Pinceladas históricas del Homescooling

Por: Lic. Juan M. Gaud

Cuando comencé esta página expresé que sería como un libre pensador. No sujeto a instituciones, concilios, iglesias, partidos, etc. Que actuaría conforme a mi conciencia, libertad religiosa y de expresión. Hoy continúo esa línea. Describiré en amplios retazos la historia de una lucha donde no participé solo, iglesias independientes, Sendero de la Cruz, donde fui pastoreado, La Senda Antigua, Catacumbas, Morality In Media, Alerta Cristiano, Mujeres por Puerto Rico, Nueva Vida, Clamor a Dios, Radio Redentor y otras emisoras cristianas y  en su momento, la Coalición Ciudadana en Defensa de La familia y la Alianza de Juristas Cristianos, entre otros me acompañaron en este proceso. Pero no tuve en ningún momento el respaldo de los concilios tradicionales, de la Iglesia Católica como institución, del Concilio Evangélico (hoy Concilio de Iglesias), los Metodistas, Luteranos, Evangélicos Unidos, Discípulos de Cristo, es decir ninguna iglesia histórica a excepción de los Bautistas del Sur.

Durante ese proceso convulso, lleno de luchas políticas cargadas de agendas contra la libertad religiosa, muchos se escondieron en sus iglesias esperando que la tormenta pasara. Así,  no importaba el resultado podían proclamar victoria. Nunca se expresaron en los asuntos de educación relacionados con los menores, la libertad religiosa, el derecho de los padres a educar a sus hijos. Evidentemente, asuntos envueltos en mandatos bíblicos específicos, donde al padre cristiano se le ordena educar a sus hijos en los caminos de Jesús, que se nos ordena que dejemos que los niños vengan a Él y no se lo impidamos, que para entrar al Reino de los cielos hay que ser como un niño. Incluso tienen en sus filas pastorales y de liderato, nombrados por ellos mismos, personas que no creen en esto y respaldaron y respaldan la pedofilia disfrazada detrás de la ideología de perspectiva de género.

Haré un breve relato mientras la certeza histórica me lo permita del “homeschooling” partiendo de la Ley 33 del 2017. Fue firmada por el entonces gobernador Ricardo Roselló. La firma de esta ley, cambió por completo la interpretación jurídica y legislativa en Puerto Rico, sobre la libertad religiosa, el derecho de los padres a educar a sus hijos y la libertad de asociación. Inmediatamente, los asesores anti-cristianos del Gobernador Roselló lograron cambiar su mente y abandonó su compromiso firmado de proteger la libertad religiosa. El resto es historia.

El proceso histórico  y el trasfondo de dicha ley, consta en su exposición de motivos. Uno sumamente extenso, pero redactado y presentado por el legislador para la historia. La misma permite claramente su interpretación y propósito. Agradezco a la senadora Nayda Venegas y al senador Angel “ Chayanne” Martínez, ambos electos con el voto cristiano y miembros del PNP por presentar el proyecto de ley. Pagaron un alto precio político y personal al hacerlo, sufrieron muchas heridas personales en el proceso, pero cumplieron su palabra al radicarlo.

En dicho proyecto participó el licenciado Carlos Pérez Sierra, el abogado y sacerdote Carlos Pérez Toro y el que suscribe.  El licenciado Pérez Sierra lo nomino el anciano de días en la defensa de esta modalidad educativa. Fue a través de él que en debates jurídicos y legislativos me adentré en este tipo de educación. Todo surgió cuando era Asesor Legal en el Consejo General de Educación que se presentó un proyecto en la Cámara de Representantes para regular la práctica de la misma. Allí nos conocimos y sostuvimos férreos debates en los pasillos del Capitolio. Hombre de baja estatura, voz baja y expresión pausada, pero con un corazón de gigante, nunca temió debatir conmigo, que soy rápido de pensamiento, expresión y bastante entrenado en la oratoria y el debate, bueno eso me dicen. Allí nació una amistad que dura hasta el día de hoy.

De allí, el Consejo se comprometió, bajo la Dirección de su Presidenta – en aquel entonces Dra. Amalia Llabrés de Charneco – de evaluar esta modalidad educativa. Allí, por primera vez se reconoce oficialmente en Puerto Rico en un documento, la legalidad y constitucionalidad de los padres de educar a sus hijos en sus hogares. Un gran éxito del licenciado Pérez Sierra, nos llevó por territorio educativo desconocido a tierra de abundancia. En el quehacer legislativo se descubrió que entre los promoventes del proyecto existían intereses económicos. Tenían los módulos, los currículos y todo lo que proponía el proyecto disponible, y sólo ellos los tenían. Es decir, si se aprobaba el proyecto se harían ricos.  Eso mismo provocó la muerte del proyecto cuando se hizo público.

Pero los cambios políticos opacaron esta victoria ante un nuevo Consejo que trató de enterrar ese dato histórico. El cambio de gobierno arreció la lucha. Todos los cuatrienios se ha tratado de suprimir esta modalidad educativa, alegando que los padres no tienen la capacidad, o que se usa para promover el maltrato en los hogares. Durante mucho tiempo el Departamento de la Familia siempre investiga el “homeschooling” para evitar la práctica. Por ello, en las leyes de asistencia compulsoria a la escuela y de deserción escolar está escondido el germen de eliminarlo. No lo lograron y la práctica de educación en el hogar continuó creciendo.

