Huevos de Tinglar

Por: Dr. César A. Vázquez
Portavoz de PR por la Familia

Está prohibido por leyes federales y estatales interferir o destruir los huevos de tinglar. El tinglar es la más grande de las tortugas y como muchos animales está en peligro. ¿Protegemos los huevos por los huevos mismos? No. Protegemos los huevos porque de los huevos surgen los tinglares. ¿Puede existir la tortuga sin el huevo? No puede. Toda tortuga un día fue huevo. El huevo es parte del ciclo de vida de la tortuga que llamamos tinglar.

En Puerto Rico un huevo de tinglar vale más que un niño antes de nacer. Está prohibido destruir un huevo de tinglar pero se exige como un derecho el poder destruir un niño antes de nacer, por cualquier razón.

Para tranquilizar la conciencia se dice que lo que está en el vientre materno es un grupito de células. La realidad es que todos somos un grupo de células. Algunos tienen más células otros menos. Pero todos somos animales multicelulares.

La realidad biológica es que la vida de cada uno de nosotros comenzó en el momento en que el óvulo de nuestra madre y el espermatozoide de nuestro padre se encontraron en ese evento que llamamos fecundación. Ahí comenzamos a existir en el nivel más fundamental, el nivel genético. Todo lo que hemos sido después ha sido el resultado del crecimiento y la maduración. No puede existir la vida humana sin la vida dentro del vientre materno. Ahora, algunos a quienes les permitieron nacer, le niegan a otros el derecho de nacer.

El aborto por elección es la destrucción deliberada de vida humana. A eso le llamamos asesinato. Pero no es el asesinato de cualquiera. Es el asesinato de nuestros hijos. Porque entendemos que nuestra conveniencia tiene más valor que la vida de un niño. El aborto destruye a la criatura no nacida para evitar tener al niño.

El argumento es que la mujer tiene derecho a su cuerpo. El derecho al cuerpo se ejerce cuando la mujer determina con quién se acuesta y bajo qué condiciones. La realidad es que una de las razones más importantes para que una mujer aborte es que el hombre que la embarazó no se haga responsable, no quiera dar cara. Pero independientemente de las circunstancias una vez está embarazada ya hay dos cuerpos, el de ella y el de la criatura en su vientre. Cuando la mujer aborta el único cuerpo que se destruye es el de la criatura.

Hablamos que la dignidad del ser humano es inviolable. Tienen dignidad y derechos los criminales más terribles. Tienen derechos la flora, la fauna y el medio ambiente. Pero los más vulnerables, los que todavía no han nacido, no tienen derechos. Y a eso le llamamos derechos reproductivos, que en realidad es el derecho para matar a nuestros hijos que no han nacido.

¿Porqué lo vemos claro con el tinglar pero no lo vemos claro con los niños antes de nacer? Porque no queremos verlo. Porque hemos elevado a derecho fundamental las relaciones sexuales sin responsabilidad donde lo único que importa es el placer. No importa con quien me acuesto. Tampoco importa si surge un embarazo. Para ese inconveniente está el aborto.

Tortuga Tinglar desovando

Usualmente el canalla era el hombre que le hacía creer a una mujer que la amaba cuando realmente lo único que le importaba era su cuerpo. Después que la preñaba la abandonaba. Ahora las mujeres reclaman como derecho ser iguales de canallas que los hombres y destruir el fruto de esa relación. Al único inocente, al mas vulnerable, al mejor regalo que nos puede dar la vida, el fruto de nuestras entrañas, un hijo.

Muchas veces la historia que precede a un aborto no es tan fría y calculadora. Un hombre y una mujer que no saben si realmente se aman, con recursos mínimos y con muchos miedos, miedo al qué dirán, a un futuro incierto, a la furia del padre o la madre, al rechazo de otros, incluyendo la iglesia. En algunas ocasiones, cuantas no sabemos, son los padres los que obligan a la hija a abortar. Al final de cuentas muere el más inocente y el más vulnerable.

Callar ante tal atrocidad es ser cómplices. Como fueron cómplices los que cantaban himnos más alto para no escuchar el lamento de los judios que pasaban cerca en los trenes a una muerte segura.

