Comienzo de la represión del cristianismo puertorriqueño

Carlos Pérez 2Por: Sacerdote y Lcdo. Carlos Pérez Toro

De nuevo este gobierno nos deja sorprendidos. Lamentablemente, algunos de los que ostentan el poder, en este momento histórico, no pierden ocasión para adelantar su agenda ideológica anti cristiana. De hecho, podemos afirmar, que no ha habido institución jurídica en nuestro país, que ellos no hayan pretendido trastocarla, redefiniéndola, para poder alejarla de su origen cultural judeo-cristiano. En el fondo la pretensión cultural de esta mayoría transitoria es construir una sociedad post- cristiana, en la que no solo se nos aleja de nuestras raíces religiosas, sino que se pretende construir una cultura que se oponga claramente a la concepción cristiana de ser humano. Pensemos en los ataques contra el matrimonio, la adopción jurídica, y la libertad religiosa. Pensemos en la pretensión de enseñar en las Escuelas Públicas la ideología de género, cuya finalidad última es afirmar que existen distintas orientaciones sexuales tan legítimas como la heterosexualidad. Sin duda para algunos personajes de esta mayoría transitoria, el cristianismo es un problema social, tipo enfermedad mental, que debe ser eliminada a toda costa, y todo en colaboración con grupos ideológicos minoritarios que no representan la mayoría silente de nuestro país.

Como si fuera poco todo lo anterior, este gobierno está empujando un proyecto de ley, P. de C. 2464, que será, sin lugar a dudas, la culminación de este proceso destructivo de nuestra cultura cristiana. En ese proyecto represor, se pretende eliminar todas las procuradurías actuales, para crear una especie de “procuraduría sombrilla”, que se llamará “La Defensoría de los Derechos Humanos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”. En el fondo, por primera vez en nuestra historia, se crea un ente de carácter policiaco, cuya finalidad última será perseguir, sancionar, e incluso meter en la cárcel, a los que piensen distinto sobre temas opinables, como son los temas relacionados con la orientación sexual y la identidad de género, que se expresan y concentran en los llamados derechos de la comunidad LGBTTQI.

En efecto tendremos una ley que hará política pública la defensa de la orientación sexual y la identidad de género como un derecho humano, sin definir sus contornos y alcance, dando a entender que la arbitrariedad ideológica de los que controlarán esas procuradurías, determinará el rumbo represor que esos entes públicos tomarán, para atacar, perseguir y silenciar la tradición cristiana que configura nuestra identidad como pueblo puertorriqueño.

De hecho, en los Estados Unidos, entes parecidos al que se pretende promover aquí en Puerto Rico, han sido utilizados para perseguir, sancionar admirativamente y amenazar con cárcel, a los cristianos que han pretendido actuar públicamente conforme a sus creencias bíblicas.

Este proyecto pretende crear unos entes públicos que se encargarán de sustituir las procuradurías eliminadas, y todas estarán bajo la sombrilla de la “Defensoría de los derechos humanos del Estado Libre Asociado”. Todos estos nuevos entes públicos, que se llamarán defensorías, estarán controlados absolutamente por unos Consejos Directivos. Lo curioso es que para ser miembro de estos Consejos Directivos, uno tiene que pertenecer a Organizaciones No gubernamentales (ONG) cuyas características ideológicas, que exige la ley, son de tal naturaleza, que las organizaciones cristianas no podrían cumplir con los requisitos requeridos para poder ser consideradas como una ONG bona fide. Es decir esos consejos directivos no serán organismo “de consenso”, respetuosos de la diversidad, sino grupos “integristas”, sin restricciones ni lealtades, que actuarán según criterios ideológicos cerrados.

Todas esas nuevas entidades creadas en virtud de esta ley, tendrán una autonomía absoluta , que escapará el control fiscalizador de la Legislatura o el Gobernador.

Entre las propuestas ideológicas de este proyecto de le ley, se encuentra la reducción de la defensa de la libertad religiosa al aspecto meramente no discriminatorio. Pero, por otro lado, pretende promocionar, con proyectos y propuestas positivas, la orientación sexual y la identidad de género. Categorías que no son definidas, y cuyo alcance jurídico exige encontrar un acomodo razonable, que no infrinja derechos fundamentales, protegidos en nuestra constitución, como es la libertad religiosa.

En última instancia, lo que se pretende con este proyecto de ley es crear un “chilling effect” sobre la diversidad religiosa de nuestro país. Se creará una cultura de intimidación contra grupos cristianos que no sean afines a estas organizaciones no gubernamentales, que en el fondo son sectas ideológicas, de carácter exclusivo y excluyente, como es el Proyecto Matria, y su líder sectaria la Lic. Amarilis Pagan.

