Carta del Sacerdote Carlos Pérez a Senador Pereira

Carlos Pérez 2Estimado Senador Pereira:

¡Bendiciones en Jesús!

Sorprendido por el intento, de su parte, de justificar la eliminación del incesto en el Código Penal. Como es posible, estimado Senador, que usted afirmé, que la pretensión era evitar que primos hermanos pudieran terminar en la cárcel; eso no solo es incorrecto, sino peor aún, es in intento burdo de confundir la opinión pública. Usted y yo sabemos que el art. 131 del Código actual solo afirma que el delito se comete hasta el 3 er. grado de consanguineidad, y por lo tanto los primos hermanos no estaban incluido en el tipo del delito, ya que los primos hermanos caen dentro del 4to grado de consanguinidad colateral.

Senador usted y algunos de la mayoría circunstancial actual están pretendiendo destruir la familia de siempre, no solo con propuestas de ampliar su definición, sino peor aún, con propuestas para su destrucción como tal. Y la prueba está en la misma pretensión de ustedes de eliminar el incesto ya que por ese fiat legislativo se hace desaparecer los roles que los miembros de la familia tradicional tienen de modo natural, haciendo que esos roles puedan ser intercambiables, y de esa manera destruyendo el servicio a la renovación generacional que la familia cumple a favor de la sociedad humana.

Además, estoy sorprendido senador, que usted vuelva a pretender enmendar el art. 180, añadiendo la orientación sexual y la identidad de género al ámbito penal. De hecho es interesante recordar que parte de las negociaciones del proyecto 238 fue precisamente eliminar esa enmienda. Las razones de ayer son también las de hoy, detrás de eso está la pretensión de meter preso a los creyentes por pensar y actuar  distinto sobre cuestiones opinables como es la orientación sexual y la identidad de género. Si algo logramos en la ley 22 de 2013 era que estos temas, que son parte del debate público actual, porque no tenemos claro ni su alcance ni son contornos, debían ser encauzado civilmente, como era lo que hacia la misma ley 22 o la Orden Ejecutiva del Gobernador Acevedo Vila del 2008. Senador uno no mete preso a la gente por tener idea opinables, cuando uno quiere cambiar las ideas los intenta convencer. Lo primero no es democracia se llama totalitarismo.

Senador, la elección a un puesto público no puede ser interpretado como “un cheque en blanco” para legislar arbitrariamente en contra de los valores que dignifican al ser humano y que son parte de la patria de valores de nuestra sociedad puertorriqueña.

Como conclusión permítame transcribirle lo que yo le dije a usted en unas vistas públicas:

Por último antes de concluir permítanme hacer una disgregación personal. Quien les habla es sacerdote católico, y como tal tengo unas inquietudes que me angustian el corazón. No tengo ánimo prevenido contra ninguno de ustedes, no estoy contra este senado, les respeto y soy consciente de la alta responsabilidad que tiene como servidores del bien común. Precisamente la parábola del Hijo Prodigo nos recuerda algo que articula mi inquietud que les quiero presentar. Aquel hijo, engañado por una ilusión falsa de construir su libertad alejada de la casa del Padre, se alejó de lo que había sido su historia, ese alejamiento le llevó a un proceso de destrucción de su dignidad humana. Ese hijo prodigo al confundir libertad con libertinaje se redujo al nivel de los animales. Pero esa experiencia negativa de destrucción personal le llevó a recapacitar y a regresar sobre sus pasos en busca de la libertad que aspiraba y que solo se realiza en la casa del Padre.