¿Qué estamos esperando para defender a los que no pueden defenderse? ¡Basta ya! ¡Sí al proyecto 950 del Senado!

Puerto Rico le lleva “ventaja” a Nueva York

Por: René X. Pereira
Presidente de PR por la Familia

Muchos se han escandalizado ante la noticia de la decisión del estado de New York de legalizar el aborto hasta los 9 meses de embarazo. ¡Y con razón! Sabemos que la vida humana comienza desde la concepción, pero en ese último trimestre el bebé ya está completamente formado y puede sobrevivir en el vientre de su madre. Aunque algunos ignorantes siguen repitiendo la mentira de que ese bebé en el vientre no es un ser aparte y que es el mismo cuerpo de la mujer, por lo cual destruir esa vida no es un asesinato, la realidad es que se trata de una vida humana distinta a la de la mujer que lo carga en su útero.

El bebé en el vientre no tiene el mismo DNA de su madre, puede ser de un sexo distinto, tipo de sangre diferente, tiene su propio cerebro, corazón, sistema circulatorio, respiratorio; en fin, es un organismo diferente aunque vive en el cuerpo de su mamá.

No obstante, debido a la funesta decisión de Roe vs. Wade en el 1973, el aborto fue legalizado en los Estados Unidos y por ende en Puerto Rico. Sin embargo la decisión de Roe no fue muy clara en cuanto a lo de los períodos de gestación lo que ha abierto la puerta a decisiones como la más reciente del Estado de NY. Pero antes de que critiquemos esta terrible decisión debemos saber que en este renglón Puerto Rico le lleva “ventaja”.

En el 1980 el Tribunal Supremo de Puerto Rico, en el caso llamado El Pueblo vs. Duarte se determinó que se puede practicar el aborto en nuestro país hasta los nueve meses de embarazo. No son comunes estos tipos de aborto, pero se han llevado a cabo y son permitidos por la ley local. De hecho, el Código Penal de Puerto Rico establece que una vida humana se convierte en persona y le aplican las protecciones de ley de un ser humano, cuando ya está separado del cuerpo de su madre. Por lo tanto, si una mamá mata su bebé cuando aun está en su vientre, no es, para efectos de la ley un asesinato. Pero si esa misma mamá mata a su bebé una vez lo pare, irá presa por asesinato. Estamos hablando de la misma criatura, lo único que vive en un lugar diferente.

Por esto es que es tan importante el proyecto del Senado 950 de la senadora Nayda Venegas, que precisamente busca corregir este absurdo legal y atemperar la ley vigente a la última decisión del Supremo Federal de Planned Parenthood vs. Casey en el 1990, donde se clarificó el asunto de los trimestres de embarazo. Por supuesto, mientras siga en pie la funesta decisión de Roe vs. Wade el genocidio del aborto no se podrá eliminar legalmente. Por eso oramos para que lo más pronto posible la Corte Suprema de EU revierta este fallo.

Abrazados a la muerte

Por: Dr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz de PR por la Familia

En Puerto Rico no existe limitación al aborto. Se puede abortar hasta los nueve meses de embarazo, por cualquier razón o sin ninguna razón. Lo único necesario es que la mujer quiera y que haya un médico dispuesto. Por dinero siempre aparecerá un asesino con licencia de médico.

En Puerto Rico una menor de edad no se puede sacar un diente sin el permiso de sus padres, pero puede sacarse un niño sin que ellos lo sepan y sin que den el permiso. Por dinero aparecerá el asesino con licencia de médico. El dinero lo proveerá el que la preñó y no quiere dar la cara. Muchas veces un hombre mayor y casado.

Éstas y otras circunstancias respecto al aborto ya han sido atendidas por decisiones del Tribunal Supremo de los Estados Unidos permitiendo limitaciones al derecho al aborto. Éstas limitaciones están contenidas en el proyecto 950 del Senado. Este es el proyecto que el señor Gobernador en su ignorancia dijo que vetaría por ser inconstitucional. Este es el proyecto para el cual es esperamos que el Presidente del Senado y la mayoría legislativa actúen para que sea aprobado y proteja tanto la salud de la mujer como a la criatura en gestación. Otra cosa sería cobardía y complicidad.

