Respuesta a los que preguntan dónde estaba la iglesia en estos días de lucha

Por: Sacerdote y Abogado Carlos Pérez Toro

Algunos, que siempre hablan mucho y dicen poco, han cuestionado donde estaba la iglesia en este momento histórico, concentrando su ataque en lo que, con la superficialidad rabiosa que les caracteriza, llaman los “fundamentalistas”.

Primero habría que definirles que la iglesia no es solo los lideres, la iglesia es el pueblo, que se extiende como abanico por todo la anchura del territorio puertorriqueño, por eso hemos dicho que los creyentes somos la “mayoría silente”. ¿Dónde estaba la iglesia? Haciendo que el número de los participantes fueran cientos de miles, y no el reguerete de decenas de los que sus “luchas” y movimientos insustanciales nos acostumbran a presentar.

¿Dónde estaba la iglesia? Haciendo, lo que su identidad íntima la empuja, y le ha empujado siempre, acompañar con presencia no violenta y con oración insistente, proponiendo paradigmas nuevos de convivencia democrática etc. Los documentos apasionantes emitidos por los obispos católicos, por la FRAPE (La fraternidad de iglesias pentecostales), por Puerto Rico por la Familia son el testimonio elocuente de que la iglesia estaba, y estaba metida dentro, realizando lo que ha hecho siempre “vencer el mal a fuerza de bien”.

Los criticones del momento, que con oportunismo sorprendente pretenden capitalizar de la nobleza de esta lucha que sin duda fue heterogénea y contrastante, deben entender que la iglesia aprendió de su Fundador la humildad corporativa, por la que el pastor debe discernir cuando DEBE IR al frente del pueblo abriendo camino, o cuando DEBE IR detrás del pueblo descubriendo nuevos rumbos. ¿Que dónde estaba la Iglesia?, habría que contestarles que la iglesia no tiene que estar allí como si tuviera que hacerse presente porque la iglesia es el pueblo que con voluntad democrática reclamó que la soberanía pertenece al pueblo y no a los que ostentan el poder de manera transitoria.

Sin duda no hay peor ciego que el que no quiere ver y no hay peor sordo que el que no quiere oír. A esos criticones de ocasión habría que cantarles una vieja canción que cantaba Celia Cruz: “Qué pena me da tu caso Lo tuyo es mental, Qué pena me da tu caso Lo tuyo es mental”

Desacralización de la Catedral, ¿Ese es el nuevo país?

Por: Sacerdote y Lcdo. Carlos Pérez Toro

Este movimiento social, de carácter cuasi espontaneo, que ha surgido en torno a la lucha por sacar al gobernante, que ostentaba el poder en este momento histórico, no puede ser definido como un movimiento homogéneo sino que es un fenómeno social altamente heterogéneo y conflictivo que nos deben hacer reflexionar el tipo de país que somos y que queremos ser.

Existen, sin duda, muchos elementos positivos, entre ellos: Hemos clarificado, como país democrático, que el que ostenta el poder es el pueblo, y que las elecciones no pueden ser interpretadas por los políticos como son un cheque en blanco para que nuestros gobernantes hagan lo quiera, los políticos (y todas las instituciones cívicas incluidas la iglesias) tienen que aprender a escuchar las voces diversas que componen nuestro país. A veces da la impresión que algunas creen en la diversidad cuando es la mía, creen en lo que yo he llamado “one way divesity”. Ese no es el tipo de país que queremos, según fue manifestado por el pueblo estos días. Por eso he dicho que algunos de la auto portavoces de este movimiento social multitudinario no nos representan a todos en todo.

