Sacerdote católico y abogado aclara proyecto de ley de libertad religiosa

Nosotros los creyentes no pedimos privilegios sino el derecho a ser diversos.

Por: Lic. Carlos Pérez – Sacerdote Católico

Carlos Pérez 2He querido escribir esto para clarificación de todos los puertorriqueños ante las intervenciones irresponsables en estos días. En la opinión pública por parte de aquellos que tanto desde el poder como desde las trincheras del ataque visceral a la libertad religiosa no entienden que nosotros los creyentes no pedimos privilegios sino el derecho a ser diversos.

Sobre el proyecto del RFRA “boricua” se debe tener en cuenta primeramente que este estatuto no aplica entre partes privadas, solo entre la relación del creyente con respecto al estado. Por lo tanto el estado siempre tiene obligación de prestar el servicio buscando alternativas que respetando a todos los ciudadanos acomode la conciencia religiosa del creyente.

No se puede discriminar con los creyentes en el sector del servicio público y la jurisprudencia habla de acomodar la libertad del creyente a menos que demuestre el estado un interés apremiante y que ha usado el medio menos oneroso. Eso es lo que el proyecto pretende.

Por lo tanto en una disputa entre un patrono y un obrero del sector privado aplicaría el art. 2.19 de la llamada “Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral” y la ley de derechos civiles de 1964 sobre el acomodo razonable por motivos religiosos.

El comunicado de prensa del gobernador es correcto en cuanto que el estado no debe discriminar en sus servicios, la ley del RFRA del proyecto 1018 lo único que dice es que al creyente no puede ser obligado a prestar un servicio contrario a su conciencia (ejemplo realizar un aborto); ante ese panorama el estado tiene la obligación de prestar el servicio, buscando una alternativa que preste el servicio y que acomode razonablemente la conciencia religiosa del creyente.

La razón de promover esta legislación es doble:

  1. Por que en un cambio de status, tanto bajo la estadidad o la Independencia, la libertad religiosa quedaría sin la protección con el alcance que tiene con el estatuto federal RFRA federal. Estaría en peligro la libertad religiosa como lo entendemos hoy.
  2. Por que nuestro acervo jurídico local debe ampliar su horizonte con parámetros de protección que no están previsto en nuestras leyes o interpretaciones judiciales locales. Debemos recordar que muchas veces las leyes federales cubren distintas áreas que también son cubierta por las leyes locales tanto en los estados como los territorios. Como ejemplo es la ley laboral 100, que cubre casos de discriminar en el empleo, ya existen leyes federales que cubren muchos de los problemas laborales de la ley 100; pero la idea detrás de desarrollar leyes locales, aunque hayan federales, es que la autonomía local de los estados y territorios exige ampliar sus horizontes jurídicos de protección ya que en el esquema norteamericano la jurisdicción federal se concibió como algo limitado, en otras palabras cuando no haya leyes locales aplicables por “defecto” se aplicaran las federales. Por eso, en las cuestiones laborales, no se puede recurrir a la jurisdicción federal sino se ha agotado la ley estatal.

 

Los cristianos no somos homófobos

Los cristianos no somos homófobos Oponerse al activismo gay no es homofobia, sino ejercer nuestro derecho constitucional a no estar de acuerdo con su ideario

Los cristianos no podemos ser homófobos, pues la homofobia es contraria al espíritu del evangelio. El término “homofobia” en su sentido estricto, implica “miedo, homofobiaodio, desprecio, o violencia contra las personas de condición u orientación homosexual”. Bajo este punto de vista, la homofobia es tan negativa como la xenofobia o la propia misantropía, y lleva a ignorar derechos humanos fundamentales como la libertad, la dignidad y el respeto. Derechos que el colectivo LGTBI posee como cualquier otra persona, no por el hecho de ser homosexuales, ni que se desprenda de su condición homosexual, sino que derivan de su condición de seres humanos hechos a imagen y semejanza de Dios.

La iglesia cristiana asume esto y se opone abiertamente a la homofobia y la condena, lamentando igualmente que aquellos que también la condenan, nos acusen de homófobos, por desgracia participando ellos mismos de la misma actitud intransigente.