Otro proyecto a ver esta próxima semana es el proyecto 1000 del Senado para prohibir las terapias llamadas reparativas. Básicamente prohíbe que aquella persona que esté luchando con deseos homosexuales pueda pedir ayuda de profesionales de la salud mental para enfrentarlos. Prohibiría a dichos profesionales darle apoyo para que cambie sus deseos. También evitaría que unos padres preocupados por las inclinaciones sexuales de un hijo busquen ayuda profesional para el mismo.

El proyecto es innecesario. Nadie evidenció que hubiesen personas afectadas en Puerto Rico por dichas terapias. Tampoco se pudo señalar a alguien que estuviese practicando dichas terapias . En otras palabras no existe un problema que dicho proyecto atienda o pretenda resolver.

El proyecto es vago. Nadie pudo definir cuáles son las terapias reparativas. El principio de legalidad establece que las conductas prohibidas tienen que estar claramente definidas. Lo único que se trajo en concreto fue la oración y la consejería cristiana. De hecho la única persona que mencionó haberse expuesto a una terapia reparativa solo habló de que alguien perteneciente a una iglesia oró por él y lo aconsejó en la segunda y última reunión que tuvieron. Tampoco pudo describir cuál fue el daño recibido.

¿Qué está detrás de este proyecto? La primera idea es que la conducta homosexual es innata y no puede ser cambiada. No existe evidencia científica sobre esto. Pero hay algunos que creen que la conducta homosexual es correcta, la quieren incentivar e imponérsela como buena a nuestros niños y a la sociedad. Las realidad es que la conducta homosexual es contraria al diseño del cuerpo y al propósito de la sexualidad que es la reproducción. Es contranatura y pecaminosa.

  • Este proyecto atenta contra la autonomía de la persona que tiene el derecho de escoger que deseos y conductas quiere cambiar.
  • Este proyecto atenta contra el derecho de los padres de crear sus hijos de acuerdo a sus valores.
  • Este proyecto atenta contra la libertad de conciencia y la libertad de expresión de los profesionales de la salud mental.
  • Este proyecto atenta contra la libertad de religión de aquellos que al acercarse a Dios reconocen que su conducta homosexual es pecaminosa y debe cambiar.

Mantener el aborto sin limitaciones es abrazarnos a la muerte. Llamemos al Senado para que se apruebe el proyecto 950.

Prohibir la ayuda a los que quieren huir del homosexualismo es abrazarnos a la muerte. Llamemos al Senado para que se derrote el proyecto 1000.

Llame a la oficina el Presidente del Senado, a su senador por distrito y senador por acumulación para decir SI al 950 y NO al 1000.

Cuadro del Senado 787-724-2030

El silencio ante la injusticia y el mal es complicidad.

Sale a la luz documento de Fortaleza para implementar agenda LGBT en PR

El Gobernador de Puerto Rico, que se presentó como un candidato conservador y firmó un documento en una iglesia cristiana afirmando su supuesto compromiso, presenta una agenda a corto y largo plazo que impulsa la agenda homosexual más allá que los pasados gobernadores liberales como Sila Calderón, Aníbal Acevedo Vilá, y Alejandro García Padilla. Según deja claro el documento que incluímos en este sitio, va a implementar la agenda LGBT en todos los renglones de nuestra sociedad.

Este documento de trabajo se elaboró en la Fortaleza, se ha mantenido oculto a la luz pública por varios meses, seguramente para evitar la reacción de la iglesia y poder llevar a cabo el plan bajo el radar. Pero como bien dice la Palabra de Dios: “No hay nada oculto que sea manifiesto”.

