¿Se acabó el poder “fundamentalista” como alegan Gays, Políticos y Periodistas?

Milton

Por: Milton Picón

Antes de comenzar esta controversial nota, hago el siguiente “disclaimer“: Esta es mi opinión personal, no es necesariamente el sentir del liderato religioso del país, ni el de los grupos pro-familia, ni el de Morality in Media, ni Las Catacumbas. Lo que escribo lo baso en lo que he visto en los últimos 40 años de lucha. Le voy a tomar prestado el título de un popular programa religioso de la década de los 80’s, porque haré lo mismo al escribir “De Todo un Poquito”.  Espero me perdonen si en el transcurso del escrito, piso un callo, en forma no accidental, o si me llevo por el medio algunas de las vacas sagradas que todavía existen en nuestro país.

Desde antes de comenzar la campaña por la Presidencia del Comité Municipal de San Juan, por uno de los partidos políticos del país, podíamos anticipar los titulares que veríamos escritos en los diversos medios de comunicación al día siguiente del evento electoral. Titulares como: Se acabó el Poder Fundamentalista”“Termina el Mito del Poder Religioso de los Fundamentalistas,  “Derrota para la Homofobía”, etc., etc., etc. Todos y cada uno de los periodistas, medios de comunicación, comentaristas, activistas que esgrimen este tipo de titular, no lo hacen movidos, ni por la razón, ni por la lógica, ni por un estudio o analisis profundo del tema, lo hacen porque simple y sencillamente le caen mal los religiosos. Y para personajes así, cualquier excusa es válida para atacarnos. Pero decía al principio de la oración que anticipábamos esto, no por ser videntes, profetas, o hijos de profetas, sino por simple deducción lógica. Todas las personas que aspiran a posiciones políticas saben desde un principio cuales son sus posibilidades reales y el alcance de las mismas, en términos de como se adelantan o se atrasan las causas del movimiento pro-familia. Una vez comienza una campaña de un candidato uno tiene la oportunidad de evaluar con más precisión, cual pudiera ser el resultado final.

¿Cuáles son las realidades del electorado cristiano en Puerto Rico y de candidatos abiertamente cristianos?