Es con el Partido Popular Democrático que se desarrollaron las batalla más fuertes por su respaldo abierto a la ideología de perspectiva de género. Desarrollaron un plan abarcador que incluye el Departamento de Educación, Departamento de la Familia, Universidades, los antes Consejos relacionados a la Educación. Uno de sus principales arquitectos fueron la entonces Senadora Margarita Ostolaza y el secretario de Educación Rafael Aragunde. Como reacción, los padres estaban protegiendo sus hijos al adoptar el “homeschooling”, (su nombre varía) y matriculándolos en Instituciones educativas privadas. Por eso el ataque para desaparecerlo. No prosperaron en su intento.

El mismo revive con fuerza bajo la gobernación de Aníbal Acevedo Vilá quien invierte toda la fuerza del Estado para implementar dicha ideología y le sigue los pasos Alejandro García Padilla, con el respaldo de El Nuevo Día y la creación del llamado Plan Decenal, acción ciudadana, Patria, miembros del Concilio de Iglesias, activistas como Pedro Julio Serrano, la alcaldesa Carmen Yulin, Eduardo Bathia, Rosanna López, Aníbal José Torres, Mari Tere Gonzáles, Vargas Bidot, el Partido Independentista en su totalidad, entre otros. Ideología educativa a la que están unidos la que fuera senadora por el PNP Zoé Laboy y los hoy senadores Miguel Romero y William Villafañe. Este virus ya está en el PNP pero con la discusión de la Ley 33 y la nueva ley del Departamento de Educación, entre otras, logramos que se entendiera que el Estado no puede imponer dicha ideología aunque aun así, lo están intentando.

En medio de esta batalla virulenta y campal donde muchos estaban usando el poder del Estado, varios eventos naturales evitan que dicha ideología tome fuerza en las escuelas públicas. El huracán María, el terremoto y la pandemia. Estos eventos de la naturaleza detuvieron la propagación de este virus en el Departamento de Educación y el ataque a las instituciones educativas privadas cristianas. A estas se les trato de obligar a añadir a sus currículos la perspectiva de género o les condicionaban las ayudas. Algunos cedieron, otros ni siquiera tienen una idea de que se trata todo esto. Pero hubo quienes lucharon y se mantuvieron firmes en su libertad religiosa y de conciencia.

En medio de la lucha política y con anterioridad  a  los eventos naturales, en el proceso legislativo se aprueba por primera vez en Puerto Rico y en la jurisdicción de los Estados Unidos de América  una ley que claramente acepta la legalidad educativa del “homeschooling”:

Artículo 2.- Política Pública

Se declara política pública que el Gobierno reconoce que las iglesias-escuela son una opción educativa de excelencia y estabilidad, convenientes para la promoción de una sociedad democrática, pluralista y diversa. La selección de la opción educativa, sea licenciada pública o privada o no licenciada como el “homeschooling” y las Iglesias-escuela, constituye un derecho fundamental de los padres dentro de sus prerrogativas de libertades de asociación y religiosa. En cuanto a estos, el Estado no podrá discriminar en la erogación de fondos públicos u otras áreas de servicios que vayan dirigidas a los estudiantes. 

Gracias a la lucha librada por la iglesias escuela, lideradas por la Academia Bautista de Levittown, los hermanos Cortés, quienes como familia merecen un libro aparte y completo de cómo gracias a sus luchas hoy tenemos libertad religiosa en el área de la educación, los licenciados Pérez Sierra y Pérez Toro que hoy tenemos “ homeschooling” como  modalidad y opción educativa constitucional.

Hoy usan la educación remota, los padres con sus hijos en las casas estudiando, se apela al uso del “homeschooling” por el estado, mientras el Departamento de Educación otorgó grados sin clases. Por ende, es menester que hoy se reconozca cómo el deseo de algunos de imponer sus ideologías, sus opiniones sin fundamento, el silencio cómplice de muchos concilios e iglesias, no fueron lo suficientemente fuertes para derrotar el mandato bíblico de educar a nuestros niños.

Gracias al licenciado Pérez Sierra, el anciano en esta lucha, que sabiamente estableció en el debate legislativo que el reconocimiento de los derechos allí esbozados abarcaban el “homesholing” .  Hoy, los que muchos llamaron ridículo, ilegal, maltratante, que violaba la ley han quedado en vergüenza. Cuando los padres son responsables y las iglesias son responsables, son los mejores lugares para educar los niños.

Gracias a ustedes gigantes que me acompañaron en este proceso. Ustedes, que cuando mis manos se cansaron y mi espíritu se abatió, estuvieron allí no sólo para levantarme las manos y sostenerme sino hacerse cargo del debate. Gracias a Puerto Rico por la Familia, que nunca abdicó ni abandonó la lucha, a pesar de todo lo que tuvieron que enfrentar. A ellos que cuando estuve enfermo de cama, mes tras mes estuvieron acompañándome y dándome el espacio para recuperarme.

Pero sobre todo gracias a Dios, que se glorificó. La naturaleza gimió con dolores de parto, y esos dolores detuvieron el adoctrinamiento  pedófilo, planificado en el Departamento de Educación.

SHARE THIS:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s