“Es cuestión de valores y no de colores” lo que yo he planteado aquí. Por eso hago un llamado a los miembros nobles y cristianos del Partido Popular, que sin duda son una mayoría significativa dentro de ese partido, a que hagamos un frente común, con todos los hombres y mujeres de buena voluntad de nuestro país, para oponernos a los que pretenden infringir derechos constitucionales que han constado sangre y sacrificio a nuestros antepasados.
______
P de C 2464, Exposición de Motivos, pág. 3: “Por su naturaleza, estas entidades deben ser organismos autónomos que no respondan a ninguna institución gubernamental ni reciban instrucciones de otra autoridad, ni de parte interesada. En síntesis, para que una institución de derechos humanos cumpla cabalmente con estos principios debe disponer de autonomía suficiente, de autoridad cuasi judicial y de capacidad para atender los reclamos sobre derechos fundamentales su naturaleza, estas entidades deben ser organismos aut6nomos que no respondan a ninguna institución gubernamental ni reciban instrucciones de otra autoridad, ni de parte interesada. En síntesis, para que una institución de derechos humanos cumpla cabalmente con estos principios debe disponer de autonomía suficiente, de autoridad cuasi judicial y de capacidad para atender los reclamos sobre derechos fundamentales”

Solución: La Familia

VoceroNota Editorial Periódico El Vocero de Puerto Rico
Edición Mayo 13 de 2015

La familia no es un problema: es la solución. Y no solamente es la solución, sino que también ayuda a solucionar diversos problemas. Todo el mundo sabe la influencia que el ambiente del hogar ejerce en el posterior comportamiento social de los hijos. Por la tanto, la familia es la gran ayuda en la resolución de los “megaproblemas” sociales, como son la drogadicción y la criminalidad. Fortalecer la familia, es ir solucionando con profundidad esos problemas. Y como tomará tiempo resolverlos, por eso precisamente hay que empezar desde ahora. Por eso, deberíamos ir siempre en la dirección de fortalecer la familia, no de debilitarla, ni diluir ni hacer desaparecer su genuino contenido.

La institución familiar es la célula primaria del viviente tejido social: ¡no deshagamos este tejido! Y la familia es también el primer lugar donde las hijas e hijos aprenden, junto a mamá y a papá, a convivir en sociedad; y a resolver, por tanto, en paz y concordia, los diversos conflictos. Ayudar al fortalecimiento y estabilidad de la familia es dar soluciones profundas a los males sociales. Por eso, sería deseable que la decisión que emita el Tribunal Supremo de Estados Unidos en el próximo mes de junio, vaya en la línea de la sensatez que cabría esperar de tan alto foro: porque al fin y al cabo el tema a dilucidar es una cuestión de sentido común. A veces se dice que el sentido común es el menos común de los sentidos. Sin embargo, esta afirmación no pasa de ser una broma. También hay quienes aseguran, que el sentido común es el conjunto de los prejuicios que se inculcan en la juventud. Pero esta aseveración, no es sino un prejuicio sobre el sentido común.

En el diccionario se recoge que el sentido común es la facultad que la generalidad de las personas tiene, de juzgar razonablemente las cosas. Por tanto, es la aptitud o capacidad de formar juicio conforme a la razón. Y cuando se dice de algo que es “de sentido común”, se quiere significar que es conforme al buen juicio natural de las personas. En tono coloquial, para referirse a alguna expresión que es de sentido común, se suele decir que es algo que “se cae de la mata”. Esta frase, según el “Tesoro Lexicográfico del Español de Puerto Rico”, que es una monumental obra de distinguidas profesoras del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, se aplica a algo que es evidente y lógico. Y lo evidente no necesita demostración. Por otra parte, el periodista y escritor inglés, Chesterton, manifestó que “una sociedad está en decadencia cuando el sentido común ha llegado a ser poco común”.

Aplicando esto a la propuesta controvertida sobre el pretendido “matrimonio” igualitario, sería muy deseable que no imitemos a esos pocos países y jurisdicciones “avanzados” -avanzados en decadencia social-, por la falta de sentido común que exhiben en estos momentos una exigua pero influyente minoría. Además, el actual debate sobre que el matrimonio siga siendo entre un hombre y una mujer, no es una “contienda” entre religiosos y derechos humanos, es un artificial debate entre la convicción razonable y razonada de una gran mayoría, y la conveniencia individual de muy pocas personas.. Por un lado, la convicción de que el matrimonio es entre un hombre y una mujer responde a razones obvias de tipo etimológico, biológico, histórico, etc. Si se actúa por convicción, con sentido común y buena voluntad, es fácil acertar. Por otro lado, si se actúa por conveniencia, para ver hasta dónde llega el poder de determinados grupos que ejercen presión a través de diversos medios, se hace separadamente de los razonamientos. Y entonces se suele recurrir al sentimentalismo, a adoptar actitudes pocos comprensivas, a proclamar derechos inexistentes, así como a ridiculizar a los que llaman “oponentes”.

Por eso, el que la inmensa mayoría de personas estén a favor del matrimonio natural, no supone ninguna discriminación injusta. Más bien protege los derechos humanos de todas las personas, incluidas las homosexuales: estas merecen respeto y consideración y tienen derecho a que no se les confunda con un supuesto “matrimonio”. Y respecto a las diversas cuestiones económicas, de herencia, etc., hay otros mecanismos jurídicos para resolverlas. Además, la palabra discriminación es una palabra discriminada. Si acudimos al diccionario de la lengua española, veremos que discriminación o discrimen tiene dos acepciones. La primera es la de separar, distinguir entre lo que es diverso.