El documento utiliza en varias ocasiones la frase de “derechos humanos” como un eufemismo, ya que el mismo fue elaborado por activistas del lobby gay de Puerto Rico que trabajan como asesores del ejecutivo en la Fortaleza y buscan adelantar los intereses de la llamada comunidad gay. En varios renglones se habla de introducir en la educación de nuestros niños las llamadas “políticas inclusivas”. Se establece un calendario de reuniones regulares para este año 2019 con representantes de la comunidad LGBTT para implementar sus políticas e intereses. Sin embargo, el Gobernador Ricardo Rosselló se ha rehusado reunirse periódicamente con líderes del sector de fe, excepto unos cuantos ministros que son afines a sus políticas y posturas liberales.

Es importante que el país, especialmente el sector creyente de Puerto Rico, sepa a lo que nos enfrentamos y lo que se ha estado ocultando desde que comenzó este gobierno de Sodoma. A continuación una copia del “Plan Estratégico 2018-2020” del Comité Asesor para Asuntos LGBTT de Fortaleza.

Puerto Rico se nos muere

Dr. César Vázquez Muñiz
Portavoz PR por la Familia

¿Qué podríamos hacer? Podríamos declarar un estado de emergencia, no solo del gobierno, sino de toda la sociedad. El gobierno puede declarar que la seguridad, la educación y la salud son los servicios esenciales y redirigir sus recursos hacia estas áreas. Aquello que no sea esencial debe ser evaluado, y si fuese necesario eliminado.

Nos arropa la violencia. Provoca miedo, rabia, deseo de venganza, incertidumbre y lo peor… Impotencia. Quisiéramos huir. Algunos compran armas. Nos rodeamos de alarmas y de cámaras de seguridad. Otros miran para el otro lado, rogando que no les toque. El colmo del cinismo es decir que mientras se maten entre ellos no importa. Lo único que importa es que no maten a un inocente. Mientras tanto el gobierno repite que los asesinatos “son 20 menos que para la misma fecha el año pasado”.

A corto plazo hay que aumentar el número de policías, pagarles mejor, mejorar sus condiciones de trabajo, y darle mejores equipos para que puedan realizar su labor. Hay que hacer lo propio con Ciencias Forenses, el Departamento de Justicia y Tribunales. Esto implica una reingienería radical del gobierno. También implica que tendrían que desaparecer algunas agencias. Son decisiones difíciles. Gente se quedaría sin trabajo.

Hay que trabajar con los confinados en el área de adicción, salud mental, educación y destrezas de trabajo. Tienen que salir de la cárcel cuerdos, libres de adicciones y con la capacidad de ganarse la vida. Esto implica también cambiar leyes y educar a la ciudadanía.

Tendríamos que trabajar con el problema de la deserción escolar. Tendríamos que estudiar el fenómeno, hasta ahora inexplicable, de porqué tenemos tantos niños con problemas de aprendizaje.

Habría que trabajar para fortalecer la familia y que esta cumpla su labor de educadora primaria y de influencia más importante para la vida del individuo.

¿Y la iglesia? Buscando la intervención decisiva y transformadora del Espíritu de Dios para nuestro pueblo. Reconociendo el pecado de la indiferencia y de la irrelevancia. Tendríamos que arrepentirnos del pecado de la división y de la búsqueda de protagonismo. Tendríamos que reconocer que algunas iglesias, más que ministerios, son negocios. Que más que servir buscan servirse. Tendríamos que dejar de entretener para empezar a ministrar. En última instancia el único que liberta del pecado y transforma el corazón es el Espíritu de Dios. Tendríamos que empezar a llorar y a orar por nuestro pueblo como quien llora y ora por un hijo que se muere.

¡Menos no es suficiente!

