Estrategia de los medios para confundir al pueblo católico

Francisco IVeamos la estrategia que ahora pretenden establecer los que apoyan la agenda LGBTT en los medios. Tuercen las palabras del Papa, las distorsionan colocando al líder religioso en contra de la doctrina social de la iglesia católica y entonces le preguntan a algunas personas si están de acuerdo con lo que ellos saben que el Papa no dijo. El propósito es crear una división interna y así debilitar la oposición que la Iglesia Católica ha llevado en esta lucha.

Estas fueron literalmente las palabras del pontífice: “no podemos seguir insistiendo solo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Es imposible. Yo he hablado mucho de estas cuestiones y he recibido reproches por ello. Pero si se habla de estas cosas hay que hacerlo en un contexto. Por lo demás, ya conocemos la opinión de la Iglesia y yo soy hijo de la Iglesia, pero no es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar”.

Como vemos en sus palabras, el Papa no está cambiando la doctrina social de la iglesia sobre estos asuntos. Su llamado es a no convertir estos asuntos mencionados en el único mensaje que sale de la iglesia y los sus altares. Un pastor o sacerdote debe procurar enfocarse en todo el consejo de Dios, no en solo unas doctrinas específicas. Es importante recordar que cuando el Papa fue obispo en la ciudad de Buenos Aires, luchó fuertemente contra la agenda homosexual y las leyes que pretendían ser aprobadas en Argentina.

Más adelante el Papa Francisco añade, “pensando también en la predicación y en los contenidos de nuestra predicación. Una buena homilía, una verdadera homilía, debe comenzar con el primer anuncio, con el anuncio de la salvación. No hay nada más sólido, profundo y seguro que este anuncio. Después vendrá una catequesis. Después se podrá extraer alguna consecuencia moral. Pero el anuncio del amor salvífico de Dios es previo a la obligación moral y religiosa. Hoy parece a veces que prevalece el orden inverso”.

Una buena predicación, afirma el pontífice, debe enfocarse en el anuncio fundamental de la salvación, y en eso estamos totalmente de acuerdo. Eso no quita, sin embargo, que se denuncie el pecado o la inmoralidad como el mismo Papa lo ha hecho durante su ministerio.

Los medios, sin embargo, sí han estado obsesionados con el tema de la agenda gay, promoviendo sus ideas, desinformando y tergiversando la información. Esto ha quedado demostrado con estas últimas declaraciones del papa Francisco. Finalmente es importante que los obispos, llamados localmente a defender la doctrina de la iglesia romana, aclaren estos puntos y desmientan las alegaciones infundadas que los medios de prensa amarillista han expresado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s