La segunda acepción es dar trato de inferioridad a una persona o colectividad por motivos raciales, políticos, religiosos, etc. Ésta es la que puede denominarse discriminación injusta. Y es, por ejemplo, por la que se puede demandar a una empresa que discrimina contra un empleado por edad, sexo, afiliación política, embarazo, etc. Sin embargo, no se discrimina injustamente contra nadie, si en un viaje en avión se va en clase turista y no en primera clase. Esta separación es lógica. Lo que hace la aerolínea es una discriminación en su primera acepción, que está en función de lo pagado, y que no conlleva injusticia alguna. Igualmente, nadie discrimina injustamente contra el varón porque no pueda dar a luz, mientras la mujer sí tiene esa posibilidad. Y por esto, no está siendo discriminado en sus derechos humanos. Simplemente, se da una discriminación natural y lógica, es decir, en su primera acepción.

Por tanto, la familia no es un problema: es la solución. Y no solamente es la solución, sino que también ayuda a solucionar diversos problemas actuales, y evita que se originen muchos en el futuro.

Fuente: http://elvocero.com/solucion-la-familia/

Gobierno por decreto…

cesar vazquezDr. César A. Vázquez Muñiz
Portavoz Puerto Rico por la Familia

Hoy el señor Gobernador emitió una orden ejecutiva autorizando “el uso medicinal de algunas o de todas las substancias controladas o componentes derivados de la planta de cannabis”. Es decepcionante que ante circunstancias más críticas y apremiantes para Puerto Rico el señor Gobernador haya decidido inaugurar su gobierno por decreto con este asunto.

Esta acción del ejecutivo demuestra que la Secretaria de Salud tenía poderes en ley para autorizar cualquier investigación sobre cualquier sustancia controlada y que el proyecto de la cámara 1362 era innecesario. Por otro lado violenta la autoridad de las cámaras legislativas que tienen ante si un proyecto sobre el uso medicinal de la marihuana y sobre el que no ha actuado todavía. Esta acción podría ser inconstitucional.

En términos sustantivos la orden ejecutiva no añade nada a la posibilidad de utilizar los componentes medicinales activos de la marihuana para tratar alguna condición médica. Ya existen estos componentes purificados con una indicación médica establecida por FDA y que están disponibles para el uso en Puerto Rico. De todas maneras el señor Gobernador no puede establecer qué es un medicamento ni tampoco puede establecer qué indicación médica tiene. Para eso está la FDA que es quien tiene la facultad en ley para ambas cosas. A esto le llaman campo ocupado.

Me parece que esta acción del señor Gobernador pretende dar la impresión de que está haciendo algo cuando en realidad es muy poco lo que está haciendo. De todas maneras, la Secretaría de salud tiene que dejarse llevar por los criterios establecidos en la ley de sustancias controladas de Puerto Rico para hacer alguna reclasificación de alguna substancia. Apelamos a su profesionalismo y sensatez. En el caso particular de la marihuana fumada, esta, que es clasificación uno, no puede ser reclasificada a clasificación dos por que no tiene un uso médico aprobado en Estados Unidos.

¿Por qué el señor Gobernador firmó esta orden ejecutiva? Me parece una bravuconada, expresión del supremo derecho al pataleteo que tienen todos aquellos que no pueden lograr lo que pretenden. Si estábamos preocupados sobre qué dirección iba a tener Puerto Rico, ahora más…

La homosexualidad y la pedofilia: ¿están relacionadas?

vascosLa relación que existe entre la homosexualidad y la pederastia es un aspecto esencial dentro de ambos fenómenos y uno de los temas que algunos activistas gay desean negar o ignorar, mientras que otros lo admiten sin reparos.

La Dra. Judith A. Reisman, ex profesora de investigación de la American University y testigo en calidad de experta ante la comisión sobre la pornografía del fiscal general de Estados Unidos, confirma que solamente el 9% de la población heterosexual, es pederasta. En cambio la población homosexual pederasta alcanza el 60%.[1] En otras palabras, el 87% de la población pederasta es homosexual, mientras que el 13% restante es heterosexual. Sin embargo, la Asociación Americana de Psiquiatría, compuesta mayormente por activistas gay, niega que exista esta relación.

Por otra parte, según el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentaleslos pederastas adultos son varones en más de un 90% de los casos. El informe publicado en 2004 por el John Jay College, considerado como el más completo sobre el tema en EE.UU., constata que además, el 81% de las víctimas eran también varones. En otras palabras, ya sea que el agresor se declare homosexual o no, la pederastia implica un acto homosexual en la gran mayoría de los casos, donde tanto el adulto como el niño son varones[2].

La Dra. Reisman llevó a cabo dos estudios científicos: Crafting Gay Children: An Inquiry into the Abuse of Vulnerable Youth Via Establishment Media and the School Room (“Niños homosexuales producto del artificio : Una investigación del maltrato de la juventud vulnerable a través del establishment de los medios de comunicación y del aula escolar”, traducción libre) y Partner Solicitation Language as a Reflection of Male Sexual Orientation (“El lenguaje seductor como reflejo de la orientación sexual masculina”, traducción libre). Ambos estudios constituyen un seguimiento a la labor de investigación que Reisman comenzó con su estudio Kinsey: Crimes and Consequences(“Kinsey: crímenes y consecuencias”).