  1. El creyente puertorriqueño todavía vive con unos temores históricos a los procesos políticos, que tienen que ser abordados y corregidos a través de la educación. Ese temor le lleva a huirle a la política partidista como el diablo a la cruz. Una gran cantidad de ellos se sienten incómodos con identificarse partidistamente en un proceso primarista. Esa es una de las grandes razones por las cuales no vota masivamente en los mismos. Eso es casi una regla. La única excepción a esta regla se ha visto en muy pocas ocasiones, siendo la última vez en la primaria partidista entre Pedro Roselló y Luis Fortuño. Fueron muchas las personas creyentes que se involucraron, que cruzaron líneas partidistas y que hasta cierto punto fueron responsables de la alta participación que tuvo ese evento. Lo anterior no lo leí en un análisis, me consta de propio y personal conocimiento por que se de los procesos que llevaron grupos religiosos en el país para que la dinámica se diera. Pero aparte de las excepciones, la regla sigue siendo que el creyente promedio no participa de primarias partidistas.
  2. Una segunda realidad del electorado cristiano en Puerto Rico es que participa en los procesos de elecciones generales en forma masiva. Ahí es donde fallan malamente los dos o tres gays, periodistas, comentaristas,, etc., que pronostican o declaran muerto el “fundamentalismo religioso” en Puerto Rico. El que no fue a primarias el pasado domingo, en la elección general del 2016 estará en primera fila en un colegio votando a primera hora, para después asistir a la iglesia. Necesitamos educar en esta área al pueblo cristiano, porque es en los procesos primaristas donde se escogen las personas que van a la papeleta en la elección general. Esto ya lo saben políticos, activistas y los estrategas de los partidos  ( subrayo e enfatizo lo anterior, antes de que alguien me escriba y me diga, “por favor hermano no diga esas cosas, porque pone a esta gente sobre aviso” ). Desgraciadamente ya lo saben,  lo están capitalizando y lo seguirán haciendo.
  3. Ningún candidato cristiano puede descansar para su elección o relección, solamente en los medios de comunicación cristianos, en la bendición de palabra de las cúpulas denominacionales del país. (esto es, el ir a una reunión, recibir la oración y las consabidas palabras de “eche pa’lante que Dios está con usted“), o en el voto de la “iglesia”. Yo he estado en el pasado de visita en alguna que otra reunión de esta naturaleza, donde el candidato, una vez salió de la reunión contentísimo con el endoso, lo menos que se imagina son los comentarios que se hacen después de su salida. Le da a uno verguenza ajena.  Todo candidato cristiano tiene que realizar campañas que abarquen una población más amplia, incluyendo a aquella que está compuesta por personas que ya no tienen ataduras o lealtades partidistas, electores que están dispuestos hasta a cruzar líneas de partido para votar por personas que tengan ideas, creencias o filosofías con las que están en sintonía. Cada vez que veo un candidato dependiendo en su mayoría de que “iglesias” vayan a votar por el o ella, o haciendo estos juntes de medios, que tienen más efecto en dar la impresión de unidad, que de realmente alcanzar personas, exceptos sus audiencias cautivas, ya uno puede predecir el resultado. Con esto no estoy diciendo que no son importantes los medios cristianos en estos procesos, solo estoy diciendo que es un ejercicio de “preaching to the convert” (predicarles a los convertidos). Un candidato también tiene que tener un buen plan de anunciarse en medios seculares también.
  4. Hay que descartar medias verdades o mitos que están dentro de la conciencia colectiva del grupo religioso. Uno los ve en funcionamiento, vez tras vez y grupo tras grupo y con los mismos resultados.  La primera media verdad es una ecuación más o menos asi: “En tal lugar tenemos X número de iglesias,  o X número de pastores con una membresía o influencia tal o cual, y eso significa tantos votos específicamente”. Si la cosa fuera así de fácil, tendríamos creyentes electos en cada primaria y en cada elección general. Pera la política es mucho más que eso. Se trata de sumar, hacer alianzas con mucho cuidado,  organizarse en muchas áreas y tener un proyecto político, entre otras. La gente ya no firma cheques en blanco, quiere escuchar ideas y propuestas y mira la carta de presentación que le ofrece el candidato. Vivimos en un tiempo en donde el simple hecho de uno llamarse cristiano no necesariamente le asegura el que cristianos voten en su favor. La otra media verdad, es parecida a la primera, se hace la misma ecuación de cuántas aportaciones económicas se pueden dar utilizando el número de iglesias, pastores o concilios. Con esas ecuaciones mentales se pueden recojer “cientos de miles”, pero es solo en la mente. Existen varias razones para esto: (a) las iglesias no solo no dan a campañas políticas, sino que no deben hacerlo. Eso es así ya que en las iglesias hay miembros que pertenecen a todos los partidos políticos. Favorecer un partido por encima de otro es faltarle el respeto a muchos de esos miembros y ha sido también el objeto de agrias contiendas y divisiones dentro de la familia espiritual; (b) las leyes que regulan las exenciones contributivas que disfrutan las iglesias, lo prohiben; (c) La única excepción a esto serían las campañas educativas que sirven a un bien común y que están a la par con los objetivos y misión principal de la iglesia.
  5. Los candidatos cristianos deben también de ponderar, por el bien de la propia causa pro familia ( que en ocasiones les sirve de motor e inspiración para servir ) si tienen posibilidades reales de prevalecer o de jugar papeles de importancia que los deje bien posicionados, aún cuando se pierda un evento electoral.  He dicho innumerablemente que a veces perdiendo se gana, como también ocurre en lo contrario, que ganando se pierde. ¿Cúando pasa una cosa o la otra? Se gana aún cuando se pierde, si usted perdió en buena lid, si usted hizo una campaña de altura, si acumuló un caudal de conocimiento con dicha experiencia, si se da a conocer, si comenzó a relacionarse con personas afines a usted con las que puede volver a contar en el futuro, o, si el perder el evento estaba dentro de un plan estratégico que era o es más grande que el evento en donde uno no fue favorecido.

