¿Y ahora por quién votaremos?

Por: René X. Pereira
Presidente de PR por la Familia

Este es el clamor que se escucha por todas partes. Y muchos dicen: Si la otra opción que tenemos es Carmen Yulín, ¿no es mejor quedarnos con Rosselló? Y sin duda esta es la estrategia que utilizará el PNP para mantener cautivos a millares de votantes cristianos que en las pasadas elecciones votaron por Ricky luego de haber hecho un compromiso con el sector de fe; compromiso que NO cumplió.

Pero antes de precipitarnos y resignarse a votar por lo que algunos consideran como “el menos malo”, debemos tomar en cuenta unos asuntos bien importantes:

1. Mi gente, falta mucho para las próximas elecciones y no sabemos a ciencia cierta quiénes terminarán siendo los candidatos para la gobernación. Tampoco podemos asegurar que la alcaldesa de San Juan va a prevalecer en unas primarias. De modo que precipitarse no es lo mejor en este momento.

2. No sabemos tampoco si en su momento surgirá un nuevo candidato que sea una opción para los que votan por valores. Vemos en la Escritura cómo en momentos en que todo parecía perdido y sin opciones, Dios abrió camino donde nadie se imaginaba.

3. ¿Realmente hay diferencia entre el actual gobernador Rosselló y las posturas de Carmen Yulín en lo que respecta a nuestros valores y lo que defendemos como creyentes? Existen sí unas diferencias ideológicas entre ambos. Pero en los issues que tienen que ver con: la agenda gay, el aborto, hostilidad hacia la iglesia con lo de las supuestas terapias reparativas, la marihuana, la libertad religiosa, etc. SON EXACTAMENTE LA MISMA COSA Y PIENSAN EXACTAMENTE DE LA MISMA MANERA.

Entiéndanlo bien; no hay diferencia significativa entre ellos y lo estamos viendo en este momento. El gobernador Ricardo Rosselló se ha levantado en contra de la iglesia y ha resultado ser peor que lo que vivmos bajo Alejandro García Padilla. Por eso, estos dos candidatos NO pueden ser opción para el votante cristiano. A menos que se trate de esos “cristianos” que a la hora de la verdad les importa más su compromiso político con su partido, que los principios de Dios. Y de esos hay algunos por ahí, que si el candidato de su partido es Barrabás o Poncio Pilato, le dan el voto.

Este es un buen momento para orar y pedirle al Señor que levante en nuestro país un líder de principios firmes, que pueda ser una opción electoral para los votantes creyentes. Y estoy convencido que en su momento tendremos el panorama más claro. Así que tranquilos, con calma que el Señor nos guiará.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s