La investigación de Reisman, que se ha basado en estadísticas del gobierno obtenidas en 1992, señala que el 9% de entre 86 y 88 millones de hombres heterosexuales maltrató sexualmente a 8 millones de chicas menores de 18 años, lo cual constituye el 25% de todas las chicas de esa edad. Un porcentaje no determinado de hombres que practican el homosexualismo maltrató de 6 a 8 millones de chicos menores de 18 años, lo cual constituye del 17 al 24% de todos los chicos de esa edad. Ello implica que de 3 a 4 chicos son víctimas del maltrato homosexual por cada hombre que practica el homosexualismo. Sólo 0.09 chicas son víctimas de maltrato sexual por parte de un hombre heterosexual, lo que significa que el promedio de dicho maltrato es que 1 de cada 11 hombres heterosexuales maltrata sexualmente a una chica menor de 18 años.

El Journal of the American Medical Association, la revista de la Asociación Médica de Estados Unidos, publicó los siguientes datos que vienen a corroborar los hallazgos de Reisman: el 50% de las víctimas masculinas del SIDA informaron que, cuando había cumplido los 16 años, ya había tenido relaciones sexuales con un hombre adulto y el 20% de las mismas informó que, cuando había cumplido los 10, también ya había tenido este tipo de relaciones con un hombre adulto.

Estudios realizados por otros profesionales

Hay otros estudios que también corroboran las afirmaciones de Reisman en cuanto a que existe una relación entre homosexualidad y pederastia. A continuación sintetizamos los resultados en cuanto al porcentaje de personas que practican el homosexualismo que son pederastas:

  • 36% (Journal of Sex & Marital Therapy, K. Reund et al., 1984).
  • 33% (Eastern Psychological Assoc. Convention, Nueva York, Dr. Raymond A. Knight, 1991).
  • 22% (Journal of the American Medical Association, J. Wassermann, et al., 1984, 1986).
  • 42% (Journal of Interpersonal Violence, W. L. Marshall et al., 1991).
  • 60% (Psychiatric Journal, University of Ottawa, J. W. Bradford et al., 1988).

Además, la mayoría de los estudios concluyen que los homosexuales representan un 2 o 3% de la población total[7].

Reducción de la edad de consentimiento en el mundo

Uno de los aspectos que ocupan al movimiento político gay es el esfuerzo por reducir la edad legal o de consentimiento para las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. No pocos grupos de homosexuales quieren lograr que sea permitida la actividad sexual entre adultos y niños. Un estudio reciente del Family Research Council analiza los intentos para reducir la edad del consentimiento en diversas partes del mundo.[8]

En Sudáfrica, Kevin Bishop está fomentando la abolición de las leyes que imponen límites de edad para las relaciones sexuales[9]. Bishop incluso es favorable al incesto y cita los trabajos de dos psicólogas de Estados Unidos quienes se decantan por la opinión de que la introducción a la vida sexual es mejor cuando tiene lugar dentro de la misma familia. En Gran Bretaña la presión para descender la edad de consentimiento tiene mucha fuerza. Una organización de homosexuales está promoviendo su reducción a los 14 años y otro grupo lanzó una querella ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, afirmando que es injusto mantener un nivel de edad superior para los homosexuales comparado con el de los heterosexuales. Los argumentos de ese grupo encontraron acogida en el gobierno de Blair y en 1998 los laboristas intentaron dos veces obtener la aprobación del parlamento para rebajar la edad de consentimiento de los homosexuales de 18 a 16 años. En las dos ocasiones la cámara de los Lores rechazó la iniciativa. Hace cuatro años el límite de edad para los homosexuales fue reducido de 21 a 18 años.

Los homosexuales han tenido mayor éxito en los Países Bajos donde la edad de consentimiento está en los 12 años, a no ser que el joven presente una queja ante las autoridades. Allí una asociación de homosexuales obtuvo un triunfo en la abolición de una ley de 1971 que prohibía las relaciones sexuales entre los mayores de 21 años y los menores de 21 años. Hoy en día se permite el contacto sexual entre adultos y niños, aunque sólo si los padres del niño lo permiten.[9]

En Canadá, el estado de Ontario ya disminuyó la edad de consentimiento para los homosexuales a 14 años, y en 1995 la Corte Suprema de Canadá declaró que los homosexuales podían cualificarse para la protección como minoría. En mayo de este año la Corte Suprema continuó con su apoyo a los homosexuales indicando a Ontario que debe redefinir el término de esposos para incluir a las parejas homosexuales.

En Estados Unidos la campaña por la promoción de las relaciones sexuales con menores de edad no ha tenido tanto éxito. Sin embargo, diversos grupos de homosexuales se mantienen activos en el reclutamiento de jóvenes para sus filas. Y aunque los tribunales no han imitado el ejemplo de Canadá se debe recordar que la juez de la Corte Suprema, Ruth Bader Ginsburg, mientras fue abogada del grupo de derechos civiles (American Civil Liberties Union) firmó un informe que recomendaba bajar la edad de consentimiento a los 12 años. A pesar de que el contacto sexual entre adultos y menores de edad no es legal en Estados Unidos diversos estudios revelan que un porcentaje elevado de los abusos cometidos contra niños procede de los homosexuales. Así como los homosexuales suman cerca del 2% de la población, constituyen alrededor de la tercera parte de los que agreden a los niños.

