primer punto que establece es el relativo a la libertad de conciencia, el derecho de todo ciudadano a reverenciar a Dios de acuerdo con su propio criterio…” pág. 1343 Finaliza Don Jaime Benitez “Y quiero decir, señor Presidente, que si esta carta de derechos merece la aprobación de la Convención Constituyente, en mi opinión y en la opinión de mis compañeros, ella habrá de ser motivo de satisfacción, de orgullo y de reconocimiento al alto nivel de educación, de civilidad cristiana y democrática, que informa la cultura puertorriqueña.” Pág. 1345

El documento que nos rige tiene como trasfondo la moral cristiana y reclama como ayudador a Dios al declarar en su preámbulo “puesta nuestra confianza en Dios Todopoderoso…” Aquellos que pretenden desterrar a Dios del discurso público y acallar la voz de los cristianos desconocen la historia y le hacen violencia.

Tenemos el derecho y el deber de participar en el proceso político. Tenemos el derecho de exigir que aquellos que reciben nuestro respaldo con el voto respeten y protejan nuestros valores. Debemos exigir que se proteja la vida desde antes de nacer. Debemos exigir que se respete el derecho de los padres a criar a sus hijos y que se respete el derecho de los padres a intervenir para proteger sus hijos. Eso incluye a la menor embarazada. ¡A mis hijos los crio yo! Debemos exigir la protección de la libertad de conciencia y de expresión de los profesionales cristianos. Todo lo anterior se fundamenta en el derecho a vivir de acuerdo a nuestras convicciones cristianas.

Debemos:

1. Orar por todos los líderes de nuestro pueblo. Son objeto de mucha presión. Necesitan sabiduría, claridad de visión y firmeza de carácter.

2. Retomemos nuestra responsabilidad de educar a nuestros hijos, de formar su carácter y de comunicarles nuestra fe. No podemos delegar esto a la escuela, a los medios electrónicos ni tan siquiera a la iglesia. Seamos ejemplo de lo que predicamos.

3. La iglesia tiene que enseñar todo el consejo de Dios incluyendo lo que atañe a la sexualidad humana. La iglesia tiene que enfrentar con verdad y compasión los conflictos que genera la sexualidad en los niños, en los adolescentes y en los adultos. Ministrar a la familia no es opcional, es fundamental.

4. Tenemos que participar en las discusiones sobre los temas que nos atañen, en la escuela, en la comunidad y en el partido.

5. Exijamos integridad a nuestros políticos.

6. Conozcamos los candidatos. Votemos en primarias. No hay que esconder nuestra preferencia política. Ello no debe crear diferencias entre nosotros. Si las crea es síntoma de nuestra carnalidad.

7. Mantengamos la comunicación con los que nos representan. Déjeles saber su sentir.

Si no participamos en los procesos políticos otros decidirán por nosotros y afectarán a nuestros hijos.Tenemos que reevaluar lo que hemos hecho en el pasado en esta área. Debemos preguntarnos si nuestras estrategias han sido correctas.

Debemos preguntarnos si ha llegado el momento para cambiar la manera de hacer las cosas. Debemos preguntarnos si para este momento nos ha levantado Dios.

Que el Dios Todopoderoso bendiga a Puerto Rico. Muchas gracias.