El segundo blanco de la perspectiva de género: la religión y las libertades religiosas

TERCERA PARTE

Por: Milton Picón

Parte de la agenda de las activistas del marxismo cultural lo es el atacar la religión. Eso se ve en sus discursos, y se ve en el cómo sus amigos en los medios de comunicación tratan el tema de la perspectiva de género. Un buen ejemplo lo tenemos hoy en la continuación de la campaña fallida del Nuevo Día en favor de que el gobierno ceda y vuelva a introducir el currículo de perspectiva de género en las escuelas públicas. Lean esta cita que aparece en la foto que acompaña este escrito de la edición de hoy jueves 29 de noviembre de 2018, del columnista, periodista y parte de la mesa directiva del Nuevo Día, Benjamin Torres Gotay. En una columna titulada “La Indiferencia y la complicidad”, el periodista no puede aguantar las ganas de dedicarle al cristianismo conservador del país, un párrafo, tratando en alguna manera de responsabilizar a los que el llama ´fundamentalistas´ de la escalada de violencia contra la mujer, por la oposición reiterada de estos a la llamada perspectiva de género. Lo cito, cuando escribe: “La educación con perspectiva de género existió aquí hace un par de años. Pero este gobierno, la quitó, guiñándole el ojo al fundamentalismo religioso, que parece que le teme a la alteración de los roles tradicionales Hombre-cabeza-de-familia-mujer-sujeta más que a las mismísimas pailas del infierno”.

El Nuevo Día a través de su portavoz está diciendo unas cosas que valen la pena reseñar. Es cierto que hace dos años había perspectiva de género en las escuelas, o al menos se tenía planificada al detalle. Eso ocurrió en la administración del ex gobernador Alejandro García Padilla. Y se eliminó en esta administración gracias a la presión que ejerció el Senado sobre la actual Secretaria de Educación, durante el proceso de sus vistas de confirmación. Dice el periodista que nosotros le tenemos miedo a que se alteren los roles tradicionales bíblicos y cristianos sobre la familia. Es bueno señalar que nosotros los creyentes no le tenemos miedo a los hombres, estén en la posición que estén, nosotros sólo tememos reverentemente al Dios al cual servimos. Lo que nosotros no queremos para nuestra niñez es que le atosiguen ideologías políticas, los adoctrinen en la mentira y la irrealidad y los conviertan en parte del fracasado modelo social que los liberales han corrido en el país por décadas y décadas. No han sido los creyentes los que han corrido el gobierno ni el sistema educativo en Puerto Rico. Eso lo han hecho los mismos que nos hundido como país: los políticos. Cuando el periodista escribe la oración “roles tradicionales” y los señala como “hombre-cabeza-de-familia-mujer-sujeta”, si está hablando de lo que dice la Biblia. He dicho repetidamente a través de los años, que la meta final del activismo sexual, no es otra que el atacar los principios de la Palabra de Dios. Cuando una sociedad que le ha dado la espalda a Dios y a su verdad, abrazando la necedad y la mentira, ¿es de extrañar que la meta de estos no sea otra que tratar de suprimir la verdad? En el último análisis, de eso se tratan estas luchas.

Por otro lado, si bien las feministas de género promueven la “deconstrucción” de la familia como la panacea para enfrentar el problema de la violencia contra la mujer, ponen especial énfasis en la “deconstrucción” de la religión, que según dicen, es la causa principal de opresión de la mujer.

Numerosas organizaciones feministas de fuera y dentro del país, al igual que la propia ONU se han empeñado en criticar a quienes ellos denominan como “fundamentalistas”, que para todos fines prácticos se refieren a cristianos protestantes, católicos y ortodoxos, judíos o musulmanes, o cualquier persona que rehuse ajustar las doctrinas de su religión a sus agendas sexuales.

Un vídeo promotor de ideas feministas exhibido en una conferencia de mujeres, producido por Judith Lasch, señalaba: “Nada ha hecho más por constreñir a la mujer que los credos y las enseñanzas religiosas”. Lo anterior lo creen las feministas de género como una verdad fundamental. De hecho son más fundamentalistas de lo que no quieren admitir.

En informes de reuniones de Estrategias Globales para la Mujer, es común el ver destacada la palabra fundamentalistas. Lo hemos escuchado en Puerto Rico vez tras vez de labios de estos grupúsculos y de sus acólitos en los medios de comunicación como señalábamos arriba.