Este Senado desde el inicio de su servicio público, comenzó un proceso legislativo que nos va alejando de la casa del Padre, de la patria de los valores de nuestra tradición judeo cristiana. La ilusión de alejarse de lo conocido para experimentar lo distinto, nos está llevando por un camino de destrucción social. Pienso, por ejemplo, en el proyecto de la fecundación in vitro y madres de alquiler que proclama el derecho a la reproducción pero que le niega a un esposo o conviviente el derecho de elegir si quiere o no tener hijo, al imponerle el hijo de un tercero, fruto de una decisión unilateral de la mujer de accesar a los medios de fecundación in vitro; uno piensa en la redefinición de la muerte en un proyecto de ley de este senado en la que dos facultativos decidirán sobre la vida y la muerte de un ser humano sin que los tribunales puedan intervenir sobre los méritos de una decisión cuyas consecuencias atentan contra el derecho fundamental a la vida;  uno piensa en el proyecto de ley de la adopción por parejas del mismo sexo que hace política pública no el mejor bienestar de un niño, sino el capricho de unas personas; uno piensa en la educación en la perspectiva de género en la que se nos niega el derecho fundamental de educar a los hijos conforme a nuestra conciencia; uno piensa en el proyecto 238 sobre el llamado discrimen por orientación sexual en la que con una definición reductiva de libertad religiosa ponía en peligro uno de los valores fundamentales de nuestra convivencia democrática que es que todo ser humano tiene derecho de actuar conforme a su conciencia; incluso este proyecto intenta resolver problemas complejos con soluciones simples y peligrosas para el futuro de nuestro país. Por eso les suplico en nombre de Dios regresen de este alejamiento destructivo. Respeten la patria de los valores de nuestra tradición judeo cristiana.

Su servidor,

P. Carlos Pérez Toro

5 comentarios en “Carta del Sacerdote Carlos Pérez a Senador Pereira

  1. Exactamente, es un “totalitarismo” y no una democracia. Lamentablemente pocos saben que esta agenda del mal no es de aqui, es ovio cuando la mayoria estamos en contra. La palabra de Dios no vuelve atras vacia. Que Dios nos libre.

  2. Aparentemente este chorro de ineptos se creen que nos tienen dormidos pero hay un pueblo numeroso en Puerto Rico que estamos bien despiertos y vamos a pasar factura. Con la moral y principios cristianos de nuestro país no se juega ni se negocia. Se pagó precio de sangre y la lucha de nuestros antepasados para llegar donde hemos llegado. Estos engreídos pretenden destruir lo que antes se levantó con inteligencia, democráticamente y en oración. No podrán. Solo esperamos se nos vuelva a convocar para que sepan que no somos pocos, pero sobre todo que somos poderosos en Cristo. Pro familia no están solos. Seguimos aquí. Puerto Rico se levanta.

  3. este senador, parese que tubo una crianza violenta, y esta revelandoce en lo que es familia, tiene cituaciones sin resolver de su infancia por lo tanto ha sido una maldicion y desgracia el que haiga cido electo por el pueblo como senador.

  4. Valiente y claro el planteamiento Padre Carlos. El Senor sigue bendiciendo tu jornada hacia El, no actuando como “perro mudo”, sino denunciando la injusticia !
    Espero oro a Jesus por tu mision sacerdotal y por el truinfo de esta causa por la verdad.

    Un abrazo en Cristo,
    H. Andres Reino Castaneda, ocds

  5. TODO CRISTIANO QUE CREE FIRMEMENTE EN EL DIOS CREADOR Y QUIEN INSTITUYO DE MANERA EJEMPLAR LA FAMILIA, COMO IGLESIA DOMESTICA, DEBE SENTIRSE INDIGNADO CON LOS MIEMBROS DE LA ADMINISTRACION ACTUAL QUE PROMULGAN LEYES, NO A FAVOR DE LOS MAS NECESITADOS SINO ENCONTRA DE ELLOS Y DE LOS QUE CREEMOS FIRMEMENTE EN EL MATRIMONO Y LA FAMILIA COMPUESTA POR UN HOMBRE Y UNA MUJER. DIOS NOS DEJO EL MEJOR EJEMPLO DE LO QUE DEBE SER UNA FAMILIA ASI; JESUS, MARIA Y JOSE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s