40 PREGUNTAS PARA LOS CRISTIANOS QUE AHORA LEVANTAN BANDERAS DE ARCOIRIS

capitolio gay

Artículo publicado en sitio The Gospel Coalition

Para los evangélicos que lamentan la decisión que la Corte Suprema tomó el pasado viernes, estos últimos días han sido difíciles. No estamos pidiendo que los demás sientan lástima por nosotros, ni tampoco creo que muchas personas tengan ansias de mostrarnos ninguna. Nuestro dolor no es sagrado. Tomar decisiones jurídicas y teológicas con base a lo que hace que las personas se sientan mejor representa, en primer lugar, una parte de lo que nos metió en este desorden. Aún así, duele.

Existen muchas razones para nuestra lamentación, desde el temor a que la libertad de religión sea eliminada, hasta la preocupación por el ostracismo social y la marginalización cultural. Pero de todas las cosas que nos afligen, quizá lo que ha sido más difícil es ver a algunos de nuestros amigos, algunos miembros de nuestra familia, y algunos de los hermanos junto a quienes nos hemos sentado en la iglesia dar un rotundo “Amén” a una práctica que aún consideramos como un pecado y a una decisión que consideramos que es negativa para nuestra nación. Una cosa es que la nación entera tenga una fiesta a la que no podamos asistir por motivos de conciencia. Otra cosa muy distinta es buscar a nuestro alrededor rostros amigables que nos recuerden que no estamos solos y hallarlos disfrutando en la pista de baile. Pensamos que el arco iris era la señal de Dios (Ge. 9:8-17).

Si te consideras un cristiano creyente de la Biblia, un seguidor de Jesús cuyo mayor propósito es glorificar a Dios y disfrutar de Él por siempre, hay preguntas importantes que espero que consideres antes de levantar tu bandera y apoyar la revolución sexual. Estas preguntas no pretenden ser sarcásticas o simplemente retóricas. Son preguntas sinceras, que si bien son directas, espero que hagan que mis hermanos y hermanas que publican imágenes de arcoíris se detengan y reflexionen sobre la bandera que están levantando.

