Palabras del Dr. César Vázquez en el evento de Clamor a Dios

clamor a DiosBuenas tardes. Se dirige a ustedes el Dr. César A. Vázquez Muñiz, portavoz de Puerto Rico por la Familia y pastor de las Catacumbas. Puerto Rico por la Familia es una organización que lucha por defender el matrimonio y la familia. Nos pueden accesar en http://www.prporlafamilia.com y en Facebook.

Agradecemos a Dios esta oportunidad y reconocemos la gentileza y cooperación del Ministerio de Clamor a Dios y su presidente el Rev. Jorge Raschke. El hermano Raschke ha participado desde que su ministerio comenzó en la defensa de los valores cristianos. Su ministerio ha sido plataforma para la denuncia de los peligros morales que nos acosan y hoy, en el aniversario número 40 del Día de Clamor a Dios, no podía ser de otra manera.

Enfrentamos múltiples problemas como pueblo. La violencia, la incertidumbre económica, la dependencia y la enfermedad, por mencionar algunos, nos golpean a diario. Pero nuestro peor problema como pueblo es que no tenemos un consenso de cómo resolverlos. Estamos fracturados por múltiples visiones de cómo enfrentar nuestra realidad. No existe una única solución o una solución inmediata a nuestros problemas. Lo que ha tardado décadas en gestarse no será resuelto en días, meses o pocos años. Pero hay un hecho irrefutable y es que la disolución de la familia es la causa de muchos de nuestros problemas. La familia que surge del matrimonio es el mejor ambiente para el nacimiento y el crecimiento saludable de los niños. La familia es la influencia más importante en la vida del individuo. Sin embargo, alrededor de la mitad de nuestros niños se están criando en familias fracturadas donde uno de sus padres esta ausente, usualmente el hombre. Hemos sacrificado al matrimonio y a los hijos por el individualismo que solo busca su placer y alcanzar sus metas personales.

Esta observación debería ser una verdad obvia para todos. Sin embargo, hay sectores de nuestra sociedad, incluyendo personas en posiciones de poder en nuestro gobierno, para quienes la disolución del matrimonio y de la familia que conocemos no es un problema sino una manifestación de progreso y madurez social. Estos grupos, incluyendo miembros de la jerarquía del partido de gobierno, pretenden usar su poder e influencia para impulsar un cambio en los valores fundamentales  sobre la familia. El Proyecto del Senado 238 es ejemplo de esto. Sin embargo, reconocemos y aplaudimos a los senadores y representantes del partido de gobierno que se mantuvieron firmes en la defensa de nuestros valores. También reconocemos y agradecemos el apoyo de las delegaciones del principal partido de oposición por su respaldo casi unánime a esos mismos valores. Algunos nos honran con su presencia hoy. Esperamos se sostengan en sus convicciones. A los demás les instamos a recapacitar y ya algunos nos han expresado su intención de así hacerlo. Esta lucha es para proteger nuestros valores y nuestros niños. Cualquier otra intención está demás.

Como pueblo siempre hemos creído que la expresión correcta de la sexualidad humana es la relación entre un hombre y una mujer. Esto no sólo lo declara la Biblia sino que también está escrito en el diseño de nuestro cuerpo. De ahí surge la vida; de ahí hemos surgido todos. Pero algunos hacen caso omiso de esta realidad biológica y pretenden cambiar la visión de un pueblo influenciando la educación de los niños. Utilizando como excusa “la equidad y el respeto a la diversidad” pretenden enseñar como correctas conductas sexuales que ponen en peligro la salud y la vida de aquellos que las practican. Bajo el manto de enseñar el respeto a toda persona pretenden presentar como correctas las conductas sexuales de todas las personas. Aquellas conductas por las cuales la ira de Dios cayó sobre algunos pueblos de la antigüedad ahora se van a enseñar como legítimas a nuestros niños. Para esto han utilizado los medios de comunicación. Ahora quieren usar las escuelas públicas.