Pero también es importante insistir que los contrastes que hemos visto en este movimiento noble no deben ser silenciados o reducidos en su gravedad. Construir un nuevo país, como algunos han manifestado, no puede ser sobre las cenizas de los derechos fundamentales de la persona humana. Ver la Catedral de San Juan desacralizada, templo que es un espacio de libertad religiosa de nuestro país durante toda nuestra historia cinco veces centenaria, donde creyentes cultivan su relación con Dios según su conciencia, debe ser motivo de repulsa e indignación de todos aquellos que consideramos la libertad religiosa la garante de todas las diversidades que exigen su espacio en nuestro país. El silencio de los medios ante estos hechos indignante me hace entender que no somos capaces, como sociedad, de distinguir, en estos movimientos sociales, entre la cizaña y el buen trigo.
Sin duda, gracias a Dios, este capítulo angustioso de la vida de país ha concluido, y se comienza una nueva página de historia en la que queremos, con voluntad democrática, construir un nuevo tipo de sociedad.

Manifestantes escribieron mensajes insultantes en la entrada de la centenaria Catedral de San Juan

Pero este movimiento de pueblo ¿es el primer capítulo de un nuevo país como algunas voces apasionadamente están manifestando? ¿O nos debe suscitar preocupación el descubrir elocuentemente los contrastes que tenemos como sociedad: violencia anarquista/ manifestación cívica pacifica; indignación por un chat denigrante por su lenguaje soez y su desprecio a la diversidad/ portavoces de la lucha cuyo lenguaje es igual de soez y denigrante de la persona humano; respeto a algunas diversidades/ insulto a quien pretende pensar distinto (ser diverso); uso de simbología patria con actitud de respeto sacro/ insulto sacrílego contra un espacio religioso como es la Catedral de San Juan?¿Es el chat de la indignación una vitrina de lo malo que son nuestros políticos o es un espejo de los niveles bajunos que hemos llegado como sociedad? Es urgente contestar como país esas preguntas.

El Gobernador Rosselló bajo el juicio de Dios

Por: Pastor René X. Pereira
Presidente y Portavoz de PR por la Familia

¿Recuerdan? Quien hoy recibe el repudio de un amplio sector del país y quien hoy es insultado y condenado por grupos como los LGBTT, las feministas y los intérpretes de la música Trap y Urbana eran los que ayer recibían el apoyo del gobernador Ricardo Rosselló. A veces tenemos memoria corta. Hagamos un repaso…

Poco después que Ricardo Rosselló firmó un compromiso con la iglesia y gana las elecciones, comienza a incumplir su palabra, la cual hizo en una iglesia bautista junto a un grupo de líderes religiosos. El Gobernador…

1. Forma en Fortaleza un grupo asesor LGBTT encabezado por las activistas Johanne Vélez y Cecilia La Luz.

2. Establece una orden ejecutiva (2017-037) a fin de establecer un consejo asesor gay permanente en fortaleza, y como dice la misma orden: “El Consejo Asesor trabajará junto a las agencias de la Rama Ejecutiva, entidades privadas y organizaciones de desarrollo comunitario mediante acuerdos colaborativos, actividades, eventos educativos y/o de capacitación, comités de trabajo, y conversatorios con la comunidad, entre otros, dirigidos a cumplir con la agenda y los compromisos establecidos”

3. Recibe el aplauso y apoyo de varios grupos cuando veta el proyecto 1018 para establecer una ley de Libertad Religiosa en Puerto Rico. Uno de los que lo felicitó y apoyó fue Ricky Martin.

4. Es felicitado por las feministas, el Colegio de Abogados y los LGBTT cuando hace público su intención de vetar el proyecto del Senado 950 que buscaba establecer límites a la práctica del aborto en PR.

5. El Gobernador es vitoreado y exaltado por estos mismos grupos cuando por primera vez en la historia proyecta en la Fortaleza los colores de la bandera gay. Mas tarde se construye un portal en la zona de los cruceros para promover a PR como principal destino gay del Caribe.

6. Recibe el aplauso y apoyo de estos mismos que hoy lo insultan cuando abre el camino en Puerto Rico para que se establezca la industria de la marihuana medicinal.

