Abogada cristiana explica su endoso al Dr. Ricardo Rosselló

sony-pic

Lic. Sonymar Lozada

Para el que me ha exigido respuesta, hoy aclaro: Sí. Mi prioridad es la libertad religiosa. Así de claro y expreso. Por esto, votaré por el Dr. Ricardo Roselló. Varias personas me han preguntado en días recientes, pero ¿por qué Roselló? En muy breves palabras, aquí mi respuesta.

Soy cristiana, madre, esposa y abogada. En servicio a Dios, milito activamente por la libertad religiosa y de expresión, lucho por la familia y la preservación del matrimonio, el derecho a la vida y por hacer valer el derecho de los padres a educar a los hijos según su fe. Como todos, estoy consciente de que estamos viviendo unos hechos históricos y sin precedentes: la entramada corrupción del caso de Anaudi, digna de una película de Hollywood, y, entre otros males, la llegada de la Junta. Un ente extraño que ha dejado al gobierno en vergüenza y sin autoridad.

Ciertamente, sé que hay mucho envuelto en estas elecciones. Pero, como cristiana y madre, mi perspectiva es diferente. Hoy, ante el mismo reto que tuvimos hace cuatro años, debo abrir mi entendimiento y reconocer que mi estándar es mucho mayor. Mi llamado es a considerar más allá de los clásicos y eternos asuntos económicos y administrativos. Mi prioridad es asegurar las mejores oportunidades para poder garantizar la menor intervención del estado con mis derechos constitucionales, y así poder ejercer mi libertad religiosa y expresar mi fe sin reservas.

Luego de aclaradas mis prioridades, entonces me muevo a explicar mi voto. Estoy clara que ningún candidato nos resuelve todos los problemas. Sin embargo, de los hechos que tenemos de frente hoy, puedo concluir que la plataforma del PNP provee mayores garantías a nuestras libertades al compararla con las demás. Mi decisión es fundamentada en lo he leído, estudiado y las experiencias vividas que me llevan a concluir que la mejor alternativa es votar por las propuestas del Dr. Roselló, las cuales son expresas y de las que surgen unos compromisos para con nuestras posturas cristianas.

¿Que no es ideal? Pues, no lo es. Sin embargo, es momento de actuar estratégicamente. Como abogada, analizo fríamente propuestas, oportunidades, retos, estrategias y anticipo las mejores defensas. En aras de retomar nuestro lugar y ganar terreno, debemos actuar de manera concertada y planificada. Sí, quedan batallas. Sí, tendremos que ir a los tribunales. No obstante, tenemos mayores garantías con el acuerdo que Roselló otorgó de proteger nuestra libertad religiosa, versus las que tenemos con los demás candidatos, que son CERO. No tengo duda de que debemos acomodarnos en posiciones de poder y toma de decisiones. Esto a fin de, legítimamente y de acuerdo a nuestros procesos democráticos, lograr el restablecimiento de las protecciones y libertades que nos han sido arrebatados.

Ante este análisis, no desperdiciaré la oportunidad de votar por el candidato que mayores probabilidades me ofrece de prevalecer en nuestra lucha por la vida, nuestra fe y nuestros derechos. Luego de analizado lo anterior, como cristiana y madre, votaré por el Dr. Ricardo Roselló.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s