Con Dios… ¡Y con el Diablo!

cesar vazquezDr. César Vázquez Muñiz
Portavoz PR por la Familia

Recientemente felicitamos al Sr Gobernador  y al Secretario de Justicia por su defensa del matrimonio en el Tribunal Federal de San Juan. Un grupo pretendía imponerle al pueblo de Puerto Rico su visión particular sobre el matrimonio. Para esto le solicitaron el Tribunal Federal que invalidara la ley del matrimonio de Puerto Rico y que nos impusiera la ley del matrimonio de Massachusetts. En una respuesta a la demanda el Secretario de Justicia le dijo al Tribunal que lo que los peticionarios querían era contrario a lo decidido por el Tribunal Supremo Federal y el Tribunal de San Juan estuvo de acuerdo. En respuesta a lo decidido por el Tribunal Federal de San Juan los demandantes han apelado  a Boston. Ese es su derecho. A esto, en declaraciones recientes, nuestro Secretario de Justicia dijo que el gobierno de Puerto Rico, entiéndase el Gobernador García Padilla, va a acatar lo que Boston decida. Se sobreentiende que si Boston revoca al Juez Pérez Jiménez nuestro gobernador no va a apelar al Supremo federal. De esa manera el gobernador García Padilla queda bien con ambos bandos en esta controversia. Por un lado, puede decirle al pueblo de Puerto Rico que él defendió el matrimonio y por otro lado, puede decirle al otro grupo que él no lo defendió en Boston. Queda bien con los ciudadanos que le dieron el voto y con esos, que incluye a individuos muy cercanos a su persona, que lo han apoyado de diversas maneras. De esta manera pretende quedar bien con Dios…y con el Diablo. Con esta actitud, literalmente, el gobernador establece que quien va a determinar sus estrategias legales será la parte demandante.

La expresión del Secretario de Justicia es que “los casos hay que ponerlos a descansar en un momento dado”. ¿De que asunto es que estamos hablando?  Estamos hablando de la definición de la relación humana más importante, de la cual surge la próxima generación y donde se forma el carácter de los que dirigirán nuestros destinos en el mañana. Estamos hablando de una definición que afectará lo que nuestra sociedad entiende como sexualidad correcta y lo que nuestros niños aprenderán sobre sexualidad en las escuelas. Lo que nuestros niños aprendan facilitará unas conductas. Es importante enfatizar que el acto homosexual no sólo es un acto contrario a las funciones del cuerpo sino que también es un acto que pone en peligro la salud y la vida de los que lo practican. Parece que esto no le importa a nuestras autoridades. Estamos hablando de una decisión que puede poner en peligro nuestras libertades de conciencia, de expresión  y de culto. Esto es una realidad en otros lugares donde se ha redefinido el matrimonio para incluir a las parejas homosexuales. Este es el asunto que el señor Secretario de Justicia, como portavoz del señor Gobernador, a dicho que no va a apelar. Estoy seguro de que en su interior, tanto el Gobernador como su Secretario, están deseosos que Boston revoque la decisión del Tribunal Federal de San Juan. Todo lo que ha dicho el señor Gobernador sobre apoyar que el matrimonio sólo sea entre el hombre y la mujer es un acto de hipocresía. A la misma vez reclama que se le den a las parejas homosexuales los mismos derechos que a los matrimonios. Como si el matrimonio solo fuese definido por la palabra. Lo que no le dice al pueblo de Puerto Rico es que en todos los lugares que se ha hecho esto, las parejas del mismo sexo terminan yendo a los tribunales reclamando como discrimen que no se les dé el título de matrimonios cuando ya tienen todos los derechos del mismo. Repito, esto es estar con Dios…y con el Diablo.

Si Boston revoca a Pérez Jiménez y el Gobernador no apela al Supremo Federal estará traicionando al pueblo de Puerto Rico y poniendo en peligro a nuestros hijos y a nuestros nietos. Sería un acto supremo de cobardía que le ganaría el repudio de la mayoría de los puertorriqueños y tendríamos que preguntarnos quién realmente gobierna en Fortaleza.