Vale señalar que para el feminismo de género, la religión es un invento humano y piensan que las religiones principales fueron inventados por varones para oprimir a las mujeres. Por ello, hay feministas radicales que postulan la re-imagen de Dios como Sophia: sabiduría femenina. En ese sentido hasta tenemos “teólogas del género” de esas que salen y se gradúan de cementerios teológicos, mal llamados seminarios y que después llegan a las iglesias con los embelecos de “Dios Padre y Madre”. Cuando usted escucha de su líder religioso el hablar en esos términos, sepa que ya compró estas ideas y las está introduciendo en su iglesia. Salga corriendo de lugares como esos.

Una de estas mal llamadas “teólogas de género”, Carol Christ, proponen el descubrir y adorar, no al Dios que conocemos, sino a una mal llamada diosa. Afirmaba lo siguiente en “Womenspirit Rising”, pág. 170: “Encontré a Dios en mi misma y la amé ferozmente”. Lo que está diciendo esta mujer es que el poder femenino es fuerte y sustentador, que está en ella misma y ya no tiene que ver a un hombre o a la figura masculina como salvador.

El Papa Emérito Benedicto XVI decía con toda la razón del mundo lo siguiente: “La ideología de género es la última rebelión de la criatura contra su condición de criatura. Con la ideología de género el hombre pretende liberarse de su propio cuerpo. Ya sin alma, sin Dios y sin cuerpo, el hombre moderno es una autovoluntad que se crea, es Dios para si mismo”.

Elizabeth Schussler, otra “teóloga de género” en su libro “In Memory of Her” dice: “Los textos bíblicos no son inspiración verbal ni principios doctrinales, sino formulaciones históricas”. Dice que todos los textos son producto de una cultura e historia patriarcal androcéntrica.

Johanne Carlson Brown y Carole R. Bohn, en el libro “Christianity, Patriarchy, and Abuse: A Feminist Critique”, atacan al cristianismo catalogándolo como propulsor del abuso infantil. Dicen: “El cristianismo es una teología abusiva que glorifica el sufrimiento. ¿Cabe asombrarse de que haya mucho abuso en la sociedad moderna, cuando la imagen teológica dominante de la cultura es el abuso divino del hijo, un Dios-Padre que exige y efectúa el sufrimiento y el abuso de su propio hijo? Si el cristianismo ha de ser el liberador del oprimido, debe primero liberarse de esa teología”.

Al feminismo de género hay que hacerle frente sin guantes de seda puestos. Siempre habrán algunos de nuestros hermanos que piensen que es posible entrar en un diálogo con estas feministas. ¡Cuanto quisiéramos que pudiera ser así! La realidad es que es muy poco lo que se puede humanamente negociar con gente que está atrapadas en ideologías. Solo Dios puede libertar.

El feminismo de género es un sistema de pensamiento cerrado, como aquellos tubos que tenían los viejos televisores y radios. No hay forma de argumentar. No se puede apelar a la naturaleza, ni a la razón, la experiencia humana, o las opiniones de otras mujeres que platean otras soluciones mucho mejores y efectivas. No importa cuanta evidencia se acumule contra estas ideas absurdas, las feministas de género se caerán de espaldas insistiendo que todo lo que diga un fundamentalista o cualquier persona que no esté de acuerdo con ellas, no es otra cosa sino una prueba adicional de la conspiración patriarcal masiva en contra de la mujer.

En la cuarta parte de este serie hablaremos de las propuestas específicas que las activistas de género le llevaron al Sr. Gobernador y que están siendo estudiadas por La Fortaleza.

El primer blanco de la perspectiva de género es la familia natural

SEGUNDA PARTE

Sigue la campaña mediática y unilateral en favor de que regrese la Perspectiva de Género a la educación pública y al salón de clases. Vean el titular de sus acólitos del Nuevo Día de hoy martes 27 de noviembre de 2018: “Clave la perspectiva de género”. Luego dice en un subtitular: “Expertas coinciden en que el alza en femicidios exige la declaración de una emergencia”.

Por: Milton Picón

Es curioso el que las “expertas”, en un tema que tiene dos caras y dos puntos de vista, son el mismo grupúsculo de siempre. Preguntamos: ¿Y que hay de los expertos que están al otro lado de la noticia? La respuesta es sencilla, son invisibilizados a propósito para que los lectores de ENDI, no puedan leer la otra cara de la noticia. ENDI se equivoca malamente si piensa que puede invisivilizar grupos, opiniones o posiciones en la era digital.