La mayor revista pro homosexual en EE.UU., The Advocate, publicó un artículo de un tristemente conocido líder homosexual que opina que“la pederastia no es un desorden parafílico, sino algo que lo libera”. Este líder homosexual fue presidente de la ‘Alianza de Activistas Homosexuales de Nueva York’ (New York Gay Activists Alliance), fundó la ‘Coalición para los Derechos Lésbicos y Homosexuales’ (Coalition for Lesbian and Gay Rights), la ‘Asociación del Amor entre Hombres y Niños de Norteamérica’ o NAMBLA (North American Man-Boy Love Association), una organización de pederastas, y escribió un libro sobre la primera etapa del movimiento activista pro homosexual. Por otro lado, un investigador analizó el contenido de la revista homosexual The Advocate entre los años 1972 y 1991, y encontró que entre el 10% y el 20% de sus anuncios explícitamente promovían la pederastia.

El boletín de la corriente principal del sector homosexual de la población, Gay Community News (“Noticias de la Comunidad Homosexual”), con un tono cínico y ofensivo, publicó lo siguiente:

Les practicaremos la sodomía a sus hijos, emblemas de su débil masculinidad, de sus superficiales sueños y mentiras vulgares. Los seduciremos en sus escuelas, en sus dormitorios, en sus gimnasios…

Michael Swift, Gay Community News, 15 de febrero de 1987

Por su parte, la revista homosexual de noticias, San Francisco Sentinel (“El Centinela de San Francisco”), publicó:

El amor entre hombres y niños es fundamental para la homosexualidad. Para la comunidad homosexual decir que el amor a los niños no es homosexual es ridículo.[10]

San Francisco Sentinel

A pesar de esto, parte de las estrategias políticas del movimiento gay consiste en negar todo vínculo entre homosexualidad y pederastia.

Luis Fernández Cuervo, doctor en medicina, opinó lo siguiente en relación a la homosexualidad y la estrategia de los activistas pedófilos para cambiar la legislación vigente.

“La homosexualidad, ya sin el aliciente de lo prohibido, también pide dar un paso más en su “progreso”. Surge así y se va extendiendo mundialmente la corrupción sexual de menores de edad. Este abuso en algunos casos es heterosexual, pero en la mayoría no es sino un nuevo aliciente de la homosexualidad. Todavía se persigue con la ley y las redadas policiales. Pero los pedófilos están siguiendo la misma táctica que siguieron los antiguos homosexuales. Se agrupan, se organizan, crean sus medios económicos, políticos y publicitarios e intentan, con perseverancia, cambiar las leyes y que se declaren permitidas las relaciones sexuales entre adultos y menores de edad, “siempre que esos menores den su libre consentimiento”. Cuando esto alcance su aprobación legal y social ¿cuál será el siguiente paso en este asesinato de la dignidad humana?[11]

Relación entre homosexualidad y pedofilia en la Iglesia Católica

Artículo principal: Casos de abuso sexual cometidos por miembros de la Iglesia católica

El 12 de abril de 2010, el cardenal Tarcisio Bertone fue consultado por la prensa acerca de la incidencia del celibato en la aparición de casos de pederastia en la Iglesia Católica. El número dos del Vaticano respondió que de acuerdo con los expertos, las causas de la pedofilia hay que buscarlas en el homosexualismo, no en el celibato.

“ Han demostrado muchos psicólogos, muchos psiquiatras, que no hay relación entre celibato y pedofilia, pero muchos otros han demostrado, y me han dicho recientemente, que hay relación entre homosexualidad y pedofilia… Esto es verdad,éste es el problema[12]. ”

Estas palabras han desatado la ira de colectivos homosexuales y la protesta formal de algunos países[13].

En las estadísticas facilitadas recientemente por monseñor Charles J. Scicluna sobre los casos remitidos a la Congregación para la Doctrina de la Fe entre los años 2001-2010, resulta que solo un 10 por ciento de los casos eran de pederastia en sentido estricto, mientras que el 90 por ciento tenían que ver con adolescentes: el 60% hacen referencia a actos sexuales con personas del mismo sexo y el 30% de carácter heterosexual. Es decir, en la gran mayoría de los casos se trata de varones que abusan de menores del mismo sexo.

Los datos confirman que entre el clero católico no se dan más casos de abusos a menores que en otros ámbitos. Ciertamente, nadie ha dicho (tampoco Bertone) que cualquier homosexual sea un pederasta ni que cualquier sacerdote con tendencia homosexual abuse de menores. Pero igualmente habría que reconocer que en la Iglesia el problema de los abusos a menores no proviene de los sacerdotes que viven el celibato, sino de los que no lo viven y que, según se ha visto, en su gran mayoría se sienten atraídos por adolescentes varones.

