El negocio del dolor

cesar vazquezPor: Dr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz de PR por la Familia y Médico Cardiólogo de Profesión

Los médicos no tenemos todas las respuestas a los problemas de salud que enfrentan nuestros pacientes. Algunas de esas respuestas son insuficientes o causantes de complicaciones por ellas mismas. Esto es motivo de frustración no sólo para el médico, sino sobretodo, para el paciente que no encuentra alivio a su problema y que enfrenta la perspectiva de vivir con dolor y/o con la incapacidad constante que causa la enfermedad.

A la realidad de la limitación del conocimiento médico tenemos que añadir la limitación económica. Nuestro sistema de salud en Puerto Rico está en quiebra. Los pacientes muchas veces no tienen dinero para pagar los deducibles. Los planes médicos a veces no quieren pagar medicamentos aprobados para ciertas condiciones porque son caros. Sin embargo, pretendemos que pacientes de cáncer, algunos en quimioterapia; pacientes VIH, pacientes de Esclerosis Múltiple, pacientes con enfermedad de Cronh’s, pacientes de Fibromialgia, pacientes del Alzheimer’s, pacientes de Artritis y Artritis Reumatoidea, pacientes con ansiedad, epilepsia, Parkinson’s, migraña, lesiones en el cordón espinal, hepatitis C, y pacientes con otras condiciones que establezca el médico autorizado a base de ciertos síntomas;  la mayoría de los cuales están incapacitados, viven de escasas pensiones o del Seguro Social, dependen de sus familiares o del estado. Pretendemos que saquen alrededor de $400 mensuales todos los meses para pagar por una terapia que nadie ha establecido su composición, que nadie ha establecido su seguridad y que nadie puede garantizar como efectiva. Tras que es cara, de 350 a 450 dólares mensuales, tendrán que pagar IVU, aunque el resto de las medicinas no pagan. Para que el estado reciba 60 millones en arbitrios nuestros viejos y enfermos tendrán que gastar cerca de 522 millones en cannabis medicinal al año. Y eso si se mantiene el IVU en 11.5 por ciento. Pero hay un problema fundamental. Todas las transacciones sobre el cannabis medicinal se están haciendo en cash y no hay manera de que gobierno pueda garantizar que va a cobrar el IVU. ¿Quién realmente se está enriqueciendo?

Cuando entendemos esto nos damos cuenta que esta población vieja y enferma no tiene la capacidad de pagar por las inversiones millonarias que se están haciendo en el negocio del cannabis medicinal. Estas inversiones millonarias se comenzaron a hacer antes de que se estableciese el reglamento sobre el cannabis. Esto nos dice que ya había compromisos hechos por las altas esferas del gobierno anterior. La realidad es que se ha creado una industria de la marihuana recreacional bajo el subterfugio del cannabis medicinal. Es un hecho que la presentación de cannabis medicinal que más se vende es la marihuana cruda en forma de la flor o moña. La misma se puede fumar y no hay manera de que el gobierno lo evite.

Creímos en la promesa de que se iba a reglamentar el cannabis medicinal en un contexto investigativo y medicinal bona FIDE. Sabemos que la cama legislativa está llevando a cabo un esfuerzo para que sea así. Sin embargo, nos preocupa que como en el gobierno anterior, en este gobierno también haya quienes pretendan hacerse millonarios en este negocio que se alimenta del dolor de un pueblo. Esperamos por usted Sr. Gobernador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s