¿Desobediencia civil u obediencia cristiana?

Biblia censuradaPor: René X. Pereira

¿Qué ocurre cuando la ley del estado obliga a los cristianos a ir en contra de las leyes de Dios? La Biblia nos manda a someternos a las autoridades civiles, pero, ¿es esa obediencia y sujeción una absoluta y ciega? Obviamente no. En la misma Biblia la gente de Dios muchas veces decidieron desacatar y no obedecer leyes impuestas por el gobierno que iban en contra de sus principios. Daniel hizo desobediencia civil pública cuando desacató la orden del rey de no orar a su Dios y entró a su casa, abrió las puertas y ventanas para que lo vieran y oró a Jehová como lo hacía de costumbre. Sadrac, Mesac y Abed Nego desacataron la orden real de postrarse ante una estatua de un dios pagano, y no lo hicieron. No solamente eso, sino que frente al mismo rey Nabucodonosor, declararon que no iban a acatar la ley. Más adelante en el Nuevo Testamento los apóstoles desobedecieron la ley gubernamental que les prohibía predicar en lugares públicos. Dijeron, “es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres”.

Con las leyes que se están aprobando y las que vienen en camino, muy posiblemente los cristianos en Puerto Rico tendremos que tomar decisiones muy serias en este aspecto. Por encima de las leyes hechas por hombres están las leyes que nuestro Dios nos ha dado. ¿Obedeceremos a Dios antes que a los hombres? ¿Seremos lo suficientemente valientes para hacerlo y afrontar las consecuencias? ¿O buscaremos alguna excusa o salida acomodaticia para tratar de estar bien con Dios y con el diablo al mismo tiempo? Sin duda hay que tener valor y compromiso para hacer esto. Lutero desobedeció la orden del Emperador Carlos V porque su conciencia estaba cautiva a la Palabra de Dios, Rosa Parks, una mujer cristiana, desobedeció la ley de Alabama que le obligaba a sentarse en la parte posterior del autobús porque era negra. Muchos cristianos y misioneros introducen biblias y literatura cristiana ilegalmente en China y Corea del Norte, violando la ley que lo prohíbe. Y cuando vengan las leyes que nos obligan a educar a nuestros hijos en escuelas donde se enseñan currículos homosexuales, ¿qué haremos?

Doy como último ejemplo a este joven que en su graduación violó el reglamento escolar que prohibía hablar de Dios y orar en un acto público. Estos son los valientes que hacen la diferencia. No tengamos miedo porque mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo. Yo en lo personal ya he tomado mi decisión. Si por defender mis principios y preceptos de fe me encarcelan o me aplican las sanciones de leyes injustas, me harán el honor de ser parte de la grande nube de testigos que antes de mí sufrieron penalidades como soldados de Cristo. Se acerca el momento de la verdad. Y cuando esto ocurra veremos quiénes de verdad aman a Dios por encima de todas las cosas.

http://www.cbn.com/mundocristiano/Estados-Unidos/2013/June/Estudiante-cambia-discurso-de-graduacion-por-el-Padrenuestro/

Un comentario en “¿Desobediencia civil u obediencia cristiana?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s