Estudio por encargo: parte 2

angie gonzalezPor: Dra. Angie González

El estudio titulado “Humillación y abusos en los centros de “tratamiento” para uso de drogas en Puerto Rico” que ataca la labor de los programas de rehabilitación para adictos del país propone algunas recomendaciones dignas de comentar.

La primera es “exigir que se le retire la licencia para proveer “tratamiento para la dependencia de drogas” a aquellas instituciones que no cumplen con los requisitos y parámetros de tratamiento basados en ciencia con un equipo multidisciplinario de profesionales de la salud hasta que puedan demostrar que cumplen con los estándares” de agencias internacionales. Esta recomendación luce como un ataque de ignorancia.

Si el mismo estudio indica que el 85% de los programas residenciales de rehabilitación son los Hogares CREA y los programas de base de fe y solo el 3.4% pertenecen al gobierno, entonces, una propuesta de retirar las licencias a los programas dejaría al país virtualmente sin servicios de rehabilitación residenciales.

Pero, ¿verdaderamente esta propuesta es el producto de la ignorancia? Pues, no parece. Recordemos que las organizaciones detrás de este estudio son Intercambios Puerto Rico con el apoyo de Open Society Foundations – International Harm Reduction Development Program.

La filosofía de estas organizaciones no es llevar a los pacientes de adicción hacia la abstinencia de sustancias sino a la reducción de daños. Por eso, uno de sus programas es el que se dedica a proveer las jeringuillas a los adictos para que continúen en el uso de drogas pero con menor riesgo de contagiarse de VIH o hepatitis.

Recordemos también que uno de los investigadores del estudio, el Dr. Rafael A. Torruella, es uno de los principales cabilderos y defensores de los proyectos para comercializar con la mariguana legalmente en Puerto Rico. Siendo esto así, es evidente que estas dos organizaciones y este investigador tienen intereses y se beneficiarían de manera directa si la propuesta recomendación de retirar las licencias de los programas de rehabilitación se materializara.

Obvio, si no hay programas de rehabilitación para llevar a los adictos a la abstinencia de drogas, las únicas alternativas que quedarían serían los proyectos de reducción de daños. Al mantener a los adictos usando drogas (solo reduciendo los daños colaterales) estos proyectos tendrían muchos clientes y la mal llamada medicalización de la mariguana también.

El pseudoestudio demuestra tener un conflicto enorme frente a los lineamientos de los códigos de ética de las ciencias sociales y humanas en los asuntos relacionados a la investigación. Los conflictos de intereses de los investigadores y las organizaciones que financian el estudio son evidentes. Está claro que obtienen un beneficio directo de los supuestos resultados del estudio.

Un comentario en “Estudio por encargo: parte 2

  1. attropello a la iglesia y sus programas,chanchulleo con los programas y fondos del gobierno,y una total desconsideracion y continuos abusos con el pueblo,falta de ideas que hagan bien al pueblo,continua improvisaciones descabelladas, es el gobierno mas ,corupto y abusador de toda la historia de este pais,PROIBIDO OLVIDAR!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s