7. Es felicitado y aplaudido cuando firma orden ejecutiva 2019-016 para prohibir las llamadas Terapias de Conversión.

8. Es aplaudido y felicitado por Ricky Martin, Calle 13 y otros cuando retira segundo proyecto de Libertad Religiosa que él mismo sometió desde Fortaleza porque entendía que es un asunto que no tiene consenso en el país.

No nos quepa la menor duda: Es Dios quien ha pasado juicio sobre el gobierno de Rosselló y la mano ha trazado la escritura en la pared. Y Dios está utilizando a los mismos que él apoyó, benefició y respaldó. El mismo Bad Bunny a quien el Gobernador recibió en Fortaleza, apoyó sus conciertos y hasta llevó estudiantes a verlo en el Choliseo.

El Gobernador le mintió a la iglesia, pero por encima de todo, le mintió a Dios. Mis hermanos, además de todo esto, se destapan serios casos de corrupción en importantes figuras de su gobierno. No hay nada oculto que no sea manifiesto. Rechazamos todos estos actos de robo y saqueo de fondos públicos mientras nuestro país sufre tanta necesidad. Sin embargo, estemos tranquilos, iglesia. Dios está en control de todo lo que está sucediendo y el Gobernador está cosechando lo que él mismo sembró. Los que hoy piden su cabeza son los mismos que ayer le felicitaban por su incumplimiento con la iglesia.

De paso, los mismos que han criticado a la iglesia cuando se ha tirado a la calle y ha hecho expresiones públicas contra el gobierno, son los que ahora quieren que la iglesia se una a Calle 13, Bad Bunny y a quienes que se han burlado de ella. Los mismos que han dicho que la iglesia debe abandonar su reclamo en la palestra pública por la “separación de iglesia y estado”. No hay quien los entienda.

Seguimos firmes en que el gobernador Rosselló debe renunciar o ser residenciado. Insistimos en que todo debe hacerse siguiendo la ley y lo que dispone nuestra democracia; no con violencia, vandalismo e insultos. Pero creo firmemente que Dios está actuando en todo esto. Y está utilizando a los mismos que el Gobernador decidió apoyar.

El perdón del gobernador Rosselló

Por: René X. Pereira Morales
Presidente y Portavoz de PR por la Familia

Antes de todo, deseo expresar mis felicitaciones al Sr. Gobernador Ricardo Rosselló por reiterar su pedido de perdón y disculpas al pueblo de Puerto Rico y reiterarlo ayer en algunas iglesias.

No nos toca a nosotros juzgar si esa petición de perdón del Gobernador es sincera o no. Sólo Dios conoce los corazones y sabe sus verdaderas intenciones. Lo segundo es que nuestro deber siempre tiene que ser perdonar al que pida perdón. Hasta 70 veces siete, dijo Jesús.

Sin embargo, es importante entender que pedir disculpas, aún partiendo de la premisa de que las mismas son honestas y sinceras no cambia el hecho de que el Sr. Gobernador destruyó la confianza del pueblo que él gobierna y representa. Sus acciones lo descalifican como líder y gobernante de nuestro país. Por eso he entendido que su mejor decisión debería ser el renunciar. Pero esa es una decisión que le corresponde al Sr. Gobernador. Seguimos orando para que Dios le dé sabiduría. También oramos para que pueda encontrar paz y que esta situación le ayude a acercarse al Señor. Él dijo: “el que a mí viene, yo no le hecho fuera”.

Por otro lado nos corresponde a nosotros los ciudadanos votantes de este país actuar con sabiduría ante lo que hemos visto en ambos partidos de mayoría que se han alternado el poder. Lo que ha sucedido en el partido que actualmente nos gobierna no debe ser motivo para ahora salir corriendo a endosar al PPD porque entendemos que el PNP le falló al país. En este jueguito nos han tenido por muchas décadas.

Es tiempo ya de buscar otras opciones.

Noticiero de Puerto Rico utiliza foto de manifestación de PR por la Familia del 2013

Telenoticias PR utiliza foto de la manifestación del 2013 convocada por PR por la Familia como foto de la manifestación de hoy miércoles. Observen las dos carpas (una amarilla y una blanca) junto al Capitolio.