Creemos que el hombre y la mujer tienen la misma dignidad, que deben ser iguales ante la ley y ante las oportunidades que la sociedad pueda proveer. Creemos que la mujer, y de hecho, que todas las personas de nuestro país deben vivir libres de violencia. Pero para lograr eso no tenemos que venderle una mentira a nuestros niños. Ya no es suficiente que respetemos la intimidad de los individuos . Ahora no basta con que protejamos la expresión de esa intimidad en el lugar de trabajo. También pretenden que le enseñemos a nuestros niños que esas conductas son correctas. No sólo le hacen violencia a sus cuerpos entre sí, sino que también quieren violentar la inocencia de nuestros niños. No les basta con vivir vidas de confusión. Quieren comunicarle esa confusión a las generaciones venideras y para eso algunos maestros los llevan al salón de clases. Y todo esto usurpando el derecho natural que los padres tenemos de educar a los niños de acuerdo a nuestros valores. ¡Levantemos nuestra voz de protesta!

Nos reafirmamos en que no todas las conductas tienen el mismo valor ni las mismas consecuencias. Para respetar a alguien no tenemos que dar por bueno todo lo que hace. Y nos reafirmamos que la igual dignidad entre el hombre y la mujer no significa que no existan diferencias fundamentales y esenciales de origen biológico entre ambos. Y sobre todo y con vehemencia afirmamos que los padres tenemos por derecho natural la autoridad para formar a nuestros hijos en sus valores y su carácter. Pero estas afirmaciones no tienen sentido si no las defendemos por medio  de acciones concretas. Tenemos que asumir la responsabilidad de educar en el hogar y en la iglesia a nuestros niños sobre lo que debe ser la sexualidad correcta. Pero para eso primero debemos dar ejemplo de lo que creemos. Debemos estar alertas a los intentos del gobierno y de otros para cambiar los valores de nuestro pueblo y en particular para influenciar la educación de los niños. Comunícale a tu alcalde, senador y representante tu rechazo a los proyectos del Senado 437 y 484. Comunícale al Departamento de Educación tu rechazo a la enseñanza de perspectiva de género y a qué activistas homosexuales vayan a las escuelas a influenciar a nuestros niños. Si se lo permiten a ellos, que nos den tiempo igual a nosotros. Vamos a exigir el derecho que tenemos de votar para elevar a rango constitucional que el matrimonio sea sólo entre el hombre la mujer y el derecho de los padres a ser los educadores primarios de nuestros hijos. ¡Vamos a pedir el referéndum!

Por último, pero no menos importante, vamos a reconocer que enfrentamos el asalto de las tinieblas a nuestro pueblo. Esto es un asunto espiritual. La política es importante pero la última palabra la tiene nuestro Dios. Vamos a orar y a expresar con valentía nuestra fe construyendo las murallas que protejan a nuestro pueblo. ¡Así nos ayude Dios!

 

Muchas gracias por su atención.

Dr. César A. Vázquez Muñiz

2 comentarios en “Palabras del Dr. César Vázquez en el evento de Clamor a Dios

  1. Excelente mensaje ofrecido en el dia de ayer como parte de los actos de Clamor a Dios. Felicitamos mi familia y yo al Dr. Vazquez por su valiente defensa de la familia como El Señor la diseñó y salímos más comprometidos y fortalecidos que nunca de dicha actividad a defender con todas nuestras fuerzas los Valores Cristianos y los Principios que hace tiempo están detallados en La Palabra, no cediendo un milímetro ante los Baales y los “modernos pensamientos” que trastocan la enseñanza decente que debe tener nuestra niñez puertorriqueña. Confío en ese Todopoderoso, y en la Iglesia que EL ha exhaltado para este tiempo que , no importa la ola inmoral que se quiera levantar contra nuestra Sociedad, Puerto Rico prevalecerá como Isla del Cordero, tierra donde fluye leche y miel, y donde la Moral, Principios y Valores Cristianos son características predominantes y principales que nos distinguen ante el Mundo. Dios Bendiga nuestra tierra ahora y siempre !!!!!!!!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s