  1. ¿Por cuánto tiempo has creído que el matrimonio gay es algo que debe celebrarse?
  2. ¿Qué versículos de la Biblia te llevaron a cambiar de opinión?
  3. ¿Cómo demostrarías, a partir de las Escrituras, que existe algún caso positivo en el que la actividad sexual entre personas del mismo sexo sea una bendición que se debe celebrar?
  4. ¿Qué versículos usarías para demostrar que un matrimonio entre dos personas del mismo sexo puede representar adecuadamente a Cristo y la iglesia?
  5. ¿Crees que Jesús habría consentido el comportamiento homosexual entre adultos mayores de edad que mantienen una relación de compromiso?
  6. De ser así, ¿por qué Él reafirmó la definición de Génesis de matrimonio entre un hombre y una mujer?
  7. Cuando Jesús habló en contra de porneia, ¿cuáles pecados crees que Él estaba prohibiendo?
  8. Si algún comportamiento homosexual es aceptable, ¿cómo entiendes el “intercambio” pecaminoso que Pablo subraya en Romanos 1?
  9. ¿Crees que pasajes como 1 Corintios 6:9 y Apocalipsis 21:8 enseñan que la inmoralidad sexual te puede mantener fuera del Cielo?
  10. ¿A cuáles pecados sexuales crees que se estaban refiriendo los versos anteriores?
  11. Al pensar en la larga historia de la Iglesia y la reprobación casi universal de la actividad sexual entre personas del mismo sexo, ¿qué piensas que entiendes acerca de la Biblia, que Agustín, Tomás de Aquino, Calvino y Lutero no notaron?
  12. ¿Qué argumentos usarías para explicarle a los cristianos en África, Asia y Sur América que el entendimiento de ellos sobre la homosexualidad es bíblicamente incorrecto y que tu nuevo entendimiento del homosexualismo no está condicionado por la cultura?
  13. ¿Crees que Hillary Clinton y Barack Obama fueron motivados por antipatía e intolerancia cuando, durante casi toda su vida, definieron el matrimonio como una relación de pacto entre un hombre y una mujer?
  14. ¿Crees que a los niños les va mejor con una madre y un padre?
  15. Si no es así, ¿qué investigación puedes citar para sustentar esa conclusión?
  16. Si tu respuesta es sí, ¿tiene la iglesia o el estado algún rol que jugar en la promoción o el otorgamiento de privilegios al convenio que coloca a niños con un papa y una mamá?
  17. ¿Es el fin y propósito del matrimonio apuntar a algo más que la satisfacción emocional y sexual de un adulto?
  18. ¿Cómo definirías el matrimonio?
  19. ¿Crees que a los miembros cercanos de la familia se les debe permitir casarse?
  20. ¿Debería el matrimonio limitarse a solo dos personas?
  21. ¿Sobre qué base, si existe alguna, le impedirías a adultos de cualquier tipo de relación y número de personas, contraer matrimonio?
  22. ¿Debería haber un requisito de edad en los Estados Unidos para la obtención de una licencia de matrimonio?
  23. ¿Consiste la igualdad en que cualquiera que desee casarse debe poder tener una relación significativa que se defina como matrimonio?
  24. Si no, ¿por qué no?
  25. ¿Debería permitírsele a sus hermanos y hermanas en Cristo quienes están en desacuerdo con la práctica homosexual ejercitar sus creencias religiosas sin temor al castigo, pena o coacción?
  26. ¿Hablarías a favor de tus consiervos cristianos cuando sus trabajos, sus acreditaciones, sus reputaciones, y sus libertades son amenazadas debido a este asunto?
  27. ¿Hablarías en contra de los que avergüenzan y oprimen de distintas maneras, a los gays y lesbianas o a los evangélicos y católicos?
  28. Ya que la iglesia evangélica no ha tomado con seriedad los divorcios no bíblicos y otros pecados sexuales, ¿qué medidas tomarás para garantizar que los matrimonios homosexuales sean saludables y de acuerdo con los principios bíblicos?
  29. ¿Deben las parejas homosexuales en relaciones abiertas estar sujetas a la disciplina de la iglesia?
  30. ¿Es un pecado para las personas LGBT participar en la actividad sexual fuera del matrimonio?
  31. ¿Qué harán iglesias abiertas y reafirmantes para hablar proféticamente en contra del divorcio, la fornicación, la pornografía, y el adulterio donde sea que se encuentre?
  32. Si el “amor gana” ¿cómo definirías el amor?
  33. ¿Qué versículos usarías para establecer esa definición?
  34. ¿Cómo debe la obediencia a los mandamientos de Dios dar forma a nuestra comprensión del amor?
  35. ¿Crees que es posible amar a alguien y estar en desacuerdo con las decisiones importantes que esa persona tome?
  36. Si apoyar el matrimonio gay es un cambio para ti, ¿has cambiado alguna otra cosa en tu comprensión de la fe?
  37. Como evangélico, ¿En qué manera tu apoyo al matrimonio gay te ha ayudado a incrementar tu pasión sobre aspectos evangélicos distintivos como el enfoque en el nacer de nuevo, el sacrificio expiatorio de Cristo en la cruz, la confiabilidad total de la Biblia, y la necesidad urgente de evangelizar al perdido?
  38. ¿Cuáles iglesias abiertas y reafirmantes puedes nombrar, en las cuales las personas se están convirtiendo al cristianismo ortodoxo, en donde los pecadores están siendo advertidos sobre el juicio y llamados al arrepentimiento, y los misioneros están siendo enviados a plantar iglesias en medio de pueblos no alcanzados?
  39. ¿Esperas estar más comprometido con la iglesia, más comprometido con Cristo, y más comprometido con las Escrituras en los años por venir?
  40. Cuando Pablo, al final de Romanos 1 reprende a “los que practican tales cosas” y los que “dan su aprobación a los que las practican”, ¿qué pecados crees que tiene él en mente?

Alimento para el pensamiento, espero. Por lo menos, algo que masticar antes de tragar todo lo que el mundo y Facebook ponen en nuestro plato.

http://www.thegospelcoalition.org/coalicion/article/40-preguntas-para-los-cristianos-que-ahora-levantan-banderas-de-arcoiris

La justicia es ciega…

justicia ciega

Dr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz de PR por la Familia

¿Qué significa la decisión del Tribunal Supremo aprobando el matrimonio homosexual?