Que no se nos olvide: “El que dice que permanece en Él (Jesús) debe andar como Él anduvo”.1 Juan 2:6 No existe la neutralidad frente el mal.

Un comentario en “Con Dios… ¡Y con el Diablo!

  1. Ciertamente, algunas personas se les olvida por quien fueron creados, quien les dio la vida y todo lo que en el mundo habita.

    Son como el negro, que cierra los ojos para ver quien le da de comer.

    Cuando las personas entienden que tienen unos derechos, simplemente los exponen y los luchan y esperan respuestas si su causa es noble y justificada con bases, principios y moral.

    Pero el reclamar o exigir derechos, no se trata de imponerse a los que ya están establecidos desde la fundación del mundo y reconocidos por la sociedad y por las leyes terrenales basados en La Palabra del Dios que creo la fundación y nos dio por gracia el derecho de existir y ser creados a su imagen y semejanza.

    De esto ser asi, entonces reconozco que Dios no es ni homosexual, ni lesbiana, ni transgenero, porque el creo hombre y mujer y los unió en una sola carne para que crecieran y se multiplicaran y habitarán la tierra para que viviéramos en ella, con la naturaleza que el nos creo.

    Entonces porque el hombre dentro de su necedad, insiste en retar al Dios creador y llevarle la contraria, si ante el somos tan pequeños como un grano de mostaza, para que ahora venga esta humanidad a quererse creerás creadora que el mismo creador y cambiar las leyes naturales de dicha creacion.

    Es bien triste todo esto que esta pasando en mi PR, la isla del cordero, único país en el mundo con un emblema tan hermoso en su escudo y tan alineado con las cosas de Dios. Y es bien lamentable, que gobernantes y hombres de leyes, se olviden de que en la historia de nuestro país y su constitución fue creada bajo la palabra para venir ahora y romperla o traicionar la herencia firmada y decidida por nuestros sabios ancestros quienes la trabajaron, escudriñaron y respetaron bajo reconocimiento a un único Dios creador antes de firmarla.

    Entonces ahora se jactan diciéndole al pueblo que la iglesia y el estado no se deben mezclar.

    Les exhortó a que lean La Biblia, específicamente en el libro de Proverbios completo para que les ayude a tomar sabias decisiones y el primer capítulo del libro de Romanos para que entiendan lo de las leyes de la naturaleza creada por Dios y se arrepientan a tiempo y entiendan que si no lo hacen, la ira de Dios descenderá con poder y sera demasiado tarde para todos.

    Gloria a Dios por los hombres y mujeres de Dios, que tienen el conocimiento de la verdad y la ponen en práctica y luchan porque esta se lleve a cabo, con oración y ayuno, para que Dios no desate su ira y lleve a juicio una isla tan amada por él y no paguen justos por pecadores.

    “gobernador alejandro garcia padilla” usted acaba de poner a su pueblo PR quien lo eligió a usted en su puesto para velar por nuestro país, como cordero al matadero al asignar a la lcda. maite oronoz como parte de una agenda diabólica en contra de los derechos del único matrimonio heterosexual que Dios reconoce en este planeta como válido.

    Que Dios le perdone y tenga misericordia por su traición al pueblo de PR y en especial a nuestros niños, le pido perdón a mi Dios y de quien tengo temor y respeto por lo que usted y la lcda. maite oronoz y el resto de los que colaboren y estén de acuerdo con esta agenda de maldad y de falta de respeto al creador.

    Prepárese para cuando Dios desate juicio sobre usted y los demás en el asunto. Ciertamente usted se a convertido en el gobernador de Sodomía y Gomorrah y estamos en los últimos tiempos.
    Hay que orar…

    Dios tenga misericordia de Puerto Rico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s