Evidentemente, según se ha informado, fue mucha gente a la manifestación exigiendo la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló. Y apoyamos toda manifestación exigiendo la renuncia del Gobernador, siempre que sea pacífica. Esperamos que esto sea un error del medio y no algo hecho a propósito para dar una falsa impresión.

Manifestación de Puerto Rico por la Familia en el lado norte del Capitolio en el 2013

Comunicado de Prensa de PR por la Familia

Pastor René X. Pereira – Presidente y Portavoz de PR por la Familia

Los recientes acontecimientos que implican serios señalamientos de corrupción y arrestos de figuras importantes de este gobierno, y los mensajes del chat donde el señor Gobernador y un grupo de allegados utilizaron expresiones insultantes, violentas, misóginas y burlonas contra varias personas, han creado gran indignación, molestia y desasosiego en nuestro país. Desafortunadamente el Gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares ha demostrado una terrible falta de madurez, sensibilidad, y capacidad como jefe de estado para manejar los asuntos serios y los momentos críticos que enfrentamos como pueblo. El señor Gobernador se ha disculpado públicamente y le felicitamos por eso. No obstante, el daño que ha causado ha minado su credibilidad como gobernante y ha perdido algo que es de vital importancia para un líder: la confianza y credibilidad ante el pueblo que le eligió.

Ante esta realidad, entendemos que por el bien de nuestro país y por el bien del propio Ricardo Rosselló, debe presentar lo antes posible la renuncia a su cargo como gobernador del país. Sus acciones y expresiones demuestran una seria falta a los principios esenciales de la ética y la buena gobernanza. Pero no solo esto, lo que se ha revelado en estas conversaciones presentan un esquema de persecución contra personas que de alguna manera son consideradas como opositoras al gobierno. Esto es sumamente peligroso proviniendo de personas que tienen a su disposición el poder y la autoridad del estado. La solicitud de renuncia parece provenir de todos los sectores del país; un consenso que rara vez ocurre en Puerto Rico en tiempos recientes.

Lamentamos todo esto que está sucediendo en nuestro país y cómo estas acciones siguen provocando el que el pueblo pierda su confianza en nuestras instituciones democráticas. En este momento de crisis en nuestro país, exhortamos a los creyentes a que nos unamos en una gran cadena de oración para darle el espacio al Dios que tiene la última palabra. Cuando hacemos esto, la derrota se convierte en victoria y la muerte en vida. Que este grito de oración colectiva nos haga recordar las palabras del preámbulo de nuestra Constitución: “Puesta nuestra confianza en Dios Todopoderoso”. Como creyentes, oramos por el Gobernador y los líderes políticos de nuestro país para que Dios les dé entendimiento y sabiduría para tomar las decisiones necesarias y correctas en este momento que estamos viviendo.

Respuesta a la periodista Sandra Rodríguez a su Columna titulada: “Lobos Rapaces”

Por: Sacerdote y abogado Carlos Pérez Toro

No suelo contestar a ataques, directos o indirectos, contra mi persona, porque considero que quien ataca no tiene interés de encontrarse con la verdad sino de aplastar a los demás.

Lamentablemente en Puerto Rico (y en eso la prensa tiene su responsabilidad) el debate público de ideas (necesario para una sociedad democrática vibrante) ha sido sustituido por el ataque vicioso de personas. Una sociedad que no pueda sentarse a dialogar sobre temas diversos o peor que le niega el derecho un sector tan siquiera a opinar, estará condenada a la destrucción. Somos un reguerete de gente que coincidimos en un espacio geográfico, no un pueblo que construye un destino común.

Honestamente siempre leo tus columnas, me resultan interesantes y algunas veces coincido contigo, siempre he visto que tiendes al desequilibrio de los ataques a las personas que desdice de tu brillantes e inteligencia y de la nobleza de las causas por las que abogas. Mi abuela me enseño “ataca al mensaje no al mensajero” pero se ve que hace mucho tiempo los valores CRISTIANOS de mi abuela y su generación dejaron de regir en mi país, porque vivimos en la “modernidad” sin rémoras o retrancas del pasado religioso nuestro.