Lo que molesta es que las palabras de Bertone hayan suscitado un tema que hoy es tabú, como si cualquier dato que vaya en desmedro de la conducta homosexual debiera silenciarse. Como ha declarado el profesor Massimo Introvigne, los que se rasgan las vestiduras “buscan prohibir la cita de aquellos datos estadísticos que consideran como políticamente incorrectos. Es una forma de censura inaceptable, en ocasiones disfrazada de científica”. Pero los datos estadísticos son números y “estos números, en cuanto tales, no deberían ofender a nadie y no se les puede hacer decir más –ni menos– de lo que dicen”

  1. Judith A. Reisman, Crafting Gay Children. Psychiatric Journal, University of Ottawa, J. W. Bradford et al., 1988
  2. 2,0 2,1 Homosexualidad, celibato y pederastia
  3. Entrevista con Eulogio López, fundador y director de hispanidad.com
  4. Los gays pasan de la homosexualidad a la pederastia
  5. Dr. Cameron, Paul. “Links Between Homosexuality and Pedophilia”. Nueva York, 6 de octubre del 2001. “Child Molestation and Homosexuality”. Family Research Institute.
  6. Vínculo entre homosexualidad y pederastia
  7. ¿Cuántos millones de homosexuales dice usted que hay en España?
  8. Dr. Van den Aardweg, doctor en psicología en Ámsterdam.
  9. 9,0 9,1 Conoze.com, Los homosexuales y la edad de consentimiento.
  10. Respuestas al lobby gay. Cultura de la muerte. Algunos aspectos y frutos.
  11. El Vaticano relaciona la pederastia con la homosexualidad y no con el celibato
  12. Pederastia, homosexualidad y diccionarios obsoletos

Es gay, es agnóstico y razona con contundencia por qué votará contra la redefinición del matrimonio

MillsEl 22 de mayo tendrá lugar un referéndum en Irlanda para redefinir el matrimonio de modo que pueda reconocerse legalmente esa condición a personas del mismo sexo. El país ya dispone desde 2010 de una ley de uniones civiles que prácticamente equipara la unión homosexual con el matrimonio, pero ahora se pretende una igualdad por inclusión, lo cual puede obligar a una reforma constitucional. Según datos de 2011, en Irlanda hay 143,600 uniones civiles, de las cuales 4042 son del mismo sexo, un 2.81%.

Dentro del debate sobre la cuestión, destaca la posición adoptada públicamente en el diario Independent por Keith Mills, un homosexual que se confiesa agnóstico y explica las razones por las que votará el día 22 contra la redefinición del matrimonio.

Por su interés, reproducimos el artículo de Mills en su integridad.

Por qué votaré “no” al matrimonio del mismo sexo, aunque soy gay
Dado que el debate público sobre el próximo referéndum sobre el matrimonio homosexual se puso en marcha seriamente la semana pasada, se te puede perdonar si piensas que las dos partes enfrentadas consisten en toda la comunidad gay y los partidos políticos favorables a la redefinición del matrimonio, con la sola oposición de la Iglesia Católica y organizaciones católicas como el Iona Institute. La verdad, sin embargo, es más compleja, como yo sé bien al ser un hombre gay agnóstico que apoya el voto al “No” en mayo.

Si bien no tengo dudas de que la mayoría de la comunidad gay “out” están probablemente a favor del “sí”, sé que no soy la única voz que se opone a este voto, pero sí que soy uno de los pocos que quiere expresarse libremente sobre este tema. Es bien sabido también que varios políticos tienen reservas sobre este importante cambio en la legislación, pero no están preparados para hablar claramente por miedo a desobedecer la política del partido.

Mi objeción al matrimonio homosexual se basa en dos principios fundamentales: primero, que el Estado, sus organismos e instituciones encargadas del bienestar de los niños deben ser capaces de proporcionarlesuna familia con un padre y una madre y, segundo, creo que las uniones civiles son un modo mejor de reconocer legalmente las uniones homosexuales y de proporcionar todos los derechos que proceden del matrimonio civil; son, además, un modo mejor de expresar la diversidad.

Desgraciadamente para los que apoyan su redefinición, en Irlanda no se puede debatir sobre el matrimonio sin debatir sobre la familia. Dejando de lado las limitaciones al divorcio, el único matrimonio mencionado en la Constitución está en la sección 41, donde el Estado se compromete a custodiar el matrimonio como la institución en la que se fundamenta la familia. Distintos Fiscales Generales han dicho a sus compañeros de gobierno que el matrimonio homosexual está en conflicto con esto.

Obviamente, existen otras unidades familiares y los niños pueden crecer satisfactoriamente fuera del matrimonio tradicional; pero al mismo tiempo que todos los niños deben ser protegidos por igual ante la ley,el matrimonio debe seguir siendo la piedra angular de la unidad familiar y el mejor modo de hacer esto es no redefinirlo. El resultado de permitir que parejas homosexuales se casen es que las agencias que se ocupan de encontrar padres que quieran adoptar y acoger a niños no pueden legalmente favorecer a familias que tengan un padre y una madre, algo que está comprobado es el mejor ambiente para los niños.

