El complot para legalizar la marihuana en Puerto Rico

MarihuanaVivimos en la época de los eufemismos. En palabras sencillas, ponerle nombres bonitos a cosas negativas para que el pueblo las acepte. Esto es lo que está haciendo el aparato gubernamental y muchos medios en el país con el asunto de la marihuana. De repente, contrario a toda evidencia médica y científica, resulta que la marihuana es ahora una hierbita que no solo es inofensiva, sino que tiene el poder de curar casi todas las enfermedades que aquejan al ser humano.

Hay todo un esfuerzo mediático y gubernamental para quitar toda estigma negativa de esta droga y hacerle creer al país que si se medica fumada, estaríamos ayudando a muchos pacientes que sufren de diversas condiciones de salud. No solo eso, sino que si se legaliza, estaríamos acabando con el terrible narcotráfico. Una mentira que es repetida un y otra vez.

Tanto el Senado de Puerto Rico como la Cámara de Representantes han trabajado dos proyectos de ley para estos fines. El senador Miguel A. Pereira presentó el proyecto 517 que originalmente pretendía legalizar la posesión de una onza de marihuana para uso “recreativo”. Este proyecto original ha ido sufriendo varias modificaciones en el camino. La Cámara presentó otro proyecto, el 1362 que iba dirigido a convertir la marihuana fumada en un medicamento. El proyecto era tan malo y fue tan desacreditado en las vistas públicas por los expertos que depusieron en las mismas que fue presentado un nuevo proyecto sustitutivo.

Pero detrás de todo este esfuerzo se oculta la verdadera intención del gobierno de turno. Ante el grave problema económico de un país estancado financieramente, se ve en estos proyectos como la oportunidad de allegar fondos al fisco a costa de las graves consecuencias sociales que esto traería. La experiencia con estos experimentos de la marihuana medicada y la recreacional no ha sido positiva. En los países bajos cada vez se imponen mayores restricciones a estas sustancias por las serias consecuencias sociales que han traído. En el estado de Colorado se han disparado las estadísticas de accidentes automovilísticos e intoxicación de jóvenes y adolescentes con marihuana.

El gobierno de turno ha fracasado en proyectar el uso de la marihuana fumada como algo positivo y bueno para la salud. Ahora intentan lograr sus fines a través del engaño y la mentira. Pretenden aprobar los proyectos solamente para que se “estudie” localmente la medicación de esta sustancia llamada científicamente “cannabis sativa”. Lo que no le han dicho al país es que ya esta hierba ha sido más que estudiada por la FDA y las farmacéuticas. Le han ocultado al pueblo que ya los componentes útiles de la cannabis existen en dos medicamentos en el mercado: el Marinol y el Sativex. El gobernó pretende destinar medio millón de dólares al año de los contribuyentes para investigar algo que ya ha sido más que investigado. Le esconden al país que según la Asociación Americana del Pulmón, la marihuana fumada contiene 33 componentes carcinógenos y causa graves daños al pulmón, las vías respiratorias y arritmia cardiaca. Además de ser una sustancia adictiva.

En el día de ayer (septiembre 22 de 2014) el gobernador de PR se reunió con los legisladores de ambos cuerpos con el fin de presionarlos para conseguir los votos que faltan para la aprobación de ambas medidas. Pretenden vender la idea de que no se va a legalizar nada, sino someter esta sustancia a estudios. Pero para hacer esto, primero tienen que bajarla de categoría 1 a categoría 2. La categoría 1 la constituyen las drogas ilegales que no tienen ningún valor curativo; la marihuana está en esa categoría. La categoría 2 comprenden las drogas que tienen algún valor medicinal. Al cambiar la cannabis de categoría 1 a 2 el gobierno está preparando el camino para su legalización.

Pueblo de Puerto Rico, no nos dejemos engañar por quienes no les importa las consecuencias funestas a corto y a largo plazo de este experimento.

René Pereira Jr.

Un comentario en “El complot para legalizar la marihuana en Puerto Rico

  1. Lo increible de todo esto es como se describen los supuestos “beneficios”, del uso de esta, pero no se sopesan las consecuencias adversas de la misma sobre las personas y la sociedad. Numerosos estudios demuestran lo perjudicial de esta droga para el ser humano, más sin embargo, a la hora de la verdad, el gobierno oculta estas verdades… como si al fin y a la postre no tuviesemos que enfrentar las consecuencias de una barbaridad como esta… ¿No está lo suficiente dañada nuestra sociedad como para continuar envenenándola?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s