¿Por qué tanta insistencia de los grupúsculos en empujar la perspectiva de género?

Porque ese es su caballito ideológico de pelea, ese es el vehículo que las posiciona dentro del aparato gubernamental para vivir pegadas como sanguijuelas al presupuesto de los gobiernos de turno. Eso las hace parte del gobierno invisible y permanente que le permite tener buenos salarios, contratos de consultoría y sobre todo, colocar a las amigas del alma en el guiso. De eso se trata este asunto, no es de los derechos de las féminas, no es sobre la violencia machista que arrebata vidas de mujeres.

¿Qué es realmente la perspectiva de género de la cual tanto hablan y que no muchos conocen a cabalidad?

Queremos a través de citas de sus proponentes, que usted pueda evaluar y tomar en cuenta lo que realmente estas feministas de género quieren lograr, aparte de lo que hemos mencionado ya.

Allison Jagger, una de estas ideólogas, en su libro “Political Philosophies of Women´s Liberation” dice: “El final de la familia biológica eliminará también la necesidad de la represión sexual. La homosexualidad masculina, el lesbianismo y las relaciones sexuales extramaritales ya no se verán en la forma liberal como opciones alternas, fuera del alcance de la regulación estatal, en vez de esto, hasta las categorías de homosexualidad y heterosexualidad serán abandonadas: la misma institución de las relaciones sexuales, en que hombre y mujer desempeñan un rol definido, desaparecerá. La humanidad podría revertir a su sexualidad poliformemente perversa natural”. Más adelante en la misma publicación añade: “La destrucción de la familia biológica que Freud jamás visualizó, permitirá la emergencia de hombres y mujeres nuevos, diferentes de cuantos han existido anteriormente”. En otras palabras, la perspectiva de género es la enseñanza a nuestros niños del “free for all”. Esta autora deja claro que la igualdad feminista que proponen los grupúsculos radicales, no tienen nada que ver con igualdad bajo la ley, ni la satisfacción de necesidades básicas, no, de lo que trata la perspectiva de género es de la destrucción de la familia natural.

Veamos otra de las expertas, que han sido maestras de las del patio, Christine Riddiough, que en su libro “Socialism, Feminism and Gay/Lesbian Domination”, dice: “La familia nos da las primeras lecciones de ideología de clase dominante y también imparte legitimidad a otras instituciones de la sociedad civil. Nuestras familias son las que nos enseñan primero la religión, a ser buenos ciudadanos, tan completa es la hegemonía de la clase dominante en la familia, que se nos enseña que está encarna el orden natural de las cosas. Se basa en particular en una relación entre hombre y la mujer que reprime la sexualidad, especialmente la sexualidad de la mujer”. Si leemos con detenimiento esta cita podemos ver claramente que la lucha de las Perspectiva de Género es contra la familia natural. Como ideología política, promueve la lucha de clases, pero en esta ocasión no desde la óptica económica ( ricos contra pobres ) como se predicaba en la UPI en los setentas, ahora la lucha de clases será entre el hombre y la mujer. Hay que ser bien ignorante o bien idiota o bien perverso para pensar que podemos detener la violencia contra la mujer y la violencia entre los sexos, cuando estamos promocionando una lucha entre ambos.