El utilizar epítetos como “lobos rapaces” “hipócritas” y “demonios” contra líderes religiosos a quien no conoces, simplemente porque no atacaron visceralmente al Gobierno actual, o a líderes de la oposición (municipio de San Juan) a quienes se dice que están siendo investigados por el FBI (que ni ha confirmado ni desmentido tal afirmación) manifiesta una emotividad desequilibrada que no te hace distinguir entre investigación y conclusión, hipótesis y realidad; pero peor se te olvida que el país que me lego mi abuela existe una presunción de inocencia, y no es propio de un religioso “saltarse a la torera” esa presunción masacrando a personas sin que hayan sido condenados por un tribunal, claro puedo entender que para ti la adultera del Evangelio merece que le tiren piedras, y que no le den una segunda oportunidad (es que es adultera), por eso, para ti, en el caso de los políticos no merecen que ni los acusen, merecen que los apedreen simplemente por la sospecha de que actuaron mal. Claro ese el país de las dictaduras donde no se reconoce el derecho de ser diverso a quien no concuerda con el régimen, querida amiga las columnas de los periodistas no son los pliegos acusatorios de los tribunales. Todavía quedan refrescados en mi memoria los ataques de analistas y periodista contra la familia del anterior gobernador aduciendo que venían acusaciones (incluso contra él) el tiempo demostró que la verdad había sido sustituida por el chisme y la maledicencia. Ese tipo país, tal vez para ti es normal, para mí no, creo que ese tipo de país es la sucursal del infierno en la tierra.

Pero todavía me sorprende de tu columna algo más, no sé en qué país has vivido pero todos los religiosos a los que hiciste referencia (los queridos amigos Pastores Ricky, Raschke, Wanda Rolon, Otoniel y el Arzobispo de San Juan Mons. Roberto González, mi pastor) han hablado claro y fuerte sobre el tema de la corrupción, además de las gestiones personales con los políticos de turno sobre ese tema. Tal vez necesitarías escuchar más y hablar menos para que pudieras conocer lo que han dicho y como han actuado sobre el particular. Dicho sea de paso yo no te escucho hablar del centro de atención a víctimas del crimen y violencia domestica que tiene el Pastor Ricky, mi hermano, en su iglesia en Bayamón abierto de lunes a jueves. Yo no te escucho hablar de la labor noble que está haciendo el Pastor Raschke en Venezuela predicado el Evangelio a multitudes para intentar llevar la paz ese hermoso país. Tú no has hablado de la labor social de la Pastora Wanda, una gran mujer puertorriqueña, en su iglesia La Senda Antigua en la educación de niños con un colegio hermoso, la atención de mujeres maltratadas y la proyección internacional ayudando a los pobres; yo no te escucho hablar de los esfuerzos en Puerto Rico y fuera de Puerto Rico del Arzobispo de San Juan por intentar que se nos condone la deuda, sí que se nos condone la deuda. Yo no te escucho hablar de lo que el pastor Font hace en su Iglesia para mejorar la calidad de vida de cientos de puertorriqueños… Me honro de pertenecer al círculo de amigos de estos seres humanos extraordinarios.

Claro tu Columna tiene una finalidad, es negarles a los creyentes el derecho (no el privilegio) de reclamar su espacio de libertad religiosa. Su espacio a ser diverso. Tal vez el país que tú concibes es el país de “one way diversity”… pero ese país está abocado al fracaso… podremos construir una sociedad sin Dios pero al final esa sociedad se volverá contra el mismo hombre. Mi puerta siempre está abierta para el que quiera dialogar y construir un país, no un reguerete de gente que vive en un espacio geográfico arrancándose los pelos.

Fuente: https://www.noticel.com/opiniones/blogs/en-blanco-y-negro-con-sandra/lobos-rapaces/1088445579