Sin embargo, el hecho de que no se deba odiar o maltratar al colectivo homosexual, no presupone que uno deba compartir como moralmente aceptable su conducta. Oponerse al activismo gay no es homofobia, es simple y llanamente ejercer nuestro derecho constitucional y de relaciones humanas básicas, a no estar de acuerdo con su ideario y práctica de vida homosexual. La opinión de cualquier persona en el ámbito de la moral individual o social, religiosa o filosófica, debe ser respetada como parte fundamental del derecho a la libertad de expresión. Y en este ámbito la inmensa mayoría de las confesiones cristianas no estamos de acuerdo con el estilo de vida homosexual ni con su equiparación legal en el mismo status que el del matrimonio heterosexual.

Por tanto los cristianos no imponemos nuestro criterio ni mucho menos pretendemos que aquellos que no lo compartan, sufran nuestro rechazo. Pero si bien no lo imponemos, sí lo defendemos y por ello exigimos con humildad pero con firmeza, que se respete nuestro posicionamiento a pensar diferente.

Por: Juan Varela

Leer más: http://protestantedigital.com/blogs/42168/Los_cristianos_no_somos_homofobos

Sacerdote Católico y abogado Carlos Pérez aclara Proyecto de la Cámara 1018

Carlos Pérez 2He querido escribir esto para clarificación de todos los puertorriqueños ante las intervenciones irresponsables en estos días. En la opinión pública por parte de aquellos que tanto desde el poder como desde las trincheras del ataque visceral a la libertad religiosa no entienden que nosotros los creyentes no pedimos privilegios sino el derecho a ser diverso.

Sobre el proyecto del RFRA “boricua” se debe tener en cuenta primeramente que este estatuto no aplica entre partes privadas, solo entre la relación del creyente con respecto al estado. Por lo tanto el estado siempre tiene obligación de prestar el servicio buscando alternativas que respetando a todos los ciudadanos acomode la conciencia religiosa del creyente.

No se puede discriminar con los creyentes en el sector del servicio público y la jurisprudencia habla de acomodar la libertad del creyente a menos que demuestre el estado un interés apremiante y que ha usado el medio menos oneroso. Eso es lo que el proyecto pretende.

Por lo tanto en una disputa entre un patrono y un obrero del sector privado aplicaría el art. 2.19 de la llamada “Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral” y la ley de derechos civiles de 1964 sobre el acomodo razonable por motivos religiosos.

El comunicado de prensa del gobernador es correcto en cuanto que el estado no debe discriminar en sus servicios, la ley del RFRA del proyecto 1018 lo único que dice es que al creyente no puede ser obligado a prestar un servicio contrario a su conciencia (ejemplo realizar un aborto); ante ese panorama el estado tiene la obligación de prestar el servicio, buscando una alternativa que preste el servicio y que acomode razonablemente la conciencia religiosa del creyente.

La razón de promover esta legislación es doble:

1) Por que en un cambio de status, tanto bajo la estadidad o la Independencia, la libertad religiosa quedaría sin la protección con el alcance que tiene con el estatuto federal RFRA federal. Estaría en peligro la libertad religiosa como lo entendemos hoy.

2) Por que nuestro acervo jurídico local debe ampliar su horizonte con parámetros de protección que no están previsto en nuestras leyes o interpretaciones judiciales locales. Debemos recordar que muchas veces las leyes federales cubren distintas áreas que también son cubierta por las leyes locales tanto en los estados como los territorios. Como ejemplo es la ley laboral 100, que cubre casos de discriminar en el empleo, ya existen leyes federales que cubren muchos de los problemas laborales de la ley 100; pero la idea detrás de desarrollar leyes locales, aunque hayan federales, es que la autonomía local de los estados y territorios exige ampliar sus horizontes jurídicos de protección ya que en el esquema norteamericano la jurisdicción federal se concibió como algo limitado, en otras palabras cuando no haya leyes locales aplicables por “defecto” se aplicaran las federales. Por eso, en las cuestiones laborales, no se puede recurrir a la jurisdicción federal sino se ha agotado la ley estatal.