Lo primero que significa es que la justicia es ciega. Cinco jueces del Supremo no pudieron ver lo que ha sido una verdad evidente para millones de seres humanos a través de la historia y en todas las culturas. Que el matrimonio sólo puede ocurrir entre el hombre y la mujer es una verdad evidente en sí misma. El matrimonio surge de la sexualidad humana y la realidad biológica es que el cuerpo del hombre y de la mujer son complementarios sexualmente hablando. Están hechos el uno para el otro. De esta realidad biológica depende la sobrevivencia de la raza humana. Los niños y la familia surgen de esta realidad. El tribunal sencillamente obvió la realidad biológica de la sexualidad humana.

Lo próximo es que el tribunal ignoró convenientemente la historia de la humanidad y la historia de los Estados Unidos. A través de la historia, en todas las culturas y particularmente en la historia de Estados Unidos el matrimonio siempre ha sido entre el hombre y la mujer. Los que escribieron la Constitución de Estados Unidos y las enmiendas a la misma daban por sentado que el matrimonio sólo era entre el hombre y la mujer. ¿Cómo vas a utilizar un documento para justificar unas ideas en contra de las ideas de aquellos que lo escribieron? Esto fue un acto de soberbia donde cinco personas se sintieron con el derecho de redefinirle a la nación lo que es la institución del matrimonio.

Es particularmente llamativo el hecho de que la mayoría del tribunal reconoce que ignoró los precedentes del mismo Tribunal Supremo. En toda la historia de las decisiones del Tribunal Supremo se asumía que el matrimonio era entre el hombre y la mujer. Esta mayoría creó un derecho para violentar este precedente y de esa manera imponerle sus valores a la mayoría del pueblo de los Estados Unidos y de Puerto Rico.
Esta decisión es un atentado al federalismo. En toda la historia de los Estados Unidos el derecho de familia era un derecho de los estados. Inclusive en la decisión de Windsor el tribunal lo reconoció así. Con esta decisión del tribunal infringe el derecho de los estados y viola la misma Constitución que establece que aquellos asuntos que no están claramente autorizados para el gobierno federal permanecen bajo la soberanía de los estados. Esto era el derecho de familia hasta este pasado viernes 25 de junio.

Lo peor de todo es que esta decisión atropella la democracia. Un grupo de cinco jueces le quita a un pueblo el poder de decidir sobre un asunto tan importante. Deja de ser el gobierno del pueblo para convertirse en el gobierno de una mayoría de un tribunal no electo por el pueblo. No sabemos qué eventos se puedan desencadenar por esta acción ilegítima que es un claro abuso del poder judicial.

Con esta decisión el Tribunal Supremo de los Estados Unidos normaliza la conducta homosexual para la nación. Esta es la base legal para que los niños sean socializados para ver la conducta homosexual como normal y al matrimonio homosexual como alternativa correcta de convivencia. Todo esto es un juicio valorativo donde se le impone a un pueblo los valores de una minoría.

Con esta decisión el Tribunal Supremo criminaliza la opinión de aquellos que visualizan la conducta homosexual como una expresión distorsionada o incorrecta de la sexualidad humana. Y esto servirá para que se violenten el derecho a la libertad de conciencia, el derecho a la libertad de expresión y a la libertad religiosa. Esto ya está ocurriendo en otros lugares como Canadá y el Reino Unido. De golpe y porrazo, una nación fundada sobre el anhelo de libertad religiosa ahora tiene como base fundamental la protección a las conductas sexuales íntimas de los individuos. Con el derecho a la libertad y a la intimidad podemos justificarlo todo.

Pero lo peor de todo es que con esta decisión el Tribunal Supremo institucionaliza el pecado. Se pone en contra de Dios. El tribunal aprueba como correcto lo que Dios declara como pecado. ¿A quién vamos a creerle? ¿A quién vamos a obedecer? Como dijeron Pedro y Juan, “Juzguen…si es justo obedecer a los hombres antes que a Dios”.

Mensaje de la pastora Wanda Rolón

Wanda RolónMensaje de la pastora Wanda Rolón sobre la Desición del Tribunal Supremo sobre los matrimonios del mismo sexo

El pasado viernes 26 de junio del 2015, los Jueces del Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictaminaron su desición a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo en los 50 estados de la Nación Americana. Se que muchos están esperando las declaraciones de esta Servidora y les quiero dejar saber, que yo, la Pastora Wanda Rolón me mantengo firme en las posturas que siempre he tenido, pues yo no escribí la Biblia, la Biblia es la Palabra del Señor y esa es la postura que yo defiendo, lo que dice la Escritura, que Dios estableció la Familia, Dios creó al hombre y a la mujer y los bendijo.(Génesis 2: 20-24). Y también dice, que dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y estos se unirán y se convertirán en una sola carne (Mateo 19:4-5).