Vale la pena recordar que otros países como Portugal han separado la introducción del matrimonio homosexual del derecho de las parejas homosexuales a adoptar, por lo que las parejas se pueden casar, pero no pueden adoptar. En Irlanda debe solucionarse la cuestión de la familia y los derechos de adopción a través del proyecto de Ley para la Infancia y las Relaciones Familiares, prometida hace más de un año. Cuando este proyecto se convierta en ley, los niños adoptados por parejas homosexuales u personas solteras tendrán los mismos derechos que los otros niños. Si esta ley no se hubiera demorado, habría permitido un debate más claro sobre los peligros y cualquier mérito inherentes a la redefinición del matrimonio.

Incluso si uno no ve el mérito en que el Estado y sus agencias permitan que se favorezca a las familias que pueden proporcionar un padre y una madre a un niño, hay otras razones para votar “No” en el referendum de mayo. Hace cinco años introducimos las uniones civiles con el apoyo de todos los partidos en el Dail y esto ha demostrado ser un éxito porque ha permitido que las parejas homosexuales vean reconocidas sus relaciones legalmente, lo que ha demostrado que los homosexuales claramente consideran el reconocimiento legal como algo positivo y que ha proporcionado un apoyo esencial en los que respecta a los derechos de herencia, el estatus familiar, los beneficios relacionados con el empleo, etc. Casi todas las áreas donde difieren las uniones civiles del matrimonio civil tienen que ver con el hecho de la adopción infantil y cualquier falta se eliminará del proyecto de Ley para la Infancia y las Relaciones Familiares. Me molesta, por consiguiente, que quienes defienden el matrimonio homosexual intenten retratar a las uniones civiles como un “matrimonio de segunda clase”. No es en absoluto así como yo y otras personas lo vemos.

Las uniones civiles difieren de los matrimonios civiles en que las primeras se anulan, en vez de obligar a las parejas homosexuales a atravesar por un divorcio, un proceso mucho más difícil y a menudo más caro; además, el adulterio no se considera base para disolver una unión civil, mientras que sí lo es para el divorcio en un matrimonio. Esta diferencia se debe a que las uniones civilies no se consuman del modo como lo hace un matrimonio; los matrimonios no consumados también pueden ser disueltos.

Si las parejas homosexuales desean cambiar la unión civil, permitiendo que el adulterio se considere una base legal para acabar con la unión y desean obligar a todas las parejas a atravesar por un proceso de divorcio en nombre de la “igualdad”, entonces tenemos que abrir este debate en lugar de redefinir el matrimonio, una institución que se estableció para apoyar a los niños y que no refleja la realidad de la mayoría de las relaciones homosexuales.

Personalmente creo que las uniones civiles son el modo mejor para reflejar la realidad de la mayoría de las uniones homosexuales y la idea de que el matrimonio civil del tipo “una medida igual para todos” es el método de reconocer legalmente todas las uniones no responde al hecho de que la relación que un hombre establece con otro hombre es intrínsecamente diferente de la relación que un hombre establece con una mujer. Esta diferencia es tan fundamental como la que hay entre un hombre y una mujer.

En Irlanda tenemos la suerte de poder decidir si el matrimonio debe ser protegido tal como es ahora o si debe ser redefinido a instancias de una pequeña pero ruidosa minoría. El pequeño número de países que ha legalizado el matrimonio homosexual lo ha hecho sin referéndum y a menudo contra la opinión pública, causando un gran resentimiento.

Como hombre homosexual pienso que hay muchas maneras de gastar los 20 millones de euros que va a costar este referéndum para beneficiar a la comunidad gay y a una sociedad más amplia. Este referéndum es innecesario y debería rechazarse para mantener la posición especial y única que tienen las madres y padres y para reconocer legalmente la diversidad de las relaciones homosexuales.

Fuente: http://www.religionenlibertad.com/es-gay-es-agnostico-y-razona-con-contundencia-por-que-votara-42131.htm

LLAMADO A LA ORACIÓN: El matrimonio y la Corte Suprema

Rusell Moore

Por: Russell Moore

NASHVILLE (BP) — Falta muy poco para que la Corte Suprema decida si los estados pueden elegir legalmente si definen o no al matrimonio como la unión de un hombre con una mujer. Es un momento crucial en la historia del país.

La Comisión de Ética y Libertad Religiosa ha presentado informes ante la corte; argumentado en público y en privado sobre la importancia para el bien común de definir el matrimonio como la unión de un hombre con una mujer; y muchas otras cosas más que sería muy largo mencionar aquí.

Pero más allá de todo esto, nosotros como cristianos y como iglesias, debemos de orar — porque el matrimonio no es solamente otro asunto más en la guerra cultural.

Como cristianos sabemos que ni siquiera es posible que ningún gobierno de hecho redefina lo que Dios ya ha definido desde la eternidad. El matrimonio es más que el simple acto de registrar relaciones en un juzgado.

El matrimonio se trata del bienestar común y del florecimiento de la sociedad, aunque también es un icono de la unión entre Cristo y su iglesia, implantado en la creación (Efesios 5:22-31). Sin una visión cristiana del matrimonio, no tendremos una visión cristiana del Evangelio.