Estos grupos quieren el control del salón de clases, utilizando un currículo que correrá a través de todas las asignaturas para vender ideas que son contrarias a la familia, a la libertad y el propio orden social. Estas feministas de género quieren utilizar los currículos para enseñarle a las niñas de este país que cuando una mujer decide cuidar a sus hijos en el hogar mientras su esposo trabaja fuera, las responsabilidades son diferentes y por lo tanto no igualitarias. Ven eso como una de las desigualdades que hay que acabar desde el salón de clases. Dicen que cuando una mujer pone su interés primario en el hogar no va a tener ni el tiempo ni la energía para dedicarse a la vida pública. ¿Cómo explican las feministas de género este asunto de que las mujeres decidan dedicar tiempo a sus hijos en sus primeros años formativos? Christina Hoff Sommers, en “Who Stole Feminism” escribe, citando a Simone de Beauvoir: ”Pensamos que ninguna mujer debería de tener esa opción. No debería de autorizarse a ninguna mujer a quedarse en casa para cuidar a sus hijos. La sociedad debe ser totalmente diferente. Las mujeres no deben de tener esa opción, porque si esa opción existe, demasiadas de mujeres decidirán por ella”. O sea, las feministas radicales de género quieren convertirse en personas que a través de la fuerza de la ley o de la educación en un salón de clases, sean las que le dicten pautas al resto de las mujeres de lo que que pueden hacer o no en términos familiares.

Por lo que vemos en el párrafo anterior, las feministas de género no defienden el derecho de todas las mujeres, sino los de aquellas que piensan como ellas. Por eso no defienden a todas las mujeres que sufren violaciones de derechos. En esta semana se denunció que hicieron silencio bajo otras administraciones cuando se daban los mismos hechos por los que protestan ahora. ¿Por qué? Porque mientras los gobernantes les dan posiciones de poder y presupuestos para correr sus organizaciones, miraban hacia el lado cuando se le acercaban mujeres desesperadas para que le hicieran justicia porque habían sido abusadas y hostigadas por varones en posiciones de poder. Lo hicieron con Bill Clinton, lo han hecho y lo siguen con congresistas de los llamados “womanizers” ( mujeriegos, macharranes ). A esos no los denuncian, a veces hasta los apoyan, a esas mujeres no les creen, a las que denunciaron al Juez Kavanaugh, si. Tamaña hipocresía.

La Perspectiva de Género también va de la mano con la práctica irrestricta del aborto, y eso quieren atragantárselo por boca, ojos y narices a nuestros niños en el salón de clases. Por eso hablan en sus propuestas, de “salud reproductiva”, otro de los modernos eufemismos para no mencionar la palabra aborto.

Como verán la Perspectiva de Género busca cambiar el orden natural, eliminando el concepto naturaleza. Ya no sería natural el que un ser humano con cuerpo de varón, sea varón. Tampoco sería antinatural que el varón pretenda comportarse como mujer y viceversa. La Perspectiva de Género busca poner en igualdad de condiciones la verdad y la mentira, lo natural de lo que no lo es.

Las feministas de género insisten en esto porque saben que de lograrlo podrían cambiar y alterar significativamente la escala de valores de toda una sociedad. Hacer realidad la revolución utopíca de un marxismo leninismo fracasado, vez tras vez.

Estamos ante ideologías que no tienen base científica. Son solo propuestas, hipótesis que quieren ensayar en nuestra niñez, como si los niños fueran parte y propiedad del estado. Estas feministas de género saben muy bien que sus estúpidas ideas no son fáciles de aceptar por personas que están correctamente formadas y que tienen una idea clara de lo que es la persona humana. Por eso quieren volcar sus estrategias y manipulaciones sobre las nuevas generaciones, particularmente sobre los más susceptibles, nuestros niños.

La perspectiva e ideología de género, es un planteamiento totalmente reduccionista. El nazismo quiso reducir la historia y la explicación de la sociedad a un enfrentamiento entre razas, olvidándose del resto de los parámetros. El marxismo quiso reducir la historia y la clave de la explicación de la sociedad a una lucha de clases entre ricos y pobres. La ideología de género quiere igualmente limitar la explicación del hombre-mujer en la historia, como otro enfrentamiento, esta vez entre los sexos. Las dos primeras ideas dejaron miles y miles de hombres, mujeres y niños muertos. La ideología de género producirá lo mismo, comenzando con la muerte espiritual, con el asesinato de la inocencia. Pero como todo simplismo, tiene una gran eficacia, cuando se le presenta a una audiencia cautiva de niños en un salón de clases, en una forma repetitiva y a través de todas las asignaturas.

Mañana, en la tercera parte de esta serie veremos un segundo blanco de la Perspectiva de Género: las libertades religiosas.