Respetamos a las personas que decidan lo que quieran, pero nos sometemos a lo que dice la escritura (2 Pedro 1:19-21) y entendemos que por encima de la Palabra de Dios no hay otro. Lamentamos mucho tanta celebración por que sabemos que dentro de todo esto hay muchos sentimientos envueltos, pero nos mantenemos firmes en lo que la Escritura dice.

Dios tenga misericordia de la Nación Americana, de Puerto Rico y de todos aquellos que le han dado la espalda, no a los hombres, no a la Iglesia, no a los Pastores, no a los Sacerdotes, al que le están dando la espalda a Dios. Porque el hacer su voluntad propia sin tomar en cuenta lo que Dios establece en su Palabra pues es definitivamente darle la espalda a Dios.
El matrimonio ciertamente es una Institución establecida por Dios en su Palabra. Dice claramente en el Libro de Hebreos 13:4 “Honroso sea en todos el matrimonio. Es un estado honroso delante de Dios y de pacto. Pero vivimos en un tiempo donde a lo bueno le dicen malo y a lo malo le dicen bueno (Isaías 5:20). Tan de suma Ia importancia es el matrimonio ante la presencia de Dios, que compara a su amada Iglesia, comprada a precio de sangre como la Novia, y a Jesucristo, su Hijo como el Novio (Apoc.19:7). En fin, esperamos la venida del Señor por un pueblo que en obediencia vive su Palabra.

Así que mis hermanos la iglesia seguirá trabajando, seguiremos predicando (Mateo 16:18), seguiremos llevando el evangelio de Jesucristo que sana, que salva, que liberta, y definitivamente Jesucristo viene a buscar una Iglesia, una Iglesia que le espera (Apocalipsis 22:12), una Iglesia que le ama y una Iglesia que proclama su Señorío.

A la Iglesia le digo sigamos adelante, puesto los ojos en Jesús el Autor y Consumador de nuestra Fé (Hebreos12:12) y no tengamos temor de nada por que no nos avergonzamos del Evangelio por que es Poder De Dios. Y me refiero a Romanos Capitulo 1 del verso 16 en adelante. “Porque no me averguenzo del Evangelio, por que es Poder de Dios para salvación de todo aquel que cree; al judío primeramente y también al griego. Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe como esta escrito: Mas el justo por la fe vivirᔑ

Creo firmemente en esa palabra, creo que Dios nos ha hablado Hoy y Siempre y donde abunda el pecado también sobreabunde la Gracia de Dios. El amor por nuestro prójimo es el motor que nos mueve a seguir adelante. Nuestra oración es a Dios por justicia y misericordia.

Así mis hermanos recordemos siempre que dice la palabra “Venid a mi todos los que estén trabajados y cargados que yo los haré descansar (Mateo 11:28). El Señor no excluye a nadie pero si requiere un nuevo nacimiento (Juan 3:3).

Seguimos en Victoria, seguimos orando, Hoy mas que nunca orando y Creyendole a Dios.

Bendiciones,

Wanda Rolón

DESOBEDIENCIA CIVIL – ¿Contraria a la fe cristiana?