Como iglesia debemos orar que el matrimonio no sea tratado como si fuera una casa desfigurada obstruyendo la construcción emprendida por el gobierno — sólo para ser desenraizada en pos del

progreso. Y aún así, por otro lado, debemos orar y pedir a Dios que nos dé sabiduría para que al ir avanzando podamos esclarecer amablemente nuestras convicciones sobre la importancia del matrimonio, tomando en cuenta quiénes somos como hombres y mujeres a la luz del Evangelio, del misterio de Cristo y de Su iglesia.

Debemos orar para que Jesús supere la atrofia en la que hemos permitido que caigan nuestros propios matrimonios y familias desde hace demasiados años. La creencia que hay en nuestras iglesias de que la cultura era suficiente para mantener intactos a nuestros matrimonios ha sido expuesta a la luz como una desgracia desastrosa. Con caos como el del adulterio, el abandono y el divorcio

galopando sin control en nuestras iglesias, ¿cómo pudimos pasar por alto entonces, en ese momento, que estábamos entregando nuestros matrimonios y nuestras familias en las manos de la cultura?

Pero más que nada, debemos orar que podamos mantenernos firmes, sin importar si la corte más importante del país reconoce o no lo inmutable. Debemos amar a nuestros prójimos lo suficiente para tener la confianza de la gente que ha escuchado una palabra de Dios y la confianza de un pueblo que está en una misión con Dios. Debemos aprender de nuestro Salvador, quien no fue sorprendido por el pecado sexual de la mujer samaritana ni tuvo miedo al pronunciar una palabra de arrepentimiento para su conciencia. “Mujer, ve a llamar a tu esposo y vuelve acá” es nuestro modelo: una evaluación honesta del pecado y una invitación abierta a venir a Jesús.

Los riesgos son muy grandes. El precio a pagar por una equivocación sobre el matrimonio es muy caro y tal como se presenta en el resto de la revolución sexual, los niños terminan pagando un gran porcentaje de la cuenta. Es algo que tremenda importancia para nuestra nación y para las futuras generaciones que estemos de acuerdo con Dios en esto.

Oremos para que la Suprema Corte lo entienda correctamente y permanezca dentro de los límites de su autoridad –reconociendo que el estado no creó a la familia, y por ende no la puede recrear. Y al mismo tiempo oremos con confianza, sabiendo que sin importar lo que decida la corte, en el otro lado de nuestras guerras culturales hay una contra-revolución sexual esperando un renacimiento.

Russell Moore es el presidente de la Comisión de Ética y Libertad Religiosa, una entidad de la Convención Bautista del Sur.

Revelador estudio científico demuestra las funestas consecuencias de las operaciones de reasignación de sexo

Estudio transgeneroEstudio científico confirma que las personas que se someten a la operación denominada “reasignación de sexo” llevada a cabo en los transexuales, tienen una mayor probabilidad de muerte, comportamiento suicida y serios problemas siquiátricos. En otras palabras; lejos de resolver el “problema”, les produce unos mucho más graves. Interesante que este estudio no se haya publicado en los periódicos y medios informativos de nuestro país.

Long-term follow-up of transsexual persons undergoing sex reassignment surgery: cohort study in Sweden.

Abstract

CONTEXT:

The treatment for transsexualism is sex reassignment, including hormonal treatment and surgery aimed at making the person’s body as congruent with the opposite sex as possible. There is a dearth of long term, follow-up studies after sex reassignment.

OBJECTIVE:

To estimate mortality, morbidity, and criminal rate after surgical sex reassignment of transsexual persons.

DESIGN:

A population-based matched cohort study.

SETTING:

Sweden, 1973-2003.

PARTICIPANTS:

All 324 sex-reassigned persons (191 male-to-females, 133 female-to-males) in Sweden, 1973-2003. Random population controls (10:1) were matched by birth year and birth sex or reassigned (final) sex, respectively.

MAIN OUTCOME MEASURES:

Hazard ratios (HR) with 95% confidence intervals (CI) for mortality and psychiatric morbidity were obtained with Cox regression models, which were adjusted for immigrant status and psychiatric morbidity prior to sex reassignment (adjusted HR [aHR]).

RESULTS:

The overall mortality for sex-reassigned persons was higher during follow-up (aHR 2.8; 95% CI 1.8-4.3) than for controls of the same birth sex, particularly death from suicide (aHR 19.1; 95% CI 5.8-62.9). Sex-reassigned persons also had an increased risk for suicide attempts (aHR 4.9; 95% CI 2.9-8.5) and psychiatric inpatient care (aHR 2.8; 95% CI 2.0-3.9). Comparisons with controls matched on reassigned sex yielded similar results. Female-to-males, but not male-to-females, had a higher risk for criminal convictions than their respective birth sex controls.

CONCLUSIONS:

Persons with transsexualism, after sex reassignment, have considerably higher risks for mortality, suicidal behaviour, and psychiatric morbidity than the general population. Our findings suggest that sex reassignment, although alleviating gender dysphoria, may not suffice as treatment for transsexualism, and should inspire improved psychiatric and somatic care after sex reassignment for this patient group.

Fuente: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21364939/