Análisis de la RFRA y sus implicaciones para el próximo plebiscito de estatus.

IMG-20150920-WA0004Por: Pastor René X. Pereira
Puerto Rico por la Familia

Ya están reconociendo los juristas y expertos en derecho que a nivel federal, Puerto Rico está protegido por la ley conocida como RFRA (Religious Freedom Restoration Act). Sin embargo, en la ley local esta protección no existe. El Proyecto de la Cámara 1018 lo que busca es extender esa protección a nivel local. Sin embargo, Puerto Rico tiene esta protección por su estatus de territorio de los Estados Unidos. Los estados a nivel federal NO tienen esta protección por una decisión del tribunal federal en el caso City of Boerne v. Flores, decisión en el año 1997. La razón es que la Corte Suprema determinó que el gobierno federal no tiene la potestad de imponerle esto a los estados. Actualmente el RFRA solo aplica al gobierno federal de los EU, no a los 50 estados de la nación. Sin embargo los territorios como Puerto Rico, Guam, US Virgin Islands y las Marshalls, por no ser estados, están protegidos y sí les aplica. Por eso alrededor de 21 estados han legislado para establecerla localmente.

Si Puerto Rico se convirtiera en un estado de la unión, perdería la protección de la RFRA por esta decisión de la Corte Suprema de los EU. Al el Gobernador de Puerto Rico rechazar la legislación del 1018, está colocando a un sector del pueblo cristiano que defiende la estadidad en una situación muy difícil ya que los que la defienden estarían escogiendo el perder la protección federal que provee el Religious Freedom Restoration Act, ya que al PR convertirse en un estado, le aplicaría la decisión de City of Boerne v. Flores. Y la realidad es que para la mayoría de los cristianos, su libertad religiosa es un asunto mucho más importante y crucial que el estatus político. Ya hemos visto lo que esto ha causado en el caso de la cristiana Kim Davis, el caso de Hobby Lobby, los fotógrafos, reposteros, y muchos otros similares.

Si el Gobernador de Puerto Rico va por este camino estaría condenando su plebiscito a una posible abstención masiva de un importante sector del país, uniéndose a otros que ya han llamado a la abstención por otras razones muy distintas.

El negocio del dolor

cesar vazquezPor: Dr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz de PR por la Familia y Médico Cardiólogo de Profesión

Los médicos no tenemos todas las respuestas a los problemas de salud que enfrentan nuestros pacientes. Algunas de esas respuestas son insuficientes o causantes de complicaciones por ellas mismas. Esto es motivo de frustración no sólo para el médico, sino sobretodo, para el paciente que no encuentra alivio a su problema y que enfrenta la perspectiva de vivir con dolor y/o con la incapacidad constante que causa la enfermedad.

A la realidad de la limitación del conocimiento médico tenemos que añadir la limitación económica. Nuestro sistema de salud en Puerto Rico está en quiebra. Los pacientes muchas veces no tienen dinero para pagar los deducibles. Los planes médicos a veces no quieren pagar medicamentos aprobados para ciertas condiciones porque son caros. Sin embargo, pretendemos que pacientes de cáncer, algunos en quimioterapia; pacientes VIH, pacientes de Esclerosis Múltiple, pacientes con enfermedad de Cronh’s, pacientes de Fibromialgia, pacientes del Alzheimer’s, pacientes de Artritis y Artritis Reumatoidea, pacientes con ansiedad, epilepsia, Parkinson’s, migraña, lesiones en el cordón espinal, hepatitis C, y pacientes con otras condiciones que establezca el médico autorizado a base de ciertos síntomas;  la mayoría de los cuales están incapacitados, viven de escasas pensiones o del Seguro Social, dependen de sus familiares o del estado. Pretendemos que saquen alrededor de $400 mensuales todos los meses para pagar por una terapia que nadie ha establecido su composición, que nadie ha establecido su seguridad y que nadie puede garantizar como efectiva. Tras que es cara, de 350 a 450 dólares mensuales, tendrán que pagar IVU, aunque el resto de las medicinas no pagan. Para que el estado reciba 60 millones en arbitrios nuestros viejos y enfermos tendrán que gastar cerca de 522 millones en cannabis medicinal al año. Y eso si se mantiene el IVU en 11.5 por ciento. Pero hay un problema fundamental. Todas las transacciones sobre el cannabis medicinal se están haciendo en cash y no hay manera de que gobierno pueda garantizar que va a cobrar el IVU. ¿Quién realmente se está enriqueciendo?