GandhiPor: Pastor René Pereira Jr.
Ya la Corte Suprema de los EU determinó que el matrimonio homosexual debe ser legalizado y aceptado en los 50 estados de la nación y sus territorios. Posiblemente la decisión más trerrible, errada y absurda que haya tomado tribunal alguno en la historia de la humanidad. Una nación que comenzó honrando los principios de Dios, hoy le da la espalda y se rebela en contra de el Dios en quien, según la inscripción de su moneda, ellos afirman confiar. Pero esta decisión sin duda traerá repercusiones a corto y a largo plazo que muchas personas todavía no alcanzan a entender. Afectará la educación de nuestros niños, nuestra libertad de expresión y libertad de religión. Así ha ocurrido en los países donde se ha dado este mismo fenómeno.
La gran pregunta es ¿qué vamos a hacer los verdaderos cristianos que amamos a Dios y honramos su Palabra por encima decualquier opiniíon y determinación terrenal? ¿El mandato bíblico a obedecer las leyes y los maguistrados que vemos en algunas partes de la Biblia como en Romanos 13, nos obliga a una sujeción absoluta y total? Ya escuchamos a algunos cristianos por ahí tirando la toalla y afirmando que tenemos que acatar y obedecer (en EU y territorios) la determinación del Supremo federal. Para algunos, este fallo de la Corte Suprema significa el fin de la lucha por defender el matrimonio ordenado por Dios y la familia. Nada más lejos de la verdad. En primer lugar, el mandato a obedecer a los gobernantes, a los jueces y autoridades civiles NO es un mandato absoluto y total para el cristiano.
La Biblia está llena de muchos ejemplos donde la gente de Dios tomó la decisión de desobedecer leyes y estatutos que les colocaban en desobediencia a los estatutos divinos. Las palabras del apóstol Pedro y los demás apóstoles de la iglesia cristiana no pueden ser más contundentes: “Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.” (Hechos 5:29). Esto en respuesta a las autoridades judías que pretendían que ellos dejaran de predicar el mensaje de Cristo al pueblo. Hay otros ejemplos claros como el de Daniel, un funcionario público del rey Darío en Persia, quien al saber que su rey y gobernante había firmado un edicto para prohibir que se orara a Dios, nos dice el texto bíblico: “Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.” En otras palabras, Daniel tomó la decisión de desobedecer el edicto, y no solo desobedecerlo, sino también de desobedecerlo públicamente a la vista de todo el mundo.
Hay más ejemplos en la Biblia. Cuando Faraón, rey de Egipto le dio una orden a las parteras Sifra y Fúa para que no dejaran vivir  los bebés varones que nacieran de las mujeres hebreas, estas decidieron desacatar dicha orden por temor a Dios (aun a riesgo de sus propias vidas) y nos dice el pasaje en Éxodo 1:15-22 que Dios hizo bien a estas dos mujeres egipcias por la decisión peligrosa y valiente que ellas tomaron. Nuevamente vemos en el libro de Daniel que tres jóvenes, Sadrac, Mesac y Abed-Nego, que estaban bajo las órdenes del rey de Babilonia, tomaron la decisión de desobedecer el edicto del rey que les ordenaba postrarse ante un ídolo de oro que se había edificado en este lugar. Ellos le respondieron al rey cara a cara: “No es necesario que te respondamos sobre este asunto. He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado.” (Daniel 3:16) Estos tres jóvenes valientes demostraron que su fe y compromiso con Dios estaba por encima de su fidelidad y compromiso con el gobernante humano.
Aclaro que no estoy hablando de violencia ni de revolución armada. Me refiero a la resistencia pacífica a toda autoridad humana que pretenda que como ciudadanos sigamos reglamentos y leyes que nos colocan en desobediencia a las leyes y estatutos del orden divino. La Biblia es bien clara en esto y la historia también así lo confirma. Por siglos los cristianos del Imperio Romano tomaron la decisión de desobedecer los dictámenes de los emperadores que exigían a todo ciudadano romano rendir culto al César. Por esa razón miles de cristianos en esos primeros siglos fueron arrojados a las fieras o quemados vivos en espectáculos públicos. La historia del cristianismo está escrita con la sangre de mártires valientes que supieron pararse con firmeza y coraje y obedecer a Dios antes que a los hombres. Es lo que están sufriendo ahora mismo cientos de miles de hermanos y hermanas nuestros en muchas partes del mundo. Y ya ese miomento ha llegado el la nación americana.
¿Qué van a hacer todos esos jueces, maestros, funcionarios públicos cristianos que tras esta fatídica decisión de la Suprema Corte, serán forzados a enseñar, promover, aceptar, y aprobar lo que va contra los principios de Dios y sus conciencias? No es una decisión fácil porque va a costar mucho. Daniel fue lanzado a un foso lleno de leones, aquellos tres jóvenes en Babilonia fueron arrojados a un candente horno de fuego. Y los apóstoles sufrieron cárceles, azotes y muchas veces muertes crueles. Ciertamente no estamos nosotros en esta parte del mudo acostumbrados a este tipo de cristianismo. En eso nos llevan ventaja nuestros hermanos en China, oriente medio y en muchos lugares donde esta persecución ya es una realidad hace años. estamos acostumbrados a un “evangelio” de comodidad y beneficio. Y no nos extrañemos al ver personas identificadas como cristianas, claudicando y accediendo a la inmoralidad y el pecado con tal de evitarse problemas con el sistema mundano.
Cada cristiano tendrá que tomar una decisión: obedecer a Dios u obedecer a los hombres. A esto el apóstol Pablo declaró: “Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.” (Gál. 1:10-12). Jesús nos advirtió que por causa de su nombre seríamos aborrecidos por el mundo. El ser perseguidos y sufrir por la verdad de Dios, lejos de ser una desgracia es un honor y un privilegio para todo cristiano. Jesús declaró en Mateo 5:10: “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.” No pensemos que replegándonos a nuestros templos y evitando la confrontación con el mundo estaremos a salvo. Esta decisión traerá consecuencias inclusive a lo que prediquemos desde los púlpitos como sucede ya en otras jurisdicciones donde predicar contra ciertas conductas que la Biblia le llama pecado se constituye discurso de odio.
Por este medio lanzo un reto al pueblo creyente en Estados Unidos, Puerto Rico, US Virgin Islands y otros territorios. ¡El momento crucial ha llegado! Es tiempo de demostrar de qué está hecha nuestra fe. Tomemos la decisión de poner los principios de Dios por encima de los criterios de tribunales y gobiernos humanos que operan bajo el régimen de las tinieblas. Dios ha prometido honrar a los que le honran. No le tengamos miedo al diablo, porque el que está en nosotros es mayor que el que está en el mundo (1 Jn. 4:4). Es tiempo de unirnos a la grande nube de testigos que antes que nosotros dieron sus vidas valientemente por su fe soportando cárceles, azotes y vituperios. Maestros cristianos, jueces, comerciantes, ministros, sacerdotes, funcionarios públicos, gente de fe, levantáos firmes, sin temor y resistamos esta agenda del infierno. En esta hora que nos ha tocado vivir, también podemos decir con toda confianza que veremos la gloria de Dios y su respaldo como nunca antes. Jesús prometió: “Cuando os trajeren a las sinagogas, y ante los magistrados y las autoridades, no os preocupéis por cómo o qué habréis de responder, o qué habréis de decir; porque el Espíritu Santo os enseñará en la misma hora lo que debáis decir.” (Jn. 12:11)