Pero también se puede perder en grande, si no se tiene un plan estratégico. Si uno le hace creer a personas novatas en la política ( y no solo me refiero a un candidato, sino también podría ser a su equipo de trabajo ), que se va a ganar en grande, que hay pocas posibilidades de derrota, eso le puede crear a las personas un profundo sentido de desilución cuando no se alcanza el objetivo, que puede terminar alimentando en personas esos pensamientos y miedos tradicionales al involucrarse en estos estos asuntos. Cuando eso ocurre se pierde y la causa, que es más grande que nosotros, en vez de avanzar, retrocede.

La Palabra de Dios establece con claridad meridiana de que “en la multitud de consejeros hay seguridad”. Si hay un mundo en donde se necesita consejo, es en el mundo de la política. Los buenos o malos consejeros determinan en ocasiones lo que le ocurre no solo a candidatos a la política, sino a los propios políticos.

En el caso del evento del pasado domingo, no tengo dudas de las intenciones de Kimmey Raschke al aspirar al cargo al que no fue favorecida. Si hay personas en este país que se criaron en un hogar en donde se habló de la importancia de que el creyente se preparara para ser de influencia en la sociedad y en el mundo de la política, en el mejor sentido de esa palabra, fue en el hogar de Jorge Raschke. Esperamos, porque no hemos tenido la oportunidad de hablar con Kimmey al respecto, que haya habido una estrategía detrás de todo el evento que le permita a esta jóven el servirle a su país dentro de las estructuras del partido en el cual milita.

En cuanto al “field day”, que están teniendo los activistas gays, muchos periodistas del “Nuevo Día”, “Primera Hora”, el periódico “Metro” y otros que están haciéndole velatorios a “los religiosos fundamentalistas”, disfruten su momento efímero y pasajero, porque lo mejor que nos puede ocurrir es que se crean la mentira que propagan. A los hermanos que leen estos inuendos en los periódicos les recuerdo lo siguiente. Entre el grupo de burladores, están los ignorantes y los oportunistas. El ignorante es el que se cree la baboseada de sus pares y la repite como papagayo, el oportunista es el que dice lo que dice para pescar en río revuelto y ver si los políticos en el Capitolio le creen el paquete y les terminan de aprobar el resto de la agenda gay pendiente.

3 comentarios en “¿Se acabó el poder “fundamentalista” como alegan Gays, Políticos y Periodistas?

  1. es lamentable que esta joven fuse elegida para juez supremo,, tendra meritos intelectuales, pero le falta lo mas importante, carece de lo mas importante, de valores cristianos fundamentados en La Palabra de Dios, donde se establece claramente que el matrimonio es entre un hombre y una mujer.. Da lastima, DIOS LE DE UNA OPORTUNIDAD PARA RECONOCERLO COMO SU SALVADOR,SANADOR Y RESTAURADOR.

    • Aprende a abrir tu mente fuera de los valores cristianos estan los valores de la moral. No todo es procrear y la ley de Dios no es un matrimonio entre hombre y mujer. El mundo avanza tecnologicamente e intelectualmente y por desgracia por personas como tu somos de un mundi tercermundista, analiza, aprende y ejecuta. Deja la religion, politica a un lado y ve por el bien comun. Apoya la justicia, no tu conveniencia, ni tus “valores” prehistoricos. Mujeres como tu en algun momento no tenian la libertad ni para elegir que querian en sus vidas y la sociedad creia q mujeres como tu y como yo eramos insuficientes, inutiles, dependientes y sin ningun tipo de valore. Gracias a mujeres q lucharon, estudiaste y estas en la posición (cual sea) estas ahora mismo. tu pensamiento hacia los gays es solo una construccion social. De igual manera q tu los estas oprimiendo de igual manera lo haran contigo. EVOLUCIONA

  2. Esto no se ha acabado. “Las puertas del infierno no prevaeceran en contra de la iglesia”. Cual es la siguiente accion que tomaremos los hijos de Dios?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s