La raíz de nuestro problema

Pcesar vazquezor: Dr. César Vázquez Muñiz
Portavoz de Puerto Rico por la Familia

Según el censo del 2010 cerca de la mitad de los niños menores de 18 años en Puerto Rico conviven con uno solo de sus padres. La mayoría de los mismos  están bajo la custodia de su madre. Frente a esta realidad, ¿qué actitud debemos tener? ¿Es esta situación propicia para nuestros niños y por ende para nuestra sociedad? O por el contrario, ¿es un problema que explica mucha de la crisis social que estamos enfrentando como pueblo? Cuando empezamos a identificar los eventos en la niñez que aumentan la probabilidad de comportamientos perjudiciales en la adolescencia y las adultez uno de los que resalta como de los más importantes es el divorcio o la separación de los padres. Otros eventos, sin ser exhaustivos, lo son la muerte de un padre o un hermano, el encarcelamiento de un padre, un padre con alcoholismo, enfermedad mental o abuso de drogas o una enfermedad o accidente significativo. Si examinamos la historia de aquellos individuos en la cárcel, en hogares de rehabilitación de adictos, en instituciones mentales o con comportamientos autodestructivos vamos a encontrar con demasiada frecuencia un hogar disfuncional,  usualmente con el padre ausente. La realidad es que la influencia más importante en la vida de un individuo lo es su familia, particularmente durante su niñez. A esto hay que añadirle que el determinante más importante para la salud y funcionamiento adecuado de la familia lo es la salud del matrimonio que dio a lugar a esos hijos. El bienestar de la relación entre papá y mamá sigue siendo el elemento clave para el bienestar de los hijos. Lo mejor que le puede pasar a un niño es crecer bajo la sombra del amor de su padre y de su madre unidos en un matrimonio de bajo conflicto. Todos los estudios sociológicos demuestran que este es el mejor contexto para la crianza de un niño.

Si la calidad de la relación entre papá y mamá es fundamental para el niño, entonces entendemos porque tenemos tantos niños con problemas. La realidad es que un porciento significativo de nuestros niños son el producto de relaciones sexuales casuales o de relaciones interpersonales superficiales y de poco compromiso. Su primer apellido debería ser…¡oops! Nuestra sociedad ha elevado el derecho al placer sexual del individuo a categoría de derecho absoluto y fundamental. “No me debe importar con quien me relaciono y mucho menos si del fruto de nuestra relación surge un niño. Lo único que me importa es mi disfrute personal.” Así piensan muchos, usualmente varones, pero ahora han asumido esta actitud muchas mujeres también. Las consecuencias inevitables lo son los embarazos en adolescentes, los embarazos fuera del matrimonio, las enfermedades de transmisión sexual, los abortos y las frustraciones que se llevan toda la vida. Todo esto es alimentado por una propaganda comercial sin escrúpulos y por un individualismo radical. Nacer y criarnos bajo estas circunstancias es enfrentar la vida con carencias profundas y fundamentales.

Por otro lado tenemos aquellos niños que vienen de matrimonios rotos. Parejas que se amaban pero algo ocurrió que transformó esa relación en una de antagonismo, hostilidad o sencillamente indiferencia. Puede haber sido el descuido, la infidelidad o simplemente la incapacidad de manejar los conflictos que son inevitables en toda relación humana  íntima. Por la razón que haya ocurrido el divorcio, hasta cierto punto, es inmaterial para los hijos. Ellos van a sufrir por la separación de sus padres. Lo peor que puede pasar es que sus padres pretendan utilizarlos como armas para luchar entre ellos. Es terrible para un niño tener que escoge entre papá o mamá…Entre las consecuencias para estos niños está el no poder desarrollar relaciones de confianza por miedo al fracaso y el aumento en la probabilidad de que se divorcien en el futuro. El divorcio, como una amputación, puede ser el menor de dos males…pero las consecuencias para los niños y la sociedad son nefastas.

Tenemos que luchar para mantener el matrimonio saludable, a pesar de los conflictos que surjan. La felicidad en la vida viene fundamentalmente de nuestras relaciones humanas y la relación mas intima y fundamental lo es el matrimonio. Reafirmo que el mejor ambiente para que un niño crezca saludablemente es con papá y mamá casados. ¡Lo que Dios unió que no lo separe el hombre!

3 comentarios en “La raíz de nuestro problema

    • EL PROBLEMA ESTA EN EL MAL MANEJO DE LA EDUCACION PRIMARIA….EL HOGAR Y QUE SE ESTAN PROLIFERANDO UNIONES SIN SENTIDO Y COMPROMISO DE VISION FAMILIAR Y ESTABLE. ESTO CAUSA LA DISFUNCION DESDE EL INICIO DE UNA RELACION HOMBRE MUJER ,,,O SEA NATURAL COMO NOS PROCREAMOS….ESTO A SU VEZ AFECTA TODO EL ORGANIGRAMA ESTRUCTURAL DE UNA SOCIEDAD; QUE CIEGA….QUIERE CAMINAR!!!!! AJUSTES A LOS VALORES ESENCIALES POR QUE NO SOMOS ANIMALES….EL SEXO ES UN DON DE DIOS; NO UN CAPRICHO PERSONAL DE UN INDIVIDUO O UNA FANTASIA PERSONAL…..ESO SE HACE EN LA INTIMIDAD DE CADA CUAL ….NO HAY QUE IR PROLIFERANDO COMO ..!NO TOLERANTE!….ESA ES TU VIDA….RESPETA LA MIA. EN TU CASA MANDAS TU Y EN LA MIA MANDO YO. !NO ME IMPONGAS TU ESTILO…..!!!!HAZLO EN TU CASA COMO QUIERAS….ES TU CUERPO Y TU ELECCION. PERO DIOS ESTABLECIO COMO ES….SI ERES CRISTIANO LE OBEDECES!!!!! SI NO……NUNCA LO FUISTES Y SEGUN LA PALABRA DE DIOS…LA BIBLIA TRAERA CONSECUENCIAS A TU VIDA.

  1. Pingback: La raíz de nuestro problema | Aquí Está Puerto Rico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s