Procurador general afirmó que empleados estatales pueden alegar objeciones religiosas para negar la expedición de las licencias

LUBBOCK, Texas — El procurador general de Texas, Ken Paxton, describió como un “fallo anárquico” la decisión de la Corte Suprema de otorgar a las parejas del mismo sexo el derecho a casarse y afirmó que los empleados estatales pueden alegar objeciones religiosas para negar la expedición de las licencias de matrimonio a esas personas.

Pero de todas maneras, Paxton advirtió el domingo en un comunicado que cualquier secretario municipal, juez de paz u otro funcionario que decline entregar una licencia de matrimonio a una pareja del mismo sexo podría ser objeto de una demanda o una multa.

Sin embargo, en una opinión jurídica no vinculante que solicitó el vicegobernador republicano Dan Patrick, Paxton dijo que “numerosos abogados” están listos para defender gratis a cualquier funcionario público que se rehúse a entregar dichas licencias.

En su fallo del viernes por votación de 5-4, la Corte Suprema no eliminó los derechos a la libertad religiosa, declaró Paxton en su opinión.

“Ese nuevo derecho constitucional federal del matrimonio entre personas del mismo sexo puede y debe coexistir pacíficamente con los derechos constitucionales y legales vigentes desde hace mucho tiempo, como el derecho al libre ejercicio de la religión y la libertad de expresión”, escribió el procurador general.

Aunque muchos republicanos han expresado su desacuerdo con el fallo de la Corte Suprema, las autoridades en la mayoría de los estados dijeron que la acatarían.

Los comentarios de Paxton reiteran los que hizo el viernes el gobernador Greg Abbott acerca de que la decisión de la Corte Suprema no puede obligar a los texanos a que actúen contra sus creencias religiosas.

“A pesar de los fallos de la Corte Suprema, continúa protegido el derecho fundamental de los texanos a la libertad religiosa”, declaró Abbott.