Cuando entendemos esto nos damos cuenta que esta población vieja y enferma no tiene la capacidad de pagar por las inversiones millonarias que se están haciendo en el negocio del cannabis medicinal. Estas inversiones millonarias se comenzaron a hacer antes de que se estableciese el reglamento sobre el cannabis. Esto nos dice que ya había compromisos hechos por las altas esferas del gobierno anterior. La realidad es que se ha creado una industria de la marihuana recreacional bajo el subterfugio del cannabis medicinal. Es un hecho que la presentación de cannabis medicinal que más se vende es la marihuana cruda en forma de la flor o moña. La misma se puede fumar y no hay manera de que el gobierno lo evite.

Creímos en la promesa de que se iba a reglamentar el cannabis medicinal en un contexto investigativo y medicinal bona FIDE. Sabemos que la cama legislativa está llevando a cabo un esfuerzo para que sea así. Sin embargo, nos preocupa que como en el gobierno anterior, en este gobierno también haya quienes pretendan hacerse millonarios en este negocio que se alimenta del dolor de un pueblo. Esperamos por usted Sr. Gobernador.

El escándalo nuestro de cada día…

cesar vazquezDr. Cesar A Vazquez Muniz

Los medios de comunicación atraen nuestra atención a través de lo escandaloso, de lo dramático, de lo extravagante, de aquello que se sale de lo cotidiano y que nos estremece. Se mantiene el escándalo vivo amplificándolo, buscándole otras vertientes y a fin de cuentas estimulando la imaginación para explorar todas las posibilidades. Durante unas horas o días de hecho escándalo será el tema obligado, la comidilla de todos. El problema es que se agota en unos días y ya no capta la atención como al comienzo.

Vivimos de escándalo en escándalo donde el último hace que olvidemos el anterior. En esa dictadura de lo inmediato hay quien se pregunta como otros pueden hablar o pueden plantear otros asuntos como importantes. ¡Sólo importan los amores de O’Neill o las imprudencias de Maritere!…según algunos. ¿A quién le importa que la designada a la Procuraduría de la Mujer pretenda imponerle la perspectiva de género a las escuelas privadas? ¿A quién le importa que esté violentando un compromiso hecho por el Gobernador con el pueblo que lo eligió? ¿A quién le importa que lo que está haciendo es ilegal?

El alcalde O’niell pudiera renunciar…o pudiera no renunciar. Maritere pudiera ir presa…o pudiera no ir presa. Lo que si es inevitable es que nuestros niños un día enfrentarán los reclamos de su sexualidad y tomarán decisiones. Decisiones que se fundamentan en la visión que tienen sobre su sexualidad. Decisiones que pueden traer el bien o traer el mal sobre ellos y los que los aman. Para los niños y sus padres es importante lo que la procuradora designada pretende hacer. Venderles una mentira como verdad.

Sr. Gobernador retire la nominación de Ileana Aymat Rios como procuradora de la mujer. Sr. Presidente del Senado y demás senadores no la confirmen. ¡Nos traicionó a todos!

La pura verdad

El mundo secular podrá decir lo que le dé la gana. Pero lo que vale y cuenta es lo que DIOS ha dicho. Él creó varón y hembra para que se juntaran en una sola carne y les dio el equipo biológico para producir la vida. Todo lo que se aparta de ese diseño divino es abominación y rebelión en contra del Creador.

Tal vez esto no sea políticamente correcto decirlo en este tiempo. Pero Dios no nos llamó a agradar al mundo sino a agradarle a él.

abominacion 2